Terremotos de Copiapó de 1822

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Terremotos de Copiapó y Valparaíso de 1822
Fecha 19 de noviembre de 1822
Profundidad km.
Coordenadas del epicentro 33°03′S 71°38′O / -33.05, -71.63Coordenadas: 33°03′S 71°38′O / -33.05, -71.63
Consecuencias
Zonas afectadas Provincias en Chile.


Los terremotos de noviembre de 1822 fueron dos sismos que afectaron gran parte de Chile:

Con respecto al último, afectó la zona comprendida entre las regiones de Atacama y del Maule; sin embargo, es probable que el movimiento telúrico haya sido percibido desde Antofagasta hasta Concepción. Este terremoto provocó marejadas que ocasionaron cierta destrucción en puertos, documentándose en Quintero y en Valparaíso. Se contabilizaron 170 réplicas, pero es posible que este mismo sismo haya sido réplica a su vez del terremoto que dos semanas antes había afectado la misma zona.

Situación política[editar]

Puesto que el gobierno de Bernardo O'Higgins estaba en descrédito se aprovechó el evento sísmico para pregonar que el terremoto era un castigo divino por su agnosticismo y el apoyo de la masonería a su gobierno. Justamente el edificio de gobierno se derrumbará con el gobernante a su interior debiendo este ser socorrido. Ciertas monjas predicaron el fin del mundo provocando pánico.[2]​ Adicionalmente, la visión de un meteorito la noche del 20 intensificó la histeria. Además que al igual que en cualquier catástrofe los saqueadores actuaron sin poder ser reprimidos rápidamente por el gobierno. O´Higgins caerá ese mismo año del poder.

Descripción de María Graham[editar]

La viajera inglesa Maria Graham se encontraba en Chile y escribirá en sus memorias una destacada descripción del terremoto en 1830, sin embargo provocará un acalorado debate en la Sociedad Geológica de Londres, entre dos corrientes de pensamiento acerca de los terremotos y su papel en la conformación de las montañas. Además de la descripción del terremoto en su Journal of a Residence in Chile, ella también escribió sobre el fenómeno más detalladamente en una carta a Henry Warburton, uno de los fundadores de la Sociedad Geológica de Londres.

Una de sus observaciones se refería a la elevación de grandes áreas de tierra respecto del nivel del mar. En 1830 este testimonio fue incluido en el innovador trabajo del geólogo Charles Lyell, The Principles of Geology, como prueba en apoyo de su teoría de que las montañas habían sido formadas gradualmente por sucesivas erupciones y terremotos.

Cuatro años más tarde, el presidente de la Sociedad, George Bellas Greenough, decidió refutar las teorías de Lyell, pero en vez de atacar a Lyell directamente, ridiculizó públicamente las observaciones de María.

Sin embargo, María no era alguien que aceptara este tipo de burlas. Su marido y su hermano retaron a duelo a Greenough, pero ella los retuvo. Dijo, según su sobrino a John Callcott Horsley: «Ustedes dos, tranquilos. Soy bastante capaz de luchar mis propias batallas, y tengo la intención de hacerlo». Publicó una respuesta aplastante a Greenough, y poco después era refrendada nada menos que por Charles Darwin, quien había observado la misma elevación de terrenos en el terremoto de 1835, ocurrido cuando visitaba el puerto de Valdivia (Chile), en el HMS Beagle.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas uch
  2. Pérez Rosales, Vicente. «Recuerdos del pasado (1814-1860)». Consultado el 18 de julio de 2012. «Ocurriósele a una santa monja decir, a eso de las diez y media de aquella temerosa noche, que sabía por revelación que el temblor era precursor del fin del mundo(...)Terminó al fin el angustiado plazo, y cuando, huyendo de terror, unos cerraban los ojos y otros se desmayaban, un repique general de campanas vino a anunciar al feliz Santiago que el Dios de las bondades, merced a los ruegos de las monjas, había perdonado al género humano». 

Enlaces externos[editar]