Cara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cara
MonaLisa sfumato.jpeg
La cara de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci. Una de las caras más conocidas en el mundo.
Latín [TA]: facies
TA A01.1.00.006
Enlaces externos
MeSH face

La cara (también rostro y faz) es la parte frontal de la cabeza, en los humanos la parte anteroinferior, desde las cejas a la barbilla, están incluidos cejas, ojos, nariz, mejilla, boca, labios, dientes, piel y barbilla.

Los tejidos blandos de la cara expresan las emociones del individuo, por la acción de los músculos de la mímica. Asimismo, la apariencia facial es un elemento esencial de la identidad de cada ser humano.

Sobre la dura superficie de los huesos se implantan más de treinta pares de músculos, de diversas formas y funciones, gruesos y fuertes, como el masetero, otros son finos y pequeños como el que eleva la comisura de los labios y el que dilata el ala de la nariz, entre otros.

De los cinco órganos de los sentidos, cuatro están en la cabeza, y más específicamente en la cara; la vista, el oído, el olfato y el gusto. Aunque el quinto sentido, el tacto, también está ampliamente representado, con una zona de altísima sensibilidad en los labios.

Huesos de la cara[editar]

La cara y sus huesos se encuentran soldados por delante y por debajo al macizo óseo del cráneo. Se divide en dos segmentos, el maxilar superior y el inferior, que delimitan por delante y en el centro la cavidad bucal.

El maxilar es un complejo de dos huesos fijos (maxilas), soldado a la base del cráneo y que no se mueve sino cuando lo hace la cabeza.[1] Las dos mitades del maxilar superior están soldadas en la línea media y completadas por detrás por otros varios huesos pequeños. Juntos forman un macizo óseo irregular, contorneado por cavidades profundas que alojan la parte inicial del tubo digestivo y de las vías aéreas, el aparato gustativo, el sistema olfativo en la parte central, y por arriba parte de los órganos de la visión.[2]

La mandíbula luce como un sólo hueso móvil, aunque es la unión de dos huesos que se unen en la línea media con la sínfisis mentoniana. Se articula con el maxilar por medio de la articulación temporomandibular que permite ejecutar los variados movimientos aplicados a la función masticatoria.

Referencias[editar]

  1. Béclard, Jules-Auguste (1869). Tratado elemental de fisiologia humana que comprende las principales nociones de la Fisiologia comparada. Carlos Bailly-Baillière, digitalizado por la Universidad Complutense de Madrid el 27 de septiembre de 2010. p. 54. ISBN 9500651467. 
  2. Bouchet, Alain; Jacques Cuilleret (1985). Cara, cabeza, órganos de los sentidos. Editorial Médica Panamericana. p. 7. ISBN 9500651467. 

Enlaces externos[editar]