Sonic hedgehog

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sonic hedgehog
Shh structure.png
Estructura tridimensional del dominio de señalización de Sonic hedgehog
Identificadores
Nomenclatura
Locus Cr. 7 [1]

El homólogo Sonic hedgehog (SHH) es una de las tres proteínas de la familia hedgehog. SHH es el ligando mejor estudiado de la vía de señalización hedgehog. Juega un papel esencial en la regulación de la organogénesis de los vertebrados, como el crecimiento de las falanges de las extremidades y la organización del cerebro. Sonic hedgehog es un ejemplo canónico de un morfógeno tal como fue definido por el modelo de la bandera francesa de Lewis Wolpert: una molécula que difunde para formar un gradiente de concentración y tiene diferentes efectos en las células del embrión en desarrollo dependiendo de su concentración. Shh sigue siendo importante en el adulto, controlado la división celular de células madre adultas y está implicado en el desarrollo de ciertos cánceres.

Familia Hedgehog[editar]

El gen Drosophila hedgehog fue bautizado de tal forma puesto que su perdida de función causa un fenotipo cubierto por dentículos puntiagudos en las moscas de las frutas, similares a las de un erizo. Este gen tiene tres homólogos en vertebrados. Los dos primeros, Desert hedgehog (Dhh), e Indian hedgehog (Ihh), fueron nombrados según especies de erizos existentes. Dhh se expresa en las células de Sertoli en los testículos, e Ihh se expresa a su vez en el cartílago y es importante para el crecimiento de hueso postnatal.[1][2]​ Sonic hedgehog (Shh), nombrado en honor al personaje de videojuegos de Sega, es el homólogo de hedgehog en vertebrados con mayor número de funciones, principalmente en el desarrollo embrionario.[3]​ Las proteínas de la familia hedgehog son factores paracrinos con actividades morfogenicas. En el embrión inducen la diferenciación celular, y generan barreras entre tejidos. Para que una proteína hedgehog sea funcional debe estar acoplada a una molécula de colesterol. Esta unión tiene como resultado adicional, una mayor capacidad de difusión entre tejidos.[4]

Funciones[editar]

Neurulación[editar]

Shh es esencial para la formación del tubo neural en humanos y otros vertebrados, junto con genes como Pax3 y openbrain. El tubo neural debe polarizarse dorso-ventralmente para dar origen a dos tipos de neuronas: por una lado las neuronas espinales, que reciben señales de las neuronas sensoriales, situadas en la parte dorsal, y por otro lado las neuronas motrices situadas en la parte ventral. El patrón ventral está determinado por la secreción de la proteína sonic hedgehog en el notocordio. A su vez, el patrón dorsal está determinado por la secreción en el ectodermo de proteínas de la familia TGF-β como BMP4, BMP7, BMP5, Dorsalin y Activin. Los gradientes formados por estos factores paracrinos determinan la identidad de las células del tubo: dorsalmente se forma la placa del techo y ventralmente la placa del piso.[5][6]​ La importancia de la secreción de la proteína sonic hedgehog por el notocordio puede ser demostrada por el trasplante de este último, a los lados del tubo neural. Las células del tubo neural adyacentes al notocordio trasplantado, toman la identidad de las células de la placa del piso.[7][8]​ Adicionalmente, la expresión de Sonic hedgehog en la placa del piso juega un papel importante en la atracción de las neuronas comisurales a la línea media ventral.[9]

Especificación de las neuronas motrices[editar]

Para que la especificación de las neuronas motrices se lleve a cabo se tienen que dar dos procesos. El primero es regulado por la secreción de Sonic hedgehog en el notocordio, y consiste en la especificación de las neuronas del margen ventrolateral en neuronas ventrales. El segundo paso, regulado igualmente por la secreción de Shh, esta vez en la placa del piso del tubo neural, indica a las neuronas ventrales que se conviertan en neuronas motrices, y no en interneuronas.[10]​ Shh puede por lo tanto inducir a células madre neurales obtenidas mediante clonaje terapéutico, a diferenciarse en células madre neurales ventrales.

