Párpado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Párpados
MosaicoPárpado.jpg
Párpado del ojo izquierdo; imagen en el medio: Párpado izquierdo cubriendo el ojo, ojo cerrado.
Latín [TA]: palpebrae
TA A15.2.07.024
Arteria Arteria lagrimal, arterias palpebrales mediales
Enlaces externos
Gray Tema #227 1025
MeSH Eyelids
[editar datos en Wikidata]

El párpado es un pliegue de piel par (superior e inferior) y músculo-mucoso móvil que cubre a los ojos. Está compuesto por la membrana conjuntiva palpebral, en contacto con el globo ocular; el tarso (el “esqueleto” del ojo), una capa de notable espesor pero flexible; el músculo orbicular, que le da su movilidad; y la piel exterior. Su función es la protección del ojo y la humectación del mismo mediante las secreciones lagrimales. Por otra parte, el reflejo del parpadeo protege al ojo de cuerpos extraños.

Etimología[editar]

La palabra párpado viene del supuesto término en latín vulgar palpetrum, proveniente del latín palpebra, de donde viene pálpebra. Esta palabra está compuesta por el verbo palpare, palpar o palpitar, y el sufijo brum-bra equivalente a fero que indica "llevar", (al igual que Vértebra ó Cerebro).[1]

Anatomía[editar]

En el interior del tarso se encuentran las glándulas de Meibomio, de forma alargada, que ocupan toda la altura del párpado. Hay entre 30 y 40 de estas glándulas en el párpado superior. Secretan una sustancia grasa que sirve para lubricar el deslizamiento del párpado. En el párpado también se encuentran glándulas de Zeiss (sebáceas) y glándulas de Moll (sudoríparas) aunque son diferentes de las que aparecen en el resto del cuerpo.

Además, entre la conjuntiva y el tarso se encuentran las glándulas lagrimales de Krause y Wolfring y en el borde libre de cada párpado se encuentran dos o tres filas de pelos pequeños, las pestañas, cada una con sus respectivas glándulas ciliar, sudorípara y sebácea.

Patologías[editar]

  • La inflamación de estas glándulas pueden producir:
Orzuelo.
  1. Orzuelo: infección de alguna glándula de zeiss o de glándula de moll, se presenta como un edema del párpado, con hinchazón y purulencia.
  2. Chalazión: es el resultado de la inflamación crónica de una glándula de Meibomio provocando la retención de la segregación sebácea.
  • Párpado caído: Se denomina párpado caído o Ptosis palpebral a la caída excesiva de los párpados superiores. Esta afección se presenta generalmente con el envejecimiento, aunque en otras ocasiones puede ser el resultado de un defecto congénito o de una lesión o enfermedad, por ejemplo puede ser síntoma de enfermedad mitocondrial o de Síndrome de Ehlers-Danlos y Síndrome de hiperlaxitud articular. Puede presentarse en uno o en ambos párpados. Esta afección es causada por una debilidad del músculo orbicular, responsable de levantar el párpado superior. Generalmente, esta debilidad es causada por daños en los nervios que controlan este músculo o por excesiva flacidez de la piel que rodea los párpados superiores.
  • Son frecuentes, y en general poco graves, las mioquimias palpebrales, una simple contracción de la fibra muscular del párpado, que producen un pequeño pero molesto temblor.[2]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. «Etimología de Párpado». Diccionario etimológico [1]
  2. Rodríguez-Ponga, Alfonso (29 de noviembre de 2011). «El parpadeo involuntario del párpado» (en español). ERSARP.