El fugitivo (novela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El fugitivo
de Stephen King
Género Novela
Tema(s) Ciencia ficción
Idioma Inglés
Título original The Running Man
Traductor Hernán Sabaté
Artista de la cubierta Alfonso Lozano
Editorial Debolsillo
País Flag of the United States.svg Estados Unidos
Formato Impreso
Páginas 299
ISBN ISBN 84-9793-014-2
OCLC 24257899, 8685988 y 123115738
[editar datos en Wikidata ]

El fugitivo (en inglés: The Running Man) es una novela de ciencia ficción por Stephen King, publicada primero bajo el alias Richard Bachman en 1982. Fue incluida en The Bachman Books en 1985. La novela está ambientada en Estados Unidos durante el año 2025, en que la economía de la nación está en ruinas y la violencia en el mundo crece.

La historia sigue al protagonista Ben Richards mientras participa en el concurso de televisión El fugitivo, en que los concursantes, permitidos ir a cualquier parte del mundo, son perseguidos por "Cazadores", empleados para matarlos.

El fugitivo fue adaptada en una película con el mismo nombre, que fue lanzada cinco años después del libro en 1987. La película es protagonizada por Arnold Schwarzenegger como Richards, María Conchita Alonso, Jesse Ventura, Erland van Lidth, Jim Brown, y Richard Dawson.[1] La película se tituló de la misma manera que el libro, The Running Man, traducida en España como Perseguido y en Hispanoamérica como Carrera contra la muerte.

La película fue hecha en un videojuego en varias consolas.[2]

Historia[editar]

Richard Bachman[editar]

El fugitivo es parte de The Bachman Books de Stephen King, una serie de libros publicados por King entre los años de 1977 y 1982 bajo el alias Richard Bachman. La serie incluye tres otras novelas que anteriormente publicó bajo Bachman: Rabia, La larga marcha, Carretera maldita y finalmente El fugitivo.[3] De acuerdo a King, en The Importance of Being Bachman, la introducción de The Bachman Books, Richard Bachman fue creado para ser su alias a largo término, no sólo una identidad temporal. Aunque este era su objetivo, su nombre actual fue finalmente filtrado a los medios, que enfureció a King. King luego basó uno de sus trabajos, The Dark Half, en la revelación de su alias.[4]

Escritura del libro[editar]

De acuerdo a King a su memoria en 2002, en Mientras escribo, El fugitivo fue escrito en una semana, comparado con sus 2,000 palabras, o diez páginas por día (King comentó que escribir una novela normalmente tomaría aproximadamente tres meses para completar el ritmo).[5] King describió El fugitivo en The Importance of Being Bachman como "...un libro escrito por un hombre joven que estaba enojado, enérgetico, y obsesionado con el arte y la artesanía de escribir."[6]

También en The Importance of Being Bachman, King describe el protagonista del libro, Ben Richards, como "escuálido" y "pre-tuberculoso". King también agregó que Arnold Schwarzenegger, que interpretó a Ben Richards en la adaptación al cine de El fugitivo, interpretó el personaje muy diferente de como lo escribió en el libro, diciendo que Richard (en el libro) era "...tan lejos del personaje de Arnold Schwarzenegger en la película que se puede tener."[7]

Argumento[editar]

El protagonista, Ben Richards, un hombre pobre y en paro en el año 2025, necesita dinero para comprar medicina a su hija Cathy, gravemente enferma. No quiere que su esposa Sheila continúe con el trabajo de calle para pagar las deudas y Richards decide presentarse en la federación de concursos de la librevisión para concursar en alguno de sus juegos. Los peligrosos concursos dan premios y dinero por hacer sufrir a la gente, llegándoles a costar a veces la vida. Por ejemplo, en el concurso Caminando hacia los billetes, las personas que sufren del corazón son puestas sobre una cinta transportadora que aumenta de velocidad con cada fallo, haciendo correr más y más al concursante. Otro concurso puede intuirse por su nombre: Bañe al cocodrilo. Pero el concurso más famoso de la librevisión es uno llamado El Fugitivo, donde acaban las personas más inteligentes y problemáticas para el gobierno que se presentan para concursar. En ese programa se intentará dar caza al concursante, quien será puesto en libertad con algo de dinero y debe escapar de los cazadores y de toda la sociedad. Cuanto más tiempo ande suelto, más le pagarán (100 dólares nuevos por hora). Si no lo capturan en un mes, habrá ganado el concurso (mil millones de dólares nuevos). De lo contrario, si lo capturan, lo matarán, aunque el dinero que lleve acumulado será para la familia del concursante. También gana 100 dólares adicionales por cada oficial o cazador que el concursante mate.

