Batalla de Zepita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Zepita
Independencia del Perú
Lake Titicaca map.png
Provincia de Chucuito en Puno.
Fecha 25 de agosto de 1823
Lugar Distrito de Zepita,
Puno
República Peruana
Resultado Indeciso, ambos bandos reclaman la victoria
Beligerantes
Flag of Peru (1822 - 1825).svg República Peruana Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Monarquía Española
Comandantes
Andrés de Santa Cruz Jerónimo Valdés
Fuerzas en combate
Ejército del Perú
1.600 soldados[1]
Ejército Real del Perú
1.800 soldados[1]
Bajas
28 muertos y 84 heridos[2] y 30 prisioneros[3] 100 muertos y 184 prisioneros[4]
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de Zepita también conocida como batalla de Chua Chua fue un hecho de armas de la guerra de independencia peruana, ocurrido el 25 de agosto de 1823 en la llanura ubicada al norte de Zepita a orillas del lago Titicaca, entre el ejército peruano al mando del general Andrés de Santa Cruz y el ejército real del Perú bajo las órdenes del general español Jerónimo Valdés.

Antecedentes[editar]

La segunda expedición a intermedios dirigida por el general Andrés de Santa Cruz partió del Callao en mayo de 1823 conducida a Arica por la escuadra peruana del almirante Martin Guisse ocupo sucesivamente Tacna, Moquegua y posteriormente, Oruro sin embargo el Santa Cruz cometió el error estratégico de dividir a sus tropas mandándolas a ocupar territorios marginales a la situación bélica. En agosto del mismo año la columna del ejército independentista peruano que mandaba el general en jefe cruzó el desaguadero con la intención de sorprender a las fuerzas del general Jerónimo Valdes que ignorante de esta situación avanzaba en dirección al mismo punto encontrándose ambas ejércitos el 25 de agosto. Sorprendido Valdés en marcha se retiró ordenadamente hasta los altos de la llanura de Zepita siendo perseguido por Santa Cruz e iniciándose la batalla al caer la tarde.

Fuerzas enfrentadas[editar]

Fuerzas Realistas[5] [editar]

Regimientos Realistas

Comandante en Jefe

  • General Jerónimo Valdez

Unidades
Infantería

  • Batallón Victoria, coronel Martin Ruiz de Somocurcio
  • Batallón de Cazadores, coronel Vicente Pacheco
  • Batallón Partidarios

Caballería

  • Cazadores Dragones, coronel Gaspar Fernández de Bobadilla
  • Dragones Americanos
  • Guardía del Virrey (piquete)

Artillería

  • 2 Piezas, capitán Valentín Garcia

Fuerzas Patriotas[editar]

Flag of Peru (1822 - 1825).svg

Comandante en Jefe

  • General Andrés de Santa Cruz

Unidades
Infantería

  • Batallón nº 1 de la Legión Peruana, coronel Blas Cerdeña
  • Batallón de Cazadores, comandante Ventura Alegre
  • Batallón nº 2 del Perú
  • Batallón nº 4 del Perú

Caballería

  • Húsares de la Legión Peruana, coronel Brandsen

Artillería

  • 2 Piezas, capitán Francisco Mendez

La batalla[editar]

El general Andrés de Santa Cruz (con banda de primer ministro peruano cargo que desempeño en 1826).

Luego de algunos intercambios de disparos entre la artillería y las guerrillas de ambos ejércitos, al promediar las cinco de la tarde la infantería peruana desplegada en la llanura inició un ataque frontal sobre las posiciones realistas en los altos de Zepita, el batallón de la Legión Peruana al mando del coronel Blas Cerdeña, avanzó sobre la izquierda realista donde fue resistido y rechazado por el batallón Vitoria y dos mitades de caballería al mando del brigadier José Carratala siendo herido y tomado prisionero durante la acción el coronel Cerdeña, tras perder a su jefe el batallón peruano empezó a ceder el terreno siendo imitado por el resto de la infatería peruana, aunque en su parte Santa Cruz afirma que se debió a una estratagema suya para sacar al enemigo de sus favorables posiciones defensivas, percibiendo que la infantería enemiga se retiraba en desorden el general Valdés ordenó una carga general de su caballería con la esperanza de quebrar las lineas patriotas y decidir la batalla a su favor, Santa Cruz por su parte dispuso también que los húsares de la Legión, mandados por el coronel francés Federico de Brandsen y los jefes de escuadrón Soulanges y Aramburu, cargasen a la caballería de Valdés, el choque en la llanura fue favorable a los húsares patriotas que obligaron a volver grupas a sus contrarios a los que sablearon en su retirada tomando además 184 prisioneros hasta ser contenidos por los fuegos de la infantería realista.[6] [7]

