Diego de León

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato del teniente general Diego de León.

Diego de León y Navarrete, Gónzalez de Canales y Valdivia (Córdoba, 30 de marzo de 1807Madrid, 15 de octubre de 1841), I conde Belascoaín, fue un militar español que alcanzó el rango de teniente general. También fue nombrado virrey de Navarra.

Asalto del teniente general Diego de León al Palacio Real de Madrid en 1841.
Fusilamiento del general Diego de León. Grabado del siglo XIX.

Biografía[editar]

Nació el 30 de marzo de 1807. Fueron los padres, Diego Antonio de León, marqués de las Atalayuelas, comendador de Calatrava, gentilhombre de S. M., brigadier coronel del regimiento de Bujalance, y María Teresa Navarrete y Valdivia. En 1822 su padre solicitó y obtuvo una compañía de caballería, cuyo destino de capitán pasó a ocupar Diego de León, habiendo antes costeado como se estilaba, el importe de la montura de la citada compañía, que subió a 160 mil reales. El 20 de diciembre de 1826 fue nombrado ayudante de campo de su tío el marqués de Zambra, comandante general de la guardia real. Obtuvo el grado de coronel de caballería en 1829. El 7 de octubre de 1834 ascendió al empleo de comandante de escuadrón, en el de lanceros.[1]

Solicitó del gobierno salir a campaña, y se le destinó al ejército de operaciones del Norte, donde marchó con su escuadrón el día 7 de diciembre de 1834. Participando en la Primera Guerra Carlista, destacó inmediatamente por su valor y decisión, haciéndose famosa su costumbre de marchar en los ataques al frente de sus lanceros y cargar allí donde el enemigo fuera más numeroso. En Arcos, al mando de un escuadrón de sólo 72 jinetes, se enfrentó a una columna carlista de 14 batallones y 500 caballos, dispersándola hasta que llegaron los refuerzos. Su comportamiento fue tan heroico que su jefe, el general Áldama, ordenó se le impusiera en el mismo campo de batalla la Cruz Laureada de San Fernando. También su triunfo en los campos de Grá, en Cataluña, le valió la gran cruz de Isabel la Católica.[2]

Participó con éxito en la batalla de Mendigorría. Tomó Belascoain en 1838, mérito que le valió el título de Conde de Belascoain y destacó en sus acciones en el Maestrazgo. En octubre de 1838 fue nombrado virrey de Navarra.

En julio de 1839, recibió orden de Espartero de quemar las mieses de la región conocida como «Carasol» de Montejurra, que comprende entre otras, las poblaciones de Allo, Dicastillo y Arellano. Allí se encontraba la despensa de cereal más importante de la que disponían aquel verano los carlistas de Navarra. Esta orden de Espartero era insólita ya que no se había practicado hasta la fecha semejante vandalismo. Lo sembrado aún estaba verde y ardió mal, aun así, como dijo León en su parte, a los campesinos «ya no les iba quedando más que ojos para llorar».[3]

En 1840 fue nombrado Capitán General de Castilla la Nueva.

Inscripción en la tumba de Diego de León, en el Cementerio de San Isidro, Madrid.

Miembro del Partido Moderado, a la caída de la regente María Cristina de Borbón durante el reinado de Isabel II, marchó al exilio en Francia. Más tarde, en 1841, se unió al alzamiento moderado de O'Donnell contra Baldomero Espartero. Intentó el asalto al Palacio Real, pero fracasó.

A algunas leguas de la corte, cerca de Colmenar Viejo, fue detenido por el comandante Laviña, antiguo ayudante de León, conducido a Santo Tomas, entonces cuartel de la Milicia Nacional, sometido a Consejo de Guerra y condenado a muerte.[4]

El regente Espartero fue inflexible rechazando las peticiones de indulto. Desde la prisión fue trasladado al lugar de la ejecución, a las afueras de Madrid. De León, que vestía su uniforme de gala, solicitó permiso al oficial del piquete para mandarle y, una vez leída la sentencia sumarísima, antes de dar él mismo las órdenes reglamentarias, les dijo: «No tembleis, al corazón.» [5] Fue ajusticiado el 15 de octubre de 1841.

Referencias[editar]

  1. Historia de Don Diego de León. Sucesores de Hernando, Arenal, 11. pag. 6.
  2. Historia de Don Diego de León. Sucesores de Hernando, Arenal, 11. pp. 13, 14.
  3. Antonio Pirala, Historia de Guerra Civil. Madrid, 1869. Tomo V. Págs. 390–391.
  4. Historia de Don Diego de León. Sucesores de Hernando, Arenal, 11. pp. 22, 23.
  5. Ovilo y Otero, Manuel, Biografía de Don Diego de León. 1852. lmpr. de D.F.R. del Castillo. pag. 91.

Enlaces externos[editar]