Educación popular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Educación popular (EP) es una rama de las ciencias sociales, específicamente de la pedagogía, que basa el proceso de aprendizaje de un individuo en la práctica, las experiencias, el razonamiento y el contexto social de ésta. Es decir, el individuo aprende del medio que lo rodea, sin necesariamente, asistir a una institución educativa como tal.

Orígenes[editar]

Aunque el concepto de educación popular nace y se fortalece en los años sesenta, ya existían antecedentes pedagógicos y políticos muy importantes sobre esta corriente de educación. Algunos de los personajes más influyentes son Simón Rodríguez, Ernesto Guevara (El Che Guevara), José Carlos Mariátegui, Lázaro Cárdenas, entre otros, quienes, con sus ideas, fueron la base de esta corriente educativa.

Sin embargo, fue a partir de los pensamientos y las acciones del educador brasileño Paulo Freire (considerado el padre de la educación popular) que ésta corriente educativa empezó a tener gran auge en Latinoamérica y en el mundo.

Freire nació en Recife, Pernambuco, donde cerca de la mitad de la población vivía en condiciones de pobreza, había altas tasas de desempleo, hambre y analfabetismo. Debido a esta situación, centra su trabajo en grupos vulnerables como pueblos indígenas en Latinoamérica y personas de escasos recursos.

Aunque Freire nunca habló propiamente del concepto de educación popular, influyó mucho en su desarrollo. Poco a poco se fue configurando un discurso educativo transformador que se vio reflejado en movimientos sociales posteriores como la Revolución de Cuba en el año 1959, el surgimiento de la Teología de la liberación, la crisis del modelo soviético, el surgimiento de la investigación-acción, la comunicación popular y la redefinición de las ciencias sociales.

Fue hasta la Revolución Sandinista, en Nicaragua, que se comenzó a utilizar, como tal, el concepto de educación popular. Sin embargo, no es un concepto estático, por el contrario, cambia en la medida en que los sujetos políticos participan mediante acciones pedagógicas transformadoras.

Aportaciones de Paulo Freire[editar]

Uno de los principales personajes de esta práctica es el educador brasileño Paulo Freire, quien desarrolló un programa de alfabetización de los oprimidos y divulgó por el mundo sus ideas al respecto. Es un modelo de ruptura en relación muchas veces con las prácticas de resistencia. Además, está íntimamente ligada con la desnaturalización de la realidad y la transformación radical de la sociedad.

Concepción de la escuela según Paulo Freire[editar]

“La escuela es… el lugar donde se hacen amigos, no se trata sólo de edificios, aulas, salas, pizarras, programas, horarios, conceptos… Escuela es sobre todo, gente, gente que trabaja, que estudia, que se alegra, se conoce, se estima. El director es gente, el coordinador es gente, el profesor es gente, el alumno es gente, cada funcionario es gente. Y la escuela será cada vez mejor, en la medida en que cada uno se comporte como compañero, amigo, hermano. Nada de isla donde la gente esté rodeada de cercados por todos los lados. Nada de convivir las personas y que después descubras que no existe amistad con nadie. Nada de ser como el bloque que forman las paredes, indiferente, frío, solo. Importante en la escuela no es sólo estudiar, no es sólo trabajar, es también crear lazos de amistad, es crear un ambiente de camaradería, es convivir, es unirse. Ahora bien, es lógico… que en una escuela así sea fácil estudiar, trabajar, crecer, hacer amigos, educarse, ser feliz”. Paulo Freire

A partir de este poema podemos extraer las diferentes ideas:

  • La comunicación e interacción entre todos los participantes para conseguir libertad humana.
  • Prima la democracia en la escuela enfocada en el alumno a través de una pedagogía práctica.
  • Existe una interrelación entre docente y discente, aprenden y enseñan mutuamente.
  • Su filosofía educativa pretende ponerse en el lugar de los oprimidos.
  • El diálogo es la base de esta metodología.
  • Es de vital importancia el respeto entre las personas.

