Artiodactyla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Artiodáctilos
Rango temporal: 55 Ma-NAN Ma
Eoceno Inferior - Reciente
Giraffen.jpg
Giraffa camelopardalis
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Owen, 1848
Subórdenes
[editar datos en Wikidata]

Los artiodáctilos (Artiodactyla, del griego άρτιος (ártios), "par" y δάκτυλος (dáktylos), "dedo") son un orden de mamíferos ungulados cuyas extremidades terminan en un número par de dedos de los cuales apoyan en el suelo por lo menos dos; los dedos más desarrollados son el tercero y el cuarto y, salvo los hipopotámidos, son los únicos que se apoyan en el suelo. Habitan en todos los continentes, excepto en la Antártida, aunque los que se encuentran en Australia han sido introducidos por el hombre.

Los artiodáctilos actuales (sin contar los taxones fósiles) incluyen alrededor de unas 235 especies repartidas en 10 familias[1] entre las que destacan los camellos, llamas, cerdos, hipopótamos, vacas, antílopes, ciervos, jirafas, cabras, etc.

Características[editar]

Dedos de un cerdo.
Dedos de un dromedario.

En los artiodáctilos, el eje de las patas pasa entre los dedos tercero y cuarto, que son similares y más largos que los dedos segundo y quinto, que casi siempre están reducidos o incluso atrofiados. El número de dedos en las especies actuales es par (2 ó 4), excepto en los tayasúidos, cuyas patas posteriores tienen solo tres dedos funcionales. Los dedos están cubiertos por pezuñas. En la mayoría de los casos, los metacarpianos y metatarsianos de los dedos largos se sueldan entre sí para formar un solo elemento, llamado caña. Los dedos segundo y quinto se reducen a delgadas estructuras óseas unidos a los anteriores o bien pueden desaparecer totalmente. Tanto el cúbito como el peroné están muy reducidos, mientras que el radio y la tibia adquieren gran desarrollo.[2]

Un carácter muy típico de numerosos artiodáctilos (cérvidos, antilocápridos, bóvidos y jiráfidos) es la presencia de cuernos situados de manera simétrica a los lados de la frente, cerca de las órbitas oculares; crecen sobre procesos de los huesos frontales y pueden estar recubiertos por piel (jirafas y ciervos) o por una vaina de queratina (antílopes, cabras, toros).

La dentición de los artiodáctilos está muy especializada; los incisivos superiores de las especies actuales se han atrofiado, los premolares no están molarizados y los molares presentan una eficiente superficie trituradora formada por crestas longitudinales; es resultado es similar al de los perisodáctilos (caballos) pero se ha conseguido por vías muy diferentes, en un caso evidente de convergencia evolutiva.

El estómago es complejo en todos los artiodáctilos. En los casos más simples, como en los cerdos e hipopótamos, existe una sola bolsa junto a la abertura del esófago; en el caso de los rumiantes hay cuatro cámaras: rumen, redecilla, omaso y abomaso. Se trata de una adaptación que les permite descomponer la celulosa presente en los vegetales gracias a la presencia de microorganismos simbiontes. El abomaso segrega poderosos ácidos, es como el estómago de cualquier otro mamífero.

Los artiodáctilos tienen un complejo sistema de glándulas olorosas en la cabeza, entre los dedos, en la región inguinal y, con menos frecuencia, alrededor del ano. Estas glándulas intervienen en la señalización del territorio y en su vida social y sexual, que es a menudo compleja.[3]

Historia evolutiva[editar]

Cladograma mostrando la posición de Artiodactyla[4] .

Al igual que muchos grupos de mamíferos actuales, los artiodáctilos aparecieron por primera vez durante el inicio del Eoceno, hace unos 55 millones de años. En apariencia, sus primeros integrantes recordaban a los actuales ciervos ratón: pequeños, de patas cortas y alimentándose de hojas y las partes suaves de las plantas. A finales del Eoceno (~46 millones de años), los tres subórdenes modernos ya se habían desarrollado: Suina (el grupo de los cerdos); Tylopoda (el grupo de los camellos) y Ruminantia (el grupo de las cabras y los bovinos, junto a los Cetruminantia, que además incluye a los hipopótamos y ballenas). Aún así, los artiodáctilos estaban lejos de ser dominantes en aquella época; los perisodáctilos (el grupo al que pertenecen los caballos y rinocerontes) eran bastante más exitosos y numerosos. Los artiodáctilos por entonces sobrevivían ocupando por lo general hábitats marginales, y presumiblemente fue por esa época que desarrollaron sus complejos sistemas digestivos, que les permitían sobrevivir con comida poco nutritiva.

