Psicología forense

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

"La palabra “forense” tiene su origen en la palabra latina fórum, que era el espacio público en el que se celebraban los juicios públicos en la época de los romanos"[(Viu., 2017) 1]​, "foro" significa público. La psicología forense, es una rama de la Psicología jurídica que se ocupa de auxiliar al proceso de administración de Justicia en el ámbito tribunalicio. Es una división de la psicología aplicada relativa a la recolección, análisis y presentación de evidencia psicológica para propósitos judiciales.[1]​ Por tanto, incluye una comprensión de la lógica sustantiva y procesal del Derecho en la jurisdicción pertinente para poder realizar evaluaciones y análisis psicológico-legales e interactuar apropiadamente con jueces, fiscales, defensores y otros profesionales del proceso judicial.

Varela, M. (2014)[Varela, M. (2014) 1]​ plantea que la psicología Forense, pericial o psicología aplicada a los Tribunales. Rama de la Psicología Jurídica que desarrolla sus conocimientos y aplicaciones con la finalidad de apoyar con sus resultados, el trabajo jurídico en la Sala donde haya que impartir Justicia. Tiene como objetivo auxiliar al juez en la toma de decisiones.

Un aspecto importante de la Psicología Forense es la capacidad de testificar ante un juzgado en condición de perito experto, reformulando hallazgos psicológicos en el lenguaje legal de los juzgados para proveer información al personal legal de una forma que pueda ser entendida y aprovechada.[2]​ En cada país, los psicólogos forenses deben entender la psicología, reglas y estándares sistema jurídico nacional para que sean considerados como testigos creíbles. Es fundamental el entendimiento del modelo acusatorio bajo el cual funciona el sistema. También existen reglas sobre la presentación oral de la pericia, e incluso, la falta de una comprensión firme de los procedimientos judiciales resultará en la pérdida de credibilidad del psicólogo forense en el juzgado y su eventual recusación para excluirlo del proceso.[3]​ Un psicólogo forense puede ser entrenado en psicología clínica, social, organizacional o cualquier otra rama de la psicología, sin embargo la adecuada comprensión teórica y experiencia práctica en evaluación psicológica a través de instrumentos psicométricos y proyectivos así como de la psicopatología son fundamentales para la práctica pericial.[4]

Psicología Jurídica y Forense se ha hecho énfasis en el conocimiento generado y aplicado que se base en la evidencia científica.[Morales, L. (2009) 1]​ Especialistas en otras áreas de la psicología como: clínica, o neuropsicología, educativa,etc. pueden actuar como peritos o expertos, será el psicólogo forense, por su formación específica, el especialista en la realización de las valoraciones psicológicas en el ámbito legal.

Generalmente, las preguntas que se proponen a los psicólogos forenses en el tribunal no son relativas a cuestiones psicológicas, sino más bien legales; y la respuesta debe ser en un lenguaje que el tribunal comprenda. Algunos aspectos que comúnmente son objeto de interrogación del sistema judicial a los psicólogos forenses son la competencia del acusado para someterse a juicio y ejercer su legítimo derecho a la defensa, o que se dictamine el estado mental del procesado al momento de cometer el crimen por el que es acusado, de forma de conocer la comprensión de la criminalidad del acto punible y la capacidad del imputado para dirigir sus acciones al momento de la comisión del delito, lo que tiene una incidencia directa sobre la responsabilidad penal que se le pueda imputar.[5][6]

También es función de los psicólogos forenses proveer recomendaciones con respecto al las condiciones de ejecución de la sentencia y al tratamiento que debe seguir el acusado, así como cualquier otra información que el juez requiera, como la referida a factores atenuantes, agravantes o eximientes, la valoración de la probabilidad de reincidencia y la evaluación de la credibilidad de los testigos. La Psicología Forense implica también capacitar y asesorar a policías, criminalistas u otro personal oficial de las fuerzas públicas de seguridad para proveer información psicológica relevante para el perfilamiento criminal de presuntos actores de hechos punibles.[7]

Índice

Historia y Orígenes:[editar]

La disciplina de la psicología forense fue propuesta por profesionales en medicina, psicología, derecho y psiquiatría,[Morales, L. (2009) 1]​ ya que como son ciencias humanas y del comportamiento, se unen para implementar de forma práctica una mejor colaboración y cubrir la necesidad de intervención de los psicólogos en los diferentes procedimientos judiciales.

El desarrollo según Marín M., Espacia A.. (2009) [Marín M., Espacia A.. (2009) 1]​fue creciendo en 4 etapas:

  • En los años 1930 la psicología forense fue orientada solamente hacia el área de testificación.
  • De 1930 - 1950 se vio motivada por la diversificación y sufrió un cambio definiendo como “psicologismo jurídico” para fundamentar un formalismo legal
  • 1950 - 1970, comienza a surgir la necesidad de tener psicólogos calificados y expertos para establecer responsabilidades sobre las cuestiones criminales.
  • A partir de los setentas se incrementa un gran impulso de demandas convirtiéndose el nombre a psicología Forense y a partir de 1981 la American Psychology Association creó la división 41 (psicología jurídica) en la que se implementó como rama la psicología forense.

En Barcelona Emilio Mira y López publican el "Manual de Psicología Jurídica"  con el que cual podía ofrece un objetivo de informar y proporcionar conocimientos que a la psicología les parecería más efectiva en su tarea. En 1962 en EE.UU. se considerará error judicial rechazar la peritación de un psicólogo respecto de su área de especialización, La Asociación Psiquiátrica Americana elevó su protesta en forma y su oposición a la no admisión del psicólogo como perito.[Marin M., Espacia A.. (2009). 1]

En los setentas se introdujeron tópicos a la psicología forense como: testificación, jurados, conducta legal y magistrados, disuasión y sentencia juvenil, justicia, negociación, sistemas judican legal, negociación, sistemas judiciales justicia civil[(Garzon, 1986) 1]

Funciones Generales del Psicólogo Forense:[editar]

La función principal del psicólogo forense independientemente del órgano judicial que solicite su intervención, será la emisión de informes periciales, la intervención en este ámbito depende de la decisión personal del Magistrado-Juez del Juzgado al que el profesional se encuentre adscrito[(Mecerreyes, L.,1999. Pp 1) 1]

