Aldo Pedro Poy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aldo Poy
Poy-1970.jpg
Nombre Aldo Pedro Poy
Nacimiento 14 de septiembre de 1945 (69 años)
Rosario, Argentina
Nacionalidad Bandera de Argentina
Posición Delantero
Partidos internacionales 2 (Selección argentina)
Goles totales 67 (clubes)
Año del debut 1965
Club del debut Rosario Central
Año del retiro 1975
Club del retiro Rosario Central
Aldo Pedro Poy

Escudo de armas de Rosario.svg
Concejal Municipal de Rosario
Actualmente en el cargo
Desde el 6 de diciembre de 2011

Datos personales
Partido Demócrata Progresista

Aldo Pedro Poy (Rosario, Santa Fe, Argentina; 14 de septiembre de 1945) es un ex jugador de fútbol y político argentino. Durante toda su carrera fue jugador del primer equipo de Rosario Central. Debutó el 3 de octubre de 1965 ante el Club Atlético Huracán, y jugó su último partido como profesional el 30 de diciembre de 1974, enfrentando a Newell's Old Boys. Es uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del Club Atlético Rosario Central,[1] además integró la Selección Argentina en la Copa Mundial de Fútbol de 1974.

Es padre del también futbolista Mauro Poy. Actualmente es concejal de la ciudad de Rosario representando al Partido Demócrata Progresista.

Biografía[editar]

Aldo Poy nació en la ciudad de Rosario y se crió en el barrio de Arroyito a pocas cuadras del estadio de Rosario Central. En 1962, con 17 años, fue a probarse a las a las inferiores de Central y comenzó a jugar en la cuarta divisón. Fue campeón en todas las categorías juveniles que integró, incluyendo la reserva del primer equipo. En 1965 debutó en la Primera División y pudo jugar con su ídolo futbolístico: el "Gitano" Juarez.

En sus inicios, Poy era un jugador muy cuestionado por buena parte de los hinchas auriazules, y estuvo a punto de dejar el club en 1969 cuando el Club Atlético Los Andes (equipo que se encontraba en Primera División en aquel año y era dirigido por Ángel Tulio Zof) quiso contratarlo. Los dirigentes del club porteño fueron a buscarlo a su casa pero él fingió no estar allí. Cuando estos se fueron Aldo salió de su casa y se encontró a un amigo de su padre que vivía en las islas del Río Paraná frente a la ciudad de Rosario. Subió a un bote y se dirigió a las islas donde pasó toda la noche en el rancho del amigo de su padre para evitar a los dirigentes que querían contratarlo.[2] [3] [4] Al otro día regresó a la ciudad y viajó a Buenos Aires junto a todo el plantel de su equipo ya que debían jugar allí. Ese día Poy y Víctor Vesco (presidente de Central por ese entonces) se reunieron con el presidente de Los Andes y por negativa de Aldo se canceló la transferencia.

Se consagró campeón de Primera División en el Campeonato Nacional de 1971 marcando el famoso gol "de palomita" en el Clásico rosarino contra Newell's en las semifninales del torneo. En 1973 repitió título en el Nacional de aquel año.

Su retiro no fue algo planeado con anticipación: en diciembre de 1974 Central jugó un partido contra Newell's por la liguilla Pre-Libertadores y Aldo chocó con Mario Zanabria lo que le ocasionó una lesión en su rodilla izquierda. Fue operado y trató de volver a jugar, pero tuvo que ser operado por segunda vez y decidió terminar su carrera profesional.

En el club de Arroyito disputó 292 partidos por torneos de AFA y marcó 61 goles. Por Copa Libertadores jugó 16 cotejos y señaló 3 tantos, además hizo 3 goles por la Copa Argentina. Jugó 25 clásicos contra Newell's, ganando 10, empatando 11 y perdiendo 4. Al club que más goles le hizo fue a Newell's (6) y luego le sigue Boca con 5. De todos los goles que marcó solamente uno fue de penal.[5]

En 1977 fue colaborador en el cuerpo técnico de Carlos Timoteo Griguol mientras él dirigía Rosario Central. Aldo era encargado de ver los partidos del próximo rival de Central y de entregar un informe Griguol. Central jugaba con el equipo que dejaba Argentinos Juniors por lo que Aldo durante un año vio todos los partidos del Argentinos de Maradona.