Metodología de la Educación Popular de Paulo Freire[editar]

Objetivo: cambiar la sociedad gracias a la alfabetización para que los oprimidos se conozcan a sí mismos y se desarrollen socialmente. Además de recuperar su dignidad perdida.

Métodos: el principal método es el diálogo, es decir, lo que más se utiliza son recursos orales. Un diálogo adaptado a cada contexto y a cada individuo, en el que todos participen de una manera activa siguiendo las siguientes fases:

  • Inmersión del educador en la forma de vida, cultura y lenguaje de los educandos. Así el educador empatiza con los educandos y aprendiendo de ellos.
  • Creación de grandes láminas con dibujos que representen escenas de la vida cotidiana de los educandos.
  • Creación de círculos de discusión en los que se van debatiendo sobre lo que se ve en cada lámina. El educador no es pasivo, sino que escucha y va anotando las primeras palabras significativas que surgen, llamadas palabras generadoras.
  • Aprender la escritura de las palabras generadoras diferenciando sus sílabas y así rápidamente van surgiendo nuevos conceptos que van aumentando su grado de abstracción.
  • Discusión y escritura de conceptos abstractos. Llegan de manera natural a la definición antes que a la escritura del propio concepto.
  • Proceso: el proceso de educación popular, que es circular, tiene varias etapas. Estas etapas serían:
    • Concientización: reconocer críticamente la realidad y la propia práctica.
    • Comprender y construir nuevas formas de actuar.
    • Cambiar la práctica con el fin de mejorar la realidad.
    • Actuar sobre la realidad.

La Educación Popular y la Educación Formal[editar]

La Educación Popular se contrapone a la educación formal. Esta última entiende a los participantes del proceso educativo como recipientes que pueden ser llenados de conocimientos. Se caracteriza por ser una práctica autoritaria y de traspaso unilateral de conocimiento, sin reflexión ni crítica. La Educación Popular o liberadora, en cambio, se caracteriza por ser un espacio de diálogo, encuentro y reflexión. A través de la superación de la contradicción educador - educando, nadie educa nadie, sino que todos se autoeducan y generan conocimiento popular y colectivo.

La teoría de la educación popular, creada por Freire, tiene los siguientes puntos:

  • Crítica y dialéctica: Transformar al sujeto a partir de un proceso de educación contextual. Que el oprimido tenga las condiciones para descubrirse y conquistarse reflexivamente, como sujeto de su propio destino histórico.
  • Contexto: La persona siempre es en relación a un contexto social.
  • Método: La utilización de los recursos orales fundamentalmente. Depende del marco de referencia que se utilice. La evaluación también será contextual.
  • Praxis: Toda teoría de la educación popular tiene que tener consecuencias prácticas.

La educación popular tiene numerosos enlaces con la llamada pedagogía crítica y ha sido uno de los pocos movimientos críticos del siglo XX que han resistido los cambios sociales de manera exitosa en el siglo XXI.

En oposición muchas veces a los sistemas educativos oficiales, la educación popular se puede definir como una labor educativa diseñada para fomentar el sentido crítico de sus participantes y para permitir que tomen conciencia de cómo las experiencias personales de un individuo están conectadas con problemas sociales de índole más generalizada. Se intenta dotar de herramientas intelectuales a los participantes para actuar y cambiar la sociedad. Este es el enfoque que podemos relacionar con la pedagogía de P

aulo Freire y algunas corrientes críticas dentro de la pedagogía y la sociología. Podemos relacionar con esta visión de la pedagogía, numerosos movimientos políticos y sociales, como el anarquismo, que a lo largo del siglo XX han inspirado escuelas y modelos teóricos alternativos caracterizados por una horizontalidad que implica una forma de relaciones humanas y educativas que rompen el estilo vertical, criticado por ellos, de la práctica educativa. En esta línea, hay universidades populares, ateneos anarquistas, escuelas no directivas e incluso proyectos profundamente transgresores como la anti-pedagogía de Iván Illich.

