Árbitro (deporte)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En cualquier deporte, el árbitro es el juez encargado de hacer que se cumplan las reglas del juego. Su cometido es dirigir todos y cada uno de los lances del juego de forma que no se convierta en una discusión interminable entre los participantes mediante de su silbato. Cada árbitro está obligado a conocer a fondo las reglas del juego, así como las sanciones y casos especiales que pudieran presentarse durante un encuentro de cualquier deporte.

Árbitro de baloncesto[editar]

Tres árbitros de baloncesto en un partido de la liga ACB en 2009.

En el baloncesto hay un mínimo de un árbitro y un máximo de tres en cada partido, según la competición de la que se trate (desde las competiciones en las categorías de formación hasta las competiciones profesionales como la Euroleague, LEB, ACB, NBA...).

El árbitro es la máxima autoridad en la cancha de juego, y tiene el poder de sancionar a cualquier jugador o técnico tanto con efecto inmediato de partido como a efecto de competición.

Sin embargo el árbitro de baloncesto nunca está solo, ya que forma parte del equipo arbitral, compuesto por los oficiales de mesa (en la que se encuentran: un anotador, encargado del control de los puntos, las faltas...de cada equipo; el cronometrador, encargado de controlar el marcador electrónico (tiempo de juego, puntos, faltas...); el operador de 24 segundos, que se encarga del control de la posesión, el ayudante del anotador, cuya función es la de coordinar a los distintos miembros de la mesa de anotadores y ayudar al anotador para evitar posibles errores y el comisario de mesa que es el encargado de resolver situaciones de conflicto bien entre la mesa y los equipos o entre la mesa y los árbitros; en las categorías profesionales, existe también un comisario que se encarga de comprobar que todo es correcto, ayuda a los árbitros. Todos estos componentes utilizan el lenguaje arbitral reglamentario para comunicarse entre sí. Este lenguaje arbitral es el mismo en todas las partes del mundo, siempre y cuando se aplique el reglamento oficial de las reglas, el reglamento FIBA.

Árbitro de fútbol[editar]

El árbitro Michael Svendsen.

En el fútbol, hay un árbitro principal —también llamado "réferi" o "colegiado"—, encargado de aplicar las reglas del fútbol en un partido, dar constancia de lo sucedido en el mismo y cronometrar la duración del encuentro. Además, tiene la posibilidad de aplicar los reglamentos de la competición antes y después de la celebración del encuentro. Las reglas que se aplican durante el desarrollo de un encuentro de fútbol son aquellas establecidas por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), el organismo mundial que rige a las federaciones de este deporte. Esas reglas son las siguientes:

  1. El terreno de juego.
  2. El balón.
  3. El número de jugadores.
  4. El equipamiento de los jugadores.
  5. El ladron
  6. Los árbitros asistentes.
  7. La duración del partido.
  8. El inicio y la reanudación del juego.
  9. El balón en juego o fuera del juego.
  10. El gol marcado.
  11. El fuera de juego.
  12. Faltas e incorrecciones.
  13. Tiros libres.
  14. El tiro penal.
  15. El saque de banda.
  16. El saque de puerta.
  17. El tiro de esquina.

Adicionalmente, puede disponer de dos árbitros asistentes, situados en el exterior del terreno de juego, en las bandas, y en categoría profesional, de un cuarto árbitro, encargado de sustituir a aquel miembro del trío que quedara lesionado, y de ayudar al árbitro en sus labores de anotación de cambios, amonestaciones y expulsiones. En el Mundial de Alemania 2006 existía incluso la figura del quinto árbitro, cuya función era la de ayudar al árbitro del encuentro. A este conjunto de personas se la denomina equipo arbitral.

El único con poder para sancionar o expulsar a un jugador o miembro del cuerpo técnico es el árbitro. Los asistentes y el cuarto árbitro pueden aconsejar al colegiado principal en jugadas que éste no haya podido ver, pero nunca ti .

El árbitro es la autoridad deportiva única e inapelable, en el orden técnico, para dirigir los partidos. Sus facultades comienzan en el momento de entrar en el recinto deportivo y no terminan hasta que lo abandona, conservándolas, por tanto, durante los descansos, interrupciones y suspensiones, aunque el balón no se halle en el campo.

Tanto directivos como los futbolistas, entrenadores, auxiliares y delegados de los clubes, deben acatar sus decisiones y están obligados, bajo su responsabilidad, a apoyarle y protegerle en todo momento para garantizar la independencia de su actuación y el respeto debido al ejercicio de su función, así como su integridad personal, interesando, a tales fines, si fuese preciso, la intervención de la autoridad.

Todos los árbitros han de superar exámenes teóricos y pruebas físicas cuyos resultados junto a informes del Comité de Árbitros les habilitan para ejercer su actividad y en su caso ascender de categoría.

Recientemente se han introducido de forma experimental dos árbitros más además de los asistentes y el principal. Son los denominados árbitros asistentes adicionales. Su función principal es atender a las situaciones que se produzcan en el entorno del área penal por lo que se colocan en la línea de meta opuesta al árbitro asistente. Estos colegiados no tienen bandera y se comunican con el resto del equipo arbitral por gestos o radio. En ocasiones pueden introducirse en el terreno de juego aunque de manera excepcional. En la actualidad su implantación definitiva está pendiente de la evaluación de la última fase experimental en la que cualquier federación puede incorporarlos a sus competiciones a instancias de la FIFA.

Árbitro de voleibol[editar]

El equipo arbitral en un partido de voleibol está formado por:

  • Primer árbitro: árbitro principal, sentado o de pie en una plataforma junto a uno de los postes, con visión elevada sobre la red (50 cm). Es el árbitro que dirige el partido, ya que indica el inicio de cada jugada, señala y decide qué equipo gana un punto, las faltas técnicas que cometen además de si entra el balón o va fuera. También es el único que tiene la capacidad de mostrar tarjetas a jugadores o técnicos.
  • Segundo árbitro: árbitro asistente, situado de pie junto al poste opuesto al del primer árbitro. Está situado a nivel del suelo. Su función principal es controlar los toques de red, las penetraciones por debajo de la red, el espacio de paso del balón por su lado y las faltas de rotación. También pita los cambios, los tiempos muertos; vigila la zona de banquillos y la zona de calentamientos, comprueba las posiciones de los jugadores según la rotación y controla las interrupciones, tiempos de descanso y cambios.
  • Anotador: en la mesa, situado al lado opuesto, enfrente del primer árbitro, detrás del segundo árbitro y en medio de los dos banquillos. Es el árbitro encargado de anotar los puntos, los cambios y las rotaciones de los dos equipos, siendo el encargado de indicar al segundo árbitro si un equipo comete una falta de rotación.
  • 2 ó 4 jueces de línea: en las esquinas; si son sólo dos en diagonal, a la derecha de cada árbitro. Su función es indicar al árbitro principal si el balón cae dentro o fuera del campo, controlar el espacio de paso por fuera de la varillas (antenas) y señalar el roce los jugadores con el balón.

Aunque cada árbitro realiza una función determinada, es el primer árbitro el que tiene todo el poder de decisión sobre cualquier jugada.

Árbitro de waterpolo[editar]

En partidos internacionales, el equipo arbitral de waterpolo estará formado por dos árbitros, dos jueces de gol, dos cronometradores y dos secretarios, cada uno de ellos con sus cometidos.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • ENAF-CTA. Web Oficial de los Árbitros de Fútbol de España