Vórtice polar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vórtice polar sobre Maine en la mañana del 21 de enero de 1985

El vórtice polar es un ciclón persistente a gran escala situado cerca de las zonas polares terrestres, y se ubican en la media y alta troposfera y la estratosfera. Envuelve las altas presiones polares y forma parte del frente polar. El vórtice es más potente en el invierno hemisférico, cuando el gradiente térmico es más escarpado, y disminuye o desaparece en verano. El vórtice polar antártico es más pronunciado y persistente que el ártico; esto se debe a que la distribución de las masas de tierra en latitudes elevadas del hemisferio norte conlleva un aumento de las ondas Rossby que contribuyen a romper el vórtice, mientras que en el hemisferio sur el vórtice permanece menos afectado. El vórtice ártico tiene forma alargada, con dos centros, uno aproximadamente sobre Baffin Island en Canadá y el otro sobre el noroeste de Siberia.

La química del vórtice polar antártico ha creado un agotamiento de ozono severo. El ácido nítrico en las nubes polares estratosféricas reacciona con los CFCs formando cloro atómico (un solo átomo de cloro libre, en lugar de una molécula de dos átomos), el cual cataliza la destrucción fotoquímica del ozono. Las concentraciones de cloro formadas durante la noche del invierno polar, y la consiguiente destrucción de ozono es mayor cuando la luz del Sol vuelve durante la primavera (septiembre/octubre). Estas nubes sólo pueden formarse con temperaturas inferiores a unos -80°C, por lo que la región ártica más cálida no tiene agujero de ozono.

El vórtice polar antártico se mantiene normalmente de agosto a noviembre.

Se sabe que otros cuerpos astronómicos tienen también vórtices polares, incluyendo Venus (con un doble vórtice - es decir, dos vórtices polares en un mismo polo [1]), Marte, Júpiter, Saturno y la luna mayor de Saturno, Titán.

Referencias[editar]