Toyota GT-One

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Toyota GT-One
1999 Toyota TS020 01.jpg

Categoría LMGTP (originalmente GT1)
Constructor Toyota Motor Corporation
Diseñador(es) André de Cortanze
Predecesor Toyota TS010
Sucesor Toyota TS030 Hybrid
Especificaciones técnicas
Chasis Monocasco de fibra de carbono
Suspensión
 • Delantera
 • Trasera

Independiente
Independiente
Motor
 • Cilindrada
 • Config.
 • Turbo/NA
Toyota
3,579 litros
Motor V8 a 90º
Biturbo
Transmisión
 • Marchas
TTE
6 velocidades Manual secuencial
Combustible Esso
Ruedas Michelin Radial
Peso 900 kg
Palmarés
Equipo(s) Toyota
Pilotos Bandera de Japón Ukyo Katayama
Bandera de Japón Toshio Suzuki
Bandera de Japón Keiichi Tsuchiya
Bandera de Bélgica Thierry Boutsen
Bandera de Alemania Ralf Kelleners
Bandera de Reino Unido Geoff Lees
Bandera de Reino Unido Martin Brundle
Bandera de Francia Emmanuel Collard
Bandera de Reino Unido Allan McNish
Debut 24 Horas de Le Mans de 1998
Carreras Victorias Poles Vueltas rápidas


3 0 (2 victorias de clase) 2 3


Campeonatos de constructores 0
Campeonatos de pilotos 0
[editar datos en Wikidata]

El Toyota GT One (código TS020) fue un automóvil de carreras inicialmente desarrollado para la clase GT y después adaptado para Le Mans. Corrió en las 24 horas de Le Mans en 1998 y 1999.

Siguiendo el final de la era del Grupo C en 1994, Toyota decidió moverse a la clase GT basados en producción.

Toyota y Dallara fueron encargados de desarrollar el nuevo GT.

Resultados en carrera[editar]

El compartimiento del motor de un GT-One.

Introducido en Le Mans en 1998, la primera aparición del GT-One fue en los test oficiales de la carrera programada en mayo. Tres GT-Ones salieron, marcando el 2.º, 5.º y 10 º mejores cronos. Durante la propia carrera, los tres actuaron formidablemente en clasificación manteniendo su ritmo, calificando 2.º, 7.º, 8.º. Siendo batidos por los competidores de la clase GT de Mercedes-Benz.

En la carrera misma, el GT-One Nº28 sufrió un accidente a alta velocidad en mitad de carrera, quedando eliminado. Los otros dos continuaron peleando pero quedaban en el top 10. Sin embargo, con las horas acercándose, el mejor situado, el GT-One nº29, sufrió una falla en la caja de cambios mientras encabezaba la carrera. Por lo tanto Toyota fue a obtener el 9.º lugar de la carrera con el solitario nº27, el cual terminó 25[cita requerida] detrás del vencedor el Porsche 911 GT1.

Siguiendo el éxito de la clase GT1 en su totalidad sobre los Le Mans Prototipes, la ACO y la FIA cambiaron las regulaciones de las GT, requiriendo una larga cantidad de autos para las clases GT, por lo tanto eliminaron los agujeros en el sistema. Así Toyota fue forzado a hacer cambios en sus GT-One, como todos los competidores de su clase.

Toyota comenzó un duro trabajo de pruebas, incluyendo un test de larga distancia en el Circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica, poco después de una nevada. En las pruebas oficiales en Le Mans, los GT-One otra vez fueron rápidos, alcanzando la 1.ª, 3.ª y 5.ª vueltas más rápidas. Este ritmo continuó en la clasificación de la carrera, y los tres GT-One tomaron la 1.ª, 2.ª y 8.ª posiciones.

A lo largo de la carrera los GT-One lucharon por la cabeza, teniendo que cambiar en múltiples ocasiones entre los competidores de punta. Desafortunadamente, el GT-One sufrió una falla en los neumáticos Michelín durante la carrera. Después de solo 90 vueltas, el primer GT-One perdió cuando sufrió un pinchazo en el neumático y fue dañado, incapaz de volver a los pits y abandonando en la pista. A mitad de carrera otro GT-One sufrió un pinchazo que lo llevo a un accidente a alta velocidad destruyendo el automóvil. Esto dejó al equipo con un único coche, el cual se mantuvo en cabeza. Hasta ese punto, una larga cantidad de competidores había abandonado, con todos los Mercedes-Benz fuera por el famoso accidente de Mark Webber y un retiro. Audi también perdió dos de sus cuatro coches, y Nissan perdió el respaldo de su R391, aunque un viejo Courage C52, campañado por el equipo se mantuvo activo. BMW y Panoz fueron los únicos equipos en seguir sin problemas.

Durante la última hora de carrera, el solitario GT-One estuvo siguiendo al restante BMW por el liderato, pero mientras adelantaba al tráfico, sufrió un fallo de neumático y fue forzado a reducir su ritmo hasta volver a los pits por un nuevo juego de neumáticos. En el proceso. el GT-One perdió la oportunidad de luchar por la punta. El único GT-One quedó segundo en la general, una vuelta detrás del BMW. Como consuelo, ganó la clase GTP, aunque fue el único de su clase en terminar.

El GT-One correría una carrera más, apareciendo en los 1000 km Le Mans de Fuji de 1999, aunque la carrera consistía de equipos japoneses, saliendo muchos de los que habían competido en Le Mans. Toyota tuvo que competir contra su rival Nissan, quien también entró con su R391.

El programa para el GT-One no continuó en el 2000, Toyota en vez cambio al TTE a seguir en el nuevo equipo Toyota F1. Este intento marco el final de Toyota en Le Mans, el cual había empezado en 1985.

Some information in English:

In 1998, Toyota decided to race the 24 Hours of Le Mans for the first time since its days racing Group C cars. Back then, Toyota developed its road race cars exclusively in-house, within Japan. However, this time it entrusted the project to the group in charge of their World Rally Championship activities, German-based TTE (Toyota Team Europe) - The car it created was truly a world-class machine.

The new Le Mans Car, the TS020, was designed by André de Cortanze, known for styling the Peugeot 905B that conquered Le Mans in 1993. He pulled no punches with this car, incorporating the latest F1 technology into the design of the TS020.

Powering the svelte-looking car was the same twin-turbocharged 3.6-liter V-8 developed during the company's Group C days. The car's handling was a notch above the competition, with long control arms a la Formula 1.

In its first time at Le Mans in 1998, the TS020 showed superior performance, faster than any other car on the track, but mechanical trouble and an accident dashed any hope of winning. The following year, Toyota entered three TS020s. Of those, the lead and second car retired early, but the third car, driven by Ukyo Katayama, Toshio Suzuki, and Keiichi Tsuchiya managed to stay in the race and ultimately took 2nd place. This was the highest finish ever for a Japanese car driven by an all-Japanese team at Le Mans.

Enlaces externos[editar]