Jorge Brovetto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jorge Brovetto
Ing. Quím. Jorge Brovetto Cruz.jpg

Flag of Frente Amplio.svg
Presidente del Frente Amplio
20 de junio de 2004-30 de junio de 2012
Predecesor Tabaré Vázquez
Sucesor Mónica Xavier

Coat of arms of Uruguay.svg
Ministro de Educación y Cultura
1 de marzo de 2005-3 de marzo de 2008
Predecesor José Amorín Batlle
Sucesor María Simón

Datos personales
Nacimiento 14 de febrero de 1933 81 años
Flag of Uruguay.svg Uruguay, Montevideo
Partido Frente Amplio
Cónyuge Antonia Gelabert (f)
Hijos Lala, Margarita, Claudia, Marcela y María
[editar datos en Wikidata ]

Jorge Brovetto Cruz (Montevideo, 14 de febrero de 1933) es un ingeniero químico uruguayo, profesor universitario e investigador científico, que ocupó durante dos períodos consecutivos el rectorado de la Universidad de la República (UdelaR), la presidencia de la Unión de Universidades de América Latina (UDUAL) y la secretaría ejecutiva de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM).

Retirado de la vida académica activa, fue elegido presidente del Frente Amplio, fuerza política que actualmente gobierna el Uruguay. A su vez, entre 2005 y 2008, se desempeñó como Ministro de Educación y Cultura en el Gobierno encabezado por el Presidente Tabaré Vázquez.

Biografía[editar]

Se graduó en la carrera de Química Industrial/Ingeniería Química en la Facultad de Química de la UdelaR. Cursó posgrados en el país, en Italia y Estados Unidos, adonde viajó en usufructo de becas específicas. En esos ámbitos, además desarrolló actividades de investigación científica en el área de la bioquímica de hormonas proteicas (relación entre la estructura proteica y la actividad biológica) y de hormonas polipeptídicas hipofisarias en el desencadenamiento del parto y la lactancia.

Contrajo matrimonio con Antonia Gelabert (f), destacada docente universitaria e investigadora en el área de la química orgánica, a quien Brovetto acompañó durante la beca posdoctoral de investigación en Europa que ella obtuviera y con quien compartió la estadía científica en Berkeley y San Francisco en el Hormone Research Laboratory de la Universidad de California, Estados Unidos. Es padre de cinco hijas y abuelo de, por el momento, trece nietos.

Familia de Jorge Brovetto.

Tras impartir la enseñanza de su disciplina en las instancias superiores de la cátedra y actuar, a título de representante de su facultad de origen, como miembro del máximo órgano de gobierno universitario, el Consejo Directivo Central (CDC) desde sus tiempos de estudiante, decidió renunciar a su posición docente, como forma de resistencia activa, una vez intervenida la institución por la dictadura (1973-1985), como lo hizo entonces una parte significativa del personal en la institución.

Durante el período de gobierno de facto en el país, trabajó en la actividad privada en su profesión de Ingeniero Químico. Desarrolló un procedimiento industrial para la obtención de heparina, anticoagulante natural. Planificó, instaló y dirigió la planta industrial para la elaboración del producto.

En vísperas de la recuperación del régimen democrático en el país, regresó a la actividad universitaria. Instaladas las autoridades legítimas de la UdelaR, accedió entonces a las instancias de gobierno, en cuyo marco fue electo Consejero y luego designado vicerrector por el Consejo Directivo Central de la Universidad. Luego de suplir, desde 1989 hasta el término del mandato, la acefalía causada por la renuncia del entonces titular del Rectorado, Samuel Lichtensztejn, fue elegido Rector por la Asamblea General del Claustro (AGC) para ejercer como titular el cargo entre 1990 y 1994. Al cabo de esa fecha fue reelecto por un nuevo período, hasta 1998.

Entre 1995 y 1998 ocupó la presidencia de la Unión de Universidades de América Latina (UDUAL), con sede en México. Previamente había ocupado la vicepresidencia para el cono sur de dicha Unión.

