Rafael Rangel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rafael Rangel
Rafael Rangel (1877-1909).jpg
Información personal
Nacimiento 25 de abril de 1877
Bandera de Venezuela Betijoque, Venezuela
Fallecimiento 20 de agosto de 1909 (32 años)
Bandera de Venezuela Caracas, Venezuela
Información profesional
Ocupación Científico, investigador
Educación
Alumno de Luis Razetti, José Gregorio Hernández

Rafael Rangel (Betijoque, estado Trujillo, Venezuela, 25 de abril de 1877-Caracas, 20 de agosto de 1909)[1]​ fue un científico e investigador venezolano, que se dedicó al estudio de las enfermedades tropicales. Es considerado el padre de la parasitologíay el bioanálisis en Venezuela.[2]​ Célebre por ser el primero en describir en su país natal el Necator americanus, parásito causante de la anquilostomiasis, entre los años 1903 y 1904.[3][1]​ Como investigador, Rangel contribuyó en gran medida a dar soluciones a problemas sanitarios de su época.[4]​ En 1902, fue nombrado primer director del laboratorio de histología y bacteriología del Hospital Vargas.[5]​ En 1908, tras petición del presidente Cipriano Castro, se encargó de la campaña sanitaria para erradicar la peste bubónica en La Guaira,[5]​ y un año después, luego de caer en depresión por varios problemas surgidos durante la peste y —probablemente— por la negativa a una anhelada beca en el extranjero, se suicidó con cianuro.[6]

Carrera científica[editar]

Estudios de medicina[editar]

En septiembre de 1896, después de haber culminado su bachillerato, viajó a la ciudad de Caracas con el propósito de estudiar medicina en la Universidad Central de Venezuela (UCV).[5][7][1]​ Se inscribió en los cursos de anatomía, histología, bacteriología, física y química médica en dicha universidad.[7][1]​ Culminó su primer año satisfactoriamente «con notas sobresalientes», y se matriculó en el segundo año de medicina.[7]​ Además de ello, tomó parte en el concurso de externos del Hospital Vargas, en el que los estudiantes debían realizar una tesis del hueso coxal, y obtuvo la segunda mejor puntuación del concurso.[7]​ Sin haber cursado el tercer año de medicina, Rangel decidió retirarse de la universidad,[7][1][5]​ por motivos «no bien dilucidados».[5]

Primeros pasos en el campo de la investigación (1900-1901)[editar]

Rangel, mientras estudiaba el segundo año de medicina en la UCV, recibía lecciones de clínica médica por parte del doctor Santos Aníbal Dominici en el Instituto Pasteur de Caracas en 1900, que le permitió destacarse en el campo de la bacteriología y la microbiología.[7][3][5]​ Él además sirvió como asistente de Dominici en sus tareas diarias en el Hospital Vargas, que le ayudó a obtener los conocimientos prácticos de la medicina; a partir de ello, se integró a la disciplina del laboratorio.[7]​ Entre tanto, Rangel sufrió tuberculosis pulmonar, y para su recuperación Dominici recomendó que volviera a su pueblo natal hasta su recuperación. Luego de haber superado la enfermedad, Rangel regresó a Caracas y se reincorporó nuevamente a sus labores.[7]​ A principios de 1897, fue nombrado asistente del laboratorio de Hernández, quien fue también uno de sus mentores;[5]​ Rangel complementó sus conocimiento sobre laboratorio al formar parte de las cátedras dirigidas por Hernández, en la que aprendió a «conocer las técnicas de la parasitología microscópica, la coloración de microorganismos, la elaboración de medios de cultivo y la inoculación de gérmenes patógenos en animales de laboratorio», investigaciones bastante avanzadas para la época.[7][5]​ En 1901, ya familiarizado con las técnicas de microbiología, inició sus investigaciones sobre la estructura y fisiología del sistema nervioso,[5]​ tras sugerencias del doctor Hernández, que se convirtió en el trabajo publicado de Rangel.[7][4]​ Asimismo, a menudo solía realizar autopsias, y estudiaba microscópicamente la anatomía del cuerpo humano, principalmente los órganos y tejidos.[7]