  • 1. Responder y servir a las consultas mostrando a los abogados y jueces de la justicia Criminal los resultados de la intervención .
  • 2. Servir a las consultas del Sistema de Salud Mental Americano.
  • 3. Servir a las consultas del personal ejecutor de la Ley (policías, etc.)
  • 4. diagnosticar, pronosticar y tratar a la población criminal.
  • 5. pronosticar y hacer recomendaciones en todo aquello que tenga que ver con el estado mental del sujeto.
  • 6. Analizar los problemas y dar las recomendaciones pertinentes en lo que a responsabilidad, salud mental y seguridad del sujeto se refiere.
  • 7. La conducir el análisis de la realización de estudios para proveer a los abogados de todos los datos necesarios en el proceso.
  • 8. Servir como expertos en todos los casos psicológicos civiles y criminales que la Administración solicite.
  • 9. Evaluar y tratar a una persona que la Administración de Justicia solicite.
  • 10. Servir como maestros especializados en el Tribunal Judicial o Administrativo.
  • 11. Mediar entre diferentes servicios judiciales en conflictos psicológicos que surjan en el terreno legal.
  • 12. Investigar las ciencias de la conducta para entender los comportamientos legales del sujeto.
  • 13. Formar en los programas de la Policía a todos aquellos sujetos que tengan que ver con los procesos legales.
  • 14. Enseñar y supervisar a otros psicólogos forenses.[(Alcázar Córcoles, M., & Verdejo García, A., & Bouso Saiz, J., 2008). 1]

Rol del Psicólogo forense[editar]

El rol del psicólogo forense se realiza ante la corte, cuando se requiere un asesoramiento al estamento jurídico, donde se ocupa de emitir informes (recopilar, examinar y presentar pruebas) que puedan ser utilizados como un argumento de un proceso judicial sobre una petición concreta. La Administración de Justicia establece el orden de las asignaciones de peritos judiciales. Así, el perito una vez designado judicialmente, tendrá cinco días para aceptar o no el cargo. [8]​En caso de aceptación, acudirá al juzgado donde se procederá a su nombramiento bajo juramento.[9]

En caso de aceptación, acudirá al juzgado donde se procederá a su nombramiento bajo juramento. [10]​ Los psicólogos clínicos, neuropsicólogos y otros con distinta especialización pueden contribuir como expertos o peritos cuando la corte así lo dicte. Los psicólogos forenses son los únicos que por su formación, son los adecuados para realizar valoraciones psicológico-legales, teniendo un lugar importante conociendo la responsabilidad legal del imputado, dictamina el estado mental del acusado en el momento que sucedió el delito.

La tarea del psicólogo forense implica asesorar a criminalistas, personal oficial, policías, jurado, entre otros para brindar información psicológica para el perfilamiento de los autores de situaciones punibles; causa de esta práctica el psicólogo puede trabajar con la población carcelaria de todo el país, no queda limitado al territorio metropolitanos como sucede en otros casos. Dentro del ámbito penal el psicólogo también interviene en los establecimientos carcelarios, allí se proponen “tratamientos para la rehabilitación”, se le informa a las autoridades carcelarias la existencia de respuestas o no al tratamiento antes propuesto.[11]

El perito emitirá su dictamen por escrito, en el plazo señalado, y lo hará llegar a su cliente en caso de contratación de parte. El cliente, por sí mismo o a través de su representación legal (abogado o procurador), dará curso a las partes (tribunal, Fiscalía y parte contraria). En el supuesto de designa por un juzgado, el perito deberá entregarlo al tribunal; en este caso, será el propio juzgado el responsable de dar traslado a los agentes implicados en el proceso del informe. La presencia del perito en la vista oral permite la ratificación, defensa y aclaración sobre su pericia.[12]​ Participan en distintos juzgados, mayormente en los juzgados civiles por cuestiones familiares, penales y laborales. Su labor debe ser imparcial y objetiva acerca de los hechos que se deben diagnosticar, utilizando un lenguaje coloquial para la comprensión e interpretación de los especialistas de otras áreas sea clara.

Psicólogo Perito[editar]

Perito: docto, experimentado, práctico en una ciencia o arte Designa a la persona que poseyendo determinados conocimientos científicos, artísticos o simplemente prácticos, es llamado por la justicia para dictaminar sobre hechos cuya apreciación no puede ser llevada a cabo sino por aquel que, como él, es poseedor de tales nociones muy especializadas.[13]​ La función del psicólogo perito es elaborar un psicodiagnóstico y metódica anamnesis para informar sobre la personalidad del actor/a, con el objetivo de señalar los efectos del contexto que pudieran generar la situación sufrida, se incluye el porcentaje de daño si es que existe sobre la persona, cuando corresponde a su personalidad antes y después del crimen, se cuantifica y se establece si cumple con los criterios para una posible incapacidad. Es importante la actuación del perito, ya que se requiere que no tenga conocimiento previo, ni conocer al acusado, ni presentar interés alguno, garantizando la imparcialidad en el caso. El psicólogo perito actúa de forma independiente, eligiendo los pormenores como establecer las fechas para su trabajo, las entrevistas con el implicado , evaluar los resultados y dar respuesta a los requerimientos solicitados la parte demandada y actora; de igual manera también puede actuar como consultor técnico, asistiendo a las entrevistas periciales a la parte que lo indica. Dentro de los peritos psicólogos se clasifican en cuatro categorías:

  • Perito Oficial: Es aquel que se desempeña como funcionario nombrado por la justicia, posee un cargo permanente para desempeñarse cada vez que sea elegido. Trabaja en relación de dependencia con la Justicia, lo que quiere decir que cobra un sueldo mensual pagado por el Estado Nacional
  • Perito de Oficio: Para poder desempeñarse como perito de Oficio debe en primer lugar inscribirse en las listas que se organizan en cada fuero y la relación con la Justicia se establece a través de un contrato para actuar en determinado juicio para lo cual es convocado por el Juez. Generalmente se recurre a este tipo de peritos en los fueros Civil o Laboral.
  • Perito de Parte: En estos casos hay que hacer una distinción muy pertinente entre los que trabajan para un Estudio Jurídico de los que en realidad operan como verdaderos peritos de parte. La Función de éstos peritos está reglamentada en el Código de Procedimientos Penal y es nombrado por el Juez a pedido de alguna de las partes intervinientes.
  • Consultor Técnico: Su actuación está reglamentada por el Código de Procedimientos Civil. Es autorizado por el juez a instancia de alguna de las partes. Actuará como veedor de la pericia, no teniendo obligación de realizar aceptación formal del cargo ni de presentar informe.[14]