En 1991, fundó, junto a un grupo de rectores argentinos, brasileños y paraguayo, la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM) y ocupó su primera Secretaría Ejecutiva hasta 2005.

Retirado de la actividad universitaria, ingresó de lleno a la vida política del país. En ese rubro fue elegido Presidente del Frente Amplio (FA), la fuerza política que gobierna en Uruguay desde 2005 a la fecha. Ocupó esa presidencia desde 2004 a 2012.

Instalado el Gobierno del Presidente Tabaré Vázquez, fue designado Ministro de Educación y Cultura, cargo que ocupó desde 2005 a 2008.

Actividad académica[editar]

Istituto Superiore di Sanitá de Roma y por la Università Cattolica del Sacro Cuore junto a su esposa Prof. Antonia Gelabert

Hasta los 42 años, Jorge Brovetto desplegó una rigurosa entrega a la docencia superior y a la investigación científica, binomio que siempre contempló como una unidad inescindible y que de alguna manera constituyó la clave de su desempeño y de sus objetivos, tanto en el plano puramente académico, sin duda, como en el resto de las facetas que componen su abarcador trayecto por las profesiones de la vida.

Si algo resalta en el conjunto, es lo temprano de sus irrupciones, la juventud de sus pasos adelante. Fue el primer estudiante que llegó a las máximas instancias de gobierno en la UdelaR, desde el consejo de la Facultad de Química al CDC, cuando todavía la legislación que formalizaba en una nueva Ley Orgánica, la representación estudiantil, no estaba vigente. De igual manera, en simultáneo, fue profesor de trabajos prácticos y profesor asistente de física y becario de investigación, primero estudiantil y luego profesional con el Prof. Juan Coch en la Facultad de Química antes de los 35 años. A los 28 había ingresado como investigador asistente al Servicio de Fisiología Obstétrica de la Facultad de Medicina (posteriormente Centro Latinoamericano de Perinatología) dirigido por el Prof. Roberto Caldeyro Barcia, una de las glorias de la ciencia uruguaya por sus descubrimientos fundamentales en el terreno de la fisiología del parto. Allí Brovetto trabajó en el área de la bioquímica endocrinológica, particularmente en el desencadenamiento y control del parto y la lactancia humana.

Jorge Brovetto en Hormone Research Laboratory. Segundo sentado a la derecha detrás de su esposa, Prof. Antonia Gelabert.

A los treinta y siete años, en 1970, Brovetto sumó la responsabilidad de Profesor Titular (grado 5) de Bioquímica en la Facultad de Veterinaria. Y cinco años después, implantada por la dictadura la intervención de la Universidad,, renunció a todas sus posiciones y cargos en la UdelaR, dato que también constituye uno de los honores que constan en su curriculum.

Entre 1965 y 1970, obtuvo dos becas en Italia y Estados Unidos, en cuyo curso llevó a cabo estudios, ejercicios de posgrado y proyectos de investigación en el área de la bioquímica. Por la primera de ellas, fue acogido en el Istituto Superiore di Sanitá de Roma y por la Università Cattolica del Sacro Cuore, en la misma ciudad, donde, bajo la dirección del Prof. G.-B. Marini Betollo, realizó estudios sobre la biofísico-química de enzimas de origen vegetal. Posteriormente, y por más de dos años permaneció en la Universidad de California, campus de Berkeley y San Francisco, bajo los auspicios del U. S. Public Health Service-National Institute of Health.

Allí cursó en el Hormone Research Laboratory (HRL) y bajo la guía del Prof. Choh Hao Li, una beca consagrada al enfoque bioquímico de las hormonas proteicas hipofisarias (relación entre la estructura y la actividad biológica de la hormona de crecimiento humana).

La producción del período se condensó en una bibliografía que recogen propuestas, hallazgos y conclusiones sobre la estructura y la actividad de las moléculas hormonales.

