Cerro del Topo Chico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cerro del Topo Chico.
Cerro del Topo Chico.jpg
Tipo Cerro
País Flag of Mexico.svg México
Coordenadas 25°46′08″N 100°20′46″O / 25.768991666667, -100.34622222222Coordenadas: 25°46′08″N 100°20′46″O / 25.768991666667, -100.34622222222
Altitud 1175 msnm
Cordillera Sierra Madre Oriental
[editar datos en Wikidata ]

El Cerro del Topo es un afloramiento rocoso de la era Mesozoica, del Cretácico inferior, que está constituida por piedras calizas y debe su forma redondeada a la última glaciación hace catorce mil años.

Ubicación[editar]

El Cerro del Topo Chico se ubica al oeste del municipio de General Escobedo en el límite con el municipio de Monterrey y San Nicolás de los Garza en el estado mexicano de Nuevo León. Tiene una altitud de 1175 msnm

Mitos[editar]

Se dice que es un volcán inactivo por las aguas termales y minerales que brotan de sus diferentes manantiales. Algunos dicen que es un "Volcán de aire" porque hay un hueco por donde sale viento, sin embargo se desconoce si la fuente de ese viento son cuevas o grietas por donde se filtra para luego salir por ese hueco. Cabe mencionar que estas teorías no están comprobadas y solo se puede mencionar a ciencia cierta que es un Cerro o una Montaña.

Se han encontrado fósiles de animales marinos que se encuentran expuestos en el Museo Histórico Escobedo en General Escobedo, Nuevo León.

Aunque no se puede considerar un volcán porque su formación es de origen sedimentario de piedra caliza.

Leyendas[editar]

La Princesa y el Topo[editar]

Esta es la leyenda que habla de las virtudes del agua que ha dado su nombre, desde 1895, a una de las bebidas de mayor fama de todo México: el Agua Mineral Topo Chico. Existió una bella Princesa azteca que padecía una terrible enfermedad, tan extraña que ninguno de los médicos de su padre, Moctezuma I Ilhuicamina, sucesor en 1440 del rey Itzcóatl, había podido curar.

Desesperado, el Rey recurrió a los sacerdotes más ancianos del reino para encontrar un remedio para su bella hija. Ellos le informaron que, según las historias de los eternos viajeros, existía en tierras muy lejanas, rumbo al norte, un extraño y escondido manantial cuyas aguas brotaban a altas temperaturas, aguas que bastaba tomarlas o bañarse en ellas para recuperar el vigor, la alegría, la fuerza y la salud.

Animado por esta noticia, Moctezuma I ordenó que organizaran una expedición para llevar de inmediato a su hija hasta el asombroso manantial. Tras recorrer largos y escabrosos caminos, la expedición llegó con la Princesa a un fértil valle flanqueado por montañas. Hacia el oriente vieron una original montaña con la forma de cara de mujer (ahora Cerro de la Silla) y también encontraron una loma con forma de topo, en cuyas laderas brotaba el manantial prodigioso.

Después de permanecer un tiempo en el lugar, tomando baños y bebiendo de las aguas del manantial, la hija de Moctezuma, sus sacerdotes, caudillos y caciques regresaron a tierras del Anáhuac optimistas, fuertes, alegres y sanos. La noticia sobre la recuperación de la Princesa se extendió por todo el reino y pasó de generación en generación hasta nuestros días.

Historia[editar]

Antecedentes Precoloniales[editar]

Pocos estudios se han hecho de los antiguos pobladores del cerro del Topo Chico, o casi ninguno pues a decir de los historiadores carece de importancia (o se lo dejan a los antropólogos)sin embargo para el tema que nos ocupa es de mucha importancia. Es un hecho que los que registraron a estos pobladores no sentían ningún aprecio por ellos, ni siquiera los trataron de conocer sino solo de destruir, no era la mentalidad del español venido a estas tierras, no quedó vestigio alguno, excepto aquellos que escaparon de la mano de los colonizadores, los colonizadores “no pudieron entender” esas etnias, mas bien no las quisieron ni entender, mucho menos convivir con ellas, los consideraron infrahumanos.( o algo; así oír letra del poeta Ricardo Arjona, Las Carabelas)..\Carlos\musica\Artist – CARABELAS RICARDO ARJONA.mp3 Quien los clasificó, los llamó chichimecas, linaje de perros en idioma náhuatl, otros les apodaron vocablos para distinguir tal o cual cualidad, distintivo a la vista, rayas, pintas collares, etc. Tan solo los eliminaron y los que no se dejaron los esclavizaron, costumbre de la época. En fin creo que por el cerro del Topo Chico solo sirvió de corredor de paso para los antiguos pobladores que transitaban por sus faldas, pues es poca la posibilidad de que allí encontraran, casa vestido o sustento.

