Dakosaurus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Dakosaurus
Rango temporal: 157 Ma-137 Ma
Oxfordiano - Berriasiano (Jurásico Superior - Cretácico Inferior)
Dakosaurus maximus.JPG
Cráneo de D. maximus (SMNS 8203), Staatliches Museum für Naturkunde, Stuttgart
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Subclase: Diapsida
Infraclase: Archosauromorpha
(sin clasif.): Mesoeucrocodylia
Suborden: Thalattosuchia
Familia: Metriorhynchidae
Subfamilia: Geosaurinae
Género: Dakosaurus
von Quenstedt, 1856[1]
Especies
  • D. andiniensis Vignaud & Gasparini, 1996[2]
  • D. maximus (Plieninger, 1846[3] ) von Quenstedt, 1856[1] (Especie tipo)
  • D. nicaeensis Ambayrac, 1913[4]
Sinonimia

Dakosaurus es un género extinto de la familia Metriorhynchidae que vivió durante el Jurásico Superior y el Cretácico Inferior. Era un animal grande, con dientes aserrados en los bordes y comprimidos en ambos lados. El género fue establecido por Friedrich August von Quenstedt en 1856 para un diente aislado llamado Geosaurus maximus por Plieninger. Dakosaurus era un carnívoro que pasaba la mayor parte de su vida, si no toda, en el mar. La extensión de esta adaptación a la vida marina implicaría que posiblemente se apareaba y tenía a sus crías en el agua, pero dado que no se conocen huevos o nidos referidos a Dakosaurus o alguno de sus parientes cercanos, la cuestión de si paría como los delfines y los ictiosaurios o anidaba en las costas como las tortugas es un misterio. Su nombre Dakosaurus significa "lagarto mordedor", y se deriva del griego Dakos- ("morder") y σαῦρος -sauros ("lagarto").

Descubrimiento y especies[editar]

Dakosaurus maximus
Dakosaurus andiniensis

Cuando se descubrieron por primera vez en Alemania dientes aislados de Dakosaurus, se interpretaron erróneamente como pertenecientes al dinosaurio terópodo Megalosaurus.[6] En 1856 von Quenstedt hizo de los dientes del Geosaurus maximus de Plieninger un nuevo género con el nombre Dakosaurus. Él interpretó la etimología del griego dakos como "Biss" [mordida] en 1858 en alemán, añadiendo "denn wenige kommen seinem furchtbaren Gebiss gleich” [pues pocos pueden igualar su terrible conjunto de dientes].[7] Él más tarde dio como significado más preciso de dakos "Beisser" [mordedor] en otra descripción en 1839 en la cual clasificó a Dakosaurus como un dinosaurio.[8]

Especímenes fósiles referibles a Dakosaurus son conocidos de yacimientos del Jurásico tardío de Inglaterra, Francia, Suiza, Alemania,[9] Polonia,[10] Rusia,[11] Argentina,[2] y México.[12] Dientes asignables a Dakosaurus son conocidos de Europa del Oxfordiano.[13] [14]

Especies válidas[editar]

La especie tipo Dakosaurus maximus, nombre que significa "gran lagarto mordedor", es conocida de descubrimientos de fósiles en Europa occidental (Inglaterra, Francia, Suiza y Alemania) del Jurásico tardío (finales del Kimmeridgiense - principios del Titoniano).[9] [15]

Dakosaurus andiniensis, que significa "lagarto mordedor de los Andes", fue descubierto por primera vez en 1987 en la cuenca de Neuquén, un muy rico lecho fosilífero en Argentina. Sin embargo, no fue hasta 1996 que el nombre binomial Dakosaurus andiniensis fue erigido.[2] Dos cráneos recientemente descubiertos indican que D. andiniensis es único entre los metriorrínquidos (la más especializada familia de crocodilianos adaptada a la vida marina) con su cráneo corto y alto (el cual dio lugar al apodo de "Godzilla" con que se le conoce). Esta especie tiene un rango temporal desde el fin del Jurásico hasta principios del Cretácico (Titoniano tardío - Berriasiano inicial).[16]