Crecimiento cerebral[editar]

Alteraciones en el gen Shh, junto con genes como ASPM, NCAM y microcephalin, pueden afectar el crecimiento del cerebro en humanos y otros vertebrados causando microcefalia, ya que se expresan en zonas donde ocurre la neurogénesis.[11]​ Estos genes han sido seleccionados positivamente durante la evolución de los humanos, dando como resultados mayor crecimiento del cerebro en comparación a otros primates como chimpancés, orangutanes y gorilas.[12]

Apoptosis[editar]

El fenómeno de muerte celular programada, apoptosis, está mediado por proteasas llamadas caspasas. Estas digieren la célula desde el interior, cortando proteínas celulares y fragmentando el ADN. En el tubo neural del pollo, la proteína receptora de hedgehog Patched, activa las caspasas. La unión de sonic heghog suprime patched y por lo tanto las caspasas no se activan, inhibiendo así el proceso de apoptosis.[13]​ Receptores dependientes como patched previenen la formación de células neurales fuera de los tejidos indicados, y la ausencia de dichos receptores está asociada a cánceres.[14]

Desarrollo de los dientes[editar]

El nudo de enamel, constituye el centro de señalización de los dientes. Su formación es inducida en el epitelio por la mesenquima derivada de la cresta neural. Este nudo secreta una gran variedad de factores paracrinos, entre los cuales están Shh, BMP2, BMP4, BMP7, y FGF4. Shh y FGF4 inducen la proliferación de las células para formar las cúspides.[15][16]​ Los BMPs se autorregulan, y regulan la producción de sus inhibidores generando un efecto de bloqueo en la proliferación epitelial. Shh y los FGFs tienen una actividad inhibitoria sobre los BMPs. El patrón de actividad localizada de estos factores, genera la gran diversidad de formas y cambios en los dientes de diferentes especies.[17]

Determinación del eje derecha-izquierda[editar]

Durante el desarrollo del pollo, Shh y chordin se expresan de manera localizada en la parte anterior de la banda primitiva y en el nódulo de hensen. Cuando la banda primitiva alcanza su máxima longitud, Shh deja de expresarse en el lado derecho del embrión inhibido por la expresión de Activin B, quién a su vez activa la expresión de FGF8. En el lado izquierdo del embrión Shh activa la expresión de Caronte, quien se encarga de inhibir a bmp, que se encontraba inhibiendo a nodal y lefty-2, por lo tanto estos se van a expresar del lado izquierdo, permitiendo la expresión del gen pitx-2 e inhibiendo la expresión del gen snail (función de nodal y lefty-2).Este proceso determina la formación del eje derecha-izquierda.[18]

Osificación endocondral[editar]

La osificación endocondral, un proceso que se da en la columna, costillas, pelvis y extremidades, involucra la formación de tejido cartilaginoso a partir e células mesenquimales y el posterior remplazo del cartílago por hueso. Sonic hedgehog genera la diferenciación de células mesenquimales en células cartilaginosas, mediante la inducción de la expresión de Pax1 en las células esclerotomales adyacentes.[19]

Desarrollo de extremidades[editar]

