Seudonimato y anonimato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El seudonimato y el anonimato son dos maneras de referirse a una persona; se utilizan en las publicaciones de libros, en artículos periodísticos, en referencias policiales y en otros medios de comunicación masivos.

Seudónimo[editar]

El seudónimo es un nombre que utiliza una persona de manera intencional para publicar sus obras o libros. El seudónimo conlleva un nombre y un apellido o, en ocasiones, sólo un sustantivo. Por ejemplo, Gabriela Mistral fue el seudónimo que usó la poeta chilena Lucila Godoy de Alcayaga, ganadora del Premio Nobel de Literatura. Igualmente, con el seudónimo Pablo Neruda suscribía sus poesías el vate chileno cuyo nombre legal fue Neftalí Reyes. Otro famoso seudónimo fue Azorín, el de José Martínez Ruiz, el autor de Los pueblos y de tantos otros ensayos.

También en el caso de la política mundial hay seudónimos que identifican a varios personajes de la historia: Lenin, Stalin y Tito. En el cine, muchos actores y actrices aparecen con seudónimos y con dicha identidad pasan a la historia, como el caso de Cantinflas, para referirse al bufo mexicano Mario Moreno.

Legislación[editar]

Se permite el buen uso del seudónimo, sobre todo cuando se trata de periodistas o de escritores, que a la larga pasan a la historia con ese apodo. En el caso de los anónimos, en el caso de que atenten a la honra y dignidad de terceros, está perseguido por ley, y el ofensor merece sanción penal.[cita requerida]

Anonimato[editar]

Aviso de medidas contra el anonimato en internet para la prevención del terrorismo. Holacafé de Jorge Eduardo Fuentes Zúñiga.

El anonimato es el carácter o la condición de anónimo,[1]​ es decir, que la identidad de una persona o entidad es desconocida. Esto puede ser simplemente porque no se le haya pedido su identidad, como en un encuentro ocasional entre extraños, o porque la persona no puede o no quiere revelar su identidad. Por ejemplo, esto puede suceder a víctimas de crimen y guerra, cuya identidad no puede ser reconocida. Disfrazar la identidad puede también ser por elección, por razones legítimas como la privacidad y, en algunos casos, por seguridad personal. Muchas personas, tanto del ámbito del crimen como de muchos otros sectores, a menudo prefieren mantener su anonimato, como en el caso de escribir una carta con una amenaza o demanda: muchos trabajadores prefieren omitir su nombre al hacer pública su queja respecto a las malas condiciones de trabajo. En una gran ciudad existe mayor anonimato que en los pequeños poblados. Esto puede ser considerado tanto ventajoso como desventajoso. Los trabajos anónimos no siempre poseen un autor conocido. Pueden ser el resultado de una tradición folclórica, la difusión oral; o puede tratarse de que la información del autor se perdió o se escondió intencionalmente.[cita requerida]

ANONIMATO

La palabra anonimato (que no se sabe el nombre del autor) viene del sufijo -ato (que ha recibido la acción) sobre la palabra "anónimo" y esta del griego anonymous = "sin nombre". 

INFORME DEL LA ONU

Parámetros de la ONU sobre el anonimato y el cifrado, según David Kaye, reportero especial de la Organización de Naciones Unidas en materia de la libertad de expresión. Informe especial publicado el 29/05/2015 haciendo un llamado a las naciones de proteger el cifrado y el anonimato.

DEFINICIÓN DE ANONIMATO SEGÚN LA ONU:

El anonimato se puede definir como actuar o comunicarse sin usar o presentar el nombre o identidad propios; o como actuar o comunicarse en una manera que protege la determinación del nombre o identidad propios, o usando un nombre asumido o inventado que no puede necesariamente asociarse con la identidad legal o habitual de uno.

DEFINICIÓN DE CIFRADO SEGÚN LA ONU: 

Hace referencia aquello cuya escritura se desarrolla con cifras: es decir, con signos que se utilizan para la representacion de numeros o que solamente se pueden comprender cuando se conoce la clave correspondiente.

RESTRICCIONES DEL ANONIMATO Y CIFRADO SEGÚN LA ONU: 

La ONU recomienda a las naciones establecer tres límites para establecer seguridad para el gobierno y la población sobre el anonimato y cifrado, cosas que hacen parte del derecho a la privacidad. Límites: que cualquier limitación debe estar previamente prevista en la ley, que sólo puede ser impuesta por razones legítimas y que debe ser necesaria y proporcional.

