Bartonelosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bartonelosis
Clasificación y recursos externos
CIE-10 A44
CIE-9 088.0
CIAP-2 A78
DiseasesDB 1249
eMedicine med/212
MeSH D001474
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Bartonelosis es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria del género Bartonella.[1] Las especies del género Bartonella causan enfermedades tales como la enfermedad de Carrión, fiebre de las trincheras y enfermedad por arañazo de gato, así como otras enfermedades tales como la angiomatosis bacilar, peliosis hepatis, bacteriemia crónica, endocarditis, linfadenopatía crónica y enfermedades neurológicas.[2]

Historia[editar]

La enfermedad fue llamada después de que un estudiante de medicina Daniel Alcides Carrión, natural de Cerro de Pasco- Perú, describiera la enfermedad después de inocularse con la secreción de un paciente afectado (Carmen Paredes) de verruga peruana, en 1885. El Doctor Evaristo M. Chávez, un colega del Hospital Dos de Mayo, ayudó en la inoculación y aproximadamente a los 21 días de la inoculación Carrión inició los primeros síntomas de la enfermedad. El mismo describió de foma meticulosa todos los pasos y síntomas hasta cuando no pudo hacerlo por la gravedad de la enfermedad. Gracias al sacrificio de Carrión se pudo probar que la fiebre de la Oroya y la Verruga Peruana eran dos fases de la misma enfermedad. En su honor, el día de su muerte se conmemora el día de la medicina peruana (5 de octubre).

Posteriormente, en 1905, el microbiólogo peruano Alberto Barton in 1905 descubrió unos cuerpos endoglobulares en pacientes afectados de fiebre de la Oroya y publicó sus hallazgos en 1909. Barton originalmente identificó las estructuras endoglobulares en pacientes en fase aguda, los cuales correspondían a las bacterias parasitando los glóbulos rojos.[3] Hasta 1993, el género Bartonella contenía solo una especie. En la actualidad hay más de 23 especies identificada dentro de la familia Bartonellaceae.[4]

En 1988, English y col[5] aislaron y cultivaron una bacteria que llamaron, en 1992 Afipia felis. Este agente fue considerado el agente etiológico de la Enfermedad por arañazo de gato, pero posteriores estudios no pudieron demostrar esta conclusión. Estudios serológicos asociaron la enfermedad por arañazo de gato con Bartonella henselae y reportado en 1992. En 1993 Dolan y col[6] aislaronRochalimae henselae (ahora llamada Bartonella henselae) de los ganglios linfáticos de pacientes con enfermedad por arañazo de gato. También, Bartonella henselae fue asociada con bacteremia, angiomatosis bacilar y peliosis hepatis en pacientes con VIH. Bacteremia y endocarditis han sido descritas en pacientes inmunocompetents e inmunocomprometidos.[7]

Descripciones detalladas de la enfermedad fueron reportadas en soldados durante la Primera Guerra Mundial. También conocida como fiebre de los 5 días o fiebre quintana o fiebre de Wolhini. Actualmente esta enfermedad es conocida como "fiebre de las trincheras urbana" porque ha sido descrita en indigentes y alcohólicos.[8]

Epidemiología[editar]

La enfermedad de Carrión o Fiebre de la Oroya o Verruga Peruana es una rara enfermedad infecciosa reportada sólo en Perú, Ecuador y Colombia.[9] la enfermedad es endémica en algunas áreas de Perú,[10] y es causada por la infección de la bacteria Bartonella bacilliformis y transmitida por Lutzomyia.

La enfermedad por arañazo de gato es una enfermedad extendida alrededor del mundo. Los gatos son el principal reservorio de Bartonella henselae (agente etiológico) y la bacteria es transmitida de gato a gato por la pulga del gato Ctenocephalides felis.[11]

La fiebre de las Trincheras es producida por la infección de Bartonella quintana y la bacteria es transmitida por el piojo humano Pediculus humanus corporis. Los humanos son el único reservorio.[12]

Microbiología[editar]

Miembros del género Bartonella son bacterias intacelulares facultativos, alpha 2 subgrupo Proteobacteria. El género comprende:

Bartonella spp. Reservorio Enfermedad
Bartonella bacilliformis humanos enfermedad de Carrión/Verruga peruana
Bartonella quintana humanos fiebre de las trincheras, bacteremia, angiomatosis bacilar, endocarditis
Bartonella henselae gatos enfermedad por arañazo de gato, angiomatosis bacilar, bacteremia, endocarditis
Bartonella elizabethae ratas endocarditis
Bartonella grahamii retinitis
Bartonella vinsoni perros endocarditis, bacteremia
Bartonella washonsis roedores miocarditis
Bartonella clarridgiae gatos bacteremia
Bartonella rochalimae humanos sindrome parecido a la enfermedad de Carrión