Al caer la noche ambas fuerzas se retiraron asegurando mutuamente haber quedado dueñas del campo y conseguido una victoria. Las bajas confesadas por Santa Cruz fueron 28 muertos y 84 heridos, teniendo además 30 prisioneros pero capturando un considerable botín de 240 fusiles, 52 caballos ensillados, 240 lanzas, 63 sables y algunos otros despojos de guerra. Las bajas realistas fueron 100 soldados muertos y 184 prisioneros.

Resultados[editar]

Aunque Santa Cruz infligió mayores bajas a sus contrarios y desmoralizó a su caballería militarmente se trató de una batalla indecisa donde ningún bando logró obtener una ventaja decisiva, aun así Santa Cruz fue nombrado Mariscal de Zepita por el gobierno peruano al tratarse del primer encuentro bélico favorable a las armas de la república tras las desastrozas derrotas de Torata y Moquegua los meses anteriores.

El general Valdés en el parte que elevó al virrey la Serna, atribuyó el merito de la acción al brigadier Carratala, lamentando asimismo el pobre desempeño de su caballería señalando que:

En Zepita hubieramos concluido gloriosamente la actual campaña, si la caballería de esta división hubiera podido cumplir como la bizarra infantería

[8]

En los días siguiente las fuerzas realistas al mando de los generales Olañeta, Valdes, Canterac y las que mandaba el virrey la Serna lograron reunirse ante Santa Cruz que ahora es desventaja se retiró a la costa siendo perseguido muy de cerca por los realistas y perdiendo muchos hombres y equipos en la que los realistas llamaron "Campaña del Talón" y que culminó en un fracaso para los independentistas que hubieron de reembarcarse en Ilo sin haber logrado siquiera debilitar al ejército real en su bastión de la sierra. El 8 de octubre una avanzada realista al mando del brigadier Valentín Ferraz recuperó Arequipa para los realistas derrotando a la caballería grancolombiana al mando de los generales Sucre y Miller cuyas fuerzas habían ocupado la ciudad y actuado por separado a las de Santa Cruz.

Referencias[editar]

  1. a b Publicado por Jhon Miller, "Memoirs of general Miller, in the service of the republic of Peru", Volumen 2, pág. 74
  2. Paz Soldán Mariano "Historia del Perú independiente: Segundo período: 1822-1827" pág. 117
  3. García Andrés "Memorias para la historia de las armas españolas en el Perú" pág. 68
  4. Nemesio Vargas Manuel "Historia del Perú independiente" pág. 99
  5. Aunque el parte de Santa Cruz y las memorias de Miller situan al primer regimiento del Cusco y el batallón Partidarios en Zepita no hay mención a estos cuerpo en el parte de Valdés quien menciona en su lugar al batallón de Cazadores, sin embargo la Gaceta de Madrid a fecha 2 de julio de 1824 inserta una relacion circunstanciada de la campaña del Perú de 1823 en la que un testigo presencial situado en el cercano pueblo de Pomata confirma la presencia del batallón Partidarios junto a dos escuadrones de Cazadores Dragones que al mando del coronel Fernandez de Bobadilla se unieron a Valdés en su transito al Desaguadero los días previos a la batalla
  6. Parte del general Santa Cruz inserto en "Historia del Perú independiente: t. 1-2. Segundo período, 1822-1827" por Mariano Felipe Paz Soldán, págs 117-119
  7. Parte del general Valdés inserto en "Documentación oficial española: Gobierno virreinal del Cuzco", Compilado por Guillermo Lohmann Villena y Horacio Villanueva Urteaga, págs. 208-209
  8. cita inserta en "Memorias para la historia de las armas españolas en el Perú" pág. 69