Eugenio Berríos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eugenio Berríos
Nombre Eugenio Berrios Sagredo
Nacimiento 14 de noviembre de 1947
Santiago
Fallecimiento El Pinar, Uruguay
Últimos días de noviembre de 1992.[1] [2]
Causa de muerte Asesinato[2] [3]
Residencia Chileno
Nacionalidad Chilena
Otros nombres Hermes
Ciudadanía Chileno
Educación Universitaria Postgraduada
Alma máter Universidad de Concepción
Ocupación Bioquímico
Empleador DINA
Título Bioquímico
Partido político Patria y Libertad
Notas
Creador del Proyecto Andrea

Eugenio Berríos Sagredo (Santiago, 14 de noviembre de 1947 - El Pinar, Uruguay, 1992[2] ) fue un bioquímico chileno. Fue miembro de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), elaborando armas químicas como gas sarín y otros químicos.

Biografía[editar]

Proyecto Andrea[editar]

A cargo del Proyecto Andrea, por el cual Augusto Pinochet fabricó Gas sarín, para usarlo como arma militar en contra de sus opositores. Michael Townley afirmó judicialmente que el frasco del perfume Chanel Nº5 -que él llevó a Estados Unidos en 1976 para, inicialmente, matar a Orlando Letelier- se encuentra todavía en Chile, lleno de Gas sarín. Townley asimismo reveló al juez Madrid que en Chile no sólo fueron asesinados con sarín el Conservador de Bienes Raíces Renato León Zenteno (1976), y el cabo del Ejército y agente DINA Manuel Leyton (1977), sino también otras personas cuyas muertes se hicieron aparecer como “suicidios” o fallecimientos extraños. Algunas de estas personas, según Townley, tuvieron relación con el almacenamiento y transporte de envases con gas sarín en la década de los ’70 y comienzos de los ’80. Uno de ellos sería un médico o asistente que participó en las autopsias de Renato Zenteno y el cabo Leyton.

Otros secretos turbios de los militares[editar]

Pero el químico también guardaba otro secreto: su vínculo con el narcotráfico, con peruanos ex agentes de inteligencia militar, chilenos prestamistas y militares.

El diario chileno La Nación[4] acotó que Contreras:

"asegura en su informe que cuando Huber se hizo cargo del Complejo Químico del Ejército, a mediados de los 80, el químico de la Dina Eugenio Berríos, junto a otro `cocinero', se encargaban de elaborar cocaína `negra' o `rusa'"."La fórmula para fabricarla era mezclar el alcaloide con sulfato ferroso y otras sales minerales para ayudar a que éste se impregnara del pigmento, de modo que se adhiriera a distintas superficies y careciera del tradicional olor que permite detectarla",[5]

Los cargamentos de cocaína partían desde la Fábrica de Material de Guerra del Ejército (FAMAE) en Santiago.[6] y eran llevados en vehículos militares al Aeropuerto de Santiago. La droga se destinaba a Europa y puntos intermedios, a menudo el Aeropuerto de Puerto Príncipe (Haití) o en Islas Canarias. Uno de los aviones utilizados para los embarques había sido "charteado" por una compañía británica registrada como Quinn Freight, y fue el mismo que usaron Robert Mc Farlane y el coronel Oliver North para viajar a Irán a negociar el plan Irán-Contras.[7]

En "Asesinato en Washington" (1980) los periodistas Dinges y Landau -utilizando fuentes del FBI- informan que Manuel Contreras, director de la DINA, "dio protección a narcotraficantes recibiendo por ellos pagos que fueron a la DINA y al lobby cubano anticastrista", lo que demuestra que las "conexiones y negocios" involucraron a alto nivel a la dictadura, las FF.AA. y los servicios de seguridad. Una forma de "financiar" las operaciones exteriores de la DINA fue el comercio clandestino de drogas y el tráfico de armas.

