Josef Dietrich

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sepp Dietrich con el uniforme de SS Obergruppenführer en enero de 1943.

Josef "Sepp" Dietrich (28 de mayo de 189221 de abril de 1966) fue un general de las Waffen-SS alemanas y un Oberstgruppenführer de las SS, ganando reputación por su dureza y brutalidad. Su nombre está íntimamente asociado a la división Leibstandarte SS Adolf Hitler.

También fue un amigo cercano a Adolf Hitler. De hecho, fue el "niño mimado" de Hitler. Por sus servicios durante la Segunda Guerra Mundial recibió la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes, recompensa que sólo alcanzaron veintisiete personas.

Inicios[editar]

Josef Dietrich nació en Hawangen, cerca de Memmingen en Baviera. Trabajó como carnicero hasta 1911, cuando se alistó en el Ejército. Durante la Primera Guerra Mundial llegó a ser sargento pagador, un cargo de prestigio, y posteriormente sirvió en unidades de tanques.

Después de la guerra, Dietrich participó en el aplastamiento de la efímera República Soviética de Baviera al unirse a la organización paramilitar Freikorps en mayo de 1919. Luego trabajó como camarero, policía, agricultor, empleado de gasolinera, etc. Sin ser nazi, tomó parte en el Putsch de Múnich del 9 de noviembre de 1923 apoyando a Hitler y marchando en Múnich. Sin embargo, fue en 1928 cuando se unió al Partido Nazi y al tiempo se convirtió en comandante de los guardaespaldas de Hitler. Lo acompañó durante sus giras por Alemania[1] y recibió el apodo de "Chauffeureska" por su jefe. Poco a poco, Dietrich subió rápidamente escalafones en la organización de las SS, con la ayuda de Hitler, quien hasta le permitió vivir en la Cancillería.

En 1930, Dietrich fue elegido delegado en el Reichstag[1] para la Baja Baviera. En 1931 se convirtió en SS-Gruppenführer, lo que le permitió pertenecer al círculo de confianza de Hitler. Cuando los nazis llegaron al poder en 1933, Dietrich ascendió a SS-Obergruppenführer, fundador y comandante de la selecta división Leibstandarte SS Adolf Hitler, así como general de las Waffen-SS y miembro del Consejo Estatal de Prusia.

En 1934 participó activamente, por órdenes directas de Hitler, en el arresto de varios líderes de las SA en la Noche de los Cuchillos Largos. Esto le concedió méritos suficientes para ser ascendido a Obergruppenführer.[1] [2] Dietrich contó siempre con la más alta estima de Hitler.

Dietrich, Hitler y Himmler en Berlín

El 12 de enero de 1942, durante el cumpleaños de Hermann Göring, Hitler dio un gran espaldarazo a Dietrich diciendo de él:

El papel de Sepp Dietrich es singular. Siempre le he dado la posibilidad de intervenir en lugares comprometidos. Se trata de un hombre simultáneamente astuto, enérgico y brutal. Bajo su aspecto de camorrista, Dietrich es escrupuloso, consciente y serio.

Adolf Hitler en 1942.

Durante la Segunda Guerra Mundial[editar]

Al estallar la guerra, Dietrich lideró los ataques de la Leibstandarte SS Adolf Hitler en París y Dunkerque. Siguió desempeñando este papel en las operaciones en los Balcanes, Grecia y Yugoslavia en 1941, hasta ser promovido al mando del Primer Cuerpo SS Panzer, adjunto al Grupo de Ejércitos Centro en el Frente Oriental. En 1943 se encargó de rescatar a Clara Petacci, la amante de Benito Mussolini, de Italia. Aunque para aquel momento había acumulado numerosas medallas y condecoraciones, también se había ganado la fama de cometer abusos contra los prisioneros de guerra. Dietrich se sentía muy acogido en la estima de Hitler y realizaba abusos y acciones excéntricas. Erwin Rommel lo veía como una persona tosca y declaró que había tenido más problemas con Dietrich que con el enemigo.[3] Muchos generales de la Wehrmacht se quejaron de la conducta de los hombres bajo el mando de Dietrich por su conducta poco castrense y elevaban protestas al OKW las cuales eran desestimadas por orden de Hitler.

Durante el desarrollo de la Operación Barbarroja, la Leibstandarte comandada por Dietrich realizó acciones en el sector de la curva de Dniéper y las forestas, hostigando a los partisanos.

