Viejos creyentes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fragmento de La boyarda Morózova de Vasili Súrikov. 1877. Galería Tretiakov. Moscú.

Los viejos creyentes (en ruso: староверы) o raskólniki (de raskol o cisma, en ruso: раскол), en la historiografía de Rusia, eran los cristianos partidarios de la vieja liturgia y cánones eclesiásticos que no aceptaron la reforma de Nikon en 1654, fecha a partir de la cual fueron cruelmente perseguidos y diezmados. Su líder principal fue el protopope y escritor Avvakum (1620-1682).

Conservadores de una moral estricta, partidarios de la prohibición tajante del alcohol y del tabaco, y de la prohibición de rasurarse la barba. Para evitar lo que fue a su parecer la profanación de la fe, muchos de los viejos creyentes escaparon a las regiones remotas de Rusia o se quemaron vivos con sus familias.

Bajo el reinado de Pedro el Grande de Rusia, los viejos creyentes sufrieron persecuciones muy duras y le consideraron anticristo por ello y también por implantar los trajes y costumbres europeos.

Entre otras particularidades, los viejos creyentes se persignan con dos dedos, índice y mayor, a diferencia de los seguidores de la Iglesia ortodoxa rusa, o nikonianos, que se persignan con tres (pulgar, índice y mayor).

Algunas comunidades de viejos creyentes emigraron a Argentina, donde residen actualmente.

El Concilio de la Iglesia ortodoxa rusa celebrado en 1971 declaró nulas ciertas prohibiciones impuestas a los viejos creyentes en los Concilios de 1656 y 1667. En la actualidad la práctica religiosa de los viejos creyentes está legalizada en Rusia, incluso poseen varios conventos en el territorio de la Federación Rusa.

La Iglesia rusa ortodoxa de viejos ritos tiene parroquias en el territorio de la antigua Unión Soviética y en África (Uganda).

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]