Pedogénesis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Comienzo de pedogénesis a partir de piedra caliza

La pedogénesis, edafogénesis o evolución de suelo (formación) es el proceso por el cual se crea el suelo. Es el principal tópico de la ciencia del suelo y la pedología, cuyos otros aspectos de estudio incluyen la morfología de suelos, su clasificación (taxonomía) de los suelos, y su distribución natural, presencia y pasado (geografía de suelo y paleoedafología).

La meteorización desempeña también un papel importantísimo en la creación de los suelos que cubren la superficie de la Tierra y sustentan toda vida. Un suelo refleja, hasta cierto grado, el material rocoso del cual se derivó, pero la roca basal no es el único factor que determina el tipo de suelo, ya que diferentes suelos se desarrollan sobre rocas idénticas en áreas distintas cuando el clima varía de un área a otra. Por lo tanto, otros factores ejercen influencias importantes sobre el desarrollo del suelo, como el relieve, el tiempo y el tipo de vegetación. La composición de un suelo varía con la profundidad. El afloramiento natural o artificial de un suelo revela una serie de zonas diferentes entre sí. Cada una de estas zonas constituye un horizonte, que representan, desde la superficie hacia adentro, las capas más meteorizadas o descompuestas y con diferentes acumulaciones de minerales por lixiviación o lavado del suelo, hasta llegar a la roca madre o fresca, de la cual se derivó el suelo. Estos horizontes de suelo se han desarrollado a partir del material original subyacente. Cuando este material queda expuesto por vez primera en la superficie, la parte superior queda sujeta a la meteorización intensa y la descomposición actúa rápidamente. Conforme avanza la descomposición del material, el agua que percola hacia abajo comienza a lixiviar algunos de los minerales y los deposita en niveles inferiores, los cuales con el paso del tiempo, se vuelven más gruesos y alcanzan mayores profundidades.[1]

Clima[editar]

El clima regula la formación del suelo. Los suelos están más desarrollados en áreas con más lluvias y más temperatura. La tasa de meteorización química se incrementa 2-3 veces cuando la temperatura sube 10 °C (20 °F). El clima también afecta cuales organismos se presentan, afectando al suelo química y físicamente (movimiento de raíces, tunelaje por micro y mesofauna).

Organismos[editar]

Los organismos que viven en y sobre el suelo forman distintos tipos de suelo. Los bosques coníferos forman una cama ácida desarrollando los Inceptisoles. Su mezcla o bosques puros de hojas deciduas forman una capa importante de humus, cambiando los elementos lavados y acumulados en el perfil de suelo, formando Alfisoles. Las praderas con su alta acumulación de humus, crea un horizonte A negro y grueso, característico de los Molisoles.

Materiales parentales[editar]

La roca o regolita de donde el suelo se forma se llama "material parental".

Los tipos principales son: eólico, de glaciares, aluviales, lacustres, de rocas.

Los edafólogos usan la siguiente fórmula para ver la formación del suelo:

s = f (cl, o, r, p, t,...)

s - propiedades del suelo; cl - clima regional; o - biota potencial, r - topografía; p- material parental; t - tiempo;... - variables adicionales.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Geomorfología Fluvial Universidad del Cauca. Colombia. Consultado el 16/09/2013
  • Buol, Stanley W., F.D. Hole and R.W. McCracken. 1997. Soil Genesis and Classification, 4th ed. Iowa State Univ. Press, Ames ISBN 0-8138-2873-2
  • Hole Francis D., J.B. Campbell. 1985. Soil landscape analysis. Totowa Rowman & Allanheld, 214 p. ISBN 0-86598-140-X
  • Jenny, Hans (1994) Factors of Soil Formation. A System of Quantitative Pedology. New York: Dover Press. (Reprint, with Foreword by R. Amundson, of the 1941 McGraw-Hill publication). pdf file format.
  • Pluijm, Ben van der, et al. Fall, 2005. Soils, Weathering, and Nutrients from the Global Change 1 Lectures. University of Michigan. Url last accessed on 2007-03-31