Arresto y asesinato de Ngô Đình Diệm

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ngo Dinh Diem.

El arresto y asesinato de Ngo Dinh Diem, entonces presidente de Vietnam del Sur, marcó la culminación de un exitoso golpe de Estado pertetrado por la CIA y liderado por el general Duong Van Minh en noviembre de 1963. En la mañana del 2 de noviembre de 1963, Diem y su asesor, su hermano menor Ngo Dinh Nhu, fueron arrestados después que las Fuerzas Armadas de la República de Vietnam (ARVN) tuvieron éxito en un cerco sangriento durante toda la noche en el Palacio Gia Long en Saigón. El golpe significó el final de nueve años de gobierno de autocrático y familiar nepotista en Vietnam del Sur. El descontento con el régimen de Diem había estado subyacente y estalló con las protestas budistas masivas contra la discriminación religiosa de larga data, luego de que el gobierno ordenara disparar a los protestantes que desafiaron la prohibición de ondear la bandera budista.

Cuando las fuerzas rebeldes entraron al palacio, los hermanos Ngo no estaban presentes, pues habían escapado la noche anterior al refugio partidario del régimen en Cholon, un distrito de Saigón. Los hermanos se habían mantenido en comunicación con los rebeldes a través de un contacto directo entre el refugio y el palacio, engañándolos al hacerles creer que estaban todavía en palacio. Pronto, los hermanos Ngo acordaron rendirse bajo la promesa de un exilio seguro; sin embargo, después de ser arrestados, fueron ejecutados en la parte posterior de un transporte blindado de personal por oficiales de las ARVN en el viaje de regreso al cuartel general militar en la base aérea Tan Son Nhut.

Si bien no se siguió una investigación formal, la responsabilidad por las muertes de los hermanos Ngo comúnmente es ubicada en el guardaespaldas de Ming, el capitán Nguyen Van Nhung, y el mayor Duong Hieu Nghia, quienes estaban vigilando a los hermanos durante el viaje. Los colegas militares de Minh y los oficiales estadounidenses en Saigón estuvieron de acuerdo en que Minh ordenó las ejecuciones. Para llegar a tal conclusión, postularon varios motivos incluyendo que los hermanos molestaron a Minh al huir del Palacio Presidencial y que los hermanos fueron asesinados para eliminar un retorno político posterior. Inicialmente, los generales intentaron encubrir la ejecución al sugerir que los hermanos habían cometido suicidio, pero esta versión fue contradicha cuando las fotos de los cuerpos ensagrentados de los hermanos llegaron a los medios de comunicación.

Antecedentes[editar]

El camino de Diem hacia el poder político comenzó en julio de 1954, cuando fue nombrado Primer Ministro del Estado de Vietnam por el emperador Bao Dai, quien era el jefe de Estado. En ese entonces, Vietnam había sido dividido en la Conferencia de Ginebra tras la derrota de las fuerzas de la Unión Francesa en la Batalla de Dien Bien Phu, con el Estado de Vietnam gobernando el país al sur del paralelo 17. Se tenía planeado que la división sea temporal, con elecciones nacionales programadas para 1956 con el fin de crear un gobierno de una nación reunificada. Entretanto, Diem y Bao Dai entablaron una lucha por el poder. A Bao Dai le desagraba Diem, pero lo seleccionó con la esperanza de que atraería la ayuda estadounidense. El asunto fue llevado a un punto crítico cuando Diem programó un referendum para octubre de 1955 para decidir si Vietnam del Sur se debía convertir en una repúblico. Diem ganó el referendum, que fue amañado por su hermano Nhu, y se proclamó a sí mismo Presidente de la recién creada República de Vietnam.

El hermano de Diệm, Ngo Dinh Nhu, dando la mano al vice-presidente estadounidense Lyndon B. Johnson en 1961

Diem se negó a realizar las elecciones para la reunificación, señalando que el Estado de Vietnam no había firmado los Acuerdos de Ginebra. Luego, procedió a fortalecer su gobierno autocrático y nepotista sobre el país. Se redactó una constitución aprobada por una asamblea legislativa que dio a Diem el poder de crear leyes por decreto, otorgándole arbitrariamente poderes de emergencia.[1] Los disidentes, comunistas y nacionalistas, fueron encarcelados y ejecutados por millares, y las elecciones fueron rutinariamente amañadas. Los candidatos de oposición eran amenazados con ser acusados de conspirar con el Vietcong, delito que acarreaba la pena de muerte. En muchas áreas, las tropas de las ARVN fueron enviadas en gran número para llenar papeletas de votación.[2] Diem mantuvo firmemente el control de la nación en las manos de sus hermanos y de sus parientes políticos. Asimismo, las promociones en las ARVN eran dadas en base a la lealtad, más que al mérito. Se realizaron dos intentos sin éxito de deponer a Diem: en 1960, una sublevación de una facción del ejército fue sofocada después que Diem se demorara en las negociaciones para ganar tiempo para que los leales depusieran el intento de golpe, mientras que en 1962, el bombardeo del palacio por dos pilotos de la Fuerza Aérea vietnamita fallaron en el intento de matarlo.

