Esmog

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una recreación del esmog en Londres para el telefilme Sherlock Holmes y el caso de la media de seda (2004).
Esmog en Los Ángeles.

El esmog[1] (adaptación fonética del acrónimo smog, que deriva de las palabras inglesas smoke —'humo'— y fog —'niebla'—), también conocido por el calco "neblumo" o "niebla contaminante", es una forma de contaminación originada a partir de la combinación del aire con contaminantes durante un largo período de altas presiones (anticiclón), que provoca el estancamiento del aire y, por lo tanto, la permanencia de los helios en las capas más bajas de la atmósfera, debido a su mayor densidad. El esmog tiene algunas consecuencias graves que no se debe tomar a la ligera. El smog puede causar cáncer de pulmón en la misma medida o incluso mayor de lo que lo puede hacer fumar. Smog también puede dañar las membranas pulmonares en tu corazón que causa dolor, malestar, tos e irritación de garganta . Smog también puede causar problemas respiratorios , especialmente en personas que tienen asma. También produce sequedad en los ojos. Existen dos tipos de smog: industrial y fotoquímico.


Introducción[editar]

La palabra se formuló para referirse a lo que se conoce como la niebla de sopa de guisantes que era un grave problema normal, que se daba en Londres desde el siglo XIX hasta mediado el siglo XX.

Esta contaminación se forma por la quema de carbón dentro de una ciudad; este humo contiene partículas de hollín, dióxido de azufre y otros componentes. Este tipo de smog se denomina smog ácido. Por otro lado se da el smog, en grandes ciudades, que es una contaminación del aire derivada de la emisión de los vehículos de combustión, así como de los humos industriales.

Al reaccionar en la atmósfera con la luz solar, forman los contaminantes secundarios (ozono), que también se combinan con las emisiones primarias para formar el smog fotoquímico.

Los niveles de contaminación atmosférica de Los Ángeles o Ciudad de México, se incrementan por inversión térmica que impide que la contaminación se mueva, quedando atrapada cerca de la superficie terrestre.

Este hecho genera toxicidad en seres humanos, pudiendo causar graves enfermedades, acortar la vida, incluso llegando a producir la muerte.

Etimología[editar]

El término smog es normalmente atribuido al Dr. Henry Antoine Des Voeux que en una reunión para el Congreso de la Salud Pública hablo sobre “La niebla y humo”. Además publicó un artículo el 26 de julio de 1905 en el periódico londinense Daily Graphic en que explicaba que en las grandes ciudades había una contaminación que se producía, y generaba niebla y es lo que actualmente se conoce como “smog”.

En otro artículo del 19 de enero de 1893 del periódico Los Angeles Times también apareció la palabra “smog”, atribuida a un escritor Inglés.


Causas[editar]

• Carbón y derivados

El carbón que se utiliza para calentar edificios, así como en la producción de energía, genera nubes de humo. Esta contaminación se conoce en Inglaterra desde la Edad Media pero ha sido un problema importante desde el siglo XX; conocido como “la sopa de guisantes”. En la actualidad este problema sigue estando latente en las zonas donde se quema carbón, como el smog otoñal en Harbin, China; que en 2013 ha llegado incluso a cerrar carreteras y aeropuertos.

• Petróleo y derivados

Se producen principalmente por el tráfico, como camiones, autobuses y automóviles. Entiendo que estos contaminan por el humo que producen sus tubos de escape, cuyos compuestos son los que crean el smog en las grandes ciudades. Dichos componentes son el monóxido de carbono (CO), los óxidos de nitrógeno (NO y NOx), compuestos orgánicos volátiles, el dióxido de azufre, y los hidrocarburos. Estas moléculas reaccionan con la luz solar, el calor, el amoníaco, la humedad y otros compuestos para generar los vapores nocivos, el ozono a nivel del suelo y las partículas que componen el smog.

• Las causas naturales

Los volcanes en erupción emiten altos niveles de dióxido de azufre, y también gran cantidad de partículas, estos dos componentes son clave en la formación del smog. Pero esta niebla es conocida como “vog” para que se sepa que se produce de forma natural.