La alta comisionada de Naciones Unidas de derechos humanos, Navi Pillay reiteró que es necesario que haya una legislación en la cual se defiendan los derechos de privacidad, seguridad y anonimato  de los periodistas.

El portador de la ACNUDH (Alto comisionado de Naciones Unidas De Derechos Humanos) Rupert Colville, afirmó que: cualquier limitación debe estar previamente prevista en la ley, que sólo puede ser impuesta por razones legítimas y que debe ser necesaria y proporcional.

FRANK WILLIAM LA RUE 

Frank William La Rue, fue el Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión. Este cargo se le da a una persona experta nombrada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para examinar e informar sobre la situación de un país o de un determinado tema de derechos humanos. Cualquier relator especial hace parte los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. 

Como Relator Especial, Frank La Rue tiene ciertos mandatos que cumplir, tales  como: 

“a) Reunir toda la información pertinente sobre las violaciones del derecho a la libertad de opinión y de expresión, la discriminación, las amenazas o el uso de la violencia, el hostigamiento, la persecución o la intimidación contra personas que traten de ejercer o promover el ejercicio del derecho a la libertad de opinión y de expresión, en particular, como cuestión de alta prioridad, contra periodistas u otros profesionales que trabajen en la esfera de la información, dondequiera que estos hechos ocurran.”

“b) Recabar y recibir información fidedigna y fiable de los gobiernos, de las organizaciones no gubernamentales y de cualesquiera otras partes que tengan conocimientos de esos casos, y responder a esa información”

“c) Formular recomendaciones y hacer sugerencias sobre los medios de promover y proteger mejor el derecho a la libertad de opinión y de expresión en todas sus manifestaciones.”

“d) Contribuir a la prestación de asistencia técnica o de servicios de asesoramiento por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a fin de promover y proteger mejor el derecho a la libertad de opinión y de expresión.” (ACNUDH) 

Estos relatores deben estar pendientes constantemente de cualquier amenaza al derecho de libre expresión. De esta forma, visitan países con amenazas y con cualquier tipo de censura recurrente, en tal caso se envían cartas dirigidas al Estado con el ánimo de actuar en pro de la libertad, y también se ven obligados a presentar un informe anual sobre el desempeño de este a lo largo de su cargo. 

La Rue se pronunció el 4 de junio del año 2012 en una Asamblea General de las Naciones Unidas en el Consejo de Derechos Humanos, basándose en su Informe del Relator especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión. En este,  narra la situación de los periodistas y las posibles dificultades con las que se pueden presentar; especialmente en territorios de guerra. Muchas veces por miedo a lo que puedan exponer estos periodistas pueden llegar a ser torturados o asesinados, entre otros. A lo largo del informe Frank La Rue relata la complicada situación de los periodistas y como su derecho a la libre expresión está siendo violado, pues estos buscan expresar la verdad y mostrar la realidad de un mundo tan caótico y problemático como el de hoy. Por esto mismo, cuando los periodistas hacen un intento de revelar las situaciones que aporrean a ciertas localidades, las personas que se ven “afectadas” por esas revelaciones intentan opacar y eliminar a esas personas que expresan su opinión. 

Hay una sección sobre la Seguridad y Protección de los periodistas en Internet en la que explica que con el creciente auge del internet, “han surgido los <<periodistas de Internet>>, que pueden ser tanto profesionales como <<ciudadanos periodistas>>, que no tienen formación pero desempeñan una función cada vez más importante al documentar y divulgar noticias a medida que se producen.” (La Rue, 2012, Informe del Relator especial, pg. 11)  

También, Frank resalta la importancia de estos últimos, pues permiten promover la libertad de expresión con múltiples opiniones, sobretodo en momentos en los que la censura se vuelve algo del diario vivir. Aunque el internet facilita compartir información, sigue existiendo un grave problema al respecto, La Rue da el ejemplo del asesinato de la periodista María Elizabeth Macías Castro, “cuyo cadáver decapitado fue encontrado cerca de la ciudad de Nuevo Laredo, junto con una nota en que decía que la habían matado por difundir noticias en sitios web de medios sociales...” (La Rue, 2012, Informe del Relator Especial, pg. 12).

Por otro lado, hace hincapié en la intimidación que se le hace a blogueros y periodistas de internet que comparten información que critican las autoridades. 

