Sara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sara (personaje bíblico)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Sara (שָׂרָה)
Sarah Abraham.jpg
Sara (derecha) y Abraham hospedando tres ángeles, Children's Bible Illustration
Esposa del Patriarca Abraham
Nacimiento Fecha desconocida
Ur, Caldea, Mesopotamia
Fallecimiento Fecha desconocida; se celebra el 9 de octubre
Hebrón,según la tradición.
Festividad 9 de octubre - Santa Sara

Sara (שָׂרָה) fue la esposa de Abraham y madre de Isaac mencionada en la Biblia. Según el libro de Génesis su nombre original era Sarai pero Dios lo cambió a "Sara" antes de concederle el milagro de tener un hijo a la edad de 90 años.[1] La Biblia cuenta que en un principio Sara había incitado a Abraham a tener un hijo con su esclava Agar pero más tarde, después del nacimiento de Isaac, expulsó a la mujer y a su hijo Ismael. Según la Biblia fue enterrada por Abraham en la Cueva de Macpela.

En hebreo el nombre "Sara" se usa para designar a una mujer de alto rango y a veces es traducido como "princesa".

Sara en la literatura[editar]

El Talmud señala que Sara era tan hermosa que a su lado las otras mujeres parecían monos[2] y ni siquiera los duros viajes junto a Abraham afectaron su belleza.[3] El Talmud afirma además que Sara fue superior a Abraham en los dones de profecía[4] siendo como una "corona" para su marido. Abraham oía y obedecía sus palabras pues reconocía su superioridad espiritual.[5] Además Sara sería la única mujer con quien Dios se comunicó directamente ya que las demás profetisas mencionadas en la Biblia recibieron mensajes de Dios por medio de ángeles.[6] Su nombre original era "Sarai" pero porteriormente se le llamó "Sara" (princesa) porque era la princesa de su casa y de su tribu.

En tierras del faraón[editar]

Según el Talmud, durante el viaje a Egipto Abram escondió a su esposa en un baúl para que nadie pudiera verla. Cuando llegaron a la frontera de Egipto el baúl fue inspeccionado por unos oficiales que insistieron en ver su contenido para determinar el monto de los impuestos. Cuando finalmente abrieron el baúl surgió una luz que emanaba de la misma belleza de Sarai. Entonces los oficiales comenzaron a competir unos con otros por comprar a Sarai ofreciendo altas sumas de dinero a Abraham.[7] Cuando finalmente Sarai fue llevada ante el Faraón, dijo que Abram era su hermano por lo que el rey le dio muchos regalos.[8] Como una prueba de su amor, el rey puso a nombre de Sarai sus propiedades dándole como herencia la tierra de Goshen. Por esta razón los israelitas más tarde habrían vivido en esa tierra[9] El rey llegó incluso a darle a Sarai su propia hija como esclava.[10] Sarai oró a Dios para que la salvara del rey y Dios le respondió enviando a un ángel que golpeaba al rey cada vez que este trataba de tocarla. El faraón, asombrado al sentir los golpes, le habló amablemente a Sarai quien terminó confesando que Abram era en realidad su esposo. Entonces el rey dejó de molestarla[11] Según otra versión, el rey persistió en acosar a Sarai aún después de que le confesara que estaba casada. Entonces el ángel golpeó al rey con tanta fuerza que lo dejó herido advirtiéndole que no siguiera molestando a Sarai.[12] De acuerdo a una tradición, cuando el faraón vio estos milagros de parte de Sarai decidió darle a su hija Agar como esclava diciendo: "es mejor que mi hija sea esclava en la casa de esta mujer que ama de cualquier otra casa". Abimelec actuó de una forma similar[13] Al comienzo Sarai trataba bien a su esclava Agar e incluso le pedía a las mujeres que la visitaban que visitaran también a Agar. Más tarde, cuando Abram dejó embarazada a Agar, esta comenzó despreciar a Sarai. Según el Talmud, Sarai trató duramente a su esclava imponiéndole trabajos pesados y hasta llegó a golpearla.[14]

Nacimiento de Isaac[editar]

Banishment of Hagar, Etching. À Paris chez Fr. Fanet, Éditeur, Rue des Saints Pères n° 10. XVIIIth century.
Sara aparece con el pequeño Isaac a la izquierda de Abraham, observando como Abraham expulsa a Agar y su hijo Ismael.