Dakosaurus nicaeensis fue nombrado en 1913 por Ambayrac, quien lo clasificó erróneamente como un dinosaurio megalosáurido. Esta es la especie tipo del género Aggiosaurus. Buffetaut[17] en 1982 demostró que de hecho era un metriorrínquido, cercanamente relacionado a Dakosaurus, si no era un miembro de este. Como el especímen tipo estaba mal preservado, se le consideraba como un nomen dubium. En 2009, Young y Andrade publicaron una redescripción de Geosaurus, examinando sus relaciones y la validez de las especies compredidas en este género. Su conclusión respecto a Aggiosaurus es que debía ser el sinónimo menor de Dakosaurus.[4]

Especie no nombrada[editar]

Especímenes consistentes en cráneos incompletos de Dakosaurus han sido descubiertos en rocas de edad Kimmeridgiense (Jurásico tardío) de México.[12] [18]

Taxonomía y filogenia[editar]

Espécimen de D. maximus SMNS 82043
Espécimen de D. andiniensis MOZ 6146P

El género Plesiosuchus se ha considerado como sinónimo menor de Dakosaurus,[19] mientras que Dacosaurus es un error de escritura.[5] Recientes análisis filogenéticos sin embargo, no apoyan la monofilia de Dakosaurus,[20] aunque las especies D. maximus y D. andiniensis sí constituyen un grupo natural.[16] [20] [21]

Cladograma según el análisis de Cau y Fanti (2010).[22]

Dakosaurus 

Dakosaurus sp. (México)




D. manselii




D. andiniensis



D. maximus





Cladograma siguiendo el estudio posterior de Young et al. (2011).[23]

Dakosaurus 

D. manselii




Dakosaurus sp. (México)




D. andiniensis



D. maximus





Palaeobiología[editar]

Morfología[editar]

Dakosaurus maximus saltando para atrapar a unos pterosaurios

Todas las especies actualmente conocidas tienen aproximadamente entre cuatro a cinco metros de longitud, lo que comparado a los cocodrilos vivientes, hace que Dakosaurus pueda ser considerado una especie de gran tamaño. Su cuerpo era hidrodinámico para mayor eficiencia en su desplazamiento por el agua, lo que junto a su cola con aleta lo hacía un nadador mucho más eficiente que los actuales cocodrilos.[24]

Glándulas de sal[editar]

Los cráneos incompletos recuperados de la especie mexicana de Dakosaurus preservan una cámara en la que posiblemente se alojaba una desarrollada glándula salina (conocida también en Geosaurus[25] y Metriorhynchus[26] ). Infortunadamente, no hay ninguna evidencia preservada de las glándulas mismas.[12]

División ecológica[editar]

Dakosaurus maximus es una de las varias especies de metriorrínquidos preservadas en la formación Mörnsheim (en la caliza de Solnhofen, principios del Titoniano) de Baviera, Alemania. Cohabitando junto a otras tres especies de esta familia, se ha hipotetizado que debió haber una separación en nichos ecológicos que les permitía a varias especies relacionadas de crocodilianos coexistir. Dakosaurus y Geosaurus giganteus era probablemente los depredadores superiores en esta formación, teniendo ambos grandes cráneos de hocico corto y dientes aserrados. Las otras dos especies (Cricosaurus suevicus y Rhacheosaurus gracilis) y el teleosáurido Steneosaurus debieron haberse alimentado sobre todo de peces.[27]

Del ligeramente más antiguo Nusplingen Plattenkalk (fines del Kimmeridgiense) del sur de Alemania, tanto D. maximus como Cricosaurus suevicus son contemporáneos. Como en Solnhofen, Dakosaurus era el depredador mayor, mientras que C. suevicus era un devorador de peces.[28]