Durante la formación de las extremidades, una zona específica del mesodermo determina la identidad antero-posterior de la extremidad: la zona de actividad polarizante (ZPA). Esta zona está determinada por la expresión de Shh. Los factores de trascripción dHAND, Hoxd12 y Hoxb8 operan conjuntamente para activar la expresión de Shh y limitarla a la mesénquima posterior.[20]​ Las células de la ZPA donde se secreta Shh, no sufren apoptosis como las células de la cresta ectodérmica apical (AER), otra zona importante en la determinación de la identidad de la extremidad, sino que pasan a formar el hueso, la piel y el músculo de la extremidad. En embriones normales, el gen Shh es activado por los FGFs presentes en el cogollo de la pierna, mientras que los genes de FGF en la AER son activados por Shh. La proteína Shh, induce a Gremlin, un inhibidor de BMPs, previniendo así que los BMPs inhiban los FGFs de la AER.[21]​Esto quiere decir, que una vez se han establecido la ZPA y la AER, estos genes se soportan mutuamente.[22]​ La retroalimentación positiva generada, se detiene una vez que las células de la ZPA forman una barrera entre las células que secretan Shh y las que secretan Gremlin para mantener la AER.[23]​ Actuando típicamente como un morfógeno, Shh puede determinar la identidad de los dedos que se forman en la extremidad, dependiendo de su concentración y tiempo de expresión en cada dedo[24][25]​ El trasplante de la ZPA, o de células que secretan Shh al margen anterior del cogollo de la extremidad en formación conlleva a la formación de un patrón simétrico de expresión de Hoxd, y una duplicación simétrica en el número de dedos.[26]​ En la extremidad amputada de una salamandra, shh se expresa en el blastema, al igual que se expresaba en la formación de la extremidad.[27][28]

Desarrollo del intestino[editar]

El intestino sufre un proceso de especialización regional durante el desarrollo del pollo. Los límites entre regiones están dados por la interacción con el mesodermo. Cuando el tubo intestinal empieza a formarse en los extremos anterior y posterior, induce la especialización regional del mesodermo esplácnico, donde Shh está involucrado. En las etapas más tempranas del desarrollo la expresión de Shh está limitada al intestino posterior y a la faringe. A medida que el tubo intestinal se extiende hacia el centro del embrión, el área de expresión de Shh se extiende de igual manera. Su expresión desigual a través de todo el tubo delimita las zonas del mesodermo que rodea el intestino.[29]

Determinación del esclerotoma[editar]

La especialización de los somitas se lleva a cabo por la interacción entre varios tejidos. La parte ventral media del somita, es inducida a diferenciarse en esclerotoma por factor paracrinos entre los cuales se destaca Sonic hedgehog. Este es secretado por el notocordio y la placa del piso del tubo neural.[30][31]​ El esclerotoma dará origen posteriormente a partes de la columna vertebral y la mayoría del cráneo.

Desarrollo del páncreas[editar]

Mientras que la presencia de células cardíacas induce la formación del hígado, la presencia de células del notocordio la previene. El caso contrario se da durante el desarrollo del páncreas. La presencia del notocordio y la ausencia del corazón generan la formación del páncreas a partir del intestino. Esta activación se da por que el notocordio inhibe de la expresión de Shh en el endodermo.[32][33]Shh se expresa a lo largo de todo el endodermo intestinal, excepto en la región del páncreas. El notocordio secreta FGF2 y activin que inhiben a shh. Si se induce la expresión de shh experimentalmente, la formación del páncreas no se da y el tejido sigue siendo tejido intestinal.[34][35][36]

Desarrollo de ojos[editar]

La formación de dos ojos bilaterales a partir de el ojo central primordial, depende de la expresión de Shh. Éste tiene una acción antagónica al gen Pax6. De ser inhibido Shh, el ojo central no se separa resultando en la condición conocida como ciclopía: un único ojo ubicado generalmente bajo la nariz. Por el contrario una sobreexpresión de Shh suprime demasiado a Pax6, impidiendo la formación de los ojos.[37][38][39]​ Este es el fenómeno que lleva al arresto de la formación de los ojos en las poblaciones troglófilas de Astayanax mexicanum.[40]

Desarrollo de plumas y escamas[editar]

Las plumas al igual que el pelo y escamas son apéndices cutáneos formados por la interacción epitelio mesénquima entre la epidermis y el mesodermo dermal. Algunas de las proteínas paracrinas encargadas de inducir ciertas células y crear barreras entre tejidos.[41]

Shh y BMP2 se expresan durante la formación de las escamas en reptiles y de las plumas aves. El cambio que pudo haber dado origen a las plumas a partir de un ancestro reptil con escamas, es la localización de la expresión de Shh y BMP2 en la parte distal de la estructura, estimulando así la proliferación de células mesenquimales en el eje vertical de la pluma, para formar el raquis. [42][43]