Gobierno universitario[editar]

Después de desarrollar actividades gremiales en la Asociación de Estudiantes de Química y en la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), ingresó al Consejo de la Facultad como delegado estudiantil en 1956. Dos años después, fue designado, junto con el Decano, miembro titular de la delegación de esa facultad ante el CDC, el máximo órgano de gobierno de la institución. A partir de entonces desplegó una trayectoria en la que se le encomendaron prácticamente todas las funciones que abarca la gestión universitaria, desde tareas de asesoramientos a los órganos superiores y encargos de representación de la casa en el país y en el exterior, hasta la atribución de la máxima responsabilidad de conducción. Pese a los obligados diez años de alejamiento impuesto por la dictadura, como de pocos, de él puede decirse, parafraseando a Terencio, que “nada de lo universitario le fue (ni le es) ajeno.”

Para intentar un balance de más de una década de gestión debe partirse de una premisa inocultable, que condicionó la primera parte del período: el estado de postración en que prácticamente encontraron a la institución sus autoridades legítimas después de casi doce años de autoritarismo despótico. Pero cuando asumió el rectorado, luego de participar como Vicerrector en el período anterior del Rector Samuel Lichtensztejn, era valor asumido que no bastaba recuperar las pérdidas y reconstruir los derribos. Más todavía que eso, se trataba de transformar la orientación y la práctica de la oferta académica, absorber el retraso, ponerse a tono con las corrientes que se habían impuesto fuera de fronteras durante aquella larga “década infame” y generar las políticas más eficaces para adecuar la respuesta a las demandas que la sociedad uruguaya alentaba en vísperas del nuevo siglo.

Ante todo, se adoptó un compromiso irrenunciable: la defensa de la educación pública superior gratuita, laica, cogobernada y de calidad y pertinencia, como un bien y un derecho inalienable para la sociedad y como un rasgo distintivo de la identidad nacional. Esa fue una consigna sustantiva que el rectorado de Brovetto enarboló en el frente interno y que trasladó a los ámbitos más amplios: fue acogida desde la región más inmediata a nuestras fronteras hasta las instancias internacionales más vastas. A su vigencia contribuyó activamente, en un primer plano, incluso cuando concluyó su período al frente de la Universidad de la República. Abundan los ejemplos, pero bastaría recordar su actuación en el proceso lanzado por la UNESCO de revisión crítica de la educación superior en todo el mundo, tanto en la Conferencia Regional de La Habana (CRES -1996) como en la Conferencia Mundial de la Educación Superior de París (CMES - 1998).

Para que esos postulados no se limitaran a un simple ejercicio retórico, los principios enunciados debían encarnarse en políticas y acciones concretas, que se adoptaron no como consecuencia de aquellos sino en simultáneo con su proclamación: estímulo a la creación de conocimiento a través de herramientas estructurales y orgánicas que cimentaron el ascenso de la investigación, diversificación de la oferta educativa encarnada en la multiplicación de nuevas carreras y la fundación de nuevas facultades y centros de educación superior, estímulo a la concepción interdisciplinaria de la adquisición de saberes, intensificación de la oferta en opciones de posgrado, apertura de una propuesta intensiva en el campo hasta entonces casi virgen de la educación permanente, inserción decidida en el entorno social a través de un relacionamiento extensivo con el sector productivo privado, especialmente con sujetos de la economía social y actores del Estado como ministerios, empresas públicas, intendencias departamentales a los que se acompañó con proyectos y convenios que traducían conjunciones coparticipativas. En esta enumeración de orientaciones y logros que no se pretende exhaustiva cabe asegurar que la UdelaR registró ascensos tangibles.