Director del laboratorio del Hospital Vargas (1902-1909)[editar]

El 18 de febrero de 1902, Rangel fue nombrado primer director del laboratorio de histología y bacteriología del Hospital Vargas,[5]​ función que cumplió hasta su muerte en 1909.[7][1][4]​ Para su asignación, el laboratorio no contaba con muchos equipos, ya que estaba recién creado.[7][1]​ Sin embargo, con la ayuda del presidente de ese entonces, Cipriano Castro, equipó el laboratorio con microscopios y otros insumos.[7][3][4]​ Allí, siguió con sus investigaciones acerca de la parasitología, y además utilizó como consultorio para dar soluciones terapéuticas.[7]​ Entre 1904 y 1909, fue tutor de un total de dieciséis tesis médicas, basadas principalmente en técnicas de laboratorios y de medicina experimental.[5]

Aportes a la ciencia (1903-1907)[editar]

Necator americanus[editar]

En 1903, Rangel inició en el laboratorio que dirigía, sus investigaciones acerca de una enfermedad que causaba una gran disminución del número de glóbulos rojos en la sangre, palidez general de la piel y mucosas, principalmente notable en los labios, encías y conjuntivas.[4][7]​ Además de cansancio, vértigo y cefaleas.[4]​ Los enfermos mayormente provenían de comunidades rurales de Caracas y de localidades adyacentes como Guarenas, Petare, Santa Lucía y Ocumare del Tuy.[4]​ Tras analizar la sangre de los pacientes, descubrió cuadro clínicos característicos de la anemia,[4]​ y en las heces huevos parásitos.[8][3][5]

Luego de practicar autopsia a uno de sus pacientes, descubrió variados trastornos gastrointestinales y gusanos adheridos a la mucosa intestinal, que identifica como anquilostomiasis.[8][3]​ Al realizar un examen analítico minucioso de los gusanos, dedujo que no se trataba de Ancylostoma duodenale sino de una nueva especie.[3][8]​ Sin embargo, meses más tarde de haber descubierto la otra especie, Necator americanus parásito que causa la Anquilostomiasis, se enteró que ya había sido hallado por un estadounidense llamado Stiles.[5][3][8]​ Su análisis permitió dar con el tratamiento de dicha enfermedad en su país natal.[3][8]​ Descubrimiento por el cual es elogiado como el padre de la parasitología y el bioanálisis en Venezuela.[2]

Otros hallazgos[editar]

Para finales de 1904, se trasladó a los llanos venezolanos, donde logró establecer la causa del parásito Trypanosoma evansi, conocida popularmente como la «derrengadera» o «peste boba», tras encontrar tripanosomas en la sangre de caballos.[7][1]​ Posteriormente, en 1906 y 1907, viajó a Coro y dio con el diagnóstico preciso del Ántrax.[7][8]​ Además investigó el agente infeccioso del Bacillus anthracis en los cueros de los mataderos de Valencia y en las cabras y ovejas de Coro.[7]​ Por otro lado, también realizó investigaciones entomológicas con zancudos en Caracas.[7]

Últimos años (1908-1909)[editar]

Peste bubónica en La Guaira[editar]

En marzo de 1908, un doctor en La Guaira observó un caso médico que diagnosticó como «peste bubónica», que al ser informado a Cipriano Castro, quien para ese entonces desempeñaba el cargo de presidente de Venezuela, y por sugerencia de un miembro de su gabinete, envió a Rangel a investigar y dar solución a esta atroz enfermedad, que rápidamente se convirtió en el foco de atención para toda población venezolana.[7]​ Llegó a La Guaira el 20 de marzo y de una vez le fueron presentado dos enfermos con fiebre y bubones, con evolución de catorce y diecinueve días respectivamente.[7]​ El equipo médico encargado de la contingencia sanitaria.[7]​ El primer análisis para diagnosticar la misteriosa enfermedad, no arrojó resultados.[7]​ Asimismo se realizó exámenes a animales, que se encontraban asintomáticos.[7]​ Dedujo que no se trataba de peste bubónica, ya que al principio no pudo identificar el bacilo causante de la enfermedad, y se avisa que no había ninguna peste.[7][1]​ Sin embargo, para mediados de abril seguían apareciendo personas infectadas en La Guaira, por lo que al enterarse, decidió ir a dicha ciudad nuevamente, y tras volver a examinar las muestras le dio a conocer al presidente que encontró el bacilo específico de la temida enfermedad, que efectivamente era bubónica.[7][5]