Dakosaurus andiniensis persiguiendo a un Caypullisaurus

Dieta[editar]

Dakosaurus fue el único crocodiliforme marino que evolucionó dientes tanto comprimidos lateralmente como aserrados; no sólo eso, sino que eran mucho más grandes que los de cualquier otro tipo de metriorrínquido.[16] Estas características - las cuales son análogas a los dientes de la moderna orca -, junto a su morfología lo incluyen en el grupo de "cortadores" del análisis de morfolgía dental de Massare (1987) lo que indica que Dakosaurus era un depredador superior.[29]

Las fenestras supratemporales de los cráneos de Dakosaurus[15] deben haber tenido anclados grandes músculos abductores (que se encargan del cierre de las mandíbulas),[30] asegurando así una poderosa mordida. Con sus cráneos de perfil triangular, con dientes aserrados de profundas raíces y una bulbosa sínfisis mandibular (como los pliosaurios), los dakosaurios deben haber sido capaces de alimentarse girando (desgarrando pedazos de carne de sus presas potenciales).[31]

Referencias[editar]

  1. a b Quenstedt FA. 1856. Sonst und Jetzt: Populäre Vortäge über Geologie. Tübingen: Laupp, 131.
  2. a b c Vignaud P, Gasparini ZB. 1996. New Dakosaurus (Crocodylomorpha, Thalattosuchia) from the Upper Jurassic of Argentina. Comptes Rendus de l'Académie des Sciences, Paris, 2 322: 245-250.
  3. Plieninger T. 1846. Prof. Dr. Th. Plieninger hielt nachstehenden vortrag über ein neues Sauriergenus und die Einreihung der Saurier mit flachen, schneidenden Zähnen in eine Familie. Pp. 148-154 in: Zweite Generalversammlung am 1. Mai 1846 zu Tübingen. Württembergische naturwissenschaftliche Jahreshefte 2: 129-183.
  4. a b Young, Mark T., and Marco Brandalise de Andrade, 2009. "What is Geosaurus? Redescription of Geosaurus giganteus (Thalattosuchia: Metriorhynchidae) from the Upper Jurassic of Bayern, Germany." Zoological Journal of the Linnean Society, 157: 551-585.
  5. a b Sauvage HE. 1873. Notes sur les reptiles, fossiles. Bulletin de la Société Géologiques de France, série 3: 365-384.
  6. Quenstedt FA. 1843. Das Flötzgebirge Württembergs: mit besonderer rücksicht auf den Jura. Tübingen: Laupp, 493.
  7. Quenstedt FA. 1858. Der Jura. Tübingen: Laupp, 842 pp.(pgs. 785-786)
  8. Quenstedt FA. 1859. Handbuch der Petrefaktenkunde. Tübingen: Laupp, 1239 pp.
  9. a b Steel R. 1973. Crocodylia. Handbuch der Paläoherpetologie, Teil 16. Stuttgart: Gustav Fischer Verlag,116 pp.
  10. Radwańska U, Radwański A. 2003. The Jurassic crinoid genus Cyclocrinus D’Orbigny, 1850: still an enigma. Acta Geologica Polonica 53 (2003),(4): 301-320.
  11. Ochev VG. 1981. [Marine crocodiles in the Mesozoic of Povolzh'e] Priroda 1981: 103
  12. a b c Buchy M-C, Stinnesbeck W, Frey E, Gonzalez AHG. 2007. First occurrence of the genus Dakosaurus (Crocodyliformes, Thalattosuchia) in the Late Jurassic of Mexico. Bulletin de la Societe Geologique de France 178 (5): 391-397.
  13. BM(NH), Trustees of the. 1983. British Mesozoic Fossils, sixth edition. London: Butler & Tanner Ltd, 209 pp.
  14. Benton MJ, Spencer PS. 1995. Fossil Reptiles of Great Britain. London: Chapman and Hall, 386 pp.
  15. a b Fraas E. 1902. Die Meer-Krocodilier (Thalattosuchia) des oberen Jura unter specieller Berücksichtigung von Dacosaurus und Geosaurus. Paleontographica 49: 1-72.