Para garantizar la consumación de esos objetivos se emprendió una decidida estrategia en el plano de la infraestructura. Construcción de edificios, adquisición, reciclaje y reconstrucción de inmuebles, recuperación del patrimonio edilicio, equipamiento de salones, bibliotecas y laboratorios, instalación, afirmación y expansión de sedes universitarias en el interior ejemplifican con elocuencia esta línea de trabajo. Es de destacar que a principios de los 90 se instaló en la UdelaR el primer nodo de Internet en Uruguay y se creó la Red Académica Nacional que atendió y continúa atendiendo a la totalidad de los ámbitos académicos y de investigación del país. Asimismo para la gestión administrativa de toda la Universidad se adquirieron microcomputadoras, se adaptaron al nuevo equipamiento los sistemas existentes y se adquirieron otros sistemas de gestión, en paralelo con el dictado de múltiples cursos de capacitación destinados a todos los

usuarios de la institución. Este esfuerzo se desplegó concomitantemente con el desarrollo propio de nuevos sistemas más adecuados a las tecnologías vigentes en ese período.

Integración regional[editar]

Las analogías de la experiencia histórica que vivieron varios países de Sudamérica, facilitó el acercamiento de sectores que, como el de la educación superior, posee sólidos valores regionales comunes resultantes de continuas luchas y transformaciones universitarias cuyo comienzo se remonta a las primeras décadas del siglo pasado. No fue sorprendente entonces que, enfrentados a trances de retroceso y deterioro producidos por las políticas neoliberales y la demencial despotismo de los gobiernos de facto, el acercamiento en el área de la educación superior fuera una posibilidad cierta y factible. Esos infortunios asimilaban a quienes lo padecían y los convocaban a compartir diagnósticos y vías de salida. Idénticos agentes causales, como las dictaduras militares que actuaron en sincronía, consecuencias ominosas y víctimas semejantes, homogeneizaban a las universidades de la región y las indujo a buscar una forma de atenuar esos perjuicios y encontrar una vía conjunta para enfrentarlos: en los proyectos compartidos y en las contribuciones paritarias se vislumbraba un camino idóneo, en el que la UNESCO participó desde el comienzo jugando un papel relevante tanto en la constitución de una entidad aglutinadora como en el acompañamiento de cerca en sus tempranas conquistas.

Después de algunos encuentros incipientes, el Rectorado de Brovetto convocó en Montevideo, agosto de 1991, a cinco universidades argentinas, una brasilera y una paraguaya a constituir un consorcio regional de centros de educación superior, con la condición de que fueran públicos, laicos, autogobernados y de acceso gratuito. En las primeras de cambio, los ocho rectores iniciales declararon constituida la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM) cuya sede se fijó en esta capital. Aquí sigue radicando, después de veintidós años de actividad ininterrumpida y creciente. El Rector Brovetto ocupó desde el comienzo en 1991 la Secretaría Ejecutiva y lo hizo también ininterrumpidamente hasta principios de 2005.

La AUGM desplegó un amplio repertorio de iniciativas en que los integrantes cruzaban el aporte de sus cuadros académicos más destacados y los recursos materiales disponibles, para potenciar sus posibilidades hasta alcances vedados a cada uno en particular. Así, la circulación y el intercambio regular y creciente de docentes, investigadores y estudiantes, el uso compartido de infraestructuras como laboratorios y bibliotecas y hasta de aportes y subsidios de terceros ha enriquecido ese “espacio académico común ampliado”, como se lo llamó desde el principio, y ha mostrado un rumbo para la integración regional, que en otros ámbitos no han alcanzado resultados comparables a los que exhibe la AUGM.

Perspectiva internacional[editar]

La intensa dedicación que el Rector Brovetto consagró a traducir en hechos concepciones como las enumeradas y los aciertos que alcanzó en tal empresa, fueron extremos que determinaron que su presencia se hiciera cada vez más frecuente en foros internacionales, donde resultó un invitado de rigor, incluso cuando ya no representaba, por haber cesado en sus responsabilidades, a ninguna institución. En esos casos, su defensa de la educación superior gratuita pública y la inclusión de esa condición en el repertorio de derechos humanos fundamentales, marcaron desde la última década del siglo pasado, la agenda internacional.

