Francisco Bances Candamo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Francisco Antonio de Bances y López-Candamo (Avilés, Asturias, 26 de abril 1662 - Lezuza, Albacete, 8 de septiembre 1704), escritor y dramaturgo español del Siglo de Oro.

Biografía[editar]

De origen noble por los cuatro costados (su cuna era la montaña asturiana), pero de familia menguada (su padre era un sastre pobre que murió cuando el niño tenía once meses), su madre lo envió con una hermana, también de corta edad, al cuidado de un tío materno que era canónigo en Sevilla, Antonio López-Candamo. La joven Catalina profesó en un convento y su hermano recibió órdenes menores de la carrera eclesiástica en diciembre de 1672, adquiriendo una sólida formación humanística; se gradúa en Filosofía y Jurisprudencia, para doctorarse luego en Cánones. A la muerte de su tío se trasladó a Madrid, donde ganó fama de erudición y elocuencia española y latina; su fulgurante carrera teatral empezó en 1685 con el estreno de Por su rey y por su dama; como al poco tiempo murió Antonio de Solís, fue nombrado con el apoyo de la reina madre, Doña Mariana de Austria, dramaturgo de cámara regia por Carlos II.

Un oscuro asunto en que resultó herido en el pecho, según Ramón Mesonero Romanos, testimonia la fama que alcanzó: lo visitó toda la nobleza, incluso el propio rey, que preguntó todos los días por su evolución, le mandó sus propios cirujanos e incluso llegó a prohibir el paso de carruajes por delante de su casa y mandó llenar de arena el empedrado para que ningún ruido le molestase mientras se reponía. Desde entonces escribió unas veinte piezas para representaciones palaciegas (Duelos de ingenio y fortuna, La restauración de Buda o Fieras de celos y amor). Otras comedias son El sastre del Campillo, La inclinación española, La Xarretiera de Inglaterra y El Austria en Jerusalén.

Sus comedias más conocidas son, sin embargo, tres representadas entre 1692 y 1693: La piedra filosofal, sobre la educación de príncipes y con una subterránea lectura sobre la muy polémica sucesión del Hechizado; Cómo se curan los celos y Orlando Furioso, que refunde una obra escrita por el propio autor para zarzuela con personajes alegóricos y trata los mismos temas de la anterior, y El esclavo en grillos de oro, contra el mal gobierno del ministro de Carlos II, Oropesa; el rey aparece bajo la máscara del emperador Trajano) le granjearon grandes problemas por su contenido político, forzando su traslado a Cabra, primero, como administrador de rentas reales, y más tarde a Córdoba, Málaga y Jerez como visitador general de impuestos. Incluso llegó a Ceuta para abastecer de provisiones a la plaza que estaba sitiada por las tropas del rey de Mequínez. Pudo volver a Madrid en 1696. Su última representación conocida en Madrid es ¿Cuál es el afecto mayor, lealtad, o sangre o amor? Cambises triunfante en Menfis en 1697. Después recorrió Ocaña, Úbeda (1699), Baeza (1700) y San Clemente de Cuenca (1702) con otras comisiones de la Hacienda pública. En septiembre de 1704 le enviaron como juez inquisidor a Lezuza, donde murió poco después debido a una súbita y violenta enfermedad que algunos consideran envenenamiento. Se conserva un retrato suyo pintado en 1701 en el Ayuntamiento de Avilés.

Literatura[editar]

Bances escribió también una preceptiva teatral inacabada, Teatro de los teatros de los pasados y presentes siglos, que se conserva manuscrita. En ella distingue dos tipos de comedias principales: las "amatorias" y las "historiales"; las amatorias se dividen a su vez en "de capa y espada" y "de fábrica" por un lado, y "de santos" y "fábulas" (esto es, fiestas de tema mitológico y legendario) por otro.

Propone como fundamento del teatro áulico un "decir sin decir" para el que es menester "gran arte":

Son las comedias de los reyes unas historias vivas que, sin hablar con ellos, les han de instruir con tal respecto que sea su misma razón quien de lo que ve tome las advertencias, y no el ingenio quien se las diga

Este es el primer documento en que un dramaturgo europeo confiesa abiertamente que escribe obras de intención política.

Bances fusiona a la manera barroca todas las artes: música y pintura sobre todo, aunque también danza e incluso escultura. Acumula efectos escenográficos y constantes mutaciones y cambios de escenario, usando un estilo de lenguaje culterano de fuerte impronta calderoniana: paralelismos, diseminaciones recolectivas, versos partidos en réplicas al alimón, y formulismo, léxico y metaforización gongorina. Sus graciosos por el contrario poseen una función burlesca desmitificadora y metateatral, aunque evita más escrupulosamente que otros autores los comentarios soeces, vulgares o escatológicos hasta el punto de dotarlos de ciertas virtudes señoriales y caballerescas algo inapropiadas. Compuso también entremeses y bailes para sus comedias, y algún auto sacramental, como Las mesas de la Fortuna y El gran químico del mundo.

Como economista escribió un Discurso sobre el origen y consistencia de las Rentas Reales, causa de su deterioración, y motivos de su restablecimiento.

Carmen Díaz Castañón editó y anotó modernamente El esclavo en grillo de oro y La piedra filosofal (Oviedo, 1683). El Real Instituto de Estudios Asturianos sacó a la luz otras dos comedias suyas en ediciones de Santiago García-Castañón:Sangre, valor y fortuna (1990) y Por su rey y por su dama (1997). Con motivo del tercer centenario de la muerte de este dramaturgo y poeta, García-Castañón editó su Poesía selecta (2004). Ignacio Arellano por su parte ha editado sus loas completas.

Obras[editar]

  • Poesías cómicas. Obras pósthumas de D. Francisco Banzes Candamo. Madrid: por Blas de Villanueva, a costa de Joseph Antonio Pimentel, 1722, 2 vols.
  • Obras lyricas de Don Francisco Antonio de Bances y Candamo que saca a la luz Julian del Río Marin Madrid: a costa de Francisco Martínez Abad, 1729.