Carrera política[editar]

En 2011 fue electo como concejal por el Frente Progresista, Cívico y Social en la ciudad de Rosario.

Selección Nacional[editar]

En total jugó 2 encuentros para la selección argentina:[6] el 23 de septiembre de 1973 formó parte de la selección fantasma que enfrentó a Bolivia en La Paz por eliminatorias (victoria por 1 a 0 con gol de Oscar Fornari) y el 26 de mayo de 1974 jugó un amistoso ante Holanda en Ámsterdam que terminó en derrota por 4 a 1. Ese mismo año fue convocado para jugar el mundial de Alemania, sin embargo no disputó ningún partido del mismo.

Partidos en la selección[editar]

 PJ  Fecha Lugar Oponente Score  Resultado  Competición Goles
1  23-9-1973  La Paz Bandera de Bolivia Bolivia 0-1 Victoria Eliminatorias -
2  26-5-1974  Ámsterdam Bandera de los Países Bajos Holanda 4-1 Derrota Amistoso -

Participaciones en la Copa del Mundo[editar]

Mundial Sede Resultado
Copa Mundial de Fútbol de 1974 Flag of Germany.svg Alemania Segunda Fase

Estadísticas[editar]

No se incluyen partidos de pretemporada[7] [8]

Club Div Temporada Liga Copas
nacionales(1)
Torneos
internacionales(2)
Total Media
goleadora(3)
Partidos Goles Partidos Goles Partidos Goles Partidos Goles
Rosario Central
Flag of Argentina.svg Argentina
1965 10 0 10 0 0.00
1966 24 2 24 2 0.08
1967 31 10 31 10 0.32
1968 25 3 25 3 0.12
1969 28 1 4 3 32 4 0.12
1970 19 12 1 0 20 12 0.60
1971 45 10 4 1 49 11 0.22
1972 39 9 6 1 45 10 0.22
1973 39 7 39 7 0.18
1974 32 7 6 1 38 8 0.21
Total club 292 61 5 3 16 3 313 67 0.23
Total carrera 292 61 5 3 16 3 313 67 0.23
(1) Incluye datos de Copa Argentina (1969-1970).
(2) Incluye datos de Copa Libertadores (1971-1972-1974).
(3) No incluye goles en partidos amistosos.

Total[editar]

Competición Partidos Goles Promedio
Primera División de Argentina 292 61 0.21
Copas nacionales oficiales 5 3 0.60
Copas Internacionales 16 3 0.19
Selección Argentina 2 0 0
Total 315 67 0.21

Palmarés[editar]

Como jugador[editar]

Título Club País Año
Nacional Rosario Central Flag of Argentina.svg Argentina 1971
Nacional Rosario Central Flag of Argentina.svg Argentina 1973

La Palomita[editar]

El 19 de diciembre de 1971, Poy disputó la recordada semifinal del Torneo Nacional de AFA en el Estadio Monumental frente a su clásico rival: Newell's Old Boys. Allí, Rosario Central venció por uno a cero a su acérrimo rival de siempre, con un recordado gol suyo: La Palomita de Poy.

Así, Rosario Central se clasificó para jugar la final del torneo argentino, donde posteriormente se consagraría campeón por primera vez en su historia.

Este gol de Poy quedó grabado en la historia del Clásico Rosarino, al punto que todos los 19 de diciembre de cada año los hinchas canallas se juntan a conmemorar y recordar aquella conquista. Aquel día puntual, se recrean esas acciones (donde el propio Aldo Poy reproduce la jugada para volver a marcar) y todos los presentes gritan una vez más ese histórico gol.[9] Lo curioso, fue que un grupo de simpatizantes de Rosario Central hicieron una presentación de este gol al libro Guinness de los Récords en 1995, para ser calificado como el gol más celebrado de la historia del fútbol ya que tradicionalmente, los hinchas del equipo y el propio Aldo Pedro Poy, se reúnen todos los 19 de diciembre de cada año para rememorar la jugada y gritar de nuevo el gol.[10] Vale aclarar, que al día de hoy, el gol aún no fue inscripto en el citado Libro de Guinness.