Se ha estudiado que en algunas plantas su contenido de radiocarbono está relacionado con la distribución de la contaminación. Como por ejemplo en Los Angeles el arbusto “creosota”, que se ha confirmado que tiene un efecto sobre la distribución del smog mayor a la quema de combustibles fósiles.

• Los incendios forestales



Formación del smog fotoquímico[editar]

Se describió por primera vez en la década de 1950. Es una reacción química que consiste en la luz solar, los óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles en la atmósfera, lo que deja las partículas en suspensión y el ozono a nivel del suelo. Esta mezcla nociva de los contaminantes del aire puede incluir lo siguiente.

    Los aldehídos 
    Los óxidos de nitrógeno, tales como el dióxido de nitrógeno 
    nitratos peroxiacilo 
    El ozono troposférico 
    Los compuestos orgánicos volátiles 

Todos estos productos químicos agresivos suelen ser muy reactivos y oxidantes. Se considera que esta contaminación es un problema de la industrialización moderna, ya que está presente en dichas ciudades, siendo más común en poblaciones con climas cálidos y secos y soleados y con una gran cantidad de vehículos a motor. Pero esta contaminación se traslada con el viento, afectando normalmente a poblaciones cercanas de las ciudades, y por lo general con menos población.


Efectos en la salud humana[editar]

En muchas ciudades el smog ocasiona graves problemas de salud humana. Afecta principalmente a personas de la tercera edad, los niños, y personas con enfermedades cardíacas y pulmonares (bronquitis y asma).

En las enfermedades respiratorias, puede ocurrir que se inflamen dichas vías, y ocasionen la disminución de la capacidad de los pulmones. También puede causar falta de aliento, dolor al inhalar profundamente y tos. Además puede causar irritación de ojos y nariz, pudiendo secar dichas membranas protectoras (de la nariz y garganta) que ayudan a combatir las infecciones, aumentando la susceptibilidad a dichas enfermedades. En los periodos en los que los niveles de ozono son altos, aumentan los ingresos hospitalarios, así como las muertes.


• El smog y el riesgo de ciertos defectos de nacimiento

Un estudio en el área de San Joaquín Valley de California, examino 806 mujeres que habían tenido bebés con defectos de nacimiento entre 1997 y 2006. También examino a 849 mujeres que tuvieron bebés sanos. Encontró que dichos defectos fueron producidos por el smog que se da en esta área. Los defectos del tubo neural pueden ser de dos tipos: espina bífida (una condición que implica, entre otras manifestaciones, ciertas malformaciones de la columna vertebral) y la anencefalia (el subdesarrollo o ausencia parcial o total del cerebro, que si no fatal por lo general resulta en un deterioro profundo).

• Smog y bajo peso al nacer

Un estudio publicado en The Lancet, demostró que un cambio muy pequeño (5 mg) en la exposición PM2.5 (partículas medias de 2,5 micrómetros) se asoció con un aumento (18%) del riesgo de bajo peso al nacer en el parto, y esta relación está por debajo de los niveles seguros aceptados.


• Las muertes prematuras por cáncer y enfermedades respiratorias

La Asociación Médica de Ontario anunció que el smog es responsable de unas 9.500 muertes prematuras en este lugar cada año.

Tras 20 años de estudio, la Sociedad Americana del Cáncer encontró que una exposición acumulativa también aumenta la probabilidad de muerte prematura por una enfermedad respiratoria, lo que implica el estándar de 8 horas puede ser insuficiente, debido a que la exposición es mayor.

• Los niveles de exposición dañina.

La agencia de protección del Medio Ambiente de los EE.UU (EPA) ha desarrollado un Índice de Calidad del Aire para ayudar a explicar los niveles de contaminación del aire para los ciudadanos. Se dan los siguientes: si durante 8 horas las concentraciones de ozono son de 85 a 104 ppbv se describen como "no saludable para grupos sensibles"; de 105 ppbv a 124 ppbv como "poco saludable" y de 125 ppb a 404 ppb como "muy poco saludable" (EPA,).

