Chaleco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Chaleco tradicional.

El chaleco es una prenda de vestir sin mangas que cubre el torso.

Orígenes[editar]

Según Elvira González Asenso el chaleco deriva de la chupa, prenda militar del siglo XVIII que iba sobre la camisa y bajo la casaca.[1]

poseía mangas y era ligeramente ajustada. Con el tiempo fue perdiendo dichas mangas y, con la Revolución Industrial,  pudo confeccionarse en serie utilizando otros tejidos, lo que la sacó de la indumentaria militar popularizándola.

En el siglo XIX el chaleco era parte integrante del traje; pero su diversificación permitió convertirla en una simple prenda de abrigo masculina, sin perder su condición de ir bajo otra, caso de la americana o saco.

Finalmente, a finales del siglo XX, estilos de vestir como el geek cool utilizan el chaleco sin ninguna otra prenda encima.

Composición[editar]

En el caso del chaleco de vestir su composición puede ser la misma que la de su levita o saco, es decir, lana fría o mezclas de lana y poliéster, la poliamida no suele emplearse tanto. Sin embargo, esta condición no es necesaria y muchos chalecos de ceremonia posee un tejido en nada parecida al saco que acompañan. Puede ser de un solo color, con dibujos de distintos tipos o de un color con ribete, también llamado cordoncillo.

Los chalecos pensados para abrigar y lucirse bajo otras prendas acostumbran a estar confeccionados en lana; pero hilado en punto de cerrojillo o lana shetland. El estilo geek cool suele utilizar estos mismo chalecos.

Cazador en Zambia portando chaleco de varios bolsillos.

Composición muy diferente lucen los chalecos de caza. En estos casos pueden ser de algodón, cuero o alcántara, también sucedáneo de la misma. Además su corte incluye bolsillos de distintos tipos y dimensiones para por tar cartuchos, balas, miras telescópicas, cargadores, etc.

Un caso similar al anterior es el chaleco de fotógrafo que no tiene por qué ser exclusivo de esta profesión. En este caso el corte no incluye varios pequeños compartimentos para la munición y sí bolsillos grandes con tapeta que se pueden cerrar utilizando botones, automáticos o incluso cremalleras, con el fin de poder llevar en ellos pizas grandes y delicadas con cierta seguridad.

En el siglo XX, tras la invención de las fibras supertenaces, comenzó la confección de chalecos antibalas y antifragmentos, muchos de los cuales, seguían los mismos patrones de cualquier otro chaleco de vestir; posteriormente la inclusión de placas de acero y otros materiales los distanció mucho tanto en corte como en confección.

Totalmente sintéticos son los chalecos salvavidas y los jacket de buceo. Los primeros cuentan con varios materiales y métodos de flotabilidad positiva como la espuma, que contiene una especie de bolsas rellena de espuma que son las que otorgan la capacidad de flote, y el aire comprimido, que infla el chaleco tras accionar la anilla de pequeñas botellas incorporadas al mismo. Los jacket por su parte, son totalmente sintéticos y cuentan con al menos dos mecanismos hinchables, desde la botella y por boquilla.

Usos[editar]

El chaleco resulta una prenda imprescindible en indumentarias de gala como sería el chaqué,[2] el frac[3] y el traje de novio[4] y en los trajes de calle puede lucirse o no, pudiendo ser este diferente a la americana o igual, estilo diplomático o de ojo de perdiz por poner dos ejemplos.

Resulta de gran utilidad para determinadas actividades como la caza, para llevar munición fácilmente extraíble, o la fotografía, para tener a mano carretes, tarjetas de memoria, baterías, tapas e incluso objetivos.

En muchos ejércitos se entregan como equipo normalizado, especialmente el chaleco antifragmentos. Sobre todo desde que una investigación del ejército estadounidenses advirtiera que la mayoría de las heridas se producen en la cabeza y el tronco de los soldados.

En el caso de los chalecos para el agua, los jacket de buceo han terminado casi desplazando a los antiguos collarines por ser mucho más cómodos, poder ir equipados con lastre, no necesitar botellitas de aire comprimido que deban revisarse con periodicidad y poseer bolsillos.

Etimología[editar]

La palabra viene del árabe, yalika y a su vez de la alteración del turco, yalak.

Referencias[editar]

  1. Citado por Kalión, moda hombre y ceremonia, Orígenes del frac, 13/6/2011, última visita 12/7/2011
  2. Kalión, moda hombre y ceremonia, Composición del chaqué, última visita 12/7/2011
  3. Protocolo.org, El frac. Historia. Prendas que lo componen. Cómo y cuándo se viste, última visita 13/1/2011
  4. Kalión, moda hombre y ceremonia, el traje de novio, última visita el 20/7/2011

Enlaces externos[editar]