Antecedentes Coloniales[editar]

Llegada de europeos a tierras neoleonesas. Alvar Núñez Cabeza de Vaca, es uno de los hombres a quien se tiene registrado en la historia, como el primer navegante explorador que arribó, junto con sus compañeros en 1535, a tierras de lo que hoy llamamos estado de Nuevo León. Es admirable hoy en día la proeza de ubicación y de dejar registrado los lugares que exploró, tomando en cuenta el uso de la tecnología de esa época; lo que merece un capitulo aparte. Las siguientes incursiones fueron por Fray Andrés de Olmos quien arribó en 1544; Andrés de Ocampo, en 1552; Fray Pedro de Espinadera, a finales de 1560 y Alberto del Canto, en 1577. Es obvio pensar que ellos, los que llegaron después de Núñez Cabeza de Vaca leyeron sus apuntes, pues les interesó viajar a estos lugares. Destaca entre éstos la llegada de Alberto del Canto. Pues llegó para quedarse. Fundador de algunas de las villas de la entidad. Valle de la Extremadura. Fundación de Monterrey como asentamiento dentro de la historia de Nuevo León se marca el año de 1577 como el año del descubrimiento oficial de sus tierras, por el capitán Alberto del Canto. Del Canto venía comisionado por el Gobernador Martín López de Ibarra, para el descubrimiento y la conquista de algunas tierras. Primero fundó la Villa de Santiago de Saltillo, y después avanzó hacia el noreste. A su llegada a tierras neoleonesas Del Canto encontró un valle, al que por iniciativa propia, llamó Valle de la Extremadura. En este valle estableció el pueblo de Santa Lucía, hecho que se tomó como la primera fundación de Monterrey como asentamiento. Para los españoles que descubrían lugares con condiciones propicias para el desarrollo humano, y todo lo que con lleva, aún con doce familias y con un puñado de nuevos pobladores, ya le llamaban “ciudad”, sin saber su futuro. Muchos fueron los lugares que después quedaban despoblados. Durante su recorrido dentro del territorio neoleonés encontró las minas de Trinidad y las de San Gregorio. Estas últimas nombradas así en alusión a San Gregorio de Mazapil, lugar de donde provenía Del Canto y sus compañeros. Luís Carvajal y de la Cueva, Viaje de Conquista. Los reyes de España ya estaban decididos a no pagar mas viajes de exploración; pero daban la libertad al que quisiera hacerlo. Siempre y cuando lo hiciera por su cuenta y con sus propios fondos. Claro bajo las condiciones que todos sabemos, que la riqueza y el comercio sería del reino de España. Luís de Carvajal y de la Cueva viajó a España y negoció con el rey Felipe II, la conquista, pacificación (aunque solo quedaba en dicho pues nunca hicieron relaciones amistosas o de respeto con la nación indígena) y población de lo que se llamaría Nuevo Reino de León. Esta negociación quedó inscrita en un documento firmado en Toledo, con fecha de 31 de mayo de 1579, donde se le estipulaba a Carvajal los límites hasta los cuales podía llegar (doscientas leguas tierra adentro, alrededor de mil kilómetros). Extensión limítrofe del Nuevo Reino de León Carvajal viajaría para conquistar esa gran extensión de tierra. Los límites de lo que sería el Nuevo Reino de León abarcaban desde el puerto de Tampico hasta los límites de la Nueva Galicia, y de ahí todo hacia el norte. Es decir, tierra adentro, doscientas leguas de latitud por doscientas de longitud, sería la extensión del Nuevo Reino de León. (Legua, unidad itineraria de longitud utilizada en España y en algunos países de Latinoamérica. Su valor varía entre los 4.000 y los 5.600 metros, dependiendo del país. En Venezuela equivale a unos 5.575 m, en España a unos 5.572, en Argentina a 5.200, en Colombia a 5.000, en Chile a 4.510 y en México una legua tiene 4.190 metros.)Lo que sería algo así como un cuadrado de 0chocientos trienta y ocho kilómetros. El viaje Carvajal y sus compañeros embarcaron en la Nueva España, en junio de 1580, el barco “Santa Catarina”, propiedad de Carvajal, en una flota adjunta, los acompañaba en el viaje el Virrey Lorenzo Suárez de Mendoza, Conde de la Coruña, quien se separó de ellos en Veracruz, el resto de la tripulación continuó el viaje hasta el puerto de Tampico, donde anclaron el 25 de agosto. La llegada al Nuevo Reino de León Las expectativas de todos los navegantes a bordo del “Santa Catrina” cambiaron cuando al pisar las tierras tan esperadas, la