Efectos ambientales[editar]

Los principales efectos que causan son la contaminación de la atmósfera, la lluvia ácida y la estabilidad térmica.

Áreas afectadas[editar]

En cualquier ciudad del planeta donde existan industrias se liberan grandes cantidades de contaminación que pueden dar lugar al smog. Este problema se agrava cuando se dan periodos de mayor calidez, impidiendo la circulación vertical del aire, estas circunstancias normalmente se dan en cuencas geológicas formadas por colinas o montañas. Esta contaminación se puede prolongar durante largo tiempo sobretodo en ciudades muy pobladas pudiendo acumularse hasta niveles perjudiciales. Una de las áreas más estudiadas es Londres, porque durante mucho tiempo se daba este tipo de contaminación conocida como “sopa de guisantes”.

Ya en 1306, Edward I se preocupó por la calidad del aire, prohibiendo la utilización de carbón, para hacer fuego. Más tarde en 1661 Fumifugium de John Evelyn sugirió la utilización de leña, ya que pensaba que reducía la tos que producía la utilización del carbón mineral.

En los siglos XIX y XX se agravaron los problemas por contaminación de smog, sobretodo hubo un acontecimiento importante en 1952 conocido con el Gran Smog que ocasiono 4000 muertes directas en 4 días, además de 8000 muertes trascurridos unos meses. Tras este acontecimiento en 1956 se promulgo la Ley de Aire Limpio exigiendo zonas sin humo en la capital, para ello había zonas donde estaba restringido el uso de carbón, sustituyéndolo por el coque, que no produce humo. Gracias a ello se redujo los niveles de partículas de hollín haciendo que el smog no persistiera en la ciudad. Después de esto comenzó una limpieza progresiva en los edificios históricos londinenses, volviendo a su antiguo esplendor, como en el Museo Británico de Historia Natural. Tras la restauración del 10 de Downing Street, resultó que los ladrillos eran amarillos y como el color negro tan icónico, se volvieron a pintar del mismo color, para preservar la imagen de la calle.


Ciudades escocesas como Glasgow y Edimburgo en Reino Unido también sufrieron estas nieblas como lo relata en un documento de 1911 en la Conferencia de Manchester del humo Reducción de la Liga de Gran Bretaña acerca de las nieblas y las muertes resultantes.

La ciudad de México se sitúa en un valle y sufre por ello estabilidad atmosférica que junto con el gran uso de los automóviles genera el smog. La forma de valle de la ciudad hace que el frío se hunde en la zona urbana, atrapando la contaminación industrial y de vehículos ocasionando el mayor smog de Latino América. En la última década la ciudad ha pasado a tener un nivel de contaminación elevado triplicando estándares como el dióxido de nitrógeno.

En América del Sur la ciudad que más contaminación de smog tiene es Santiago de Chile ya que se encuentra ubicada entre los Andes y las cordilleras chilenas, echo agravado por el tiempo seco y la alta latitud.

Una niebla toxica se apodero de Teherán (Irán) en 2005. Fue causada por el mal filtrado de gases de los tubos de escape de los automóviles. Por ello 1600 personas fueron trasladadas al hospital.

En Estados Unidos la gente empezó a interesarse por la contaminación por smog debido a la publicación del libro “Stop That Smoke” por Henry Obermeyer, en el año 1933. A partir de entonces la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ha designado más de 300 condados donde se incumplen los estándares de calidad del aire en el ambiente. Estas áreas se encuentran en las cercanías de áreas grandes metropolitanas, sobretodo en California y el Noreste.

Canadá junto con Estados Unidos realiza mapas para pronosticar la calidad del aire en tiempo real.

Los Ángeles y el Valle de San Joaquín, se encuentran en cuencas bajas rodeadas de montañas, y por esta circunstancia y por la gran cantidad de vehículos en esa zona aquí los efectos del smog contribuyen a una mayor contaminación. Se ha conseguido reducir esta contaminación a unos pocos días al año, gracias a las medidas establecidas por las agencias gubernamentales. Al ser una zona geológicamente predispuesta, junto con los automóviles y fuentes fijas hace que se superen los estándares de la salud siendo un grave problema para la multitud de personas que viven en estas zonas.