Berríos pertenecía a una potente red de tráfico de cocaína[8] que abastecía de drogas a Australia y Europa. Más de una vez se reunió en Argentina y Montevideo con sus socios narcotraficantes, todo esto mientras estaba bajo la estricta custodia de la inteligencia militar chilena y uruguaya.[9]

Iván Baramdyka también contó que entre 1983 y 1984 varios núcleos de fabricantes de cocaína colombianos compraban éter y acetona producidos en el Complejo Químico Industrial del Ejército chileno en Talagante. Dicha planta fue transferida en 1979 desde el Bacteriológico, actual Instituto de Salud Pública. En 1987, Gerardo Huber, el ex oficial de la DINA asesinado a inicios de 1992 por el caso armas a Croacia, se hizo cargo de esa planta.

Lo sacan de Chile[editar]

La operación silencio diseñada, según el ex jefe de la DINE,[10] por Pinochet, conocida también como “control de bajas”, inició el segundo acto: Herrera Jiménez fue sacado también hacia Argentina y luego a Uruguay por la Unidad Especial de la DINE, dirigida por el jefe de la avanzada de Pinochet en el extranjero, el mayor Arturo Silva Valdés, conocido como “El Príncipe”.

El ministro Bañados había citado al ex químico de la DINA Eugenio Berríos a declarar en el caso Letelier. Las alarmas de la inteligencia militar se encendieron de inmediato. Berríos trabajó en la DINA, precisamente en la casa que el organismo tenía en la calle Vía Naranja de Lo Curro, junto a Michael Townley.

La situación de Berríos era sumamente compleja, ya que, además, podía dar a conocer el proyecto Andrea: la creación de gas sarín, de toxina botulínica, entre otros venenos usados para matar a los opositores al régimen militar. Encargado del proyecto Andrea, después de que Townley fuese enviado a EEUU, fue el entonces mayor Gerardo Huber.

Huyó a Uruguay en noviembre de 1991, para evitar declarar en el juicio en Chile, por el asesinato de Orlando Letelier. Acompañado del entonces mayor de Ejército Carlos Herrera Jiménez (asesino confeso de Tucapel Jiménez),[11] llegaron a Montevideo. Ahí Berríos fue protegido por miembros de la inteligencia militar chilena y uruguaya como parte de La cofradía (heredera directa de la Operación Cóndor). En noviembre de 1992, fue "secuestrado" por sus mismos guardianes y desaparecido en extrañas circunstancias.[12] Todo esto provocó un escándalo político, policial y militar en Uruguay; fueron convocados a declarar al Parlamento los ministros de Defensa, Mariano Brito (quien poco después caería), de Relaciones Exteriores, Sergio Abreu y del Interior, Juan Andrés Ramírez (quien tuvo que destituir al jefe de policía de Canelones).

Se encuentra un cadáver[editar]

En abril de 1995, en una playa de "El Pinar", cercana a Montevideo, un ex funcionario policial encontró enterrados restos óseos. Los análisis forenses confirmaban en primer término que se trataba de un asesinato al descubrir dos impactos de bala en el cráneo. Luego se encontraron cuerdas junto a los restos que hacían suponer que la víctima fue maniatada antes de ser ejecutada. Se reconstruyó la cabeza con moldes y otras técnicas donde se encontró un gran parecido con Berríos.

Actualidad[editar]

Película[editar]

En 2008 se estrena la película Matar a Todos, basada en el libro 99% asesinado escrito por Pablo Vierci sobre el caso "Berrios".[13] La película roza el caso Berrios porque en realidad trata la relación de una mujer con su padre militar.

Diversos medios de comunicación como el Diario chileno La Nación y el Diario mexicano La Jornada ha liberado noticias en las que culpan a la DINA de su asesinato.[14] Berríos también fue acusado en Chile de participar en la ejecución del ex presidente Eduardo Frei (1964-1970)[14] y de experimentar con armas químicas en presos políticos en la dictadura de Pinochet (1973-1990).[14] Los abogados vinculados a su asesinato, aseguraron que la declaración del Coronel retirado de la Dina que inculpó a oficiales ratifica la participación del Ejercito Chileno en su muerte.[15]

"Los últimos días de noviembre de 1992, arrodillado y atado por los brazos, al químico lo obligaron a bajar la cabeza. Arturo Silva le dio el primer tiro. El otro lo disparó uno de los tres militares uruguayos bajo arraigo en Chile. Fue un pacto de honor y silencio. Una bala por cada país"

Diario La Nación[16]

El Ejército chileno habría ocultado de la justicia chilena a Berrios mientras era buscado.[16]

