Katsudō Shashin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Katsudō Shashin (活動写真? «Imágenes en Movimiento») se refiere a una película de animación japonesa que se especula es la obra más antigua de anime. Su autoría es desconocida; la evidencia sugiere que se hizo en algún momento entre 1907 y 1911, posiblemente antes de las primeras manifestaciones de la animación occidental en Japón. Fue descubierto en un proyector casero en Kyoto en 2005.

Los tres segundos de la cinta muestra a un muchacho que escribe «活動 写真», y después, se quita el sombrero, haciendo una salutación. Los fotogramas fueron estarcidos en rojo y negro usando un dispositivo para hacer diapositivas en vidrio para linterna mágica, y la tira de película se fija en un bucle de reproducción continua.

Descripción[editar]

La película consiste en una serie de imágenes de dibujos animados sobre cincuenta cuadros en una tira de celuloide y dura tres segundos a dieciséis imágenes por segundo.[1] La animación muestra a un joven vestido con un traje de marinero que escribe los caracteres kanji «活動写真» (katsudō shashin, o «imágenes en movimiento»), luego se gira hacia el espectador, se quita el sombrero, y hace un saludo.[1]

A diferencia de la animación tradicional, los cuadros no fueron producidos fotografiando las imágenes, sino más bien quedaron imprimidos directamente sobre la película usando una esténcil.[2] Esto se hizo con una kappa-ban,[a] un dispositivo diseñado para estarcido en diapositivas para linternas mágicas. Las imágenes estaban en rojo y negro sobre una tira de película de 35 mm[b] [4] cuyos extremos estaban fijos en un bucle para una visualización continua.[5]

Antecedentes[editar]

Películas de animación japonesa como Hanawa Hekonai meitō no maki de Junichi Kouchi comenzaron a proyectarse en los cines en 1917.

La tecnología de proyecciones fílmicas llegó por primera vez a Japón desde occidente en 1896-1897.[6] La animación extranjera más antigua que se conoce que fue exhibida en Japón fue Les Exploits de Feu Follet de Émile Cohl[c] de 1912, que se estrenó en Tokio el 15 de abril de 1912. Obras de Ōten Shimokawa, Seitaro Kitayama, y Junichi Kouchi en 1917 fueron los primeros filmes de animación japonesa que llegaron a las salas de cine.[7] Ahora perdidos, unos pocos han sido descubiertos en versiones de «películas de juguete»[d] para verlas en el hogar con proyectores de manivela; el más antiguo que ha sobrevivido es Hanawa Hekonai meitō no maki de 1917, conocido como Namakura-gatana en su versión nipona.[8]

Las primeras cintas de animación fueron impresas en juguetes ópticos como el zoótropo predecesoras a las proyecciones de animación cinematográfica. El fabricante de juguetes alemán Gebrüder Bing presentó un cinematógrafo en un festival de juguetes en Nuremberg en 1898; pronto otros fabricantes de juguetes vendieron dispositivos similares.[9] Las películas de imagen real para estos dispositivos eran costosas de hacer; posiblemente a principios de 1898 filmes de animación para estos dispositivos estaban a la venta, y podían ser fijados en los bucles para una visualización continua.[10] Las importaciones de estos dispositivos alemanes aparecieron en Japón por lo menos a comienzos de 1904,[11] así como películas para ellas, probablemente incluyendo bucles de animación.[12]

Historia[editar]

En diciembre de 2004, un comerciante en Kyoto se contacto con Natsuki Matsumoto,[e] [2] un experto en iconografía de la Universidad de Artes de Osaka.[13] El comerciante había obtenido una serie de películas y proyectores de una antigua familia de Kyoto, y Matsumoto fue a buscarlo en enero.[2] La colección incluye tres proyectores, once filmes de 35 mm, y trece diapositivas en vidrio para linterna mágica.[2]

El 31 de julio de 2005,[5] Matsumoto encontró la tira de película de Katsudō Shashin;[13] que estaba en malas condiciones.[14] Sobre la base de pruebas como las fechas de fabricación de los proyectores en la colección, Matsumoto y el historiad de animación Nobuyuki Tsugata[f] determinó que el filme fue muy probablemente realizado entre 1907 y 1911.[14] En aquel momento, cines eran raros en Japón; [5] la evidencia sugiere que eran producidos en masa para ser vendidos a ricos propietarios de los proyectores caseros.[15] Para Matsumoto, la relativa mala calidad y técnica de impresión de baja tecnología indican que era probablemente de una empresa cinematográfica más pequeña.[12] El creador de la película sigue siendo desconocida.[13]

El descubrimiento fue ampliamente cubierto en Japón por los medios de comunicación.[2] Teniendo en cuenta su fecha aproximada de creación, la película habría sido contemporánea, o incluso haber precedido, a las primeras obras animadas hechas por Cohl y de los estadounidenses J. Stuart Blackton y Winsor McCay. Mientras se mantiene la importancia del descubrimiento de la animación en la era Meiji, Asahi Shimbun expresó reservas sobre la colocación de la película en la genealogía de la animación japonesa, llamando «polémico que Katsudō Shashin sea considerada animación en el sentido contemporáneo».[14]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. 合羽版; el proceso de impresión se llamaba kappa-zuri (合羽刷り)
  2. La tira de película se ha reducido desde entonces a 33,5 mm[3]
  3. en japonés: ニッパルの変形
  4. (玩具 gangu?)
  5. 松本 夏樹, n. 1952
  6. 津堅 信之, n. 1968

Referencias[editar]

  1. a b Anime News Network staff, 2005.
  2. a b c d e Matsumoto, 2011, p. 98.
  3. Litten, 2014, p. 13.
  4. Matsumoto, 2011, p. 116.
  5. a b c Asahi Shimbun staff, 2005.
  6. Matsumoto, 2011, p. 112.
  7. Litten, 2013, p. 27.
  8. Matsumoto, 2011, pp. 96–97.
  9. Litten, 2014, p. 9.
  10. Litten, 2014, p. 10.
  11. Litten, 2014, p. 14.
  12. a b Litten, 2014, p. 15.
  13. a b c Clements y McCarthy, 2006, p. 169.
  14. a b c López, 2012, p. 584.
  15. Matsumoto, 2011, pp. 116–117.

Obras citadas[editar]

Enlaces externos[editar]