  16. a b c Gasparini Z, Pol D, Spalletti LA. 2006. An unusual marine crocodyliform from the Jurassic-Cretaceous boundary of Patagonia. Science 311: 70-73.
  17. Buffetaut E. 1982. Aggiosaurus nicaeensis Ambayrac, 1913, from the Upper Jurassic of south-eastern France: A marine crocodilian, not a dinosaur. Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie, Monatshefte (8): 469-475.
  18. Buchy M-C. 2008. New occurrence of the genus Dakosaurus (Reptilia, Thalattosuchia) in the Upper Jurassic of north-eastern Mexico with comments upon skull architecture of Dakosaurus and Geosaurus. Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie, Abhandlungen 249 (1): 1-8.
  19. Owen R. 1884. On the cranial and vertebral characters of the crocodilian genus Plesiosuchus, Owen. Quarterly Journal of Geological Society London 40: 153-159.
  20. a b Young MT. 2007. The evolution and interrelationships of Metriorhynchidae (Crocodyliformes, Thalattosuchia). Journal of Vertebrate Paleontology 27 (3): 170A.
  21. Wilkinson LE, Young MT, Benton MJ. 2008. A new metriorhynchid crocodilian (Mesoeucrocodylia: Thalattosuchia) from the Kimmeridgian (Upper Jurassic) of Wiltshire, UK. Palaeontology 51 (6): 1307-1333.
  22. Andrea Cau; Federico Fanti (2010). «The oldest known metriorhynchid crocodylian from the Middle Jurassic of North-eastern Italy: Neptunidraco ammoniticus gen. et sp. nov.». Gondwana Research in press. doi:10.1016/j.gr.2010.07.007. 
  23. Mark T. Young, Mark A. Bell, Marco Brandalise de Andrade and Stephen L. Brusatte (2011). «Body size estimation and evolution in metriorhynchid crocodylomorphs: implications for species diversification and niche partitioning». Zoological Journal of the Linnean Society 163 (4):  pp. 1199–1216. doi:10.1111/j.1096-3642.2011.00734.x. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1096-3642.2011.00734.x/suppinfo. 
  24. Massare JA. 1988. Swimming capabilities of Mesozoic marine reptiles; implications for method of predation. Paleobiology 14 (2):187-205.
  25. Fernández M, Gasparini Z. 2000. Salt glands in a Tithonian metriorhynchid crocodyliform and their physiological significance. Lethaia 33: 269-276.
  26. Gandola R, Buffetaut E, Monaghan N, Dyke G. 2006. Salt glands in the fossil crocodile Metriorhynchus. Journal of Vertebrate Paleontology 26 (4): 1009-1010.
  27. Andrade MB, Young MT. 2008. High diversity of thalattosuchian crocodylians and the niche partition in the Solnhofen Sea. The 56th Symposium of Vertebrate Palaeontology and Comparative Anatomy
  28. Dietl G, Dietl O, Schweigert G, Hugger R. 2000. Der Nusplinger Plattenkalk (Weißer Jura zeta) - Grabungskampagne 1999.
  29. Massare JA. 1987. Tooth morphology and prey preference of Mesozoic marine reptiles. Journal of Vertebrate Paleontology 7: 121-137.
  30. Holliday CM, Witmer LM. Archosaur adductor chamber evolution: integration of musculoskeletal and topological criteria in jaw muscle homology. Journal of Morphology 268 (6): 457-484.
  31. Martill DM, Taylor MA, Duff KL, Riding JB, Brown PR. 1994. The trophic structure of the biota of the Peterborough Member, Oxford Clay Formation (Jurassic), UK. Journal of the Geological Society, London 151: 173-194.

Enlaces externos[editar]