desilusión los abordó, y las recriminaciones para Carvajal no cesaron. Los siguientes cuatro meses de 1580, Carvajal pasó largas temporadas en los pueblos del sur: Tamapache, Temotela, Xalpa y Sichú, en cumplimiento de las Encomiendas establecidas con los reyes de España. Para después llegar a tierras del Nuevo Reino de León y fundar la ciudad de León en 1582, con características muy portuguesas tales como casas con fachada blanca y calles rectas y perpendiculares. Pero cuando Don Diego De Montemayor llega a estas tierras el Cerro del Topo Chico ya tiene ese nombre por lo tanto cualquiera de los que llegaron con anterioridad le bautizó así. Y aparece en el acta de fundación de Monterrey (tristemente hoy desaparecida) al mencionar los límites del ejido “…y mas le doy de ejido una legua en redondo,… y le señalo desde la ciudad para arriba de lo que se dice del Río de Santa Catarina sacado del dicho río para las labores del Topo…” será que su nombre se deba a la forma largada y boluda que asemeja al topo, mamífero insectívoro que vive debajo de la tierra, en túneles que construye con sus garras y que puede llegar daños a la agricultura, sin embargo parece irónico pues por el dicho cerro ni siquiera esos animalitos existen ya. Pues bien el cerro tiene su origen en la era del Cretácico Inferior, y hay quien cree que es un volcán pero eso no es así, se formó hace alrededor de 140 millones de años, su formación es rocosa, fundamentalmente de gruesas capas de piedra caliza, lutita y alguna mina de cristales de cuarzo que reportó el Sr. Joel Sampayo. El suelo es muy delgado que presenta formaciones calichosas duras, en el subsuelo somero con alto grado de erosión, por su relieve muy inclinado y abrupto. En su falda pasa el Arroyo San Martín, que viene desde un lugar cercano a Monclava Coah. Y el Arroyo Topo Chico, grandes y extensas cascadas se forman durante la temporada de lluvias, que siguen aguas abajo, y que por la urbanización que hoy en día existe es peligrosa en las inundaciones repentinas. Brotan varios ojos de agua, por lo menos tres de ellos son de aguas termales, que le han dado fama de aguas curativas, desde hace muchos años, los soldados invasores del ejercito estadounidense, y porque hago referencia a esa nota pues por que los soldados mexicanos no dejaron algo escrito quizá por la falta de costumbre de escribir o por algo mas triste por la falta de escolaridad. Lo describen como un bello lugar para reposar y curar las heridas de la piel. En el rancho San Martín, ubicado en lo que hoy corresponde al municipio de Escobedo existió un ojo de aguas termales. Tal vez por estos ojos de aguas sulfurosas la gente diga que el cerro es un volcán pero eso no es cierto. La altura máxima del cerro es de 1180 metros sobre el nivel del mar, abarcando 100 hectáreas de terreno; la vegetación que predomina es matorral submontano, en el que se distinguen ocotillo, retama, huisache, chaparro prieto, entre otros. La fauna aunque muy escasa todavía se puede encontrar. Especies tales como la tortuga de tierra, armadillo, aguililla roja y los roedores típicos; su clima es seco muy cálido y seco con precipitación anual de 400 a 500 mm. De lluvia. El uso agrícola ganadero y forestal es nulo, y la minería sólo extrae fosforita de unas insipientes minas en la parte sur del cerro. Por muchos años se explotó la extracción de piedra y mármol, materiales con los que se construyó el Hotel Mármol que hoy en día son oficinas de la embotelladora Topo Chico. El cerro sirve de límites a los municipios de Monterrey, Escobedo y San Nicolás de los Garza y su silueta esta representada en los escudos de estos dos últimos. En la actualidad el cerro está tan urbanizado que el daño que se le provocó es irreversible a pesar que la SEMARNAF lo tiene como área protegida. Ha sido una comunidad privilegiada, es de las que tienen mas de cuatrocientos años de fundadas, pues sus habitantes la han hecho progresar a base de mucho trabajo y esfuerzo.


Otros cerros[editar]

Algunas otras montañas o elevaciones de la zona son: el Cerro de la Silla el Cerro de las Mitras, la Sierra Madre Oriental y su Cerro de Chipinque -con la famosa figura en forma de "M"-, Cerro del Obispado, Cerro de la Loma Larga, Sierra Pico de San Miguel y La Huasteca.


Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]