Juan José Moreno Cuenca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Juan José Moreno Cuenca (19 de noviembre de 1961, Barcelona - 19 de diciembre de 2003, Badalona (Barcelona)) fue un delincuente español conocido como El Vaquilla, por la costumbre de embestir a cualquiera con el que tuviera un enfrentamiento. Simbolizó a la generación perdida de la heroína.


Vida personal[editar]

Inició su carrera delictiva a los 9 años, cuando su familia se trasladó al Campo de la Bota de Barcelona y se hizo famoso por reparar coches y escapar con ellos de la policía a gran velocidad durante largas persecuciones, para lo que tenía que utilizar almohadones y zancos, pues por su corta edad no llegaba a los pedales.

Un año más tarde, a la edad de 12 años, cometió un homicidio cuando acabó con la vida de una persona durante uno de sus atracos, porque con el coche que conducía pasó por encima de la mujer después de que ésta cayera al suelo tras arrancarle el bolso. El vaquilla se arrepintió amargamente por esta fechoría toda su vida, pero no pudo evitar el curso que tomó su destino.

Finalmente, recaló en el barrio de La Mina (San Adrián de Besós), donde vivió con algunos de sus hermanos.

Su adicción a la heroína le hizo contraer el sida y era habitual en los reformatorios hasta los 15 años, edad en la que ingresó en la cárcel de la Modelo a pesar de que fuera ilegal por su edad. Durante el tiempo que estuvo allí estudió Derecho, buscaba cómplices, «tenía labia y solía guiñar el ojo». En 1984 organizó un motín para denunciar las pésimas condiciones en las que vivían en la cárcel: torturas, vulneración de derechos y drogas para los presos.

Tras muchos años de servicio a la sociedad, prisiones y varios intentos de abandonar su adicción, el Vaquilla falleció de cirrosis en el hospital de Can Ruti (Badalona) el 19 de diciembre de 2003. Tenía 42 años e iba a salir de prisión el 3 de febrero de 2007. Tanto él como su madre, Rosa Cuenca Navarro y sus hermanos Antonio, Julián, Miguel e Isabel, están enterrados en un pequeño panteón familiar en el Cementerio de Gerona, y curiosamente casi al lado de la tumba del exministro Laureano Figuerola, creador de la peseta.

Fama[editar]

Tan lejos llegó a la fama su apodo que ha llegado a ser un término habitual en España para definir a personas de similares características, con orígenes muy humildes y también problemáticos y difícilmente rehabilitables. Él, igualmente, se convirtió en un icono de la lucha anticarcelaria y de la incapacidad del sistema de promover una igualdad de condiciones real entre las personas.

El mito[editar]

  • Grupos musicales de rumba como Los Chichos, Los Chunguitos y los Bordón 4 le dedicaron diversas canciones, donde generalmente se le describe como un delincuente de buen corazón.
  • Su biografía, titulada El Vaquilla. Hasta la libertad repasa su carrera delictiva y denuncia el sistema penitenciario como inhumano e incapaz de rehabilitar a las personas cuyos orígenes les impidieron tener una vida normal.
  • Ismael Serrano le dedicó tras su muerte una canción llamada "Elegía"
  • El grupo punk Hachazo le dedicó la canción La última pelea.
  • Javier Cercas se inspiró principalmente en El Vaquilla para crear al personaje del Zarco de su novela Las leyes de la frontera (2012).

Enlaces externos[editar]