Barquillo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Barquillos
Barquillero vendiendo barquillos en Madrid.

Se denomina barquillo a una hoja delgada de pasta hecha con harina sin levadura y azúcar o miel y, por lo común, canela. El barquillo calentado en moldes recibía en otro tiempo la figura convexa o de barco (de donde procede su nombre) y hoy suele tomar la de canuto más ancho por uno de sus extremos que por el otro.[1] En la actualidad es un dulce que se suele ofrecer tradicionalemente en las calles de Madrid (por barquilleros), sobre todo en las ocasiones de fiesta.

Historia[editar]

Las obleas finas tienen una larga historia. Ya a comienzos del Cristianismo se utilizaban como pan sagrado. Las obleas eran elaboradas en los monasterios en donde se degustaba antes de venderlo a los fieles y, probablemente, su evolución a dulce gastronómico se deba al refinamiento de los religiosos. En la Edad Media estaban muy extendidos y formaban parte de las mesas de los reyes y de los grandes señores y también se vendían por la calle.

Los barquillos fueron elaborados por panaderos hasta que surgió la figura del especialista barquillero u obleero que confeccionaba la pasta y daba forma a la oblea.[2] La procedencia manchega de este dulce se puede observar por ser popular en algunos municipios de la Ciudad Real.[3]

Referencias[editar]

  1. Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat.(1906-1914)
  2. Historia del barquillo
  3. Sordo, Enrique (1980). Argos Vergara, ed. Cómo conocer la cocina española (en español). Barcelona. pp. 91 – 95. ISBN 84-7017-907-1. 

Véase también[editar]