Psicólogo testigo[editar]

La función del testigo es relatar sobre los conocimientos relevantes, según lo dicte el tribunal, a través la familiaridad y/o contacto con las personas implicadas. Este solo proporciona evidencia directa, mediante lo que se observó directamente sobre los hechos. Los testigos expertos poseen conocimiento profesional, ofreciendo información y puede proporcionar su opinión para asistir a la corte en la mejor comprensión y entendimiento a los informes técnicos previos o en cumplimiento de la orden del tribual. Los psicólogos sólo podrán proveer información como expertos, en las áreas con validez investigativa que fundamenten los conocimientos, pueden apoyarse para demostrar su evidencia.

Cuando el psicólogo experto proporciona una opinión al jurado, puede tomar seriamente su rol neutral, presentado un punto de vista imparcial sobre el caso, iniciando desde su experiencia psicológica, se abstiene de tomar partido por una de las partes implicadas.

Trabajo del Psicólogo Forense[editar]

Las contribuciones del Psicólogo forense incluyen las siguientes funciones:

Evaluación y diagnóstico[editar]

En relación a las condiciones psicológicas de los actores jurídicos.

Asesoramiento[editar]

Orientar y/o asesorar como experto a los órganos judiciales en cuestiones propias de su disciplina.

Intervención[editar]

Diseño y realización de Programas para la prevención, tratamiento, rehabilitación e integración de los actores jurídicos bien en la comunidad, bien en el medio penitenciario, tanto a nivel individual como colectivo.

Formación y educación[editar]

Entrenar y/o seleccionar a profesionales del sistema legal (jueces y fiscales, policías, abogados, personal de penitenciarías, etc.) en contenidos y técnicas psicológicas útiles en su trabajo.

Campañas de prevención social ante la criminalidad y medios de comunicación[editar]

Elaboración y asesoramiento de campañas de información social para la población en general y de riesgo.

Investigación[editar]

Estudio e investigación de la problemática de la Psicología Jurídica.

Victimología[editar]

Investigar y contribuir a mejorar la situación de la víctima y su interacción con el sistema legal.

Mediación[editar]

Propiciar soluciones negociadas a los conflictos jurídicos, a través de una intervención mediadora que contribuya a paliar y prevenir el daño emocional, social, y presentar una alternativa a la vía legal, donde los implicados tienen un papel predominante. [15]

Áreas de Aplicación:[editar]

De Nicolas, L. (1995).[16]​ menciona que las 7 áreas de intervención son:

  • Psicología jurídica del menor: realizar informes periciales cuando el juez o fiscal lo requieren y da seguimiento a las intervenciones sobre las  conductas ilegales que cometen los menores.
  • Psicología aplicada al derecho familiar: evalúa a los menores de edad que vivan con los padres para ayudar al niña/o a sobrellevar de forma positiva la situación. Fungen como asesores sobre procesos de separación y divorcio. También realizan funciones de mediación familiar o trabajan como peritos (Ambiente privado).
  • Psicología aplicada al derecho civil: realiza peritaje en los diferentes constructos jurídicos: capacidad civil en toma de decisiones.
  • Psicología aplicada  al derecho penal: diagnosticar y evaluar a laspersonas en proceso penal, determinando las circunstancias, como las secuelas psíquicas, brindando asesoría al Juez.
  • Psicología penitenciaria: estudia la personalidad de los internos, actitudes, factores individuales como carácter y temperamento, su sistema dinámico-motivacional. Llevar a cabo un proceso psicológico donde también interpreta y valora las pruebas psicométricas y las técnicas proyectivas, para realizar un informe final.
  • Psicología del testimonio: consiste en el ligado de conocimientos en base resultados de investigación de los campos de la psicología experimental y social, intentando determinar la exactitud y credibilidad de los testimonios sobre los delitos, accidentes o sucesos cotidianos que prestan los testigos presentes.
  • Psicología policial y de las fuerzas armadas: policial, tiene como función la selección y formación de personal en temas de habilidades sociales, delincuencia, dinámica de grupos, manejo de situaciones críticas, psicopatología, etc. Fuerzas armadas, en las guerras psicológicas el uso y la aplicación de lo legal, los componentes y las implicaciones hacen en conjunto la defensa comunitaria.

Herramientas del psicólogo forense:[editar]

  • Autopsia cronológica: su objetivo es dar respuesta a la necesidad de determinar el causal de muertes dudosas
  • Autoinformes
    • Cuestionarios
    • Escalas
    • Inventarios
  • Entrevistas
    • Individual
    • Grupal
    • A terceros
    • A profesionales.
  • Observación directa
    • Relaciones sociales
      • Lenguaje verbal y no verbal.
  • Evaluaciones de trastornos mentales

Psicometría Utilizada en el Ámbito Forense:[editar]

En la actualidad, se cuenta con un gran número de instrumentos para la evaluación psicológica, de los cuales algunos de ellos se pueden utilizar para realizar un peritaje, lo que implica que una de las primeras preguntas que se debe plantear el perito / psicólogo en su actividad profesional e investigadora es ¿qué test utilizar? Como cabría suponer, no existe una respuesta única a esta pregunta, puesto que la respuesta viene determinada por los objetivos de la evaluación. Algunos de los instrumentos más utilizados en la psicología forense y validados para su utilización en México son:

Instrumentos de inteligencia:[editar]

Los tests de inteligencia en el ámbito forense sirven para medir la capacidad del individuo, la forma en que comprende al mundo que lo rodea y los recursos que posee para enfrentarse a cualquier situación que se le presente como en sus exigencias y desafíos.

