Borburata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Borburata
Bandera de
Bandera
Escudo de
Escudo
Locator Dot.svg
Venezuela
Ubicación de ' en Venezuela
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
• Estado Flag of Carabobo State.svg Carabobo
• Municipio Municipio Puerto Cabello.
Ubicación 10°26′38″N 67°57′46″O / 10.44388889, -67.96277778Coordenadas: 10°26′38″N 67°57′46″O / 10.44388889, -67.96277778
• Altitud 10 msnm
Fundación siglo XVI
Gentilicio Porteño.
Código postal 2050.
Pref. telefónico 0242.
[editar datos en Wikidata]

Borburata es un poblado en el municipio de Puerto Cabello, en el estado Carabobo, Venezuela, a pocos kilómetros de Puerto Cabello, el puerto marítimo más importante y de mayor valor económico del país.

Historia[editar]

En tiempos precolombinos Borburata era el punto de conexión entre los amerindios que llegaban con productos marinos y aquellos que venían de la laguna de Tacarigua a través del camino de Vigirima.[1] La zona constituía el extremo occidental de la región usualmente habitada por los caribes.

Primer siglo de la colonia[editar]

Borburata tuvo un papel importante durante los tiempos de la Conquista. Felipe von Hutten de la casa Welser pasó por el sitio en una entrada que realizó desde Coro en 1541 rumbo a los Llanos. El andaluz Juan de Villegas fundó Borburata oficialmente en 1548. Ese era el puerto donde calaban los barcos europeos en el centro de la Provincia de Venezuela. Puerto Cabello no existía aun. Durante los primeros tiempos el nombre entre Burburata y Borburata. A partir de allí se realizaron diferentes entradas para la conquista y colonización de los valles de Tacarigua y, posteriormente, para la penetración a los valles de Caracas.

Durante el siglo XVI y XVII sufrió numerosos ataques de piratas.

En 1555 piratas franceses ocuparon la aldea durante seis días.

El siete de septiembre de 1561 Lope de Aguirre atracó en este puerto. Los vecinos habían huído previamente de la zona. Tras un par de días, Lope de Aguirre continuaría hacia Nueva Valencia.

El 3 de abril de 1565 llegó el corsario ingles John Hawkins favorito de la reina Isabel I. Después de prolongadas negociaciones y de haber amenazado con destruir el sitio si no se le permitía vender su cargo, los vecinos le dieron licencia de venta. Durante las siguientes semanas Hawkins estuvo vendiendo más de ciento cuarenta esclavos africanos y productos europeos. El 3 de mayo al anocher Hawkins abandonó el puerto. En ese momento un grupo de indígenas atacó a los españoles, pero como estos estaban en vigilancia por la llegada de los ingleses, consiguieron rechazarlos con facilidad.[2]

En 1566 el pirata John Lowell, socio de Hawkins, llegó a Borburata junto al pirata Jean Bontemps con esclavos que habían robado de los portugueses en ataques a los barcos de estos entre Cabo Verde y la costa africana. Los vecinos de Borburata inicialmente resistieron a comprar más esclavos puesto que temían ser castigados por Madrid: la visita anterior había significado la violación de las leyes de no comerciar con fuerzas extranjeras y había contribuido a la destitución del gobernador Alonso Bernaldez. Lowel y Bontemps invitaron a un grupo de vecinos de Borburata a sus barcos, los encerraron allí y tomaron 1500 pesos de dos visitantes de Nueva Granada y les dieron a cambio veintiséis esclavos. Cuando los vecinos volvieron a tierra, los lugareños no creyeron a los neogranadinos que les habían robado el dinero, sino que este era el pago por los esclavos. En consecuencia, los incautaron.

En septiembre de 1566 el bucanero francés Nicolas Vallier saqueó el pueblo.