Hay tres niveles de ramificación en plumas: Del raquis a barbas, de barbas a bárbulas y de bárbulas a ganchos. En una posición más distal a lo largo del folículo, el epitelio de la cresta de la barba prolifera y se diferencia para formar las placas marginales, placas de las bárbulas y las placas axiales.[43]​ Las placas de las barbas formarán las barbas mientras que las placas axial y marginal se convertirán en los espacios entre las estructuras de la pluma.[43]

Sonic Hedgehog (Shh) y BMP poseen interacciones complejas en la formación de las plumas. BMP4 posee una interacción antagonista con noggin, donde BMP4 posee un rol crítico en la ramificación de la pluma gracias a que promueve la formación del raquis y fusión de barbas mientras que noggin mejora la ramificación del raquis y de la barba.[43]​ Shh induce apoptosis en la placa marginal la cual termina en los espacios entre las barbas.

Shh y BMP2 interactúan de forma antagonista en la morfogénesis de la cresta de la barba, donde Shh es el que activa y promueve su propia transcripción mientras que BMP2 inhibe y regula la expresión de Shh.[44]​ En plumas penaceas se ha visto la importancia de esta interacción en señalización entre Shh y BMP2, donde un gradiente de señalización dorso ventral es importante para la formación del la cresta de la barba (forma helicoidal) y formación del raquis.[44]

Metamorfosis en ranas[editar]