WISC-IV (Escala Wechsler de inteligencia para niños):[editar]

Esta escala fue creada por David Wechsler en 1949, de ahí su nombre Wechsler de inteligencia para niños (WISC), “esta escala se basa en la inteligencia global, con varias pruebas que evalúan las distintas capacidades y habilidades que se reflejan en esta dicha escala y así mismo se suman todos los resultados y se puede obtener el coeficiente de inteligencia del niño” [17]

  • Aplicación: Se aplica de manera individual a niños desde los 6 años hasta los 16 años.
  • Duración: 60 a 90 minutos
  • Finalidad:Evaluación de las capacidades cognitivas en niños. Observar la capacidad intelectual general (CI Total). Está constituido por varias áreas de las cuales son:  Índice de comprensión Verbal, Índice de Razonamiento Perceptual, Índice de Memoria de Trabajo, Índice de Velocidad de Procesamiento.

WAIS-IV (Escala Wechsler de inteligencia para adultos):[editar]

Esta escala fue creada por David Wechsler quien en 1955 publicó la primera revisión del Manual conocida como Escala Wechsler de inteligencia para Adultos (Wais) “Está dicha escala nos permite evaluar el funcionamiento Intelectual de la persona” [18]

  • Aplicación: Esta escala se aplica de forma individual a adultos de 16 a 19 años de edad.
  • Duración: 60 a 90 minutos.
  • Finalidad: Está compuesta por varias pruebas en las cuales se representa la capacidad intelectual general (CI Total), en el cual representan el funcionamiento intelectual de las áreas cognoscitivas como:  Índice de comprensión Verbal, Índice de Razonamiento Perceptual, Índice de Memoria de Trabajo, Índice de Velocidad de Procesamiento.

Test gestáltico visomotor de Bender[editar]

La neuropsiquiatra Lauretta Bender fue la creadora del test Gestáltico Visomotor de Bender en el cual nos permite “evaluar el desarrollo de la inteligencia tanto niños como adultos y en el diagnóstico de los diversos síndromes clínicos de deficiencia mental, afasia, desórdenes cerebrales orgánicos, psicosis mayores, simulación de enfermedades y psiconeurosis”[19]

  • Aplicación: Se aplica de forma individual tanto a niños como adultos.
  • Duración: Entre 15 y 30 minutos.
  • Finalidad: Esta prueba consiste en un test no-verbal, consistente en la copia de nueve figuras geométricas. Al realizar los dibujos se muestra la función gestáltica integradora y observando las posibles perturbaciones orgánicas funcionales, nerviosas y mentales.

Test de Matrices Progresivas de John C. Raven:[editar]

Esta Prueba se diseñó en el año 1938 por el psicólogo inglés John C. Raven, con el objetivo de “calcular el factor “G” el cual hace referencia a una cualidad personal y posiblemente hereditaria.Este Test es una prueba muy conocida y utilizada en el ámbito Psicológico y Psicopedagógico” [20]

  • Aplicación: Se aplica de forma individual a personas de entre 12 a 65 años.
  • Duración: Variable entre 40 a 90 minutos.
  • Finalidad: El test de Raven hace referencia a la capacidad de la personas para buscar relaciones y correlatos dentro de una información que se presenta de forma desorganizada y poco sistematizada. La capacidad de educación está asociada a la capacidad intelectual para la comparación de imágenes y representaciones, así como con el razonamiento analógico.

Instrumento no Verbal de Inteligencia Beta III:[editar]

Este Instrumento fue creado por Kellogg y Morton en 1934 en el cual su objetivo es la “evaluación general de la inteligencia en adultos con bajo Nivel cultural, también se puede evaluar con dificultades de lecto escritura y/o alfabetización” (KELLOG Y MORTON, 1934).[21]

  • Aplicación: De forma individual o colectiva a adultos a partir de los 16 años de edad.
  • Duración: 25 a 30 minutos.
  • Finalidad: Beta III evalúa la inteligencia no verla, en las cuales se incluyen procesamiento de información visual, velocidad de procesamiento, razonamiento espacial y no verbal y aspectos de inteligencia fluida.
  • Cinco Subpruebas:  Clave,  Figuras incompletas, Pares iguales, Pares desiguales y  Objetos equivocados

Medición para la Habilidad Intelectual BARSIT[editar]

Esta Prueba fue creada por el Venezolano Francisco Del Olmo, dicha prueba nos ayuda a “evaluar el nivel de inteligencia que nos permite obtener un índice general de la inteligencia de un sujeto, como la capacidad de aprendizaje de la persona” [22]

  • Aplicación: Individual o grupal, es aplicable a partir de la terminación de tercer grados y a adultos con educación primaria.
  • Duración: 10 minutos aproximadamente.
  • Finalidad: Esta prueba tiene como finalidad evaluar diferentes áreas como: la dimensión de información que mide las funciones de memoria de corto plazo, memoria a largo plazo, interés en el medio ambiente y ambición intelectual, también mide el manejo de datos, la comprensión verbal que se vincula con la capacidad de generalización y abstracción, el razonamiento verbal que se considera como la capacidad de aprendizaje y el lenguaje, la habilidad para manejar conceptos y sus relaciones,  el razonamiento lógico que se vincula con la aplicación de juicios lógicos y el sentido común y por último está el razonamiento numérico que se relaciona con la capacidad de atención, concentración, también como las habilidades en la relación numérica.

Instrumentos de Personalidad:[editar]

Los instrumentos de personalidad en una evaluación forense se utilizan para para obtener perfiles o rasgos de las personas que han cometido delito y/i de las victimas.

Técnica de dibujo proyectivo Casa - Árbol - Persona (HTP):[editar]

El autor de la técnica del dibujo proyectivo “Casa-Árbol-Persona” (H-T-P por sus siglas en inglés) es John N. Buck en 1995[23]​, y la adaptación al español la realizó la Lic. Blanca Eugenia Romero Soto (Universidad de las Américas- Puebla).