Fisiopatología[editar]

En los mamíferos, cada especie de Bartonella es altamente adaptado a su huésped reservorio como resultado de un parasitismo intracelular y puede persistir de esa forma en el huésped. El parasitismo intraeritrocitario ha sido observado en la fase aguda de la enfermedad de Carrión. Bartonella también tiene un tropismo por las células endoteliales, observadas en la fase crónica de la enfermedad de Carrión (también conocida como verruga peruana) y en la angiomatosis bacilar. La respuesta patológica puede variar con el estado inmune del huésped. La infección con Bartonella henselae puede resultar en una reacción focal supurativa (enfermedad por arañazo de gato en pacientes imnmunocompetentes), una respuesta angioproliferativa multifocal (amgiomatosis bacilar en pacientes inmunocomprometidos), endocarditis o meningitis. Alguna de las enfermedades pueden resolverse de forma espontánea sin tratamiento.[13]

Manifestaciones clínicas[editar]

Los pacientes pueden desarrollar dos fases clínicas: una fase aguda (hemática) y una fase crónica (eruptiva) asociada con erupciones cutáneas.[14] En la fase aguda (también conocida como Fiebre de la Oroya, la infección por Bartonella bacilliformis es aguda y potencialmente grave, asociada con fiebre, anemia hemolítica)e inmunosupresión. La fase aguda típicamente dura de dos a cuatro semanas. El frotis de sangre periférica muestra anisomacrocitosis con muchos bacilos adheridos a los eritrocitos. Trombocitopenia puede ser observado en algunos pacientes y puede ser severa. Compromiso neurológico es visto en ocasiones (neurobartonelosis) y el pronóstico en estos casos es grave. Puede observarse compromiso espinal o meningitis. En la fase aguda, la complicación más temida es la sobreinfección con enterobacteriasSalmonella y otros parásitos como Toxoplasmosis. La manifestación de la fase crónica —Verruga Peruana—consiste en erupciones cutáneas violáceas, rojas y nodulares (tumores angiomatosos). Se suele producir semanas o meses después de la resolución del proceso febril si no se ha tratado con antibióticos. Es posible visualizar la bacteria utilizando la tinción de plata por el método Warthin–Starry de biopsias.

Esta enfermedad se manifiesta por adenomegalia regional progresiva (axila, inguinal, cervical) y distal al arañazo y/o pápulas violáceas (no siempre visto al tiempo de la enfermedad). Las adenomegalias son dolorosas. La infección por Bartonella henselae es autolimitada y el compromiso ganglionar dura 2 a 3 meses o más.[15] Los ganglios pueden supurar y muchos pacientes pueden permanecer afebriles o asintomáticos. Algunas presentaciones atípicas incluyen Fiebre de Origen Desconocido (FOD), sindrome oculoglandular de Parinaud, encefalopatía y neuroretinitis.[16]

También conocida como fiebre de los 5 días o fiebre quintana es la manifestación inicial de la infección por Bartonella quintana. Las manifestaciones clínicas van desde infecciones asintomáticas a enfermedad severa. La presentación clásica incluye una enfermedad febril de inicio agudo, cefalea, mareo y dolor en los miembros. Manifestaciones crónicas de la infección incluyen fiebre paroxística y prurito en algunos casos y bacteremia persistente en soldados e indigentes.[17]

Es una enfermedad vascular proliferativa que involucra principalmente la piel y otros órganos. La enfrmedad fue por primera vez descrita en paciente (VIH) y trasplantados de órganos.[18] La enfermedad grave, progresiva y diseminada puede ocurrir en pacientes VIH.[19] El diagnóstico diferencial incluye sarcoma de Kaposi, granuloma piógeno, hemangioma, Verruga peruana, tumores subcutáneos. Las lesiones pueden afectar médula ósea, hígado, bazo o ganglios linfáticos. Bartonella henselae y Bartonella quintana pueden causar angiomatosis bacilar.

  • Peliosis hepatis

Es una proliferación vascular de los sinusoides hepáticos capilares resultando en espacios llenos de sangre en el hígado. Bartonella henselae es reconocido como el agente etiológico en pacientes VIH y transpltados de órganos. Peliosis hepatis puede ser asociado con peliosis del bazo, así como angiomatosis bacilar de la piel en pacientes VIH.[20]

Tratamiento[editar]

Treatamiento de infecciones causadas por especies de Bartonella.[21] [22]

