Torta frita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tortitas fritas»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tortas fritas, junto a un mate con su bombilla.

La torta frita (en Argentina, Uruguay y la Patagonia chilena), sopaipilla (en Chile y región argentina de Cuyo), cachanga (en el Perú)[1]​ o chipá cuerito (en el Noreste argentino[2]​ y Paraguay)[3]​ es un bocado típico de la gastronomía española y sudamericana. Es similar en preparación y origen a otros platos tradicionales de América Latina el picarón, aunque las tortas fritas usualmente se preparan de forma redondeada y achatada. También existen variantes que recuerdan por su masa y gusto a los buñuelos.

Preparación[editar]

Su masa es básicamente la del pan común con un leudado más corto, se compone básicamente de harina de trigo, agua tibia y sal, de aquí existen variantes de distintos agregados como levadura, huevos, leche, azúcar, manteca o grasa, luego de la fermentación se estira la masa, se la corta de la forma deseada y se fríe en grasa vacuna o aceite vegetal neutro. Una vez terminadas se las puede espolvorear con azúcar común o impalpable si gustan dulces. También se puede hacer con levadura química, aunque no tiene el mismo sabor que con la levadura natural o seca.

Por lo general, su forma es circular o en rombo y tiene un pequeño corte en el centro, como si fuera un ombligo. Algunas veces se hace un agujero redondo al centro, otras veces dos cortes paralelos. Este diseño la caracteriza, su función es que no se forme un globo de masa en el centro y facilitar su cocción.

Tipos[editar]

Según costumbre, son dulces o moderadamente saladas, ya que a la masa se le agrega solamente una pizca de sal en algunos casos. Otras recetas adicionan dulce de membrillo dentro de la masa antes de freirlas y hay quienes las untan con dulce de leche una vez terminadas. Las tortas fritas son de rápida preparación y cocción. Su alto contenido calórico no ha derribado la costumbre ya que su consumo esporádico no implica mayores consecuencias y además son muy sabrosas.

En el imaginario colectivo, se refuerza la idea de consumirlas como un alimento de ocasión, con la propuesta de que los días de lluvia son ideales para comerlas para acompañar el mate.

Los chinchulines de pizza, calle Corrientes (Buenos Aires) que merecían la aprobación de Leopoldo Lugones; [...] el mate, el mate con leche y las tortas fritas para el tiempo de aguas, entre las viejas familias, adictas a las tradiciones argentinas...[4]

También se cree que el origen de esta costumbre se debe a que antiguamente los gauchos de campaña juntaban el agua de la lluvia para hacer la preparación de la masa, por lo que más adelante quedó la costumbre de hacerlas cuando llueve. Además, se pueden comprar en puestos, en ferias o en las calles siempre a precios módicos que rondan los 50 centavos de dólar. Tradicionalmente las tortas fritas son unas de las facturas o «bizcochos» más utilizados para acompañar al mate.

Origen[editar]

El origen de estas pequeñas tortas es desconocido. Sin embargo, serían los españoles que en una primera etapa, los llevaron consigo a América. Suponiendo un origen árabe, (aunque probablemente fuera tomada de alguna parte de su imperio medieval); sería posteriormente, y tras la invasión árabe de la península Ibérica, cuando podría haber sido adoptada por sus habitantes, con variantes originarias de este territorio, y finalmente siendo llevada a algunos sectores de América tras el inicio de la colonización española.[cita requerida]

En España existen unas tortas de consistencia y sabor idénticos, que se denominan de distintas maneras dependiendo de la región, e incluso de la localidad. Concretamente, en la Alcarria, una comarca castellana, sita entre las provincias de Cuenca y Guadalajara, se las denomina "parpantas" o "papartas". Se elaboran de forma muy similar, y su sabor recuerda al de los buñuelos.

Posteriormente, al llegar inmigrantes de procedencia germánica (alemanes del Volga y alemanes) hacia la Argentina y Uruguay a partir de 1878 llevaron consigo unas tortas fritas con ciertas similitudes, notadas por los germánicos como Kreppel en alemán. Sin embargo, ellos se encontraron con que ya era común la preparación de otro tipo de tortas en Sudamérica desde tiempos coloniales.

La Kreppelfest de la comunidad germánica es celebrada en varias localidades de Argentina, e incluso se la organiza a nivel provincial. Su nombre fue traducido como la «Fiesta de la torta frita».[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]