  • Aplicación: El H-T-P se puede aplicar de manera individual o grupal, está diseñado para incluir un mínimo de pasos. El primero es no verbal, creativo y muy poco estructurado. En él, se le solicita al individuo que dibuje libremente una casa, un árbol y una persona. Se puede pedir el dibujo adicional de una persona del sexo opuesto al del dibujo realizado primero por el sujeto. El segundo paso, un interrogatorio estructurado, incluye una serie de preguntas acerca de las asociaciones del sujeto con aspectos de cada dibujo. El entrevistador podrá continuar entonces con un tercer y cuarto paso. En el tercero, el sujeto dibuja nuevamente una casa, un árbol y una persona (o dos) esta vez utilizando lápices de colores. Como un cuarto paso, el entrevistador hace preguntas de seguimiento acerca de estos dibujos a color. Dependiendo del número de pasos que se incluya, el proceso puede tomar de 30 minutos a una hora y media. Posteriormente, se evalúan los dibujos buscando signos de posible psicopatología o rasgos de la personalidad basándose en el contenido, las características del dibujo como el tamaño, la ubicación y la presencia o ausencia de partes específicas y las respuestas del individuo durante el interrogatorio.[24]
  • Duración: Alrededor de 30 a 90 minutos.
  • Finalidad: Ésta prueba se utiliza con la finalidad de obtener información acerca de la manera en que un individuo experimenta su “Yo” en relación con lo demás y con su ambiente familiar. Como todas las técnicas de su tipo, el H-T-P facilita la proyección de elementos de la personalidad y áreas de conflicto, permitiendo identificarlas para su valoración.

Test 16 factores de personalidad (16PF):[editar]

El cuestionario 16 Factores de personalidad (16PF) es un instrumento diseñado para la investigación básica en psicología, para cubrir lo más altamente posible el campo de la personalidad en corto tiempo. Su autor es Raymond Cattell (1989).[25]

  • Aplicación: Individual o colectiva a partir de los 16 años, con un nivel de lectura de 1° a 2° de secundaria.
  • Duración: 45 a 60 minutos, pero sin límite de tiempo.
  • Finalidad: Cubrir las demandas de los psicólogos de un instrumento para medir y validar factores primario respecto a la personalidad.

MMPI-2-RF®. Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota®F-2 Reestructurado:[editar]

Este test es uno de los instrumentos más utilizados en la evaluación de adultos en los contextos clínicos, médicos, forenses y de selección de personal. Sus autores en ésta nueva versión son J.N. Butcher, J.R. Graham, Y. S. Ben-Porath, A. Tellegen, W. G. Dahlstrom y B. Kaemmer, (2015)[26]​ sus adaptadores al español son A. Ávila-Espada y F. Jiménez-Gómez,

El MMPI®-2 recoge la experiencia de más de 50 años de investigación y aporta una gran riqueza de información sobre la estructura de la personalidad y sus posibles trastornos, proporcionando hasta 3 escalas de validez, 10 escalas básicas, 15 escalas de contenido, 18 escalas suplementarias y 31 subescalas. Ésta versión contiene algunas innovaciones, las cuales son la reducción del número de ítems y del tiempo de aplicación, así como un nuevo conjunto de escalas que permiten una evaluación más eficiente, centrada en el contenido y coherente en su estructura y organización. Consta de 338 ítems que requieren un tiempo de aplicación de entre 35 y 50 minutos, sustancialmente menor que el MMPI-2®, y ha sido fruto de un laborioso y complejo proceso de desarrollo y validación. Contiene ocho escalas de validez que permiten detectar eficazmente las principales amenazas a la interpretación de un protocolo: Ausencia de respuesta al contenido y Exageración o minimización de síntomas. Sus 42 escalas sustantivas permiten una evaluación eficiente y actualizada de las variables clínicamente relevantes en distintas áreas de la personalidad y la psicopatología. Para cada escala se incluyen hipótesis interpretativas de síntomas clínicos, tendencias comportamentales y características de la personalidad asociadas, así como consideraciones de tipo diagnóstico y terapéutico a tener en cuenta. [27]

  • Aplicación: Esta prueba puede ser individual o colectiva.
  • Duración:  El tiempo de la prueba es variable, en torno a los 60 minutos aproximadamente.
  • Finalidad: Este test tiene como como finalidad la evaluación de la personalidad normal y patológica. Se lleva a cabo únicamente con adultos y los baremos disponibles están en España, Argentina y México.

PAI-A. Inventario de Evaluación de la Personalidad para Adolescentes:[editar]

Quienes llevaron a la adaptación de este test al español fueron V. Cardenal, M. Ortiz-Tallo, M.ª M. Campos y P. Santamaría. Actualmente se encuentra estandarizada para España, Argentina, Colombia y México.

El PAI-A permite la evaluación comprehensiva de la psicopatología en adolescentes mediante 22 escalas: 4 escalas de validez, 11 escalas clínicas, 5 escalas de consideraciones para el tratamiento y 2 escalas de relaciones interpersonales. Además brinda información sobre aquellos ítems críticos en donde se requiere la atención inmediata del profesional de la salud mental. En el ámbito forense, es utilizado tanto para el screening y diagnóstico como para la detección de grupos forenses específicos y la elaboración de informes ya que destaca por su claridad en la interpretación y la exhaustiva información que proporciona. (L.C. Morey, 2007)[28]​,

  • Aplicación: Ésta prueba puede ser aplicada individual o colectiva ya sea en físico u online.
  • Duración: Un tiempo de 45 minutos aproximadamente.
  • Finalidad: Tiene la finalidad de identificar las características de personalidad más relevantes en la evaluación clínica y forense de adolescentes entre 12 a 18 años.

PAI. Inventario de Evaluación de la Personalidad (Adultos):[editar]

El PAI, en su versión para adultos, permite realizar la evaluación de las características de la personalidad más relevantes en la evaluación clínica y forense. Su autor es L.C. Morey (2011)[29]​, y sus adaptadores al español M. Ortiz-Tallo, P. Santamaría, V. Cardenal y M. P. Sánchez. La aplicación de la prueba puede ser individual y/o colectiva, en un tiempo de 45 minutos aproximadamente. Estandarizada para España, Argentina, Chile y México.