Con ese antecedente, fue elegido en su momento presidente de la Unión de Universidades de América Latina y El Caribe (UDUAL), el mayor conglomerado continental de instituciones de educación superior fundado en 1949 por Leopoldo Zea y Arturo Ardao, entre otros, con sede en Ciudad de México. Ejerció esa presidencia desde 1995 hasta 1998. En dicha función, los postulados de Brovetto resonaron con una claridad que lo proyectó a las máximas instancias internacionales.

Puso sus enfoques en primer plano, gracias a los artículos que publicó en los órganos dedicados a la materia en espacios de primera magnitud. Otro tanto sucedió con sus discursos, pronunciados en conferencias, congresos y seminarios de igual categoría. Fue, primero, figura central de las conferencias preparatorias de la Conferencia Mundial sobre Educación Superior organizada por UNESCO en París, en 1998. En esas instancias previas, particularmente la regional de América Latina que se celebró en La Habana organizada por IESALC, en 1996, fue designado Relator General del Informe Final que presentó en la Sesión de Clausura.

Otro tanto sucedió en la propia Conferencia celebrada en la sede de UNESCO en París, en 1998. Después de desempeñar un papel central en la preparación y en el desarrollo del evento, se le confió la Conferencia de Clausura y recibió el Diploma Honorífico Comenius “a la doctrina pedagógica y los estudios académicos en educación”, distinción que discierne la UNESCO y la República Checa.

Otras distinciones se han replicado a lo largo del continente en México, Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, Puerto Rico o fuera de él en España e Italia como destaque a la entrega a una misión tan relevante para el destino de la educación. Entre ellas cabe destacar el Premio ”Carlos Martínez Durán” de la UDUAL en el año 2002, primera instancia en que éste se otorgara, destinado a galardonar al universitario “cuya trayectoria de toda una vida haya contribuido, de manera relevante, a promover la integración latinoamericana y el mejoramiento del quehacer universitario” tal como se señala en la presentación del mismo.

El protagonismo de Brovetto como figura universitaria en la región latinoamericana, ha sido reconocido por varias Universidades otorgándole el título de Doctor Honoris Causa correspondiente a las mismas. Ellos son:

Jorge Brovetto recibe el Doctor Honoris Causa en la Universidad de la República (UdelaR)


Universidad Federal do Paraná, Paraná Brasil 1999;

Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, 2002;

Universidad Federal de Río Grande do Sul, Brasil, 2004;

Universidad Nacional de Rosario, Santa Fe, Argentina, 2005;

Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, Argentina, 2008;

Universidad Nacional de Entre Ríos, Argentina, 2009;

Universidad Nacional de La Plata, Argentina, 2009;

Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, 2012.

Habiendo cesado su actividad política pública, la Universidad de la República le otorgó el título de Doctor Honoris Causa el 21 de noviembre de 2013.

Política nacional[editar]

Concluida su trayectoria universitaria propiamente dicha, Brovetto asumió una opción política que lo condujo a la vicepresidencia del Frente Amplio, en setiembre de 2001 y luego a la presidencia de esa fuerza en octubre de 2004 y su posterior reelección en abril de 2008.

En el ejercicio de estos cargos practicó el diálogo, la apertura y la máxima participación democrática, como actitud política permanente, tanto para las relaciones internas en su fuerza política, como en el relacionamiento con los demás partidos políticos y con los actores sociales sin discriminación alguna. Este respeto irrestricto por los valores democráticos, le han merecido la confianza del sistema político y los actores sociales.

Instalado el Frente Amplio en el Gobierno Nacional, el Presidente Tabaré Vázquez designó a Brovetto al frente del Ministro de Educación y Cultura, desde donde impulsó medidas en los planos de la educación, la cultura, la investigación científica y la defensa de los derechos humanos.

Presentación pública de las acciones de coordinación entre el MEC y los entes públicos de educación, ANEP y Universidad.