Durante la metamorfosis de las ranas, el intestino de los renacuajos adaptado a una dieta herbívora, debe acortarse para adaptarse a una dieta carnívora. La absorción de las células en exceso y la reprogramación de las células restantes está mediada por la acción de la metaloproteinasa stromelysin-3 y por la transcripción de BMP4 y Shh.[45]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Bitgood, M. J. and A. P. McMahon. 1995. Hedgehog and BMP genes are coexpressed at many diverse sites of cell-cell interaction in the mouse embryo. Dev. Biol. 172:126–158.
  2. Bitgood, M. J., L. Shen and A. P. McMahon. 1996. Sertoli cell signalling by desert hedgehog regulates the male germline. Curr. Biol. 6: 298–304.
  3. Campillo, Santiago (21 de abril de 2016). «Cómo nos crecieron los brazos gracias a la proteína “Sonic hedgehog”». Hipertextual. Consultado el 13 de diciembre de 2018. 
  4. Lewis, P. M., M. P. Dunn, J. A. McMahon, M. Logan, J. F. Martin, B. St.-Jacques and A. P. McMahon. 2001. Cholesterol modification of Sonic hedgehog is required for long-range signaling activity and effective modulation of signaling by Ptc1. Cell 105: 599–612.
  5. Roelink, H., J. A. Porter, C. Chiang, Y. Tanabe, D. T. Chang, P. A. Beachy and T. M. Jessell. 1995. Floor plate and motor neuron induction by different concentrations of amino-terminal cleavage product of Sonic hedgehog autoproteolysis. Cell 81: 445–455.
  6. Briscoe, J., L. Sussel, D. Hartigan-O’Connor, T. M. Jessell, J. L. R. Rubenstein and J. Ericson. 1999. Homeobox gene Nkx2.2 and specification of neuronal identity by graded Sonic hedgehog signaling. Nature 398: 622–627.
  7. Placzek, M., M. Tessier-Lavigne, T. Yamada, T. Jessell and J. Dodd. 1990. Mesodermal control of neural cell identity: Floor plate induction by the notochord. Science 250: 985–988.
  8. Echelard, Y., D. J. Epstein, B. St.-Jacques, L. Shen, J. Mohler, J. A. McMahon and A. McMahon. 1993. Sonic hedgehog, a member of a family of putative signaling molecules, is implicated in the regulation of CNS polarity. Cell 75: 1417–1430.
  9. Charron, F., E. Stein, J. Jeong, A. P. McMahon, and M. Tessier-Lavigne. 2003. The morphogen sonic hedgehog is an axonal chemoattractant that collaborates with Netrin-1 in midline axon guidance. Cell 113: 11–23.
  10. Ericson, J., S. Morton, A. Kawakami, H. Roelink and T. M. Jessell. 1996. Two critical periods of Sonic hedgehog signaling required for the specification of motor neuron identity. Cell 87: 661–673.
  11. Bond, J. & 11 others. 2002. ASPM is a major determinant of cerebral cortical size. Nature Genet. 32: 316–320.
  12. Kouprina, N. and 12 others. 2004. Accelerated evolution of the ASPM gene controlling brain size begins prior to human brain expansion. PloS Biol. 2: 0653–0663.
  13. Thibert, C., M.-A. Teillet, F. Lapointe, L. Mazelin, N. M. Le Douarin, and P. Mehlen. 2003. Inhibition of neuroepithelial Patched-induced apoptosis by sonic hedgehog. Science 301: 843–846.
  14. Porter, A. G. and S. Dhakshinamoorty. 2004. Apoptosis initiated by dependence reseptors: a new paradigm for cell death? BioEssays 26; 656–664.
  15. Jernvall, J., P. Kettunen, I. Karavanova, L. B. Martin and I. Theseleff. 1994. Evidence for the role of the enamel knot as a control center in mammalian tooth cusp formation: Non-dividing cells express growth stimulating Fgf-4 gene. Int. J. Dev. Biol. 38: 463–469.
  16. Vaahtokari, A., T. Aberg, J. Jernvall, S. Keränen and I. Thesleff. 1996a. The enamel knot as a signalling center in the developing mouse tooth. Mech. Dev. 54: 39–43.
  17. Salazar-Ciudad, I. and J. Jernvall. 2004. How different types of pattern formation mechanisms affect the evolution of form and development. Evol. Dev. 6: 6–16.
  18. Levin, M. 2003. Motor protein control of ion flux is an early step in embryonic left-right asymmetry. BioEssays 25: 1002–1010.
  19. Cserjesi, P. and 7 others. 1995. A basic helix-loop-helix protein that prefigures skeletal formation during mouse embryogenesis. Development 121: 1099–1110.
  20. Lettice, L. A., Heaney, S. J. H., Purdie, L. A., de Beer, P., Oostra, B. A., Goode, D., Elgar, G., Hill, R. E. and de Graaff, E. 2003. A long-range Shh enhancer regulates expression in the developing limb and fin and is associated with preaxial polydactyly. Human Molecular Genetics 12: 1725-1735.