Referencias y notas de pie[editar]

  1. Arrodillado y atado por los brazos, al químico lo obligaron a bajar la cabeza. Arturo Silva le dio el primer tiro. El otro lo disparó uno de los tres militares uruguayos bajo arraigo en Chile. Fue un pacto de honor y silencio. Una bala por cada país. En el proceso que instruyó el juez Alejandro Madrid, cuya sentencia está pronta a dictarse, el único ex agente chileno que contó cómo murió Berríos y quienes lo mataron fue el coronel (R) Mario Cisternas Orellana. El resto niega hasta hoy el asesinato.
  2. a b c Crimen imperfecto Escrito por Jorge Molina Sanhueza
  3. Berríos camino a la muerte Domingo 1 de noviembre de 2009 LND Reportajes
  4. Jorge Molina Sanhueza, Diario La Nación, Santiago de Chile, 10 de julio del 2006
  5. Involucran a Pinochet en tráfico de drogas, Esmas, México
  6. Arnaldo Pérez Guerra, Historias de la «narcodictadura» Semanario El Siglo, nº 1038. Chile, junio del 2001
  7. En septiembre de 1985 Baramdyka estaba en Madrid participando en los negocios de la CNI, y organizando una nueva red de venta de cocaína para sustituir al centro que funcionaba en Estocolmo. Uno de sus contactos era un oficial chileno destinado antes en la capital sueca. En marzo, junio y octubre de 1986 y en marzo y junio de 1987 -según declaró Iván Baramdyka- había organizado numerosos vuelos desde Chile con embarques de cocaína por un peso total de doce toneladas disimuladas en envíos de bombas de racimo para Irán e Iraq. Los despachos se hacían en la Fábrica de Material de Guerra del Ejército, FAMAE, en Santiago y llevados en vehículos militares al aeropuerto internacional de Pudahuel. La droga se destinaba a Europa y puntos intermedios, a menudo el aeropuerto de Port au Prince, capital de Haití o en las islas Canarias. Uno de los aviones utilizados para los embarques había sido 'charteado' por una compañía británica registrada como Quinn Freight y fue el mismo que usaron Robert McFarlane y el coronel Oliver North para viajar a Irán el 25 de mayo de 1986 a negociar el plan Irán-contras. En sus memorias North se refiere al aparato como 'nuestro disfrazado israelí 707'"
  8. Equipo Nizkor, La relación de la DINA con el crimen organizado
  9. Diario La Nación, Santiago de Chile, 21 de mayo del 2006
  10. Equipo Nizkor - La relación de la DINA con el crimen organizado
  11. El Mercurio, 19 de abril de 2002. Disponible en Memoria Viva, Hernán Ramírez Rurange}}
  12. Diario Clarín, Piñera bajo presión de sectores pinochetistas, 2 de octubre de 2010.
  13. http://www.mataratodos.com/
  14. a b c La Dina asesinó a químico chileno
  15. Abogados aseguran que declaración de Coronel de la Dina ratifica la participación del Ejército en muerte de Eugenio Berríos
  16. a b Berrios , camino a la muerte La Nacion 1 de noviembre de 2009
Bibliografía
  • Jorge Molina Sanhueza Crimen imperfecto: historia del químico DINA Eugenio Berríos y la muerte de Eduardo Frei Montalva Colección Nuevo periodismo Lom Ediciones, 2002 ISBN 956-282-453-5, 9789562824538 235 páginas
  • "Hugh O'Shaughnessy, Pinochet. The Politics of Torture" (1999)
  • "Manuel Salazar Traficantes & Lavadores" (1996)
  • "Rodrigo De Castro y Juan Gasparini, La Delgada Línea Blanca. Narcoterrorismo en Chile y Argentina" (2000)
  • Gary Webb,Dark Alliance: The CIA, the Contras, and the Crack Cocaine Explosion (Hardcover), Seven Stories Press; Seven Stories Press 1st ed edition (April 1998) ISBN 1-888363-68-1
  • Rodney Stich. Defrauding America: Encyclopedia of Secret Operations by the CIA, DEA, and Other Covert Agencies Diablo Western Pr; 3RD edition (January 1998) ISBN 0-932438-09-1

Enlaces externos[editar]