Entre ellas cabe destacar, en el área de la educación: el crecimiento radical de las partidas presupuestales quinquenales dedicadas a la educación pública y a la investigación; el impulso a la coordinación del MEC y los Entes Públicos de la educación, con “el objetivo de lograr educación para todos durante toda la vida en todo el país” y la elaboración de la Ley General de Educación cuyo contenido se nutrió de un debate educativo realizado en todo el territorio nacional.

En ciencia y tecnología, además del incremento de las partidas económicas adjudicadas, se impulsó la cultura innovadora así como la articulación de los actores del sistema nacional de innovación y se promovió una nueva institucionalidad al sistema de ciencia y tecnología a la cual se integró la nueva Agencia Nacional de Investigación e Innovación. En el ámbito cultural, las principales iniciativas ejecutadas instalaron en el quehacer nacional una política cultural en consonancia con los objetivos nacionales de inclusión y acceso democrático e igualitario - social y territorial - a los bienes culturales. Se dio un fuerte impulso a la financian de las más diversas actividades culturales con recursos públicos y privados; se redactó el Estatuto del Artista y Oficios Conexos; se crearon los Centros MEC en todo el país, orientados al logro de los objetivos nacionales de descentralización, inclusión y democratización, ubicados en pequeños pueblos y localidades del país. Constituyen verdaderos centros de alfabetización digital que incluye a la población de mayor edad. (enlace a los Centros Mec) Se creó dentro del MEC, la Dirección de Derechos Humanos y se instaló la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Racismo, la Xenofobia y toda forma de Discriminación.

Publicaciones de trabajos científicos originales y capítulos de textos científicos (Selección representativa de las áreas científicas abordadas)[editar]

  • Jorge Brovetto Cruz y Miguel A. Castellano. (1984) Hormonas Proteicas Placentarias Humanas. Capítulo del libro Endocrinología Clínica, Jorge P. Salvaneschi. Ed. El Ateneo, Argentina, pag. 323.
  • Brovetto Cruz, J. , Bewley, T. A. , Ma, l. and Li, C. H. (1971) Relationship between chemical structure and biological activity of human growth hormone. Artículo en el libro Recent advances in endocrinology. Ed. Excerpta Medica, Amsterdam, pag. 375
  • Brovetto, J., Porcelli, G., Marini- Betollo, G. B. (1967) Caratterizzazione di alcune proteine contenute nel lattice de ficus. Ric. Sci. 988, Roma, Italia.
  • Bewley, T. A. , Brovetto Cruz, J. and Li, C. H. (1969) Human pituitary growth hormone. Physicochemical investigations of the native and reduced-alkylated protein. Biochemistry, 8, 4701.
  • Brovetto Cruz, J. and Li, C. H. (1969) Human pituitary Growth hormone. Studies of the tryptophan residue. Biochemistry, 8, 4695.
  • Coch, J. A. , Brovetto, J. , Cabot, H. M., Fielitz, C. A. and Caldeyro-Barcia, R. (1965) Oxytocin equivalent activity in the plasma of women in labor and during the puerperium Am. J. Obstet. Gynec. 91, 10-17.
  • Brovetto Cruz, J. , Chiarino, S. y Galante G. (1972) Relación entre la actividad lactogénica y la composición química de la Somatomamotrofina Coriónica Humana (HCS). Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano, Hospital de Clínicas, Montevideo, Uruguay. V Reunión de la Asociación de investigaciones en reproducción humana, (102) Buenos Aires, noviembre de 1972.
  • Brovetto Cruz, J. ,Castellano, M. A. ,Miguez de Wensko, C. and Mendez Tula, A. (1974) Extraction from placenta of a human estrogen-like protein (HELP) Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano, Hospital de Clínicas, Montevideo, Uruguay. Octavo Congreso Panamericano de Endocrinología (120). Buenos Aires, octubre de 1974.