Con el fin de erradicar la peste, se vio en la necesidad de pedir la quema de los ranchos de las personas afectadas, que según Rangel, el presidente Castro se encargaría de su indemnización.[7][3][4][1]​ Por otro lado, se cerró el Puerto de La Guaira, y se tomaron diversas medidas para que la enfermedad no se propagara otras ciudades como Caracas, como la casería de ratas.[7]​ Para mediados de mayo, la peste casi había sido erradicada y se abre nuevamente el puerto.[7]​ En julio, fueron dadas de alta los últimos pacientes.[7]​ A fines de noviembre de de ese mismo año, Castro viajó a Europa para someterse a una intervención quirúrgica, y el general Juan Vicente Gómez aprovechó y dio un golpe de Estado, tras ello asumió la presidencia del país.[5][3][4]​ La quema de los ranchos y el cambio de gobierno,[1][7][3][4]​ le causaron a Rangel muchos problemas, ya que no contaba con los recursos para la construcción de las casas, y además era acusado por Gómez de malversar los fondos que Castro había asignado para la campaña sanitaria.[6][3][4]​ Por otra parte, recibió quejas por no haber diagnosticado a tiempo la peste.[7][1][6]​ Los dueños de los ranchos quemados, fueron a su laboratorio en Caracas y comenzaron a presionar a Rangel para la construcción de sus viviendas.[7][1][6]​ Para colmo, le fue negada una beca para ir a estudiar medicina tropical en Europa, según por el color moreno de su piel.[3][6][4]​ Estos postreros acontecimientos, le causaron una «fuerte depresión psíquica».[1][6][4]​ A pesar de su profundo decaimiento, Rangel continuó con sus investigaciones; realizó un análisis para explicar la causa de la enfermedad del banano.[7]

Vida personal[editar]

Juventud y educación[editar]

Rafael Rangel nació el 25 de abril de 1877 en el barrio El Arenal de la ciudad venezolana de Betijoque en el estado Trujillo.[7][1]​ Hijo de Eusebio Rangel Moreno y Teresa Estrada, quien murió el 29 de octubre de 1877, seis meses después de su nacimiento, por lo que pasó sus primeros meses al cuidado de su tía y madrina Ramona Estrada.[7][5]​ Su padre, quien nació en año 1854, se dedicó al comercio y la fabricación de tabacos.[7]​ A inicios de septiembre de 1878, su padre se casó y junto con su esposa María Trinidad Jiménez lo crío.[7]​ Tuvo siete hermanos por parte de su padre; tres del matrimonio con Jiménez.[7]​ Su familia era relativamente acomodada, por los negocios de Eusebio.[5][7]

Rangel fue, desde niño alumno aplicado;[5]​ asistió a una escuela federal en Betijoque,[7][1]​ donde recibió instrucción y educación por el educador Enrique Flores.[7]​ Cuando joven tuvo vocación sacerdotal, por lo que su padre lo envió al Seminario Diocesano de Mérida, donde vio clases de teología. Posteriormente se fue a Maracaibo e ingresó en el Instituto Maracaibo. Seguidamente se inscribió en el curso de francés de la Universidad del Zulia, y se graduó de Bachiller en Filosofía a los diecinueve años, en 1896.[7][1][5]

Relación e hijos[editar]

En el año 1904, Rangel comenzó una relación amorosa con Ana Luisa Romero, con quien tuvo dos hijos: Ezequiel en 1905, su primogénito, y Consuelo, nacida en 1907.[7]

Muerte[editar]

