Día de Santo Tomás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El día de Santo Tomá Apóstol (21 de diciembre) es una de las fiestas importantes del calendario de varias ciudades del País Vasco, como Donostia,[1] Bilbao, Mondragón o Azpeitia. El origen de la fiesta se ubica probablemente en la celebración de un mercado popular coincidiendo con el día de pago de rentas, a pesar de su nombre religioso.

La fiesta en Bilbao[editar]

El Mercado de Santo Tomás se celebra en Bilbao en las plazas del Arenal y Plaza Nueva. En la edición de 2010 se congregaron alrededor de 125.000 personas.[2] La celebración en sí es posterior a la de San Sebastian.

La fiesta en Mondragón[editar]

Historia[editar]

La Feria de Santo Tomás o Santamás es la decana de las fiestas dedicadas a ese santo en el País Vasco.[cita requerida] Hay constancia escrita de celebrarse desde el año 1351, gracias al privilegio otorgado por el rey Pedro I.[cita requerida] La fiesta tiene una duración de tres días, comenzando el día 21 y concluyendo el día 24, aunque el día grande de la Feria es el 22 de diciembre.[cita requerida]

Presentación del cerdo[editar]

El día 21 de diciembre se caracteriza por ser el día de inicio de la feria y presentación del cerdo que será sorteado el día 22. Ese día la fiesta comienza con el lanzamiento de cohetes desde el consistorio. A continuación da inicio el concurso de escaparates que premia a los comercios que mejor representan en ellos el espíritu navideño.[3] Otro de los protagonistas del día es la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Mondragón que sale por las tardes poco antes de la presentación del cerdo en la Herriko Plaza, dónde, al caer la noche, sale el toro de fuego.[cita requerida]

El día Grande[editar]

El día grande de la feria mondragonesa es el 22 de diciembre. La mañana comienza temprano con el disparo de cohetes y la diana de los Txistularis. Poco después en los diferentes lugares se van instalando la Feria de Ganado (Plaza Laubide), la Exposición de Aves (Avenida de Viteri), la Exposición y Concurso de Frutas y Verduras (Plaza Serber Altube) y Exposición y Exhibición de Trabajos Artesanales (Plaza Jokin Zaitegi).

Por otro lado, la gastronomía popular también tiene su sitio y en la Herriko Plaza suele haber degustación de sidra de productores locales como es el caso de los productores del vecino municipio alavés de Aramaiona, los talos y las chistorras.

Los Santamasak de Mondragón también suelen ser un bonito lugar para disfrutar de los deportes rurales vascos, ya que hasta Mondragón suelen acercarse aizkolaris, harrijasotzailes o pelotaris de renombre.[cita requerida]

Los bailes y folklore vascos también tienen una importante representación. Por las calles de Mondragón pasean todos los años los joaldun de Ituren quienes con sus cencerros y rabos de caballo espantan a los malos espíritus. También son destacados los bailes populares como la Txerri Dantza (o baile del cerdo) y el Baile de la Era de Estella. Muchos de los habitantes y visitantes que acuden ese día a Mondragón, pueden degustar, además, de una Comida Popular, para ir bien comidos al sorteo popular del cerdo.

Visita de Txoronpio y Txoronpia[editar]

Las fiestas de Santo Tomás de Mondragón continúan el día 23 con conciertos en Amaia Antzokia y concluyen en día 24 con la visita de Txoronpio y Txoronpia que,desde la los 80 del siglo XX, recorren todo el pueblo para recoger las cartas que los niños han escrito a Olentzero.[cita requerida] Anteriormente la función de correo la realizaba Bizarzuri, que era el encargado de recoger las cartas de los Reyes Magos.

Al anochecer del día 24 Olentzero visita Mondragón acompañado de baserritarras y es despedido en la Herriko Plaza con la Mutil dantza y la Herri dantza. Desde el año 1930[4] hay constancia de la presencia de ese personaje en las tradiciones navideñas de Mondragón.

Canto de Txerri Dantza[editar]

La Txerri dantza de Mondragón va acompañado por el siguiente texto:[cita requerida]

Gizendu jaku txarrixa
saltoka dabil herrixa
aintxinako iturrixa
umore barri barrixa
Talua arto uruna
eta baserriko lanak
erakusten bagabiltz baña
lekutan daz horreik danak
Sasoi bateko ohitturak
etortzen jaku gogorua
tertulian egoteko
bazan nahikua denpora
Orduko erromerixan
dantza suelto eta ardau
haxe zan jaixa sanua
oin barriz dana libre dau

La fiesta en San Sebastián[editar]

La fiesta data de mediados del Siglo XIX, cuando la mayor parte de los terrenos eran cultivados por arrendatarios que transmitían de generación en generación su situación jurídica. El pago de las rentas del terreno solía hacerse en San Martín, aunque solía retrasarse hasta Santo Tomás.

En esas fechas, los baserritarras o caseros, que bajaban a San Sebastián a pagar las rentas, aprovechaban para adquirir productos de los que no disponían en los pueblos y a su vez, vender mercancías en la ciudad, surgiendo así la Feria de Santo Tomás, celebrada inicialmente en la Plaza de la Constitución.[5]

Día de feria[editar]

Con el tiempo, la costumbre evolucionó hasta transformarse en tradición. Y hoy es ya una feria del campo en la que hay tanto de exhibición, como venta y concurso de productos. Es tradicional también, la rifa de un gran cerdo vivo, que se exhibe durante todo el día en el recinto de la feria. Además de la feria del campo "santomasina", sorprende la costumbre de los bocadillos de chistorra (una especie de bocadillo de chorizo).

Talo y chistorra[editar]

El 21 de diciembre proliferan en la Parte Vieja de San Sebastián los puestecitos callejeros en los que se venden estos bocadillos. Los innumerables bares de ésa parte de la ciudad, ofrecen también al público bocadillos de chistorra que la gente devora con fruición. La Parte Vieja donostiarra huele durante todo el día a chistorra frita y talo. La costumbre al parecer, está conectada con las necesidades alimentarias de los caseros el día de feria.

Los puestos en cuestión suelen estar colocados en lugares como la Plaza Gipuzkoa, o la Plaza de la Constitución de la ciudad. Los puestos suelen estar atendidos por organizaciones, o grupos de escolares.

La chistorra es un tipo de chorizo fresco, delgado y sin curar elaborado probablemente en su origen con los restos más feos de una matanza que, en Guipúzcoa, quizá por razones climáticas o económicas, se realiza poco antes de la llegada del invierno.

En los últimos años de la dictadura comenzó a arraigar la costumbre de comer la chistora con "talo" en vez de con pan blanco. El talo es una especie de torta de harina de maíz y agua, sin levadura, cocida a la plancha, que se utiliza en vez del pan para acompañar la chistorra. Desde aquellos años, el talo se ha impuesto en la festividad como reivindicación de la mayor pureza de la tradición.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]