PERIODISMO EN COLOMBIA

En diferentes países en donde los conflictos  políticos son abrumadores, los periodistas que intentan hacer uso de la libertad de expresión para criticar las políticas de ciertos gobernantes o las controversias entre las diferentes ideologías políticas, terminan siendo eliminados o silenciados por autoridades, por los mismos gobernantes o por personas que no concuerdan con esas formas de pensar. Según El Tiempo, en Colombia “ un total de 164 colegas de todo el país fueron amenazados, perseguidos, golpeados, obligados a callarse o a dejar de hacer lo que dice este oficio que somos: informadores de la verdad. Esta cifra se mantiene en el histórico reportado por la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), desde 2006 hasta 2014; lo cual contrasta con la baja en los asesinatos a periodistas.” Con esto, se materializa lo anteriormente dicho, pues revela la difícil tarea de los periodistas y los peligros a los que se enfrentar por hacer su trabajo: decir la verdad. 

ANONIMATO

Desde que internet surgió como una forma de interacción y comunicación humana, esta se volvió una gran herramienta para denunciar crímenes, hacer críticas políticas y reportar casos olvidados. Internet ha permitido hacer todo esto debido a su interacción anónima, la cual permite una sensación importante de seguridad. Tal como explica Vladimir Garay, miembro de la organización por  los derechos digitales “una de las ventajas teóricas de internet en este aspecto, es que permite realizar todas estas acciones sin la necesidad de interactuar cara a cara con otros ni revelar nuestro verdadero nombre.” Esto es particularmente importante para quienes necesitan lidiar con temas sensibles de diversa índole: médica, de disidencia política, de violencia de cualquier índole, de denuncia. Internet puede entregar una sensación de seguridad, resguardo y privacidad que permite a ciertas personas  buscar e informarse sobre tópicos que difícilmente tocarían de forma abierta por temor a las represalias o a la humillación pública.

Internet necesita el anonimato para funcionar, es un elemento vital de su propia existencia y de la libertad para  democracia que este mismo representa. El anonimato inspiró la primavera Árabe , fue clave en la elección de 2016 en EEUU y ha sido clave en otros eventos como Gamergate y el escándalo de Anthony Weiner. Internet necesita el anonimato para cumplir su función hoy en día desde un usuario de twitter hasta un blog con un avatar falso, internet crea un escudo para proteger a la persona que diga una opinión por más controvertida o retorcida que esta sea. El anonimato puede tener muchos aspectos negativos, pero en los aspectos generales ha sido una de las principales características que ha llevado al internet como una herramienta política fundamental. 

El anonimato es un pilar fundamental para la libre expresión en internet, su existencia en sí se ha vuelto fundamental para la democracia y la libre expresión en este medio. El internet se ha vuelto una plataforma para la libre expresión, pues varias celebridades se han dado a conocer como grandes politólogos a través de este medio. Si alguien se está enfrentado a un poder autoritario el anonimato es clave para que este pueda opinar sin ningún miedo. El anonimato es tan importante como la libre expresión, ya que permite que en una sociedad donde todo lo que decimos especialmente si es con comentario inclinado a la derecha repercute en nuestras vidas diarias.  El anonimato permite la total libertad y la no censura, cosa que volvió a internet popular.

BIBLIOGRAFÍA

http://sipse.com/mundo/defiende-onu-derecho-a-privacidad-y-anonimato-de-periodistas-39613.html

http://www.ohchr.org/SP/Issues/FreedomOpinion/Pages/OpinionIndex.aspx 

http://www.acnur.org/t3/fileadmin/Documentos/BDL/2014/9691.pdf?view=1 

http://www.eltiempo.com/multimedia/especiales/amenazas-y-agresiones-a-periodistas-en-colombia/15208975/1/index.html

http://etimologias.dechile.net/?anonimato

https://www.derechosdigitales.org/10211/para-que-necesitamos-anonimato-y-por-que-es-importante-defenderlo/

Prohibición del anonimato y el uso de seudónimos en algunas legislaciones[editar]

El anonimato, a pesar de ser un mecanismo de protección del derecho a la libertad, de expresión concebido como una de las libertades centrales de la democracia, es un tema debatido en varias legislaciones y sobre el cual se han tomado distintas medidas.

Brasil[editar]

El texto constitucional de la República Federativa de Brasil de 1988 prohíbe expresamente el discurso anónimo con el propósito de mantener la posibilidad de identificar a las personas que se manifiestan a través de medios electrónicos, como en la vida real. Esta prohibición se encuentra en el artículo 5 numeral 4 de la Carta Política de Brasil.

