Cerdo ibérico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cerdos Ibéricos adultos en una dehesa, en Salamanca (España).
BEHER "Bellota Oro", jamón procedente de cerdo ibérico, fue elegido "Mejor jamón del mundo" en la IFFA Delicat 2007 y 2010.

El cerdo ibérico son las razas y variedades porcinas pertenecientes al llamado "tronco ibérico", predominante en la península Ibérica. Hay variedades negras y coloradas, así como lampiñas o con pelo. Son animales muy apreciados en el sector alimentario para la producción de jamón ibérico y todo tipo de embutidos. Más recientemente, y debido a la demanda de los últimos años, se ha comenzado a comercializar también la carne de cerdo Ibérico fresca (p.e. el secreto Ibérico).

Orígenes y expansión[editar]

A pesar de que no existen datos suficientes para elaborar un claro árbol genealógico del actual cerdo ibérico, la gran mayoría de autores y zoólogos coinciden al menos en tres subespecies madres perfectamente distinguidas, bien por su hábitat, bien por su morfología:

A partir de las agrupaciones y los apareamientos que fueron sucediéndose, bien por necesidades del hombre o bien por la propia naturaleza del cerdo, las razas ibéricas propiamente dichas se extendieron por el litoral mediterráneo y las costas africanas, asentándose en el sur peninsular, en especial en el suroeste, y ocupando aquellas zonas en las que predominan las dehesas (con sus milenarias encinas, los alcornocales, robledales y también castaños y algarrobos), que tan caras y apreciadas son en la actualidad para el cerdo ibérico, sus criadores, sus cuidadores, industriales y, cómo no, el consumidor de sus productos elaborado. Estas zonas del suroeste peninsular son las comarcas de Andalucía occidental, Extremadura y Salamanca, en España, y el Algarve y Alentejo en Portugal.

Características[editar]

[[Archivo:porcino Iberico Los Valhondos Pelayos Salamanca.jpg|thumb|250px|Un cerdo ibérico recién nacido puede ser de color rosado.]] Características comunes siempre que hablemos de animales puros:

Se trata de cerdos rústicos, alimentados desde el destete hasta el comienzo de la ceba (unos 110 kg) con piensos compuestos y terminados de engordar (hasta los 160 kg que se sacrifican) en el periodo de montanera (de octubre a enero) con bellotas. Tienen una elevada capacidad para aprovechar los recursos de la dehesa (régimen extensivo). No suelen ser muy prolíficas las hembras en el parto (una media de 4 a 6 lechones por camada). Escaso nivel de ganancia media diaria y elevada capacidad de engrasamiento debido a su precocidad. Elevada rusticidad y excelentes andarines.

Son cerdos magníficamente adaptados al especial ecosistema de la dehesa. El cerdo ibérico se caracteriza por sus capas coloreadas, su hocico alargado, sus orejas en visera y sus altas extremidades, que le posibilitan el pastoreo y lo cualifican como un excelente andarín.

Burbuja[editar]

La llamada "burbuja del jamón" se produjo en los últimos años, ante la enorme demanda de productos ibéricos. Aunque se aprobó una ley más laxa que permitía la entrada en el mercado ibérico de cerdo blanco, no se llegaba a cubrir la demanda. Eso provocó que hasta el 30% de los productos etiquetados como "ibéricos" realmente no lo fueran.

Variedades[editar]

Existen seis variedades, de las que tres están en peligro de extinción[1]

Variedades negras[editar]

  • Negro lampiño (sin pelo)
  • Negro entrepelado

Variedades coloradas[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]