La Leibstandarte se ganó una terrible reputación de inmisericordia, ferocidad y dureza con sus prisioneros (de hecho no hacían prisioneros, éstos eran ejecutados), consiguiendo sólo que los rusos los superaran en deseos de venganza, ferocidad en combate y no hacer ningún prisionero. Dietrich no sólo ordenaba ejecutar a los prisioneros, heridos en hospitales enemigos, sino también a los miembros de aquellas unidades SS (en especial a las de enrolamiento extranjero) que mostraran cobardía ante el enemigo. Sepp Dietrich usaba la política del terror para subordinar a sus hombres. La Leibstandarte cooperó asimismo en la persecución de las comunidades judías rusas. La LSSAH ejecutó en Bzura del modo más cruel a 50 judíos. La crueldad de los métodos de la Leibstandarte SS Adolf Hitler hacía los prisioneros rusos fue de tal magnitud que las unidades soviéticas recibieron la orden de Stalin de ejecutar en el acto a cualquier soldado SS que se capturase. Muchos efectivos SS fueron ejecutados sumariamente del modo más brutal.

Después de la Batalla de Kursk, la Leibstandarte fue retirada del frente ruso ruso hacia Italia. Para entonces tenía menos de la mitad de sus efectivos y máquinas que cuando comenzaron la operación sobre la Unión Soviética.

Dietrich comandó con éxito su Cuerpo Panzer en la Batalla de Normandía, por lo que fue ascendido al mando del VI Ejército Panzer antes de iniciarse la Batalla de las Ardenas. Otra razón para su ascenso fue la desconfianza de Hitler en los oficiales de la Wehrmacht tras el fallido intento de asesinato del 20 de julio. Durante la batalla, miembros de las SS bajo el mando de Dietrich asesinaron a 82 prisioneros norteamericanos, en lo que luego se llamó la Masacre de Malmedy. Esto sucedió cerca de Malmedy, Bélgica, donde el mismo coronel SS Otto Skorzeny se vio involucrado (aunque posteriormente se demostró la falsedad de las acusaciones).

Josef Dietrich con sus tropas en 1945

En este punto Dietrich empezó a guardar resentimientos contra Hitler y su negativa de dar más libertad de acción a los oficiales. En 1945 Dietrich comandó la Operación Frühlingserwachen (Despertar de Primavera) en el lago Balatón, que sería la última ofensiva de importancia que emprendería Alemania durante la guerra. Al fracasar la ofensiva, Hitler ordenó a Dietrich y sus hombres que entregaran sus brazaletes, que los identificaban como miembros de la División Adolf Hitler, orden que Dietrich rehusó cumplir. Este lujo se lo podía dar porque sabía que Hitler le tenía en estima.

Dietrich estuvo a cargo de los tanques durante la defensa de Viena, pero no pudo evitar que cayera en manos del Ejército Rojo. El 8 de mayo de 1945, Dietrich se rindió a las tropas norteamericanas del general George Patton.

Promociones en la SS[editar]

Condecoraciones notables[editar]

Después de la guerra[editar]

Fotografía de Sepp Dietrich en la prisión militar de Landsberg

En 1946 Dietrich fue acusado de ser responsable de la Masacre de Malmedy y sentenciado a cadena perpetua. Sin embargo, el testimonio de otros oficiales alemanes logró que le redujeran la pena a 25 años. Después de cumplir 10 años fue puesto en libertad. Posteriormente, en agosto de 1956 fue arrestado de nuevo por su actuación en la Noche de los cuchillos largos, siendo condenado por una Corte de Múnich a 19 meses de prisión por el cargo de cómplice necesario para cometer los homicidios de varios líderes de la SA. En febrero de 1959 Dietrich salió de la cárcel debido a su precario estado de salud.

En 1966 Dietrich murió de un ataque cardíaco en Ludwigsburg a los 73 años de edad. Seis mil de sus antiguos camaradas asistieron a su funeral.

Referencias[editar]

  1. a b c Dietrich, Josef. Encyclopædia Britannica. Consultado el 06/02/2008.
  2. General Josef "Sepp"Dietrich. Exordio. Consultado el 06/02/2008.
  3. Guardia de Hitler-SS Leibstandarte: Editorial San Martin-Alan Wykes.