El 17 de abril de 1568 Hawkins volvió con una flota más grande con el fin de vender esclavos africanos. Los esclavos venían de sus incursiones piratas desde Cabo Grande hasta Gambia.[3] Después de tantas invasiones, los residentes habían huído a Valencia. Hawkins permaneció en el puerto y envió una carta al gobernador del momento, que se hallaba en Caracas, y otra al obispo en Valencia, con el fin de pedir licencia de venta. Mientras, ya había estado vendiendo de manera subrepticia. El obispo le escribió que haría lo que podría, a lo que Hawkins le envió dos esclavos y 12 cucharas de plata. De vuelta recibió casi al mismo tiempo las gracias del obispo y la respuesta negativa del gobernador, que no quería que le ocurriese lo que le había ocurrido al gobernador anterior.[4] Cuando los lugareños supieron de esto, comenzaron a alejarse de las ventas. Uno de ellos convenció a Hawkins de que si marchaba hacia Nueva Valencia, quizás podría convencer a la gente. Un grupo de unos 40 soldados marcharon a Valencia, pero la hallaron desolada y con tan solo unas gallinas que el obispo había dejado para ellos. Hawkins permaneció en el puerto hasta comienzos de junio y en ese tiempo siguió vendiendo de manera furtiva. Tras más de un mes, partió hacia Curazao. Esta nueva incursión de piratas llevó al casi completo abandono del puerto. Muchos vecinos europeos prefirieron mudarse a Valencia y otros lugares.

El conquistador Pedro Malaver de Silva desembargó en Borburata con varios cientos de colonos y sus familias a finales de mayo de 1569. Era una de las expediciones más numerosas del siglo XVI en Venezuela. De allí siguió hacia Valencia.

Siglo XVIII[editar]

Borburata terminó de perder importancia como puerto con el desarrollo de Puerto Cabello, donde la Real Compañía Guipuzcoana estableció sus instalaciones hacia 1730.

A finales del siglo XVIII el pueblo se refundó más tierra adentro. La iglesia se comenzó a erigir hacia 1751.

En tiempos de Alexander von Humboldt la zona entre Borburata y Puerto Cabello tenía importantes plantaciones de plátanos y otros productos. Desde Borburata se exportaban también mulas hacia Jamaica y otros lugares del Caribe, pese a que ya Puerto Cabello era otro punto de salida importante.[5]

Atracciones[editar]

Borburata es conocido por sus festividades religiosas, por ejemplo, celebra cada primero de junio las fiestas en honor a San Juan;[6] y por el Parque Nacional San Esteban, localizado en la cercanía. La zona de Borburata alberga una variedad de hábitats, como playas, manglares, corales y selvas tropicales.

Petróleos de Venezuela tiene un patio de tanques y una zona recreacional en Borburata, muy cerca del hospital Naval y de la refinería El Palito.[7]

En la población de Borburata se encuentra el santuario diocesano Santísimo Cristo de la Salud, celebrado por peregrinos y locales el 14 de septiembre. Los devotos suelen realizar una procesión que parte desde la iglesia de la Coromoto.

Infraestructura[editar]

Borburata cuenta con tres escuelas: Agustín Armario, Grupo Escolar Cachiri, y la Unidad municial rural Gañangó.

Referencias[editar]

  1. Parque Nacional San Esteban
  2. Hazlewood, Nick (2005): The Queen's Slave Trader: John Hawkyns, Elizabeth I, and the Trafficking in Human Souls. Harper Perennial. ISBN-13: 978-0060935696. Pág 112-121
  3. Hazlewood, Nick (2005): The Queen's Slave Trader: John Hawkyns, Elizabeth I, and the Trafficking in Human Souls. Harper Perennial. ISBN-13: 978-0060935696.
  4. Hazlewood, Nick (2005): The Queen's Slave Trader: John Hawkyns, Elizabeth I, and the Trafficking in Human Souls. Harper Perennial. ISBN-13: 978-0060935696. Pág 122-127
  5. Humboldt, Alexander: Reise in die Äquinoctial-Gegenden des Neuen Testaments
  6. Festividades de San Juan
  7. PDVSA. «Área Recreacional Borburata». Plan Vacacional Interinstitucional 2008. Consultado el 19 de noviembre de 2010.

Enlaces externos[editar]