Trichuris trichiura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Trichuris trichiura
Trichurisspmale.jpg
Macho de T. trichiura
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Nematoda
Clase: Adenophorea
Orden: Trichurida
Familia: Trichuridae
Género: Trichuris
Especie: T. trichiura
(Linnaeus, 1771)

Trichuris trichiura (pronunciado /trikiuris trikiura/, también conocido como tricocéfalo) es una especie parásita de nematodo del orden Trichurida, agente causal de la parasitosis conocida como tricuriasis. Conocido también como gusano látigo, por su parte anterior muy delgada y su parte posterior más ancha, como el mango.

El tricocéfalo presenta una distribución a nivel mundial y se pueden observar más comúnmente en el sur de Norteamérica y Centroamérica.

Características[editar]

Se trata de gusanos alargados, miden de 3 a 5 cm, con el extremo anterior delgado que ocupa 3/5 del parásito. Presentan un esófago con la porción anterior muscular con una cutícula en la parte superior, en la parte posterior se encuentra la glándula basilar rodeado del esticosoma, conformado de esticocitos con funciones secretoras. Presentan dimorfismo sexual; la hembra tiene el extremo posterior recto, la vulva se encuentra en la intersección del extremo anterior con el posterior; los huevos que pone tienen forma de limón; el macho tiene el extremo posterior en curvatura pronunciada con una espícula copulatriz, testículos, vasos eferentes y glándulas seminales.

Ciclo biológico[editar]

Huevos de Trichuris trichiura.

El humano se infecta con el tricocéfalo al ingerir huevos provenientes del suelo contaminado con heces humanas. Los huevos se incuban en el intestino delgado donde las larvas dan origen a adultos inmaduros, los cuales emigran al colon, donde completan su maduración.

En el colon el macho y la hembra de tricocéfalo se aparean produciendo (la hembra) de 2000 a 10000 huevos no embrionados por día, los cuales aun no son infectantes, que son excretados en las heces.

Los huevos no infectantes que se depositan en el suelo necesitan unas tres semanas para madurar, embrionarse y volverse infectantes. Tras la ingesta de estos huevos embrionados por el humano a través de algún objeto, alimentos o aguas contaminadas, se completa el ciclo.

Sintomatología, diagnóstico y tratamiento[editar]

La mucosa intestinal se inflama y queda edematosa. Cada tricocéfalo adulto consume al día 0,005 ml de sangre y las cargas muy altas de este parásito producen una fuerte anemia. La hemorragia en los sitios en que los parásitos están unidos también contribuye a la anemia en casos grandes. Cuando el recto queda edematoso, el pujo durante la defecación causan prolapso rectal. Algunas veces algunos parásitos adultos invaden el apéndice y causan apendicitis, en ciertos casos se produce diarrea secundaria a invasión bacteriana cuando se obtienen muchos tricocéfalos.

El diagnóstico del tricocéfalo con el laboratorio se basa en la detección de los huevecillos típicos presentes en las heces. Los sujetos con tricuriasis leve no presentan síntomas. Los casos de infección fuerte padecen apendicitis aguda. Con mayor frecuencia quienes tienen infecciones graves sufren anemia, dolor, sensibilidad abdominal, nauseas, vómitos, perdida de peso y expulsan materia fecal en pequeñas porciones, frecuentes y teñidas de sangre. Los niños pequeños suelen experimentar disentería crónica, anemia profunda, eosinofilia y retraso en su crecimiento. El diagnóstico definitivo se confirma al identificar en las heces los huevecillos característicos por medio de un estudio coproparasitoscópico. Cabe señalar, que se puede realizar una rectosigmoidoscopia, en la cual se observa en las paredes del recto que están adheridos los tricocéfalos.

Para el tratamiento de estos nematodos se utiliza el tiabendazol o también el mebendazol, además de que se debe de tratar a toda la familia para de esta forma prevenir su más que posible contagio. Aunque también es recomendable el uso de albendazol en dosis única de 400mg por día.

Enlaces externos[editar]