La aparición de los pastos durante el Eoceno, y su posterior expansión durante el Mioceno (hace unos 20 millones de años), permitió un cambio notorio; los pastos son muy difíciles de digerir, y los artiodáctilos, con sus estómagos altamente desarrollados, estaban mejor adaptados para esta nueva dieta dura y pobre en nutrientes, y pronto reemplazaron a los perisodáctilos como los herbívoros terrestres dominantes. Entre los artiodáctilos extintos que se desarrollaron en el Mioceno se incluyen los géneros Ampelomeryx, Tauromeryx y Triceromeryx.

Clasificación[editar]

Esta clasificación se basa en el análisis de Spaulding et al., 2009[5] y las familias actuales reconocidas en la obra Mammal Species of the World publicada en 2005.[6] Actualmente, los cetáceos y los artiodáctilos han sido situados en Cetartiodactyla como grupos hermanos, aunque el análisis de ADN ha mostrado que de hecho los cetáceos evolucionaron directamente de los Artiodactyla. La teoría más reciente de los orígenes de la familia Hippopotamidae sugiere que los hipopótamos y ballenas comparten un ancestro común semiacuático que divergió de los otros artiodáctilos hace cerca de 60 millones de años.[7] [8] Este grupo ancestral hipotético probablemente se dividió en dos ramas hace unos 54 millones de años.[9] Una de estas ramas evolucionaría en los cetáceos, posiblemente iniciando con la protoballena Pakicetus hace 52 millones de años, junto con otras ballenas primitivas conocidas colectivamente como los Archaeoceti, las cuales eventualmente desarrollarían adaptaciones hacia la vida compeltamente acuática que tienen los cetáceos modernos.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Myers, P. 2001. Artiodactyla (On-line), Animal Diversity Web. Accessed December 18, 2008
  2. Salvat, M. (director). Enciclopedia Salvat de las Ciencias. Tomo 6, Animales Vertebrados. Ed. Salvat, Pamplona.
  3. Young, J. Z. 1977. La vida de los vertebrados. Editorial Omega, Barcelona, 660 pp. ISBN 84-282-0206-0
  4. Spaulding, Michelle; O'Leary, Maureen A.; Gatesy, John; Farke, Andrew Allen (2009). «Relationships of Cetacea (Artiodactyla) Among Mammals: Increased Taxon Sampling Alters Interpretations of Key Fossils and Character Evolution». PLoS ONE 4 (9): e7062. doi:10.1371/journal.pone.0007062. PMC 2740860. PMID 19774069. 
  5. a b Farke, Andrew Allen, ed. (2009). «Relationships of Cetacea (Artiodactyla) Among Mammals: Increased Taxon Sampling Alters Interpretations of Key Fossils and Character Evolution». PLoS ONE 4 (9): e7062. doi:10.1371/journal.pone.0007062. PMC 2740860. PMID 19774069.  Parámetro desconocido |= ignorado (ayuda)
  6. Wilson, D. E. & Reeder, D. M., ed. (2005). Mammal Species of the World (3rd edición). Johns Hopkins University Press. pp. 111–184. ISBN 0-8018-8221-4. 
  7. «Scientists find missing link between the dolphin, whale and its closest relative, the hippo». Science News Daily. 2005-01-25. Consultado el 2007-06-18. 
  8. Gatesy, J. (1 May 1997). «More DNA support for a Cetacea/Hippopotamidae clade: the blood-clotting protein gene gamma-fibrinogen». Molecular Biology and Evolution 14 (5): 537–543. doi:10.1093/oxfordjournals.molbev.a025790. PMID 9159931. 
  9. Ursing, B. M.; Arnason, U. (1998). «Analyses of mitochondrial genomes strongly support a hippopotamus-whale clade». Proceedings of the Royal Society 265 (1412): 2251–5. doi:10.1098/rspb.1998.0567. PMC 1689531. PMID 9881471. 
  10. Boisserie, Jean-Renaud; Lihoreau, F. & Brunet, M. (February 2005). «The position of Hippopotamidae within Cetartiodactyla». Proceedings of the National Academy of Sciences 102 (5): 1537–1541. doi:10.1073/pnas.0409518102. PMC 547867. PMID 15677331. Consultado el 2007-06-09. 
  11. http://scienceblogs.com/tetrapodzoology/2010/06/artiodactyl_consensus_cladogram.php#comments

Enlaces externos[editar]