Publicaciones en el área de la educación, la ciencia, la tecnología y la cooperación académica internacional. (Selección)[editar]

  • "Investigación Científica y Desarrollo", en “Universidad, Transición – Transformación. Documentos y debates. Claeh 1984, II, 21
  • "Formar para lo Desconocido. Apuntes para la teoría y práctica de un modelo universitario en construcción". Serie “Documentos de trabajo” Nº 5, Universidad de la República. 1994
  • “La educación superior: responsabilidad de todos”, en: “La UNESCO frente al cambio de la educación superior en América Latina y el Caribe” Memorias del Acto realizado en el Parlamento Uruguayo. Ed. CRESALC/UNESCO Caracas, marzo 1996.
  • "Por una Universidad Iberoamericana del Próximo Milenio". En “Uruguay Sociedad, Política y Cultura. De la restauración democrática a la integración regional. Sociedad, Política y Cultura Jarandilla de la Vera, Extremadura, España, Julio, 1997. Ed. Jorge Brovetto y Miguel Rojas Mix.
  • “Cooperación Internacional en educación superior” (1996) En “La Educación Superior en el Siglo XXI. Visión de América Latina y el Caribe”. Tomo II,1183 CRESALC/UNESCO Caracas 1997.
  • “La Educación Superior y el Futuro”, Conferencia de Clausura de la Conferencia Mundial Sobre La Educación Superior: La educación superior en el siglo XXI, Visión y acción, UNESCO, París, 9 de octubre de 1998. Disponible en: [1]
  • “La Educación Superior en Iberoamérica: crisis, debates, realidades y transformaciones en la última década del siglo XX”, en: Revista Iberoamericana de Educación, publicación monográfica cuatrimestral editada por la Organización de Estados Iberoamericanos. Número 21, Septiembre - Diciembre 1999.
  • "Reflexiones sobre el conocimiento, la educación superior y la cooperación académica iberoamericana en el mundo contemporáneo" Conferencia Inaugural de los Cursos de Verano 2001, Universida Internacional de Andalucía, Monasterio de Santa María de la Rábida, España, julio 2oo1.
  • “El derecho humano a la educación superior. Análisis a la luz de la Reforma de Córdoba” (2002) Argentina. Conferencia dictada en ocasión de recibir el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (28 de noviembre de 2002). Disponible en: http://www.unne.edu.ar/institucional/documentos/formacion_funcionarios/JorgeBrovetto.pdf
  • “Educación para todos a lo largo de toda la vida” (2002) En: “Educación para la sociedad del conocimiento. Aportes hacia una política de Estado” Proyecto Agenda Uruguay. 267. Ed. Trilce, Montevideo, Uruguay. Disponible en: http://books.google.com/books?id=Vc2piuOCrDYC&pg=PA267&lpg=PA267&dq=Jorge+Brovetto&source=bl&ots=DFKyJXUejU&sig=NzETAjYrIUEc54m8iqEIdurhzwM&hl=es&ei=A5yXTKSlLML7lweyvJGhBg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CBYQ6AEwADgU#v=onepage&q=Jorge%20Brovetto&f=false
  • “A educação superior frente a Davos / La educación superior frente a Davos”- con Miguel Rojas Mix y Wrana Maria Panizzi Editorial da UFRGS, Rio Grande do Sul, Brasil, 2003
  • “La transformación de la universidad para la transformación del país” Lección Magistral 2010, Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. 3 de noviembre 2010.
  • “Educación Superior del Siglo XXI, Cooperación Académica e Integración” Universidad Federal de Integración Latino Americana (UNILA), Cátedra Andrés Bello “Educación Superior Comparada” Foz de Iguazú, Brasil, 19 de junio de 2013.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Samuel Lichtensztejn
Rector de la UdelaR
1989 - 1990
Sucesor:
Jorge Brovetto
Predecesor:
Jorge Brovetto
Rector de la UdelaR
1990 - 1994
Sucesor:
Jorge Brovetto
Predecesor:
Jorge Brovetto
Rector de la UdelaR
1994 - 1998
Sucesor:
Rafael Guarga
Predecesor:
José Amorín Batlle
Ministro de Educación y Cultura
2005-2008
Sucesor:
María Simón