Experiencias de la educación popular en el mundo[editar]

La educación popular ha pasado por distintas etapas. Nació en América Latina en los años 50, concretamente en Brasil, un país con graves e injustas desigualdades sociales. En la década de los 60, el objetivo es formar organizaciones que cambien la realidad. En los años setenta se fortalecieron los movimientos populares que comenzaron años anteriores. Durante la siguiente década se profundizó en profesionalizar a los grupos educativos que ya existían. En los inicios de los años noventa la educación popular entró en crisis, criticándose la escasa base pedagógica de sus métodos y técnicas; aunque a mediados de este período se volvería a revalorizar.

Diversos y distintos Movimientos Sociales Latinoamericanos han llevado a cabo experiencias de educación popular dentro de sus prácticas políticas. En México el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a través de las Escuelas Secundarias Rebeldes Autónomas Zapatistas. En Brasil, el Movimiento de los Sin Tierra (MST). En Argentina, la Universidad Trashumante, la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo y los bachilleratos populares -a estos últimos se les ha reconocido, en la mayor parte de los casos, la validez del título [cita requerida]. En Chile, el movimiento nacional de educadores populares MOVER y la Red de Educadores y Educadoras Populares de Santiago.

En la actualidad el continente europeo, que ofrece la mejor tasa de desarrollo humano del mundo, está tratando en Brasil la solución a la exclusión social. Las poblaciones de refugiados, vagabundos, inmigrantes y marginados forman una clase social al margen de los altos estándares europeos. Países como Italia y Finlandia, e incluso fuera del continente como Estados Unidos y Japón están encontrando en la brasileña educación popular el mecanismo más eficaz para incluir justamente a este nuevo público. Es Paulo Freire la inspiración utilizada por italianos, españoles, alemanes, finlandeses, estadounidenses y japoneses para ocuparse de sus oprimidos y realizar con ellos un proceso de alfabetización. Actualmente más de cien países poseen núcleos de estudios, cátedras o institutos que trabajan bajo los oficios de la pedagogía liberadora, desarrollada por el educador.

Para atender la demanda, el Instituto Paulo Freire desarrolló un departamento que trata la expansión de la ideología del pedagogo por todo el mundo. La universidad de Paulo Freire fue creada en el 2000, durante un encuentro de pedagogos realizado en Bolonia (Italia). El coordinador de la universidad, Jason Mafra afirma que la función del departamento es orientar a los estudiosos que se interesan por el instituto. En 2008 fueron inaugurados el Instituto Paulo Freire de Israel y de Sudáfrica.

Bibliografía recomendada y enlaces[editar]

  • Freire, P. (1989) La educación como práctica de la libertad. Madrid, Siglo XXI.
  • Freire, P. (1992) Pedagogía del oprimido. Madrid: Siglo XXI.
  • Cuevas, Bettina. (2000). La libertad categoría: Filosofía- Educación. [en línea] Disponible en: http://derechos.org.ve/unoyotro [2003, 5 de julio]
  • Fuentes la O, M. y Blanco, R. (2001). Pedagogía, apuntes para la asignatura. La Habana.
  • Gómez, J. L. M. (2001). Paulo Freire y su proyecto liberador en un contexto digital: una pedagogía para la liberación. [en línea]. Disponible en: http://usuarios.lycos.es/marccioni [2003, 5 de julio]
  • Rebellato, J.L. (1999). La globalización y el neoliberalismo. Colección Educación Popular. (Pág. 67- 106) (Vol. I). Editorial CAMINOS.
  • Cultura escolar y cultura popular artículo on line en revista de educación del MEC (España)
  • horizontalidad y educación emancipadora artículo on line en web del departamento de filosofía de la UCA-El Salvador
  • Paulo Freire, situación límite y utopía artículo online en web del departamento de filosofía de la UCA-El Salvador

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]