Categorías:

Permite una evaluación comprehensiva de la psicopatología en adultos mediante 22 escalas: 4 escalas de validez (Inconsistencia, Infrecuencia, Impresión negativa e Impresión positiva), 11 escalas clínicas (Quejas somáticas, Ansiedad, Trastornos relacionados con la ansiedad, Depresión, Manía, Paranoia, Esquizofrenia, Rasgos límites, Rasgos antisociales, Problemas con el alcohol y Problemas con las drogas), 5 escalas de consideraciones para el tratamiento (Agresión, Ideaciones suicidas, Estrés, Falta de apoyo social y Rechazo al tratamiento) y dos escalas de relaciones interpersonales (Dominancia y Afabilidad). Además, incluye 30 subescalas que proporcionan una información más pormenorizada. En el ámbito forense el PAI es utilizado tanto para el screening y diagnóstico como para la detección de grupos forenses específicos (p. ej., valoración de peligrosidad, custodia de menores, psicopatía, maltrato…). Es empleado también en procesos de selección de personal (p. ej. selección de fuerzas armadas y seguridad).

  • Aplicación: Ésta prueba puede ser aplicada individual o colectiva ya sea en físico u online.
  • Duración: Un tiempo de 45 minutos aproximadamente.
  • Finalidad: Tiene la finalidad de identificar las características de personalidad más relevantes en la evaluación clínica y forense de adultos.

Frases Incompletas de Sacks (FIS)[editar]

El test de Frases incompletas de Joseph M. Sacks[30]​ fue elaborado en colaboración con otros psicólogos del “Veterans Administration Mental Higiene Service” de Nueva York. Sacks y sus colaboradores idearon Éste test es una prueba proyectiva, que consiste en presentar al sujeto un cierto número de frases incompletas, que el examinado debe complementar. Esta prueba revela pensamiento y sentimientos conscientes, preconscientes e inconscientes del evaluado, que el psicólogo puede analizar e integrar a la luz de los resultados obtenidos por medio de otras técnicas.[31]

  • Aplicación: Individual o colectiva, en la forma infantil de 6 a 13 años con 11 meses y en la forma para adultos de 14 años en adelante.
  • Duración: de 20 a 40 minutos aproximadamente.
  • Finalidad: Este test tiene la finalidad a obtener material significativo de 4 áreas representativas de la adaptación del sujeto (familia, sexo, relaciones interpersonales y concepto de sí mismo), así como reflejar rasgos de la personalidad mediante las variables de propios deseos, temores, etc., en sus respuestas.

Instrumentos de Simulación:[editar]

La simulación dentro de la psicología forense, es una de las tantas alternativas que tiene el pericial por su forma compleja al diagnosticar, ya que no solo implementa habilidades de conocimientos e instrumentos técnicos afines de la disciplina, sino también el examinador intentara emplear todos los recursos psicológicos a su disposición para obtener beneficios legales posibles de los resultados.

SIMS  es un (Inventario Estructurado de Simulación de Síntomas) Manual[editar]

Detección de simulación de sintomatología psicopatológica y neurocognitiva, divididas en las categorías de Clínica, psicopatología y Forense, creada por los autores Michelle R. Widows y Glenn P.-Smith[32]​.

  • Aplicación: Se realiza de modo Individual y colectivo, y va dirigida a la población adulta.
  • Duración: La duración del inventario es de 15 minutos aproximadamente.
  • Finalidad: Está compuesto por 75 ítems de verdadero-falso, se caracteriza por su brevedad, su sencilla interpretación y su gran versatilidad, adaptándose a las diferentes necesidades que requiera el profesional, las escalas que lo componen: Psicosis, Deterioro neurológico, Trastorno amnésicos, Baja inteligencia y Trastornos afectivos.

MMPI-2 (Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota-2.)[editar]

Evaluación de la personalidad normal y patológica, es un instrumento utilizado en la evaluación de psicopatología en adultos en los contextos clínicos, médicos, forenses y de selección personal, dirigido a  clínica, psicopatología y forense, creado por los autores J.N Butcher, J.R., Graham, Y.S. Ben-Porath, A. Tellegen, W.G[33]​.

  • Aplicación: se aplica de manera individual o colectiva a personas adultas.
  • Duración: variable, en torno a 60 minutos.
  • Finalidad: Tiene una gran riqueza de información sobre la estructura de la personalidad y sus posibles trastornos, proporcionando hasta 3 tipos de escalas de validez, 10 escalas básicas, 15 escalas de contenido, 18 escalas suplementarias y 31 subescalas.

Instrumentos de Abuso/Agresión Sexual:[editar]

En el ámbito forense en la prueba de abuso o agresión sexual ayuda a estimar la probabilidad de que las declaraciones de niños  de cualquier género y a mujeres alegan haber sido víctimas de abuso sexual, dejando secuelas en las víctimas y en su medio familiar como social.se ajusten realmente a lo sucedido.

Escala de actitudes favorables a la violación[editar]

Instrumento de carácter autoadministrado compuesto por 20 ítems que evalúa actitudes favorables hacia la violación de mujeres.

  • Aplicación: evalúa mediante la escala de Likert de cinco puntos que se extiende desde 1 (Muy desacuerdo), a 5 (Muy de acuerdo), su puntaje total en el test se obtiene de la sumatoria de las puntuaciones en cada ítems, por lo cual la puntuación total va de 20 y 100[34][35]​.
  • Finalidad: La escala con propiedades psicométricas, posee índices de fiabilidad satisfactorias con valores de coeficiente alfa de .88 para hombres y .83 para mujeres.
  • Inventario de conducta sexual agresiva
  • Compuesto por 20 ítems contestados en escala tipo Likert desde 0 (nunca) a 4 (siempre), por lo que la puntuación es entre 0 y 80, los autores utilizados en este inventario son Mosher y Anderson[36]​.
  • Aplicación: este inventario evalúa la frecuencia de conductas sexuales agresivas.

La escala de sexo con niños (Sex With Children Scale, SWCH)[editar]

Está compuesto por 18 ítems, creados a partir de la experiencia clínica en el trabajo con delincuentes sexuales, utilizando en este inventario a los autores Mann, Webster, Wakeling y Marshall[37]​.

  • Aplicación: cada ítem se puntúa de 0 a 4 en una escala de tipo Likert 0 (muy en desacuerdo), 4 (muy de acuerdo).
  • Finalidad: evalúa las creencias que justifican el contacto sexual entre adultos y menores.

