Tratado de París (1856)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Los Balcanes según lo dispuesto en el Tratado de París.

El tratado de París de 1856 dio por finalizada la guerra de Crimea, en la que Rusia se enfrentó contra el Imperio otomano, Francia, Reino Unido y el Reino de Cerdeña. El tratado, firmado el 30 de marzo, convertía al mar Negro en territorio neutral, prohibiendo el paso a los buques de guerra y la presencia de fortificaciones y armamento en sus orillas. El tratado supuso un duro revés para la influencia rusa en la región.

Moldavia y Valaquia permanecerían bajo el dominio de los otomanos, pero les serían concedidas constituciones y asambleas nacionales, que deberían ser supervisadas por las potencias vencedoras. Se proyectó un referéndum para conocer la opinión de la gente respecto a la unificación. También, Moldavia recibió el sur de Besarabia (Budjak).

El tratado también desmilitarizó las islas Åland en el mar Báltico, que pertenecían al Gran Ducado de Finlandia, que pertenecía a Rusia. La fortaleza de Bomarsund había sido destruida por las fuerzas francesas y británicas en 1854 y la alianza quiso prevenir su uso como base militar rusa. La paz de París confirmó la derrota de Nicolás I de Rusia.

Referencias[editar]

  1. a b Temperley, 1932, p. 390.

Bibliografía[editar]