Rangel estuvo distraído y atontado todos los últimos días de su vida.[4]​ Un día antes de su muerte, invitó a estudiantes del Hospital Vargas a una ponencia, la cual se convertiría su último trabajo científico.[7]​ Mientras intentaba explicar las láminas acerca de la Micetoma a través del microscopio, tuvo una decaída, y empezó a llorar.[7]

Finalmente, en la tarde del 20 de agosto de 1909, Rangel se dirigió a su laboratorio y realizó una mezcla de cianuro de potasio y vino, y posteriormente la ingirió.[4][7][1]​Cerca del laboratorio se encontraban los doctores Domingo Luciani, José Rivas y J. M. Salmeron Olivares, quienes al escuchar gritos de agonía provenientes de dicho lugar, corren a ver que pasaba y consiguen a Rangel agonizando.[4]​ Luciani le pregunta qué había bebido y respondió: «cianuro potásico».[4]​ Pero minutos después tras sus esfuerzos para salvarle la vida, fallece a los treinta y dos años.[9][7][1]

Restos mortales[editar]

Sus restos mortales fueron embalsamados por el doctor Razetti y velados en la capilla del Hospital Vargas,[8][7]​ e iban a ser inhumados el 21 de agosto en Cementerio General del Sur, sin embargo, tras caer una fuerte lluvia se postergó para el día siguiente; aunque de igual forma su registro de sepultura aparece con fecha de 21 de agosto de 1909.[8]

Durante el mandato de Raúl Leoni, el senador Servio Tulio León realizó una solicitud ante el Congreso de la República para rendir honores a los restos de Rangel en el Panteón Nacional, en Caracas.[8]​ Luego de varios años de haber propuesto la exhumación, finalmente en el año 1977 fue aprobada su solicitud en el mandato de Carlos Andrés Pérez.[8]​ El 20 de agosto de 1977, con motivo del centenario de su natalicio,[10]​ se llevó a cabo su inhumación en el Panteón Nacional, después de haber sido trasladado desde Betijoque por vía aérea hasta Maiquetía,[11]​ según decreto N.° 2104 de fecha de 29 de marzo 1977,[12]​ publicado en Gaceta Oficial N.° 31211 del 11 de abril de 1977.[13][7]

Trabajos científicos y documentos[editar]

  • Teorías del sistema nervioso (1901)
  • Etiologías de ciertas anemias graves en Venezuela
  • La anquilostomiasis en Venezuela
  • Estudios sobre Anquilostomo Duodenal
  • La Uncinaria Americana Stiles (1904)
  • Larvas cutículas de América
  • Nota preliminar sobre la peste boba y la derrengadera de los equídeos de los Llanos de Venezuela (1905)
  • Apuntaciones bibliográficas. Contribución al estudio de la fiebre amarilla en Venezuela, por Juan Manuel Iturbe, interno del Hospital Vargas
  • Informe presentado por la comisión encargada de analizar los casos de tuberculosis tratados por el suero de Maragliano en el Hospital Vargas
  • Primeras observaciones experimentales sobre el carbunclo bacteridiano de Venezuela I y II. El grito de las cabras
  • Nota sobre la Bronquitis Vertiginosa de los bovinos
  • Notas sobre el Tratamiento quirúrgico de la forma bubónica de la peste

Reconocimientos[editar]

Epónimos[editar]

Instituciones[editar]

  • Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Caracas, Distrito Capital)
  • Núcleo Universitario Rafael Rangel (Trujillo, Estado Trujillo)
  • Liceo Rafael Rangel (Valera, Estado Trujillo)
  • Liceo Instituto Rafael Rangel (San Jose de Guanipa, Estado Anzoategui)
  • Hospital Doctor Rafael Rangel (Valera, Estado Trujillo)
  • Hospital Rafael Rangel dependen (Yaritagua, Estado Yaracuy)

Lugares[editar]

  • Municipio Rangel del Estado Trujillo (1977)
  • Plaza Rafael Rangel, Caracas, Venezuela

Hallazgos[editar]

  • Trypanosoma rangeli (1920, Enrique Tejera)[7]
  • Lutzomyia rangeliana (1952, Ortiz)[9]

