Acequia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acequia.

Una acequia (del ár. hisp. assáqya, y este del ár. clás. sāqiyah, irrigadora) es un canal por donde se conducen las aguas para regar.

De origen árabe, estas construcciones, a pesar de ser conducciones de agua, difieren de los tradicionales canales heredados de los romanos. El uso principal es el riego del campo y la utilización de los planos y niveles del terreno para la distribución y conducción del agua, por lo que suelen distribuirse en ramales. En Castilla y otras partes (por ejemplo, en las vegas del río Tajuña), una acequia recibe el nombre de caz o cacera.

Difícilmente en una acequia observaremos construcciones como los acueductos; no obstante se pueden observar otras construcciones como los azudes o presas, las golas o compuertas de las acequias y las tornas, que sirven de retorno del agua sobrante al río.

El desarrollo de este tipo de construcción hidráulica tuvo lugar sobre todo en la época árabe, y a lo largo de la costa mediterránea, principalmente en las actuales Comunidad Valenciana, Región de Murcia (Huerta de Murcia) y Andalucía Oriental, destacando su importante papel en La Alpujarra (acequias protegidas del Sitio Histórico de la Alpujarra). Muchas de estas obras siguen utilizándose actualmente.

La alimentación del caudal de las acequias se realiza principalmente mediante azudes, pequeñas retenciones de agua, que derivan parte del cauce a estas. En ocasiones, el sistema de captación se realiza mediante las llamadas acequias de careo.

En las provincias argentinas de Mendoza y San Juan es común observar estos acueductos, se utilizan para regar el arbolado, las chacras, grandes plantaciones vitivinícolas, etc.. En las ciudades, también se usan para drenar el agua proveniente de las ocasionales pero fuertes lluvias estivales. Las provincias oesteñas cuyanas (tal como se las denomina a Mendoza y San Juan), se caracterizan, a pesar de encontrarse en una zona semi-desértica, por la gran cantidad de árboles con los que cuentan. La cultura de la forestación está fuertemente arraigada a los cuyanos, es probo que en ninguna casa cuyana falta un árbol y la acequia es su principal instrumento de riego. Los indios huarpes, pobladores autóctonos de la zona, desarrollaron ampliamente este sistema de irrigación en épocas precolombinas.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Canales de riego de Cataluña y Reino de Valencia, leyes y costumbres que los rigen, reglamentos y ordenanzas de sus principales acequias., François Jacques Jaubert de Passa, 1844.
  • Regadío y sociedad en la Valencia medieval. Valencia: Del Cenia al Segura, de Thomas Glick 1970.
  • Tratado de la distribución de las aguas del río Turia y del Tribunal de los acequieros de la Huerta de Valencia Francesc Xavier Borrull i Vilanova, 1831.

Enlaces externos[editar]