Legio XX Valeria Victrix

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Legio XX Valeria Victrix (Vigésima «Valeria victoriosa») fue una legión romana. Se desconoce si fue reclutada por Julio César en Italia o si, por el contrario, fue formada por Octavio Augusto entre los años 41 y 31 en su lucha contra Marco Antonio y Cleopatra. Sirvió en Hispania, Iliria y Germania Inferior antes de participar en la invasión de Britania en el año 43, donde estaría estacionada hasta, por lo menos, principios del siglo IV.

Epigráfe decorado con un signum, cuator armillae y dos scutum dedicado en honor de la Legio XX de César en Brixia (Brescia, Italia).

Del año 25 al 13 a. C. formó parte del importante ejército desplazado en la campaña contra los cántabros, estando acantonada en la Hispania Tarraconensis.

En el año 6 a. C. aparece en Ilírico como parte del ejército de Tiberio en su lucha contra las tribus de los marcómanos.

Tras el desastre de Varo, en el año 9 a. C., la XX Valeria Victrix fue traslada a Colonia para defender las fronteras de la Germania Inferior, para, posteriormente desplazarse a Novaesium (Neuss-Düsseldorf) durante el reinado de Tiberio.

Maqueta dela castra legionis de Deva (Chester, Gran Bretaña)

La legión fue una de las cuatro con las cuales Claudio invadió Britania en 43, siendo acantonada en Camulodunum (Colchester), con algunos destacamentos desplazados a Kingsholm cerca de Glevum (Gloucester) en 47 ó 49, y posteriormente probablemente a Usk. Luchó esporádicamente contra los siluros en el sur de Gales y ordovicos así como contra el famoso Carataco.

En 60 ó 61, bajo Nerón, ayudo a sofocar la rebelión de la reina Boadicea. Su participacipación en la Batalla de Watling Street es probable que le hiciera ganar su distinción de "valiente y victoriosa". Durante el breve reinado de los cuatro emperadores la legión tomó parte por Vitelio, marchando algunas de las unidades a Roma y luchando en Cremona.

Antefija en el que aparece el jabalí , emblema de esta unidad.

Entre 78 y 84 participó en las campañas que Cneo Julio Agrícola, gobernador de Britania por aquel entonces, lanzó contra las tribus del norte de Britania y Escocia, participando en la batalla del monte Graupius. Construyeron su base en Inchtuthil (Perthshire), la fortaleza romana situada más al norte del imperio, pero en el año 88, antes de que fuese terminada, se la ordenó retirarse de la región, demoliendo la construcción y retornando al sur, ocupando Deva (Chester) durante al menos doscientos años.

En el año 89, bajo Domiciano, ayudó a reprimir la revuelta del comandante de la provincia Germania Superior, Lucio Antonio Saturnino.

La legión ayudó en la construcción de la parte oeste del Muro de Adriano en (122-125) y el Muro Antonino en (140) y participó en las campañas contra los pictos y escotos durante el siglos II y principios del III.

Una vexillatio (unidad de caballería reservista), que no regresaría, fue enviada a Germania Inferior en 255 y de allí al limes danubiano.

Bajo el mandato de Caracalla y hasta el año 222 a la unidad se le agregó el sobrenombre de Antoniana. Con el emperador Decio, y durante un corto período, se le incorporó el nombre de Deciana. El emblema de la legión fue el jabalí.

Al parecer durante el reinado de los emperadores usurpadores Carausio (286-293) y Allectus (293-296) la legio XX Valeria Victrix continuaba en activo, siendo su última referencia unas monedas acuñadas por el primero que moriría en el 294.

La historia de esta legión ha sido amplíamente estudiada ya que al menos 250 de sus miembros han sido identificados en inscripciones que han llegado hasta nuestros días.

La Legión XX en la literatura[editar]

En la novela histórica El águila en la nieve (1971), considerada como una de las obras culmen dentro de la narrativa inglesa de su género, su autor, Wallace Breem, sitúa a la Legio XX como la única legión encargada de la defensa de la frontera del imperio en Germania y Galia a principios del siglo V y relata como esta es aniquilada por la invasión de las tribus germanas en el año 406. Los personajes de esta novela, Maximus y Quintus, inspiraron a los personajes principales de la película Gladiator así como la batalla en Mogontiacum (la actual Maguncia) entre la legión XX Valeria Victrix y los germanos en la secuencia de inicio del filme.

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]