La mayoría budista de Vietnam del Sur había estado desde hacía mucho tiempo descontento con el fuerte favoritismo de Diem hacia los católicos. Los empleados públicos y los oficiales del ejército eran promovidos sobre la base de su preferencia regiliosa, mientras que los contratos con el gobierno, la ayuda estadounidense, los favores económicos y las concesiones tributarias eran otorgadas preferentemente a católicos. La Iglesia Católica era la mayor terrateniente en el país y sus propiedades fueon exentas de la reforma agraria. En el campo, los católicos estaban de facto exentos de realizar trabajo servil y, en algunas áreas rurales, los sacerdotes católicos dirigían ejércitos privados contra pueblos budistas. El descontento contra Diem y Nhu estalló en las protestas masivas realizadas durante el verano de 1963, cuando nueve budistas murieron a manos del ejército de Diem y la policía en Vesak, el día del aniversario de Buda Gautama. En mayo de 1963, se invocó selectivamente una ley que prohibía ondear banderas religiosas; fue prohibida la exposición de la bandera budista en Vesak, mientras que la bandera del Vaticano fue exhibida para celebrar el aniversario de la consagración del arzobispo Ngo Dinh Thuc, hermano de Diem. Los budistas desafiaron la prohibición y las fuerzas del gobierno detuvieron una protesta cuando abrieron fuego. Mientras Diem se mantenía intransigente frente a las crecientes demandas budistas por igualdad religiosa, algunos sectores de la sociedad empezaron a exigir su separación del cargo. El punto de quiebre llegó poco antes de la medianoche del 21 de agosto, cuando las Fuerzas Especiales del ejército de Nhu asaltaron y vandalizaron pagodas budistas en todo el país, arrestando a miles de monjes y causando un número de víctimas estimado en cientos. Numerosos planes para un golpe de Estado habían sido explorados por el ejército, pero los conspiradores intensificaron sus actividades con creciente confianza después que la administración del presidente estadounidense John F. Kennedy autorizó a la embajada estadounidense explorar la posibilidad de un cambio de mando.

Rendición y debate[editar]

A las 13:30 del 1 de noviembre, los generales Duong Van Minh y Tran Van Don, consejero militar presidencial y Jefe de las Fuerzas Armadas respectivamente, dirigieron un golpe de Estado contra el presidente Ngo Dinh Diem, ayudados por oficiales amotinados de las ARVN. Los rebeldes habían tramado cuidadosamente planes para neutralizar a los oficiales leales, impidiéndoles salvar a Diem. Sin conocimiento de Diem, el general Ton That Dinh, el oficial supuestamente leal que comandaba el regimiento III que rodeaba el área de Saigón, se había aliado con los complotadores para llevar a cabo el golpe.[3] El segundo de los generales que se creía leal a Diem era Huynh Van Cao, que comandaba el regimiento IV en el Delta del Mekong. Diem y Nhu estaban prevenidos del plan de golpe, y Nhu respondió planeando un contra-golpe, al que denominó "Operación Bravo". Este plan involucraba a Dinh y al coronel Le Quang Tung, el comandante leal de las Fuerzas Especiales del ejército, poniendo en escena una falsa rebelión antes de que sus fuerzas aplastaran el "levantamiento" para reafirmar el poder de la familia Ngo. Sin saber que Dinh estaba complotando en su contra, Nhu permitió a Dinh organizar las tropas que vio calificadas y Dinh transfirió el comando a la Séptima División del regimiento IV de Cao a su propio regimiento III. Esto permitió al coronel Nguyen Huu Co, diputado de Dinh, tomar el mando de la Séptima División con base en My Tho. La transferencia permitió a los rebeldes cercar completamente la capital y negar a Cao la oportunidad de asaltar Saigón y proteger a Diem, como había hecho durante el anterior intento de golpe en 1960. Minh y Don habían invitado a los altos oficiales destacados en Saigón a una reunión en la base aérea de Tan Son Nhut, el cuartel general del Staff conjunto general (JGS), con el pretexto de realizar asuntos de rutina. En su lugar, anunciaron que el golpe estaba en marcha, siendo Tung el único que se había negado a unírseles. Más tarde, se forzó a Tung a punta de arma a que ordenara la rendición de sus Fuerzas Especiales leales. El golpe transcurrió sin problemas al capturar rápidamente todas las instalaciones claves en Saigón y cerrar los caminos de entradas para impedir que las fuerzas leales entraran. Esto dejó solo a la Guardia Presidencial para defender el Palacio Gia Long. Los rebeldes atacaron los edificios del gobierno y del ejército leal, pero retrasaron el ataque al palacio, esperando que Diem renunciaría y aceptaría la oferta de una salida pacífica y el exilio. Diem se negó, jurando retomar el control. Por la noche, la Quinta División del coronel Nguyen Van Thieu, quien más tarde se convirtió en presidente de la nación, condujo el asalto al palacio Gia Long a donde cayeron al amanecer.[4]

