Órganos de Seguridad de Estado en Cuba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Historia[editar]

El núcleo central de los Órganos de Seguridad del Estado en Cuba comenzó a forjarse en 1958 durante la lucha insurreccional contra el gobierno de Fulgencio Batista en la Sierra Maestra.

Un hecho que marca un hito en esta historia, quedó definido el 20 de abril de 1958, en un informe firmado por el entonces comandante Raúl Castro Ruz y dirigido a Fidel, donde señalaba:

Creo el Cuerpo de Oficiales de la Inteligencia Rebelde que de gran utilidad nos ha sido hasta la fecha en todos los órdenes, pues son los que se encargan de los interrogatorios de los detenidos, hacer croquis de los puntos que en el futuro pueden ser objeto de un ataque nuestro; de dirigir nuestro servicio de inteligencia y espionaje, instruyendo a sus miembros de todos los trabajos especiales que se presentan (...) estamos perfeccionando el cuerpo de oficiales de Inteligencia Rebelde (I.R.) que tiene bajo su mando el S.O.C., o sea, el Servicio de Observación Campesina y otras dependencias más de este tipo.

Comunicación de Raúl Castro a Fidel Castro el 20 de abril de 1958

El teniente Arturo Lince González, desde la Comandancia Central, fungía como jefe de este servicio, que buscaba información sobre la ubicación, el armamento y la moral del ejército batistiano.

El 22 de agosto de 1958, cuando el Ejército Rebelde derrotó la Ofensiva de Verano lanzada por las tropas del ejército del actual gobierno de la isla, el Comandante Raúl Castro ordenó, mediante decreto firmado, la creación del Servicio Secreto, adscrito a la jefatura de su Estado Mayor, en el Segundo Frente Oriental Frank País bajo el mando del capitán Augusto R. Martínez Sánchez, con el objetivo de observar, investigar e informar sobre todo lo que pudiera afectar la seguridad de las fuerzas rebeldes.[1]

El recién creado Servicio Secreto recibió el nombre de Servicio de Inteligencia Rebelde (SIR en siglas), nombre que se mantuvo hasta el triunfo de las fuerzas revolucionarias, donde por indicaciones del Comandante en Jefe Fidel Castro, el 14 de enero de 1959 fue concebido el Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde con el propósito de defender y preservar los intereses de la población.

Al día siguiente, el 23 de agosto de 1959, la orden para la formación oficial del DIER la firmó el Comandante René de los Santos Ponce, designado al frente de esa institución, con el Comandante Abelardo Colomé Ibarra como jefe de Operaciones.

Muchos de los primeros combatientes que se integraron a esa institución procedían de la lucha insurreccional y la clandestinidad. Otros salieron de las filas de la clase obrera y del campesinado. Los caracterizó la entrega total y lealtad al Comandante en Jefe y a la naciente Revolución.

El 26 de marzo de 1959, surgió el Departamento de Información e Investigaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (DIIFAR), que a finales de año adoptó la nomenclatura de Departamento de Información G-2 MINFAR, que continuó el desempeño de un rol decisivo en el enfrentamiento a las actividades contra el gobierno de Fidel Castro en 1960 y la primera mitad de 1961.

El seis de junio de 1961, el Consejo de Ministros del Gobierno Revolucionario promulgó la Ley 940, que constituyó el Ministerio del Interior. Aquel G-2 MINFAR pasó al MININT, con la nomenclatura de Departamento de Seguridad del Estado (DSE), hasta hoy. El capitán Isidoro Malmierca Peoli fue su primer jefe.

Desde entonces, el Departamento de Seguridad del Estado, junto a otras Direcciones del Ministerio del Interior (MININT) y la Dirección de Contrainteligencia Militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), creada el 7 de noviembre de 1962 mediante la Orden No. 07 del comandante Raúl Castro Ruz, como integrantes de los servicios de seguridad cubanos, han continuado a cargo del enfrentamiento a las diferentes modalidades de agresión a la Revolución cubana de 1959.

Cinco décadas después, su estrecha alianza con las FAR, las organizaciones políticas y de masas -principalmente los Comités de Defensa de la Revolución- siguen siendo la base de su accionar.


Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]