“Artículo. 5. Todos son iguales ante la ley, sin distinción de cualquier naturaleza, garantizándose a los brasileños y a los extranjeros residentes en el País la inviolabilidad del derecho a la vida, a la libertad, a la igualdad, a la seguridad y a la prioridad, en los siguientes términos: IV. Es libre la manifestación del pensamiento, quedando prohibido el anonimato”.[2]

El uso de seudónimos aunque no se encuentre prohibido expresamente en la Constitución de Brasil, se ve limitado por la prohibición del discurso anónimo pues la misma obliga revelar todo tipo de información relacionada a la identidad de las personas que se expresan en medios electrónicos.

Venezuela

La legislación venezolana ha tomado una medida en el mismo sentido al establecer en su constitución la prohibición del anonimato en los términos del artículo 57 de la carta.

Artículo 57. Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado. No se permite el anonimato, ni la propaganda de guerra, ni los mensajes discriminatorios, ni los que promuevan la intolerancia religiosa.

Se prohíbe la censura a los funcionarios públicos o funcionarias públicas para dar cuenta de los asuntos bajo sus responsabilidades.

La prohibición al anonimato en el caso de La República Bolivariana de Venezuela, está atada a la responsabilidad que lleva consigo el derecho a la libre expresión. El anonimato impide que exista cualquier tipo de responsabilidad por parte de quien se refugia tras él y es precisamente lo que motiva esta prohibición.

Frente al uso de seudónimos la constitución no hace ninguna mención. Sin embargo, bajo el mismo entendido, se asume que este obstaculizaría el cumplimiento del deber que viene “anexo” al derecho de libre expresión. Ese de responder por todo lo expresado.  

Ecuador

Ecuador no tiene una ley explícita que prohíba el anonimato, sin embargo, el la Ley orgánica de Comunicación del 2013, en su artículo 20 establece la responsabilidad ulterior de los medios de comunicación.

“Art. 20.- Responsabilidad ulterior de los medios de comunicación.- Habrá lugar a responsabilidad ulterior de los medios de comunicación, en los ámbitos administrativo, civil y penal cuando los contenidos difundidos sean asumidos expresamente por el medio o no se hallen atribuidos explícitamente a otra persona.

Los comentarios formulados al pie de las publicaciones electrónicas en las páginas web de los medios de comunicación legalmente constituidos serán responsabilidad personal de quienes los efectúen, salvo que los medios omitan cumplir con una de las siguientes acciones:

  1. Informar de manera clara al usuario sobre su responsabilidad personal respecto de los comentarios emitidos;
  2. Generar mecanismos de registro de los datos personales que permitan su identificación, como nombre, dirección electrónica, cédula de ciudadanía o identidad, o;
  3. Diseñar e implementar mecanismos de autorregulación que eviten la publicación, y permitan la denuncia y eliminación de contenidos que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la ley.

Los medios de comunicación solo podrán reproducir mensajes de las redes sociales cuando el emisor de tales mensajes esté debidamente identificado; si los medios de comunicación no cumplen con esta obligación, tendrán la misma responsabilidad establecida para los contenidos publicados en su página web que no se hallen atribuidos explícitamente a otra persona."[3]

En ella se establece que los medios de comunicación son responsables de los comentarios que se realicen a través de sus portales web, además, de limitarse de replicar mensajes si el autor no se encuentra debidamente identificado.

Adicionalmente, en el 2015 el ex presidente Rafael Correa intentó regular el anonimato en la red ya se encontraba inconforme con unas cuentas anónimas  en twitter que eran utilizadas para criticar su gobierno, Crudo Ecuador. Adicionalmente en ese mismo año, desde una cuenta anónima  se difundieron imágenes íntimas de Mery Zamora, la exdirigente de la Unión Nacional de Educadores (UNE), lo que abrió un debate sobre la restricción de anonimato en internet.

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española (2001). «Anonimato». Diccionario de la Lengua Española. Consultado el 21 de julio de 2014. «1. m. Carácter o condición de anónimo.» 
  2. Brasil, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados | Asamblea Nacional Constituyente -. «Constitución de la República Federativa del Brasil, 1988». www.acnur.org. Consultado el 2017-11-18. 
  3. Asamblea Nacional de Ecuador. «Ley organica de Comunicación Ecuador». Consultado el 2017- 11-18.