Audición

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La audición constituye los procesos psico-fisiológicos que proporcionan al ser humano la capacidad de oír.

Sonido[editar]

El sonido es la característica del medio molecular en que se encuentra el individuo. Una de las principales características que debe tener el sonido, para ser audible por el humano, es que su frecuencia se mantenga entre los 20 y 20000 Hz.[1] Otra de las características que posee el sonido es la amplitud que se relaciona psicológicamente con la sonoridad. Dado que el número de sonidos diferentes que puede oír el ser humano es muy grande se utiliza una escala logarítmica de presiones llamada de decibeles que abrevia la inmensidad de valores posibles.

Percepción[editar]

La audición es la percepción de las ondas sonoras que se propagan por el espacio, en primer lugar, por nuestras orejas, que las transmiten por los conductos auditivos externos hasta que chocan con el tímpano, haciéndolo vibrar. Estas vibraciones generan movimientos oscilantes en la cadena de huesecillos del oído medio (martillo, yunque y estribo), los que son conducidos hasta el perilinfa del caracol. Aquí las ondas mueven los cilios de las células nerviosas del Órgano de Corti que, a su vez, estimulan las terminaciones nerviosas del nervio auditivo. O sea, en el Órgano de Corti las vibraciones se transforman en impulsos nerviosos, los que son conducidos, finalmente, a la corteza cerebral, en donde se interpretan como sensaciones auditivas. Como también se puede mandar al cerebro para dar la señal de los sonidos que generan las ondas sonoras.

Proceso de la audición humana[editar]

Más allá de las ondas sonoras (física del sonido), el proceso de la audición humana implica procesos fisiológicos, derivados de la estimulación de los órganos de la audición, y procesos psicológicos, derivados del acto consciente de escuchar un sonido.

El oído capta los sonidos de la siguiente manera:

La oreja capta las ondas sonoras que se transmiten a través del conducto auditivo hasta el tímpano. El tímpano es una membrana flexible que vibra cuando le llegan las ondas sonoras. Esta vibración llega a la cadena de huesecillos que amplifican el sonido y lo transmite al oído interno a través de la ventana oval. Finalmente las vibraciones "mueven" los dos líquidos que existen en la cóclea (perilinfa y endolinfa), deformando las células ciliadas existentes en el interior. Estas células transforman las ondas sonoras en impulsos eléctricos que llegan al nervio auditivo y de este nervio a la corteza auditiva que es el órgano encargado de interpretar los sonidos.

El lóbulo temporal se ocupa de varias funciones, incluido el lenguaje. Cuando se escucha música, o hablar a alguien esta región está tratando de descifrar la información. El procesamiento de información de audio y memoria auditiva se gestionan aquí.[2]

Divisiones del sistema auditivo[editar]

Podemos dividir el sistema auditivo en dos partes:

  • Sistema auditivo periférico (el oído), responsable de los procesos fisiológicos que captan el sonido y lo envía al cerebelo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Schiffman, Harvey (2001). «4». La Percepción Sensorial. Limusa Wiley. p. 73. ISBN 968-18-5307-5. 
  2. National Geographic. Features. Mappig Memory in 3D. Making Memories. Forming Memories. Inmediate Memory. Auditory Information. Consultado: 05/06/2.012

Enlaces externos[editar]