Atrax robustus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Atrax robustus
Atrax robustus.jpg
Hembra de Atrax robustus
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Arachnida
Orden: Araneae
Suborden: Mygalomorphae
Familia: Hexathelidae
Género: Atrax
Especie: A. robustus
Simon, 1892

Atrax robustus es una araña migalomorfa de la familia Hexathelidae. Es una especie venenosa nativa del este de Australia. Se la conoce como araña de Sídney (o inadecuadamente como tarántula de Sídney). En inglés se llama Sydney funnel-web spider (araña de Sídney con tela en embudo).

Antes se clasificaba como miembro de la familia Dipluridae, aunque recientemente ha sido incluida entre las Hexathelidae.[cita requerida]

Descripción[editar]

Los quelíceros poseen grandes sacos de veneno. El macho alcanza hasta 5 cm, la hembra 6 a 7 cm. Su color es azul-negro o marrón brillante con pelos aterciopelados en el opistosoma (abdomen). Tienen patas brillantes, sólidos, una fila de dientes a lo largo del surco del colmillo y otra fila en sus garras. El macho es pequeño, más delgado, y tiene las patas más largas.

Hábitat[editar]

Atrax robustus se localiza en la costa este de Australia, encontrándose especímenes en Nueva Gales del Sur, Australia meridional, Victoria y Queensland.

Distribución de Atrax robustus en Australia.

Se oculta debajo de rocas y maderas caídas. También están en suelo húmedo debajo de casas, de grietas en rocas de jardines y en estiércol vegetal. Sus telas miden de 20 a 60 cm de largo, y se encuentran en tierras con una humedad estable. Soportan altas y bajas temperaturas. La entrada de la tela es en forma de “Y” o de “T” y la tejen moldeando una forma de embudo. De ahí el nombre en inglés para este tipo de arañas (funnelweb).

Relevancia médica[editar]

Atrax robustus es probablemente una de las tres arañas más peligrosas del mundo y son consideradas por algunos como las más peligrosas[1]

El estudio de los registros de mordeduras parece indicar que los machos deambulantes causan la mayor parte de las mordeduras mortales a humanos. Los machos, reconocibles por el segmento final del pedipalpo modificado, son agresivos y tienden a deambular durante los meses de calor en busca de hembras receptivas para aparearse.[2] Aparecen en ocasiones en piscinas y garajes o cobertizos en zonas urbanas, donde el riesgo de interacción con humanos es mayor.

Aparentemente entre el 10% y el 25% de las mordeduras de estas arañas acarrean la inoculación de cantidades apreciables de veneno,[1] pero dado que no es posible predecir cuándo es el caso, todas las mordeduras deben tratarse como potencialmente mortales.

Se han registrado 13 muertes (7 de ellas en niños) en Australia en el s. XX debidas a la mordedura de esta especie.[1] En los casos en los que se pudo comprobar el sexo de la araña, se comprobó que habían sido machos.[3]

Toxinas[editar]

El veneno de Atrax contiene un gran número de toxinas diferentes, englobadas bajo el nombre de atracotoxinas (ACTX). La primera toxina en ser aislada fue la δ-ACTX. Esta toxina produce síntomas de envenenamiento en monos similares a los observados en los casos de mordeduras a humanos, por lo que se considera que la ACTX es responsable de los efectos fisiológicos del veneno.[3]

La ACTX opera abriendo canales de sodio. Son neurotoxinas presinápticas que mediante la apertura de canales de sodio producen la activación espontánea y repetida en neuronas del sistema motor y autónomo.[4]

A pesar de ser extremadamente tóxico en primates, el veneno es relativamente inócuo en otros animales, incluidos perros, gatos, caballos, conejillos de indias, pollos e incluso sapos de caña.

El veneno de las hembras se consideraba menos potente que el de los machos, pero recientemente se ha demostrado que no es verdad.[5]

Síntomas[editar]

La mordedura es inicialmente muy dolorosa debido al pH ácido del veneno y el tamaño de los colmillos que penetran en la piel. Los efectos locales pueden ser seguidos de envenenamiento sistémico con síntomas como hormigueo alrededor de la boca, contracciones involuntarias de los músculos faciales, náuseas, vómitos, salivación y sudor excesivos, y dificultad respiratoria. Los pacientes pueden sufrir rápidamente desorientación y coma asociados con hipertensión, acidosis metabólica, dilatación de las pupilas, contracciones musculares involuntarias y edema pulmonar.[1] La muerte puede acontecer como resultado de la hipotensión progresiva o por un aumento de la presión intracraneal a causa del edema cerebral.[6]

La aparición del envenenamiento severo es rápida. En un estudio el tiempo medio del inicio del envenenamiento fue de 28 minutos.[1] La muerte puede ocurrir entre 15 minutos (en el caso de un niño pequeño) y 3 días después de la mordedura.[3]

Tratamiento[editar]

El tratamiento de primeros auxilios en el caso de mordedura por estas arañas consiste en aplicar un vendaje compresivo e inmovilizador del miembro afectado, de forma similar a como se tratan las mordeduras de muchas serpientes venenosas. Este tratamiento ha demostrado ser efectivo en retardar la acción del veneno e incluso su inactivación.[7]

La principal forma de tratamiento se basa en el antídoto, que fue desarrollado en 1981 en Melbourne y desde su introducción no se han registrado muertes a causa de la mordedura de estas arañas.[1] El antídoto también ha reducido de unos 14 a 1-3 días el periodo de hospitalización[3] en el caso de mordeduras graves.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Isbister G, Gray M, Balit C, Raven R, Stokes B, Porges K, Tankel A, Turner E, White J, Fisher M (2005). «Funnel-web spider bite: a systematic review of recorded clinical cases». Med J Aust 182 (8):  pp. 407-11. PMID 15850438. 
  2. Isbister G, Gray M (2004). «Bites by Australian mygalomorph spiders (Araneae, Mygalomorphae), including funnel-web spiders (Atracinae) and mouse spiders (Actinopodidae: Missulena spp)». Toxicon 43 (2):  pp. 133-40. PMID 15019472. 
  3. a b c d Nicholson G, Graudins A (2002). «Spiders of medical importance in the Asia-Pacific: atracotoxin, latrotoxin and related spider neurotoxins». Clin Exp Pharmacol Physiol 29 (9):  pp. 785-94. PMID 12165044. 
  4. Harris J, Sutherland S, Zar M (1981). «Actions of the crude venom of the Sydney funnel-web spider. Atrax robustus on autonomic neuromuscular transmission». Br J Pharmacol 72 (2):  pp. 335-40. PMID 6260279. 
  5. Wiener S. «The Sydney funnel-web spider (Atrax robustus): II. Venom yield and other characteristics of spider in captivity». Med J Aust 46(2):  pp. 678-82. PMID 13844638. 
  6. Torda T, Loong E, Greaves I (1980). «Severe lung oedema and fatal consumption coagulopathy after funnel-web bite». Med J Aust 2 (8):  pp. 442-4. PMID 7010098. 
  7. Sutherland S, Duncan A (1980). «New first-aid measures for envenomation: with special reference to bites by the Sydney funnel-web spider (Atrax robustus)». Med J Aust 1 (8):  pp. 378-9. PMID 6771503. 
  • Main, Barbara York: Arañas. Sídney (Australia): Collins, 1976.
  • McKeown, Keith C.: Australian spiders. Sídney: Angus and Robertson, 1952.

Enlaces externos[editar]