Tanta trascendencia tomó este gol que ha cambiado la sede del festejo oficial múltiples veces, trasladándose a diferentes regiones de la Argentina e incluso, traspasando las fronteras nacionales. En 1997, la palomita viajó a Cuba, en donde en la reinterpretación del mítico gol, donde el protagonista fue Ernesto Guevara, hijo menor del Che, una muy famosa personalidad, hincha célebre de Rosario Central [1]. También, el festejo ha sido llevado a otros países, como Estados Unidos (en 2000), Chile (en 2002) y Uruguay (en 2008), entre otros.

Cuento de Fontanarrosa[editar]

19 de diciembre de 1971 (frag.)

¡La cara de felicidad de ese viejo, hermano, la locura de alegría en la cara de ese viejo! ¡Que alguien me diga si lo vio llorar abrazado a todos como lo vi llorar yo a ese viejo, que te puedo asegurar que ese día fue para ese viejo el día más feliz de su vida, pero lejos lejos el día más feliz de su vida, porque te juro que la alegría que tenía ese viejo era algo impresionante! Y cuando lo vi caerse al suelo como fulminado por un rayo, porque quedó seco el pobre viejo, un poco que todos pensamos; “¡qué importa!” ¡Qué más quería que morir así ese hombre! ¡Esa es la manera de morir para un canalla! ¿Iba a seguir viviendo? ¿Para qué? ¿Para vivir dos o tres años rasposos más, así como estaba viviendo, adentro de un ropero, basureado por la esposa y toda la familia? ¡Más vale morirse así, hermano! Se murió saltando, feliz, abrazado a los muchachos, al aire libre, con la alegría de haberle ganado a la lepra por el resto de los siglos! ¡Así se tenía que morir, que hasta lo envidio, hermano, te juro, lo envidio! ¡Porque si uno pudiera elegir la manera de morir, yo elijo ésa, hermano! Yo elijo ésa..

de Roberto Fontanarrosa

El gol de Poy, motivó a que el escritor y humorista rosarino e hincha de Rosario Central, Roberto Fontanarrosa, escribiera un cuento de ficción llamado "19 de diciembre de 1971" (fecha del recordado partido). El mismo, fue publicado en 1982, en el libro "Area 18".

Si bien la historia es de ficción, el partido de fútbol entre los eternos rivales rosarinos fue real, y se disputó en la cancha del Club Atlético River Plate, con el resultado final favorable de 1 a 0 para Central gracias a la recordada Palomita de Aldo Pedro Poy, tal como lo describe la obra literaria de Fontanarrosa.

El cuento -humorístico/dramático-, trata la historia de un hombre -el Viejo Casale- el cual jamás en su vida había visto perder a Central en un clásico ante Newell's. Ante la importancia del partido de la semifinal de 1971, un grupo de amigos del hijo de Casale decide invitarlo a que concurra al Estadio a presenciar el trascendente encuentro ante el rival de toda la vida. Este grupo pensaba que la presencia del Viejo le traería suerte a Central, debido a su favorable historial ante Newell's (nunca lo había visto perder). Al hacerlo, Casale se niega rotundamente y aduce enfermedades del corazón que le impedirían concurrir a la cancha desde hacía más de dos años. Ante esta negativa, este grupo de centralistas decide planear un secuestro y así, llevar engañado a Casale al Monumental.

La historia, describe todo el viaje a Buenos Aires del viejo con los hinchas de Rosario Central, y las escenas más significativas del partido, con el gol de palomita a la cabeza. El cuento, finaliza con la muerte de Casale de un paro cardíaco -producto de la gran emoción- luego del pitazo final del árbitro y la victoria 1:0 ante el rival de toda la vida, que le dio el pase a la final del Campeonato Nacional al equipo auriazul.

Referencias[editar]