Hurto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Consiste el delito de hurto en el apoderamiento ilegítimo de una cosa mueble ajena que, a diferencia del robo, es realizado sin fuerza en las cosas, ni violencia o intimidación en las personas.[1]

El hurto se considera falta o delito en función del valor económico de lo hurtado. En España se considera delito a partir de los 400 .[1]

La definición del hurto, a diferencia del robo y de la extorsión, requiere siempre apoderamiento, sin usar de formas o modos especiales, como la fuerza sobre las cosas o la violencia física en las personas, características del robo, o como la intimidación para obligar a la entrega, por ejemplo, propia de la extorsión. Se configura el hurto como el tipo básico de apoderamiento.

Con la ejecución del hurto se viola la posesión de las cosas muebles, considerada como mero estado de hecho, cualquiera fuere su origen, represente o no el ejercicio de un derecho subjetivo sobre la cosa misma. No reclama la legitimidad de la detención por parte de aquel a quién inmediatamente se sustrae la cosa; basta que el apoderamiento sea ilegítimo. Cualquier posesión actual y no sólo la civilmente amparada, se protege por la ley penal.

Es requisito del hurto, como de los demás delitos contra el patrimonio, la existencia de una intención especial del autor, lo que técnicamente se conoce como elemento subjetivo del injusto, que es el ánimo de lucro, la intención de obtener cualquier enriquecimiento o utilidad con la apropiación; de este modo es posible diferenciar conductas totalmente lícitas (por ejemplo, tomar una cosa para examinarla), de las que tienen una clara ilicitud.


Tipos específicos de la legislación española[editar]

  • Reiteración de faltas: Cuando se cometieran en el plazo de un año 3 faltas de hurto (la falta de hurto se encuentra en el artículo 623 del C.P.) y el valor total de lo sustraído excediese los 400 €, se aplicará la pena correspondiente al delito de hurto (entre 6 y 18 meses de cárcel),[1] en aplicación del artículo 234 del Código Penal vigente.
  • Hurto agravado: En caso de recaer el hurto sobre cosas de valor artístico, histórico, científico o cultural (dicho valor se estimará en función del criterio sociológico vigente).

También cuando recaiga sobre cosas de primera necesidad o destinadas a servicio público, generando una grave situación de desabastecimiento o causando quebranto de dicho servicio. Igualmente será un hurto agravado si el hurto reviste de especial gravedad, bien por el valor de lo sustraído o porque genere perjuicios de especial consideración. También lo será cuando se ponga a la víctima o su familia en graves circunstancias económicas, o se haga abusando de las circunstancias personales de la misma. Y cuando se utilice a menores de catorce años para la comisión del delito.[1] (Todo lo anterior según lo establecido en el artículo 235 del Código Penal). Este tipo de hurto es penado con entre 1 y 3 años de cárcel.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d e «Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.». Noticias jurídicas. Consultado el 25 de octubre de 2014.

Enlaces externos[editar]