Conmemoración[editar]

A partir del año 1950, se instituyó en Venezuela el 25 de abril el Día del Bioanalista en honor a su natalicio.[8][2]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r Velásquez, 1998, p. 213
  2. a b c «Venezuela celebra el Día del Bionalista». Revista Dominical. El Universal. 25 de abril de 2016. Consultado el 10 de mayo de 2016. 
  3. a b c d e f g h i j k l m INHRR, 2006, pp. 8-12
  4. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q Rochel, Marcel (1978). Rafael Rangel: ciencia y política en la Venezuela de principios de siglo. Caracas, Venezuela: Monte Ávila Editores. OCLC 6330116. 
  5. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r Giménez de Mendoza, Leonor, 1988, p. 300
  6. a b c d e f Giménez de Mendoza, Leonor, 1988, p. 301
  7. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z aa ab ac ad ae af ag ah ai aj ak al am an ao ap aq ar as at au av aw ax Belisario, Gladys; Maya, Consuelo (enero de 2006). «Biografía de Rafael Rangel». Revista del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel. Archivado desde el original el 26 de abril de 2016. Consultado el 10 de mayo de 2016. 
  8. a b c d e f g h i j k Terán Barroeta, Rafael (11 de agosto de 2009). «Rafael Rangel: un trujillano ilustre». Archivado desde el original el 15 de mayo de 2016. Consultado el 15 de mayo de 2016. 
  9. a b Torres Aguilar, Roque (25 de abril de 2008). Hoy Día del Bioanalista se le recuerda: Rafael Rangel. Un trujillano que le sirvió al país. Diario de Los Andes. 
  10. Rodríguez, Ernesto L. (21 de agosto de 1977). «Restos del Sabio Rafael Rangel fueron inhumados en el Panteón Nacional». Últimas Noticias (Caracas). p. 29. Archivado desde el original el 15 de mayo de 2016. Consultado el 15 de mayo de 2016. 
  11. Rodríguez, Ernesto L. (20 de agosto de 1977). «Desde Betijoque por Vía Aérea Trajeron los Restos del Sabio». Últimas Noticias. Archivado desde el original el 15 de mayo de 2016. 
  12. Decreto Presidencial N° 2.104. Caracas: Imprenta Nacional. 1977. 
  13. República de Venezuela (11 de abril de 1977). Gaceta Oficial N° 31.211. Caracas. 

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Alegría, Ceferino (1973). Rafael Rangel. Caracas: Universidad Central de Venezuela, Cátedra de Historia de la Medicina. 
  • Mudarra, Miguel A. (1977). Vida y obra del sabio Rafael Rangel. Lección Magistral Caracas: Ministerio de Educación. 
  • Beaujón, Oscar (1977). Rafael Rangel en la inmortalidad : discurso pronunciado en la Plaza Rangel de Betijoque el 25 de abril de 1977. Caracas. 
  • Beaujón, Oscar (1977). Rafael Rangel en el Panteón Nacional. Caracas: Presidencia de la República. 
  • Beaujón, Oscar (1977). Itinerario póstumo de Rafael Rangel. Caracas. 
  • Roche, Marcel (1978). Rafael Rangel: Ciencia y política en la Venezuela de principios de siglo. Caracas: Monte Ávila Editores. OCLC 6330116. 
  • Beaujón, Oscar (1979). Rafael Rangel en el Panteón Nacional. Caracas: Presidencia de la República. 
  • Giménez de Mendoza, Leonor (1988). Diccionario de historia de Venezuela / [3] P - Z. Caracas: Ex. Libris (responsabilidad: Fundación Polar). OCLC 165522419. 
  • Velásquez, Ramón J. (1998). Gran enciclopedia de Venezuela 10. Caracas: Globe. ISBN 9806427106. 
  • Suárez, María Matilde de (2005). Cazadores de microbios en Venezuela Rafael Rangel. Caracas: Normacolor. pp. 46-48. 
  • INHRR (2006). Homenaje a Rafael Rangel 37 (1 edición). Caracas: Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel. ISSN 0798-0477. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]