Galeazo María Sforza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Galeazo María Sforza, por Piero Pollaiuolo, en 1471, actualmente en la Galería Uffizi.
Una 'moneda' con el perfil de Duke.

Galeazo Maria Sforza, (24 de enero de 144426 de diciembre de 1476); Duque de Milán. Era un miembro de la familia Sforza, los gobernantes de Milán, famosos como patrocinadores de las artes y música. Galeazo María Sforza también fue conocido por llevar una vida lujuriosa y ser cruel y tiránico.

Biografía[editar]

Galeazo era hijo de Blanca María Visconti y de Francisco Sforza, un general popular y aliado de Cosme de Médicis. Contrajo matrimonio dentro de la familia Gonzaga, y a la muerte de su esposa Dorotea contrajo matrimonio otra vez, con Bona, otra Gonzaga, la hija de Luis de Saboya. Galeazo falleció asesinado el 26 de diciembre de 1476 y está enterrado en la Iglesia de San Esteban en Milán.

Mecenazgo[editar]

Galeazo era famoso como un protector de la música. Bajo su dirección, financiación económica y estímulo, su capilla creció hasta convertirse en una de los conjuntos musicales más famosos y significantes históricamente. Compositores del norte de Europa, especialmente los franco-flamencos, pertenecientes hoy en día a los Países Bajos fueron a cantar en su capilla y escribieron misas, motetes y música secular para él. Algunas de las figuras asociadas con la capilla Sforza incluyen a Alexander Agricola, Johannes Martini, Loyset Compère y Gaspar van Weerbeke. No obstante, la mayoría de los cantantes de la capilla huyeron tras el asesinato de Galeazzo, asentándose en cualquier otro lugar. Debido a esto, pronto se dio un auge en los estándares musicales en otras ciudades, como Ferrara.

Reputación[editar]

Galeazzo, a pesar de su amor por la música, es también recordado por tener un lado cruel. Notable mujeriego, a menudo pasaba a sus mujeres a sus cortesanos, una vez que se hartaba de ellas. En una ocasión mando´ejecutar a un cazador haciendo que se tragara una liebre entera (piel incluida); clavó a un hombre vivo en su ataúd, e hizo que un sacerdote que predijo un breve reinado a Galeazzo fuera castigado a morir de hambre. Tales comportamientos le granjearon muchos enemigos en Milán.

Asesinato[editar]

Lamentación por el duque Galeazzo María (1476).

Hubo tres principales involucrados en la muerte de Galeazzo: Carlos Visconti, Gerolamo Olgiati y Giovanni Andrea Lampugnani, todos oficiales con altos cargos en la corte milanesa. Lampugnani descendía de la nobleza milanesa y se le reconoce como cabeza de la conspiración. Sus principales motivos estaban basados en una disputa por unas tierras, en la que Galeazzo falló al intervenir haciendo que la familia Lampugnani perdiera propiedades considerables. Visconti y Olgiate también se enemistaron con el duque: Olgiate era un republicano idealista, y Visconti creía que el duque había desvirgado a su hermana.

Tras estudiar cuidadosamente los movimientos del Duque, los conspiradores hicieron su movimiento el día después de Navidad, en 1476, día de Santo Stefano (San Esteban), el patrón de la iglesia donde se llevaría a cabo el asesinato y día de fiesta en la tradición italiana. Apoyados por unos treinta amigos, los tres hombres esperaron en la iglesia a que el duque asistiera a misa. Cuando llegó, Lampugnani se arrodilló ante él e intercambiaron varias palabras. De repente, se incorporó y lo apuñaló en la ingle y el pecho. Olgiati y Visconti se le unieron rápidamente, así como un sirviente de Lampugnani.

Galeazzo murió en cuestión de segundos, y todos los asesinos escaparon apresuradamente del posterior tumulto salvo Lampugnani, que se enredó en unas telas de la iglesia y fue asesinado.

El cadáver del Duque fue retirado la noche del asesinato, llevado al castello y amortajado. En cambio, el de Giovanni Andrea Lampugnani no tardó en caer en posesión de las masas, que lo arrastraron por las calles, apaleándolo hasta que fue colgado, boca abajo, fuera de su casa. Al día siguiente lo bajaron, y tras someter a juicio al cadáver, lo decapitaron y en un acto simbólico, le cortaron la mano derecha, "pecadora", la quemaron y la exhibieron.

Secuelas del asesinato[editar]

A pesar de la reacción pública inicial, el gobierno repartió justicia pronta, que no tardó en verse alentada por el propio pueblo.

Los conspiradores no pensaron demasiado en las repercusiones de su crimen, y fueron capturados en pocos días. Visconti y Olgiati fueron encontrados y ejecutados, así como el sirviente de Lampugnani que había participado en el asesinato, en una ceremonia pública que concluyó con la exposición de los cuerpos como advertencia a otros.

La evidencia de las confesiones de los conspiradores indica que el asesinato fue promovido por el humanista Cola Montano, que había abandonado Milán meses antes y que guardaba rencor a Galeazzo por haber recibido una paliza pública unos años antes.

Elemenos similares indican que este asesinato influenció, a su vez, la conspiración Pazzi, un intento posterior de derrocar a los Médicis del poder en Florencia.

Descendencia[editar]

Con su segunda esposa, Bona de Saboya, tuvo cuatro hijos:



Predecesor:
Francisco Sforza
Duque de Milán
1466 - 1476
Coat of arms of the House of Sforza.svg
Sucesor:
Gian Galeazzo Sforza

Referencia[editar]

  • Martines, Lauro. April Blood: Florence and the Plot Against the Medici. Oxford UP: New York, 2003.
  • Frattini, Eric. La Conjura: Matar a Lorenzo de Medici. Espasa: Madrid, 2006.

Enlaces externos[editar]