Quiridio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diagrama de los huesos del quiridio.

El término quiridio se refiere a la estructura de las extremidades de los vertebrados tetrápodos y es una adaptación a la locomoción en medio terrestre. El quiridio apareció en la segunda mitad de Devónico cuando algunos peces pulmonados de aletas lobuladas (sarcopterigios) abandonaron paulatinamente la vida acuática para originar a los anfibios.[1]

Estructura[editar]

La estructura básica del quiridio consiste en un hueso largo cuyo extremo anterior articula con la cintura escapular o cintura pelviana, y el posterior con un juego de dos huesos en paralelo, que a su vez lo hacen con un conjunto de huesos pequeños que forman la articulación para los dedos. Siguiendo este orden, el quiridio se divide en 3 regiones:[2]

  • Estilopodio: compuesto por el húmero (extremidades anteriores) o fémur (extremidades posteriores).
  • Zeugopodio: formado por un par de huesos paralelos:
  • Autopodio: formado por la articulación de los dedos y los propios dedos:
    • Basipodio: tarsos (extr. post.) o carpos (extr. ant.): conjunto de huesecillos que forman la base de los siguientes. Anatómicamente se corresponden con la muñeca (extr. ant.) o el tobillo (extr. post.)
    • Metapodio: metatarso (extr. post.) o metacarpo (extr. ant.): huesos de similar longitud que las falanges de los dedos, que forman la base de estos.
    • Acropodio: falanges: huesos alineados y articulados que forman los dedos. En el primer dedo hay dos falanges y en los demás hay tres.

Modificaciones[editar]

A lo largo de la evolución, algunos tetrápodos han sufrido la modificación, reducción o eliminación del quiridio, muchas veces relacionado con una vuelta al medio acuático. Algunos ejemplo de esto podrían ser:

  • Anfibios:
    • Fusión de los huesos del zeugopodio como adaptación al hábito de vida saltatorio.
  • Reptiles:
  • Aves en general:
    • Fusión de los extremos de cúbito y radio.
    • En la mano (ala) sólo permanecen los dedos 2 a 4, con reducción del número de falanges.
    • Fusión de tibia y con husos tarsianos para dar el tibiotarso. Peroné reducido a una varila fusionada a la tibia.
    • Reducción del número de dedos en pie.
  • Mamíferos:
    • Perisodáctilos: Reducción del número de dedos en número impar.
      • Tapir: dedos del 2º al 5º.
      • Équidos (caballos, burros, cebras): sólo permanece el tercer dedo.
      • Rinocerontes: dedos del 2º al 4º.
    • Artiodáctilos: Reducción del número de dedos en número par.
      • Rumiantes (vacas, cabras, ciervos, jirafas): 2 dedos.
      • Camélidos (camellos y llamas): 2 dedos
      • Suidos (cerdos y jabalíes): 4 dedos.
    • Quirópteros (murciélagos): Alargamiento de los metacarpianos y falanges para formar el ala.
    • Cetáceos (ballenas, delfines): Reducción de miembros anteriores, por acortamiento de húmero, cúbito y radio, y desaparición de posteriores.
    • Pinnípedos (focas, leones marinos): reducción o desaparición de miembros.
    • Sirénidos (manatíes): reducción y desaparición de miembros.

Plesiomorfía (Biología Cladística)[editar]

El quiridio es la condición ancestral de las extremidades de los primitivos tetrápodos y es por tanto una plesiomorfía. A partir de dicha condición primitiva, surgieron diversos estados apomórficos, como las extremidades con un solo dedo de los caballos, las aletas de los cetáceos o la atrofia de las patas en las serpientes.

Referencias[editar]

  1. Young, J. Z. (1985). La vida de los vertebrados. Barcelona: Omega. p. 660. ISBN 978-84-282-0206-0. 
  2. Kardong, Kenneth V. (2006). «Capítulo 9. Sistema esquelético: el esqueleto apendicular». Vertebrados. Anatomía comparada, función y evolución (4 edición). Madrid: McGraw-Hill-Interamericana de España, S. A. U. p. 782. ISBN 978-84-481-5021-1.