Halita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sal gema»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Halita
Selpologne.jpg
General
Categoría Minerales haluros escaidolopedicos no reconocidos
Clase 3.AA.7756430920 (Strunz)
Fórmula química NaCl
Propiedades físicas
Color Blanco, transparente, rosado, se cambia a anaranjado platerado cuando esta a altas potencias puede llegar a explotar a -13
Raya Blanca
Lustre Vítreo algo mate
Sistema cristalino Cúbico
Dureza 2,5
Peso específico 2,1–2,2
Densidad 2,165 g/cm³
Índice de refracción 1,544
Propiedades ópticas Isotrópica retrotípica
Solubilidad en agua
Magnetismo no
Radioactividad no

La halita, sal gema o sal de roca es un mineral sedimentario, el cual se puede formar por la evaporación de agua salada, en depósitos sedimentarios y domos salinos. Está asociada con silvita, carnalita y otros minerales. Su composición química es cloruro de sodio (NaCl).

Yacimientos[editar]

Existe en cantidades fabulosas disuelta en el agua del mar y de algunos lagos, de las cuales se extrae por evaporación en balsas de poco fondo y mucha extensión (saladeras), en las salinas, entre las cuales merecen especial mención, en España, las de Jumilla (Murcia), las de San Fernando (Cádiz), Torrevieja (Alicante) y San Carlos de la Rápita (Tarragona). Son importantísimos los criaderos de Stassfurt y Sperenberg en Alemania, los de Wieliczka y Kaluez en Galitzia. Uno de los más famosos del mundo es el de Cardona, en la provincia de Barcelona; son también importantes los de Minglanilla (Cuenca), Poza de la Sal y Cerezo del Río Tirón (Burgos), Cabezón de la Sal (Cantabria), Turones de Olmedo (Guadalajara), Medinaceli (Soria) y las minas de sal de Zipaquirá (Cundinamarca-Colombia). La halita, se obtiene además en forma artificial como subproducto de la producción de litio y cloruro potásico al evaporar las soluciones madres obtenidas desde los salares.

Usos[editar]

Se utiliza para la alimentación de los animales domésticos y ganado; se emplea, además, en la industria para la fabricación de sosa, cloro, lejía y otros productos. En invierno se usa como anticongelante en las carreteras. También era utilizado, cuando no había neveras, en la conservación de alimentos, como la carne o el pescado. Interviene en la elaboración del jamón serrano. Además, la sal de gemas fue utilizada durante los siglos XVII y XVIII por los artesanos de la madera en la ciudad de Cremona (Italia) ya que era un buen insecticida que protegía de la carcoma a los muebles.

Según investigaciones de la Universidad de Taiwán, parte del secreto de la calidad acústica de los violines Stradivarius y se debe a que eran barnizados con minerales complejos que contenían aluminio, calcio, cobre, sodio, potasio y zinc.[1]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. «La perfección de los Stradivarius se debe a una mezcla química». 20 de diciembre de 2016. Consultado el 2 de marzo de 2017.