Según el Talmud, originalmente Sarai estaba destinada a vivir hasta los 175 años de edad pero le fueron quitados 48 años por haberse quejado a Abraham, culpándolo de que Agar le hubiese perdido el respeto[15]

Sarai era estéril hasta que recibió un milagro[16] después de que su nombre fuese cambiado de "Sarai" a "Sara".[17] Cuando su fertilidad fue restaurada dio a luz a Isaac, pero la gente no creyó que fuese un milagro sino que decían que el patriarca y su esposa habían adoptado un bebé huérfano simulando que era su propio hijo. Más tarde Abraham invitó a todos los hombres importantes a un banquete para celebrar el destete de Isaac. Sara también invitó a las mujeres quienes trajeron a sus propios hijos. En esa ocasión Sara le dio de mamar de sus propios pechos a todos los niños convenciendo a los invitados que el nacimiento de Isaac realmente había sido un milagro.[18]

Muerte[editar]

La leyenda relaciona la muerte de Sara al sacrificio de Isaac.[19] Hay dos versiones de la historia. De acuerdo a una de ellas, Samael vino y le dijo: "tu esposo tomó al niño y lo sacrificó. El niño gimió y lloró pero no pudo escapar de su padre". Entonces Sara comenzó a llorar amargamente y finalmente murió de tristeza.[20] Según otra versión, Satanás se disfrazó de viejo y le dijo a Sara que Isaac había sido sacrificado. Sara, creyendo que era cierto, lloró amargamente, pero más tarde se consoló a sí misma pensando que el sacrificio había sido ofrecido por mandato de Dios, y partió de Beer-sheba a Hebrón preguntando a todos los que encontraba en el camino si sabían qué dirección había tomado Abraham. Entonces Satanás vino de nuevo en forma humana y le dijo que no era cierto que Isaac hubiese sido sacrificado sino que estaba vivo y que pronto volvería con su padre. Al oír esto Sara murió de gozo en Hebrón. Abraham e Isaac regresaron a su hogar en Beer-sheba y al no hallar a Sara fueron a Hebrón donde la encontraron muerta.[21]

Durante la vida de Sara su casa estuvo siempre abierta a la hospitalidad, el dinero se multiplicaba milagrosamente, una lámpara ardía desde la noche del sábado a la noche del sábado siguiente y una columna de nubes se posaba sobre la entrada de su tienda.[22]

Referencias del Nuevo Testamento[editar]

En su primera epístola, el apóstol Pedro alaba a Sara por su obediencia hacia su esposo.[23] Se pueden encontrar otras referencias a Sara en el Nuevo Testamento en Romanos,[24] Gálatas[25] y Hebreos.[26]

Referencias[editar]

  1. Génesis 17:15
  2. (B. B. 58a)
  3. (Genesis Rabba xi. 4)
  4. (Exodus Rabba i. 1.)
  5. (Genesis Rabba xlvii. 1)
  6. ib. xlv. 14
  7. Genesis Rabbah xl. 6;."Sefer ha-Yashar", sección "Lek Leka"
  8. "Sefer ha-Yashar," l.c.
  9. Pirḳe R. El. xxxvi.
  10. "Sefer ha-Yashar," l.c.
  11. "Sefer ha-Yashar" l.c.
  12. Genesis Rabbah xli. 2
  13. Genesis Rabbah xlv. 2
  14. ib. xlv. 9
  15. R. H. 16b; Genesis Rabbah xlv. 7)
  16. Genesis Rabbah xlvii. 3
  17. R. H. 16b.
  18. (B. M. 87a; comp. Gen. R. liii. 13
  19. (ib. lviii. 5)
  20. (Pirḳe de Rabbi Eliezer xxxii.)
  21. ("Book of Jasher", sección "Wayera")
  22. (Genesis Rabba lx. 15)
  23. 1 Pedro 3:6
  24. Romanos 4:19 y 9:9
  25. Gálatas 4:22-23
  26. Hebreos 11:11

Enlaces externos[editar]