Cadáver de Ngô Đình Diệm tras su asesinato
Lucien Conein, contacto de la CIA con los generales del ARVN

Durante las primeras horas del 2 de noviembre, Diem acordó rendirse. Los oficiales de las ARVN habían proyectado exiliar a Diem y a Nhu, habiendo prometido a los hermanos Ngo una salida segura del país. A las 6:00, poco antes del amanecer, los oficiales sostuvieron una reunión en el cuartel general del JGS para discutir el destino de los hermanos Ngo. Según Lucien Conein, el oficial del ejército estadounidense y agente de la CIA que era el nexo estadounidense con el golpe, la mayoría de los oficiales, incluyendo a Minh, quería que Diem tuviera un "retiro honorable" del cargo, seguido por el exilio. No todos los altos oficiales asistieron a la reunión, mientras Don ya había partido para hacer arreglos para la llegada de Diem y Nhu al cuartel general del JGS. El general Nguyen Ngoc Le, un ex jefe de policía bajo el gobierno de Dim a mediados de la década de 1950, presionaba fuertemente por la ejecución de Diem. No se tomó una votación formal en la reunión y Le atrajo solo un apoyo minoritario. Se informó que un general dijo "para matar malas hierbas, se debe jalarlas desde las raíces".[5] Conein informó que los generales nunca habían indicado que el asesinato estaba en sus mentes, dado que una transición ordenada del poder era una alta prioridad para alcanzar su propósito último de ganar reconocimiento internacional.[6]

Minh y Don solicitaron a Conein asegurar una aeronave estadounidense para llevar a los hermanos fuera del país. Dos días antes, el embajador estadounidense en Vietnam, Henry Cabot Lodge, Jr., había alertado a Washington que era probable tal pedido y recomendaba a Saigón como punto de salida. Esta petición puso a la administración Kennedy en una posición difícil debido a que la provisión de una aeronave la relacionaría públicamente con el golpe. Cuando Conein telefoneó a David Smith, el jefe en funciones de la estación de la CIA en Saigón, hubo una espera de diez minutos. El gobierno estadounidense no permitiría que la aeronave aterrizara en ningún país, a menos que algún Estado estuviera dispuesto a conceder asilo a Diem. Estados Unidos no quería que Diem y Nhu formaran un gobierno en el exilio y los quería fuera de Vietnam. El secretario de Estado adjunto, Roger Hilsman, había escrito en agosto que "bajo ninguna circunstancia, debe permitirse a los Nhus permanecer en el Sudeste Asiático en una cercana proximidad a Vietnam debido a los complots que montarían para intentar retomar el poder. Si los generales decidían exiliar a Diem, debe ser enviado fuera del Sudeste Asiático."[7] Asimismo, anticipó lo que denominó un “Götterdämmerung en el palacio”.[8]

Debemos alentar al grupo del golpe a que pelean la batalla hasta el fin y destruyan el palacio de ser necesario para ganar la victoria. Rendición incondicional debe ser los términos para la familia Ngo, dado que de otra manera buscarían superar tanto las fuerzas golpistas como a los Estados Unidos. Si la familia es capturada con vida, los Nhus deben ser expulsados a Francia o a cualquier otro país que acepte recibirlos. Diem debe ser tratado como los generales desean.[8]

El avión más cercano que era capaz de tan largo vuelo estaba en Guam y le tomaría 24 horas hacer los arreglos necesarios. Minh estaba pasmado y le dijo a Conein que los generales no podía mantener a Diem por tal periodo. Conein no sospechó un retraso deliberado por parte de la embajada estadounidense. En cambio, una comisión investigadora del Senado de los Estados Unidos a principios de la década de 1970 presentó una idea provocadora: "Uno se pregunta lo que pasó con la aeronave militar estadounidense que fue despachada para estar lista para la salida de Lodge, programada para el día anterior.”[6]

Referencias[editar]

  1. Jacobs, p. 86.
  2. Jacobs, p. 111–114.
  3. Jones, pp. 409–411.
  4. Jones, pp. 412–415.
  5. Hammer, p. 297.
  6. a b Jones, pp. 416–417.
  7. Hammer, p. 294.
  8. a b Hammer, p. 295.

Bibliografía[editar]

  • Buttinger, Joseph (1967). Vietnam: A Dragon Embattled. Nueva York: Praeger Publishers. 
  • Hammer, Ellen J. (1987). A Death in November. Nueva York: E. P. Dutton. ISBN 0-525-24210-4. 
  • Jacobs, Seth (2006). Cold War Mandarin: Ngo Dinh Diem and the Origins of America's War in Vietnam, 1950–1963. Lanham, Maryland: Rowman & Littlefield Publishers. ISBN 0-7425-4447-8. 
  • Jones, Howard (2003). Death of a Generation. New York: Oxford University Press. ISBN 0-19-505286-2. 
  • Karnow, Stanley (1997). Vietnam: A history. Londres: Penguin Books. ISBN 0-670-84218-4. 
  • Shaplen, Robert (1965). The Lost Revolution: Vietnam 1945–1965. Londres: Andre Deutsch.