Escala de acoso sexual[editar]

  • Aplicación: esta escala evalúa las conductas explícitas que están relacionadas con la sexualidad y que resulta ofensivas, incluyendo contactos físicos, miradas, chiflidos o intentos forzados de relación sexual.
  • Finalidad: saber sobre las exigencias de favores sexuales a cambio de tener ventajas o recompensas, recibir presiones sutiles no deseadas que buscan actividad sexual, que a veces son difíciles de identificar y obtener relaciones sexuales para que se cumpla una promesa o beneficio ofrecido.

Instrumentos de violencia intrafamiliar:[editar]

Las escalas y test utilizados en el ámbito forense para medir violencia en cualquiera de sus modos son varios, proporcionan al perito o psicólogo forense información acerca de estas conductas tanto del agresor como la víctima, y permite tener una perspectiva más amplia acerca del caso que se tenga, son utilizadas también como herramientas complementarias si se desea indagar más acerca de la relación familiar, y para descartar posibles supuestos de lo que proporcionan otros test.

Test del dibujo de la figura humana (Karen Machover).[editar]

El test del dibujo de la figura humana de Karen Machover[Calleja N. (2011) 1]​ (1949), es una herramienta utilizada en psicología que evalúa múltiples aspectos de la persona, este test es de tipo proyectivo, como menciona Larsen y Buss[38]​ (2005) “exponen que se basan en la denominada hipótesis proyectiva, la cual enuncia que las personas proyectan sus propias personalidades en lo que informan sobre un estímulo ambiguo”, es decir, que al pedirle a la persona que realice un dibujo de la figura humana, puede revelar aspectos que para la misma son inconscientes, así como formas de enfrentar situaciones, conflictos personales, entre otros aspectos.

  • Aplicación: la aplicación de la misma puede realizarse de manera individual o grupal, y va dirigido tanto a población infantil como adulta.
  • Duración: para la aplicación del test no se tiene una limitación de tiempo para realizarse, con la intención de no limitar a la persona que lo realiza y así obtener más información que pueda plasmar en el dibujo.
  • Finalidad: la finalidad de este test es evaluar la proyección de la personalidad del sujeto, rasgos de personalidad, del medio en el que se desenvuelve, aspectos sexuales, violencia, etc. así como esos aspectos que son inconscientes en el sujeto.

Escala de aceptación de violencia (Velicer).[editar]

La escala de aceptación de violencia fue principalmente construida por Velicer[39]​ (1989), y fue validada por Saldívar, G.[39]​ Para la población mexicana en el año 2000. Esta escala evalúa las actitudes de aceptación del uso de la fuerza y la coerción para la resolución de conflictos, y la tolerancia al uso de cualquier modo de violencia en una gran variedad de situaciones.

La escala es de tipo autoaplicable y consta de 14 reactivos los cuales se basan en una escala de tipo Likert para su evaluación, donde la puntuación mayor  de las respuestas es 4 (totalmente de acuerdo) y en caso contrario, la menor es 1 (totalmente en desacuerdo), asimismo, mientras mayor sea el número de la respuesta, mayor es el grado de aceptación de la violencia.[40]

  • Aplicación: La aplicación de la misma puede realizarse de manera grupal e individual, y dicha escala va dirigida a población adulta.
  • Duración: La duración de aplicación de esta escala es de aproximadamente 45 minutos.
  • Finalidad: La finalidad de dicha escala es determinar el grado de aceptación hacia las conductas de carácter violento en cualquiera de sus manifestaciones y la tolerancia que los sujetos crean conforme a la misma para la resolución de conflictos, es decir la normalización de actos o actitudes que atentan contra la integridad física, emocional y sexual de personas o grupos con la premisa de dar respuesta a un problema (Saldivar, 2000).[39]

Estructura del Informe Pericial[editar]

  • 1. Presentación del/la perito. Datos identificativos. Acreditación.
    • Se inicia el informe con el nombre, los datos profesionales y las cualificaciones profesionales relevantes a la especialización en el contexto forense. No deben anotarse las asociaciones, grupos de trabajo, o cargos institucionales.
  • 2. Manifiesta. Objetivo del dictamen pericial.
    • En este apartado se debe recoger el objetivo del informe y a petición de quien se realiza. Se incluye la identificación de las personas evaluadas.
    • Se puede añadir el juramento de perito, o bien se puede hacer al final del informe, al igual que la declaración de tachas.
  • 3. Metodología.
    • En el informe, para objetivar el alcance de la valoración realizada, se debe:
    • Contextualizar temporalmente la exploración.
    • Explicitar las fuentes de información utilizadas.
    • Enumerar los instrumentos y técnicas de evaluación aplicadas.
    • Mencionar las coordinaciones llevadas a cabo con otros profesionales.
    • Detallar los documentos consultados, con su fecha de emisión.
  • 4. Antecedentes del caso–anamnesis.
    • La redacción de los antecedentes es muy específica y contextual para cada tipo de pericial psicológica y para cada caso en concreto. Se recoge, de forma resumida, la historia biográfica de interés de la/s persona/s evaluadas y del hecho que motiva el informe, con las fechas y circunstancias relevantes anteriores a la situación.
  • 5. Resultados.
    • Se recogen los resultados especificando qué información ha sido referida por los entrevistados y aquella que ha podido ser objetivada.
    • Se recomienda hacer constar las puntuaciones relevantes y los resultados que aporten información al objetivo pericial, con la finalidad de permitir la confrontación del peritaje por otro perito, si fuese necesario. No se recomienda, en cambio, incluir las gráficas de los resultados o las hojas de respuesta de los test.
  • 6. Valoración. Discusión:
    • La valoración resume los aspectos más relevantes y acreditados de la intervención realizada basados en los fundamentos científicos y en los razonamientos que generan y apoyan las conclusiones.
  • 7. Propuestas. Recomendaciones:
    • En este apartado se incluirán, si se considera necesario, las propuestas o recomendaciones técnicas oportunas.
  • 8. Conclusiones:
    • Las conclusiones deben responder a la/s pregunta/s planteada/s en el objeto de la pericia. Se recomienda que sean escuetas, claras e inteligibles. No deberá aparecer ninguna información nueva, es decir, que no haya sido recogida previamente a lo largo del informe; ni deberán realizarse afirmaciones o valoraciones de tipo jurídico.
  • 9. Cierre del informe: Deben constar, como mínimo, el lugar, fecha, nombre del/a perito, nº de colegiado/a y firma.[41]