A finales de 1990, la intensa inmigración producida en Mongolia del campo a Ulaanbaatar aumento el número de hogares que utilizan la quema de madera y carbón así como las familias más pobres que utilizan neumáticos y basuras de coches, para calentarse en el duro invierno, que en esa zona dura de octubre a abril. Estos hogares están alejados de la ciudad y no tienen red de calefacción central de la ciudad. Se propuso utilizar estufas con mayor eficacia para reducir el smog, pero sin resultado aparente, ya que dichas estufas liberan partículas y cenizas, que al inhalarse se deposita en pulmones y vías respiratorias causando problemas de salud. Se llega a niveles 10 veces superiores a las cantidades recomendadas de calidad, siendo una de las peores ciudades en contaminación por smog. El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) realizó un estudio valorando los costes de salud en un 4% del PIB de Mongolia.

Por los elevados incendios forestales y de tierras en indonesia el smog es un problema habitual en el sudeste Asiático especialmente en Sumatra y Kalimantan, aunque en esta zona se habla de bruma. Estos incendios son provocados por los propietarios para la limpieza de sus tierras. Estos incendios afectan principalmente a Brunei, Indonesia, Filipinas, Malasia, Singapur y Tailandia, y en ocasiones Guam y Saipan. Se han valorado las pérdidas económicas en 9 mil millones de dólares, entre los daños valorados encuentran daños en producción agrícola, destruición de bosques, salud turismo y otras actividades económicas.

Aun siendo valores tan altos, habría que añadir los problemas sociales, ambientales y psicológicos y efectos en la salud a largo plazo que no se han tenido en cuenta. La última gran neblina se produjo en Malasia, Singapur y el Estrecho de Malaca en Octubre de 2006, provocada por el humo de incendios.

Después de estos acontecimientos La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) reaccionó, firmando en 2002 el Acuerdo sobre Contaminación Transfronteriza entre todas las naciones de la ASEAN. Esta asociación realizó un Plan de Acción Regional de Haze (RHAP), estableciendo una unidad de coordinación y apoyo (CSU). RHAP, con la ayuda de Canadá, estableció un sistema de vigilancia y alerta de incendios de bosque o vegetación e implementado un sistema de Clasificación de Peligro de Fuego (FDRS). El Departamento Meteorológico de Malasia (MMD) ha emitido una clasificación diaria de peligro de incendios desde septiembre de 2003. Indonesia no ha sido capaz de cumplir las políticas legales en los agricultores que las han incumplido.


Índice de Contaminación[editar]

Este tipo de contaminación se suele medir con instrumentos ópticos automatizados, como el nefelómetro, que se utiliza para el control de la visibilidad y tráfico en puertos. Para reflejar la calidad del aire se han propuesto índices como el Índice de Calidad del Aire de América, la API de Malasia (Índice de Contaminación del aire) y el de Singapur Índice de Normas de Contaminantes. Cuando existen condiciones de niebla este índice suele informar del nivel de partículas en suspensión. En muchos países cuando existe contaminación debe informase.

La API de Malasia no tiene un valor tope, pero por encima de 500 ya se declara el estado de emergencia, donde los servicios públicos no esenciales se suspenden cerrándose los puertos de las zonas afectadas.

Medidas correctoras[editar]

La mayoría de las medidas correctoras pasan por disminuir el tráfico privado:

  • Haciendo más competitivo el transporte público.
  • Imponiendo normativas como peajes en el centro de las ciudades.
  • Disminuyendo la necesidad de movilidad entre sus habitantes, con novedosos proyectos urbanísticos.
  • Fomentando la movilidad eléctrica.

También existen medidas en busca de aislar y absorber la contaminación:

  • Aumentando las zonas verdes y jardines.
  • Usando asfaltos especiales que absorban parte de la contaminación como el Noxer.
  • Restringiendo diariamente la circulación vehicular.


Referencias[editar]