Finalmente, tras unas duras y degradantes pruebas de selección y reconocimientos médicos, tanto físicos como psicológicos, seleccionan a Ben Richards para el programa El Fugitivo junto con otros dos concursantes. Es presentado ante el público como un delincuente sin escrúpulos y cuando comienza el juego es soltado a la calle tras haberle dado un adelanto a su familia de 4.800 dólares nuevos en efectivo y una ventaja de 12 horas para empezar a huir. Comienza la huida para Ben, quien tendrá que enviar cada día dos pequeñas cintas de vídeo grabadas al concurso por día para poder seguir jugando; si no envía alguna cinta, no cobrará el dinero ganado, pero la búsqueda para acabar con él tampoco cesará. Ben puede moverse por cualquier parte del mundo para esconderse, situación que se le complica al descubrir que el concurso utiliza información de correos cuando él envía sus cintas para localizarle.

Nadie ha conseguido ganar hasta ahora el gran premio del concurso, porque se les dio caza en poco tiempo. Tras algún día como fugitivo, ya en Boston, se percata de que le persiguen y consigue escapar por las alcantarillas del sótano de un local de YMCA. En el intento acabará inconscientemente con cinco oficiales de policía, lo que le suma 500 dólares. Gracias a un chico negro, Stacey, logra ocultarse en un gueto de la ciudad, donde conocerá al hermano del muchacho, Bradley, quien le llevará a su casa y le ayudará a escapar de la ciudad, donde le habían acorralado. Bradley le descubre un plan del gobierno en el que asegura que les distraen ofreciéndoles televisión gratis (la librevisión) mientras envenenan el aire con la contaminación de las fábricas y, debido a ello, muere cada vez más gente de problemas respiratorios y cáncer de pulmón (en los partes de fallecimiento, los oficiales alegan que la muerte ha sido causa del "asma").

Richards logra salir a Manchester gracias a Bradley, quien, además, ha ideado un sistema en el que Ben le enviará las cintas por correo a él y luego él las enviará por correos al programa desde Boston, para que los dirigentes del concurso sigan creyendo que el fugitivo se encuentra en dicha ciudad. En Portland, Maine, es herido por un policía. Cuando se da cuenta de que no le dará tiempo a enviar sus cintas, ha de enviarlas directamente por correo. Requisa un coche y se lleva a un rehén hacia el aeropuerto. En el aeropuerto, intenta manejar al líder de los cazadores. Tras hablar con Killian, el directivo, es informado de que su esposa e hija fueron brutalmente asesinadas diez días atrás, incluso antes de que hicieran su presentación en el concurso. Secuestra un avión mata a todos sus ocupantes, salvo a Amelia y resulta herido de muerte. Con las fuerzas que le quedan a Richards, apaga el piloto automático del avión y lo fija en un punto: la sede de los concursos de televisión.

Historia de publicación[editar]

Notas[editar]

  1. «The Running Man (1987)». Internet Movie Database. Consultado el 17-05-2009.
  2. «The Running Man». Gamespot. Consultado el 17-05-2009.
  3. King, 1999, front cover and inside page
  4. King, 1996, 3
  5. King, 2002, 69
  6. King, 1996, 3–4
  7. King, 1996, 4

Referencias[editar]

  • King, Stephen (1986). The Bachman Books. New York, New York: Signet. p. 923. ISBN 0-451-14736-7. 
  • King, Stephen (written as Richard Bachman) (1999). The Running Man (Mass market paperback edición). Signet Classic. p. 336. ISBN 0451197968. 
  • King, Stephen (2002). On Writing: A Memoir of the Craft (reprint edición). Simon and Schuster. p. 320. ISBN 0743455967. 
  • King, Stephen (1996). The Importance of Being Bachman (introduction to The Bachman Books).  pp. 10