Puerta de Olivares

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Coordenadas: 41°29′57.33″N 5°45′8.56″O / 41.4992583, -5.7523778

Vista de la Puerta de Olivares
Puerta del Obispo. Interior

La Puerta de Olivares (denominada también posteriormente como Puerta del Obispo o Puerta Óptima) es una de las puertas de la muralla de Zamora, ubicada en su lado más occidental.[1]​ A sus pies se extendió en denominado arrabal de Olivares (existente en el siglo X[2]​). Desde ella se accede al antiguo recinto de la catedral y al castillo de Zamora. Se ubica entre el palacio episcopal y la Casa del Cid y se encuentra adosada a las Peñas de Santa Marta. Es una de las puertas más antiguas de la ciudad y data del siglo X.[3]​ Desde esta puerta se accede al Duero y a sus conocidas aceñas de Olivares (molinos) ubicadas en la ladera del río. Antiguamente daba igualmente al antiguo puente romano (el actual puente de piedra se encuentra unos cientos de metros 'aguas arriba').

Historia[editar]

Es una de las más antiguas puertas de las murallas zamoranas. Data de finales del siglo X. En una lápida, cuyo original se colocó el 1230 con letras góticas, y en la que modernamente restaurada se puede leer:[4]

Era de MCCLXVIII. Alfonso rey de los ejércitos tomó a Cáceres, Montanches, Mérida y Badajoz venció a Aben rey de los moros que tenía XX mil caballos y LX mil infantes; y los zamoranos quedaron vencedores en la primera acción. En este año que se construyó esta puerta murió alfonso en 6 de octubre habiendo reinado XLII años.


Siendo que la muerte del rey se produjo en septiembre, se entiende que la lápida se colocó un mes después. La victoria mencionada en el cartel fue indicada posteriormente en el segundo cuartel del escudo de la ciudad. Debido a la proximidad del Palacio Episcopal se vino a denominar posteriormente como Puerta del Obispo.[1]​ Haciendo mención, quizás a San Atilano, uno de los patronos de Zamora. No debe confundirse con la Portada del Obispo, una de las salidas en arco de la Catedral de Zamora.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Tomás María Garnacho, (1878), Antiguedades de Zamora, Zamora, pág. 129
  2. Félix de Benito, (2000),La formación de la ciudad medieval: la red urbana en Castilla y León, Secretariado de Publicaciones e Intercambio Editorial, Universidad de Valladolid, pág. 155
  3. José Luis Gutiérrez Robledo,, Medievalismo y neomedievalismo en la arquitectura española, Universidad de Salamanca. Vicerrectorado del Extensión Universitaria, pág. 99
  4. Esteban Palusie y Cantalozella, (2003), Blasones españoles y apuntes históricos de las cuarenta y nueve capitales de provincia, pág. 138