Enfermedad Adultos Niños
Enfermedad por arañazo de gato no recomendación no recomendación
Retinitis Doxiciclina + Rifampicina desconocido
Fiebre de las trincheras o bacteremia crónica por B.quintana Doxiciclina + Gentamicina desconocido
Angiomatosis bacilar Eritromicina o Doxiciclina Eritromicina
Peliosis hepatis Eritromicina o Doxiciclina Eritromicina
Endocarditis Doxiciclina + Gentamicina + Rifampicina o Ceftriaxona + Gentamicina
Enfermedad de Carrión (fase aguda) Ciprofloxacina o Cloramfenicol Cloramfenicol + beta-lactámico
Enfermedad de Carrión (fase crónica:Verruga peruana) Rifampicina o macrolidos Rifampicina o macrolidos

Referencias[editar]

  1. Maguiña C, Gotuzzo E. Bartonellosis-new and old. Infect Dis Clin N Am. 2000;14:1-22
  2. Maurin M, Birtles R, Raoult D. Current knowledge of Bartonella species. Eur J Clin Microbiol Infect Dis.1997;16:487-506
  3. Barton AL. Descripción de elementos endo-globulares hallados en las enfermos de fiebre verrucosa. Cron Med Lima 1909;26:7-10
  4. Zeaiter Z, Liang Z, Raoult D (2002). «Genetic classification and differentiation of Bartonella species based on comparison of partial ftsZ gene sequences». J. Clin. Microbiol. 40 (10):  pp. 3641-7. PMID 12354859. 
  5. English C, Wear D, Margileth A, Lissner C, Walsh G. Cat scratch disease:isolaton and culture of the bacterial agent. JAMA 1988;259:1347-1351
  6. Dolan M, Wong M, Regnery R, Jorgensen J, garcia M, Pters J, Drehner D. Syndrome of Rochalimae henselae adeitis suggesting cat scratch disease. Ann Intern Med 1993;118:331-336
  7. Andreson B, Neuman M. bartonella spp as emerging human pathogens. Clin Micorbiol Rev 1997;10:203-219
  8. Stein A, Raoult D,. Return of trench fever. Lancet 1995;345:450-1
  9. Maguina C, Garcia P, Gotuzzo E, Cordero L, Spach D. Bartonellosis (Carrion’s Disease)in the Modern Era. CID 2001;33:772-779
  10. Maco V, Maguiña C, Tirado A, Maco V, Vidal JE (2004). «Carrion's disease (Bartonellosis bacilliformis) confirmed by histopathology in the High Forest of Peru». Rev. Inst. Med. Trop. Sao Paulo 46 (3):  pp. 171-4. doi:/S0036-46652004000300010. PMID 15286824. 
  11. Chomel B, Kasten R, Floyd-Hawkins B, Yamamoto K, Roberts-Wilson J, Gurfield A, Abbot R, Pedersen N, Koehler J. Experimental transmission of B. henselae by the cat flea.J Clin Microbiol 1996;34:1952-1956
  12. Maurin M, Raoult D. Bartonella (Rochalimae) quintana infections. Clin Microbiol Rev 1996;9:273-292
  13. Resto-Ruiz S, Burgess A, An derson B. The role of the host immune response in pathogenesis of Bartonella henselae. DNA Cell Biol.2003;22:431-440
  14. Maguiña C. Bartonellosis o enfermedad de Carrion. Nuevos aspectos de una vieja enfermedad. AFA edit.Lima-Peru
  15. Margileth A. Cat scratch disease. Adv Pediatr Infect Dis. 1993;8:1-21
  16. Bass J, Vincent J, Person D. The expanding spectrum of Bartonella infections. Cat-scratch disease. Pediatr Infect Dis J 1997;16:163-179
  17. Brouqui P, La Scola B, Roux V, Raoult D. Chronic Bartonella quintana bacteremia in homeless patients.N Eng J Med 1999;340:184-189
  18. Kemper C, Lombard C, Deresinski S, Tompkins L. Visceral bacillary epithelioid angiomatosis: possible manifestations of diseminated cat scratch disease in the immunocompromised host: a report of two cases. Am J Med 1990;89:216-222
  19. Stoler M, Bonfiglio T, Steigbigel R, Pereira M. An atypical subcutaneous infection associated with acquired immune deficiency syndrome. Am J Clin Pathol 1983;80:714-718
  20. Perkocha L, Geaghan B, Yen T, Nishimura S, Chan S, Garcia-Kennedy R, Honda G, Stoloff A, Klein H, Goldman R, Van Meter S, Ferrel L, LeBoit P. Clinical and pathological features of bacillary peliosis hepatis in association with human immunodeficiency virus nfection. N Eng J Med 1990;323:1581-1586
  21. Rolain J, Brouqui P, Koehler J, Maguiña C, Dolan M, Raoult D. Recommendations for treatment of human infections caused by Bartonella species.Antimicrob Agents Chemother 2004;48:1921-1933
  22. Blanco J, Raoult D. Enfermedades producidas por Bartonella spp. Enfer Infecc Microbiol Clin 2005;23:313-320

Enlaces externos[editar]