  21. Zúñiga, A., A. P. Haramis, A. P. McMahon and R. Zeller. 1999. Signal relay by BMP antagonism controls the Shh/Fgf4 feedback loop in vertebrate limb buds. Nature 401: 598–602.
  22. Niswander, L., S. Jeffrey, G. R. Martin and C. Tickle. 1994. A positive feedback loop coordinates growth and patterning in the vertebrate limb. Nature 371: 609–612.
  23. Scherz, P. J., B. D. Harfe, A. P. McMahon and C. J. Tabin. 2004. The limb Shh-Fgf feedback loop is terminated by the expansion of former ZPA cells. Science 305: 396.
  24. Ahn, S. and A. L. Joyner. 2004. Dynamic changes in the response of cells to positive hedgehog signaling during mouse limb patterning. Cell 118: 505–616.
  25. Harfe, B. D., P. J. Scherz, S. Nissim, H. Tian, A. P. McMahon, and C. J. tabin. 2004. Evidence for an expansion-based tempral Shh gradient in specifying vertebrate digit identities. Cell 118: 517–528.
  26. Riddle, R. D., R. L. Johnson, E. Laufer and C. Tabin. 1993. Sonic hedgehog mediates the polarizing activity of the ZPA. Cell 75: 1401–1416.
  27. Imokawa, Y. and K. Yoshizato. 1997. Expression of sonic hedgehog gene in regenerating newt limb blastema recapitulates that in developing limb buds. Proc. Natl. Acad. Sci. USA 94: 9159–9164.
  28. Torok, M. A., D. M. Gardiner, J.-C. Izpisúa-Belmonte and S. V. Bryant. 1999. Sonic hedgehog (Shh) expression in developing and regenerating axolotl limbs. J. Exp. Zool. 284: 197–206.
  29. Roberts, D. J., R. L. Johnson, A. C. Burke, C. E. Nelson, B. A. Morgan and C. Tabin. 1995. Sonic hedgehog is an endodermal signal inducing Bmp-4 and Hox genes during induction and regionalization of the chick hindgut. Development 121: 3163–3174.
  30. Fan, C. M. and M. Tessier-Lavigne. 1994. Patterning of mammalian somites by surface ectoderm and notochord: Evidence for sclerotome induction by a hedgehog homolog. Cell 79: 1175–1186.
  31. Johnson, R. L., E. Laufer, R. D. Riddle and C. Tabin. 1994. Ectopic expression of Sonic hedgehog alters dorsal-ventral patterning of somites. Cell 79: 1165–1173.
  32. Appelqvist, A., U. Ahlgren and H. Edlund. 1997. Sonic hedgehog directs _emodeling_ mesoderm differentiation in the intestine and pancreas. Curr. Biol. 7: 801–804.
  33. Hebrok, M., S. Kim and D. A. Melton. 1998. Notochord repression of endodermal sonic hedgehog permits pancreas development. Genes Dev. 12: 1705–1713.
  34. Offield, M. F. and 7 others. 1996. PDX-1 is required for pancreatic outgrowth and differentiation of the rostral duodenum. Development 122: 983–995.
  35. Jonnson, J., L. Carlsson, T. Edlund and H. Edlund. 1994. Insulin-promote-factor 1 is required for pancreas development in mice. Nature 371: 606–608.
  36. Ahlgren, U., J. Jonnson and H. Edlund. 1996. The morphogenesis of the pancreatic mesenchyme is uncoupled from that of the pancreatic epithelium in IPF/PDX1-deficient mice. Development 122: 1409– 1416.
  37. Chiang, C., Y. Litingung, E. Lee, K. K. Young, J. E. Corden, H. Westphal and P. A. Beachy. 1996. Cyclopia and defective axial patterning in mice lacking sonic hedgehog gene function. Nature 383: 407– 413.
  38. Kelley, R. I. and 7 others. 1996. Holoprosencephaly in RSH/Smith-Lemli-Opitz syndrome: Does abnormal cholesterol metabolism affect the function of Sonic hedgehog? Am. J. Med. Genet. 66: 478–484.
  39. Roessler, E. and 7 others. 1996. Mutations in the human sonic hedgehog gene cause holoprosencephaly. Nature Genet. 14: 357–360.
  40. Yamamoto, Y., D. Stock and W. R. Jeffery. 2004. Hedgehog signaling controls eye degeneration in blind cavefish. Nature 431: 844–8477.
  41. Gilbert S,F .2010. Developmental Biology (9 edición)
  42. Harris, M. P., J. F. Fallon and R. O. Prum. 2002. Shh-Bmp2 signaling module and the evolutionary origin and diversification of feathers. J. Exp. Zool. 294: 160–176.
  43. a b c d Yu, M., P. Wu, R. B. Widelitz and C. M. Chuong. 2002. The morphogenesis of feathers. Nature 420: 308– 312.
  44. a b Harris, M.P., Williamson, S., Fallon, J.F, Meinhardt, H., Prum, R.O. 2005. Molecular evidence for an activator-inhibitor mechanism in development of embryonic feather branching. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.
  45. Stolow, M. A. and Y. B. Shi. 1995. Xenopus sonic hedgehog as a potential morphogen during embryogenesis and thyroid hormone dependent metamorphosis. Nucleic Acids Res. 23: 2555–2562.