Procedimiento en los que se requiere un Informe.[editar]

  • Medidas Provisionales
  • Muertes dudosas
  • Separación (Procedimiento Contencioso según la Disposición Adicional V de la Ley 30/81, de 7 de julio).
  • Divorcio (ídem que el anterior).
  • Incidente de Oposición de Medidas.
  • Modificación de Efectos de Medidas (de Separación o de Divorcio, según Ley 30/81).
  • Acogimiento (de acuerdo con la Ley 21/87, de 11 de noviembre).
  • Adopción (ídem que el anterior).
  • Dictaminar la Impugnación de Tutela[(Mecerreyes, L.,1999. Pp 1) 1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «What Is Forensic Psychology?». Consultado el 12 de octubre de 2007. 
  2. Nietzel, Michael (1986). Psychological Consultation in the Courtroom (en inglés). Nueva York: Pergamon Press. ISBN 0-08-030955-0. 
  3. Blau, Theodore H. (1984). The Psychologist as Expert Witness (en inglés). Nueva York: John Wiley & Sons. pp. 19-25. ISBN 0-471-87129-X. 
  4. «Speciality Guidelines for Forensic Psychologists». Law and Human Behavior 15 (6): 655-665. 1991. Archivado desde el original el 19 de marzo de 2009. Consultado el 20 de abril de 2009. 
  5. Grisso, Thomas (1988). Competency to Stand Trial Evaluations: A Manual for Practice (en inglés). Sarasota, Florida: Professional Resource Exchange. ISBN 0-943158-51-6. 
  6. Shapiro, David L. (1984). Psychological Evaluation and Expert Testimony (en inglés). Nueva York: Van Nostrand Reinhold. ISBN 0-442-28183-8. 
  7. Smith, Steven R. (1988). Law, Behavior, and Mental Health: Policy and Practice (en inglés). Nueva York: New York University Press. ISBN 0-8147-7857-7. 
  8. Oyonara Flores. (2017). El rol del psicólogo en la Psicología Jurídica. Julio 9, 2018, de Universidad de la República Facultad de Psicología Sitio web: https://www.colibri.udelar.edu.uy/jspui/bitstream/123456789/10922/1/Flores%2C%20Oyonara.pdf
  9. Sección de Psicología Jurídica del COP Catalunya.. (2014). ROL DEL PSICÓLOGO EN EL ÁMBITO FORENSE. En Guía de Buenas Prácticas para la evaluación psicológica forense y la práctica pericial(2-3). Barcelona : Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya.
  10. Sección de Psicología Jurídica del COP Catalunya.. (2014). ROL DEL PSICÓLOGO EN EL ÁMBITO FORENSE. En Guía de Buenas Prácticas para la evaluación psicológica forense y la práctica pericial(2-3). Barcelona : Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya.
  11. De la Peña, A., Lippert, E., Mangino, A., Medina, P., Méndez, D., & Yianeses, D. (2000). El psicólogo en la justicia Uruguaya. En Torraca, L. (Ed). Temas de Psicología Jurídica (pp. 187-195). Rio de Janeiro: Relume Dumará
  12. Sección de Psicología Jurídica del COP Catalunya.. (2014). ROL DEL PSICÓLOGO EN EL ÁMBITO FORENSE. En Guía de Buenas Prácticas para la evaluación psicológica forense y la práctica pericial(2-3). Barcelona : Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya.
  13. Sección de Psicología Jurídica del COP Catalunya.. (2014). ROL DEL PSICÓLOGO EN EL ÁMBITO FORENSE. En Guía de Buenas Prácticas para la evaluación psicológica forense y la práctica pericial(2-3). Barcelona : Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya.
  14. Romera, Roberto Oscar. (2013). El Psicólogo Forense, sus funciones y su relación con el Juez y las leyes. Julio 12, 2018, de Universidad de la Marina Mercante Facultad de Humanidades Sitio web: http://redh-udemm.blogspot.com/2013/04/el-psicologo-forense-sus-funciones-y-su_18.html
  15. Colegio oficial de psicólogos en España . (2018). Psicología Jurídica . Julio 13, 2018, de Cop.es Sitio web: http://www.cop.es/perfiles/contenido/juridica.htm
  16. De Nicolas, L. . (1995). Perfil, Rol y Formacion Del Psicologo Juridico. Papeles Del Psicologo , 63, s/p.. julio 14, 2018., De http://www.papelesdelpsicologo.es/resumen?pii=692 Base de datos
  17. Wechsler, David (1949). «X. - The relation of ability to intelligence». L'année psychologique 50 (1): 105. ISSN 0003-5033. doi:10.3406/psy.1949.8430. Consultado el 2018-07-17. 
  18. Wechsler, David. The Measurement and Appraisal of Adult Intelligence (4th ed.).. Williams & Wilkins Co. pp. 86-92. Consultado el 2018-07-17. 
  19. FREEDMAN, ALFRED M.; EFFRON, ABRAHAM S.; BENDER, LAURETTA (1955-11). «PHARMACOTHERAPY IN CHILDREN WITH PSYCHIATRIC ILLNESS». The Journal of Nervous and Mental Disease 122 (5): 479-486. ISSN 0022-3018. doi:10.1097/00005053-195511000-00011. Consultado el 2018-07-17. 
  20. Raven, John Samuel. Benezit Dictionary of Artists. Oxford University Press. 2011-10-31. Consultado el 2018-07-17. 
  21. Kellog, Henry B.; Kellog, Ada M. (1934-07). «Furoic Acid as an Acidimetric Standard». Industrial & Engineering Chemistry Analytical Edition 6 (4): 251-252. ISSN 0096-4484. doi:10.1021/ac50090a008. Consultado el 2018-07-17. 
  22. Martinez-Triguero, Ma Luisa; del, Olmo Ma Isabel; del, Olmo Rosa Camara; Alba, Amparo; Fernandez, Francis; Merino, Juan Francisco; Laiz, Begona (2017-05-03). «Role of urinary fractionated metanephrines and catecholaminas in the diagnosis of pheochromocytoma/paraganglioma». Endocrine Abstracts. ISSN 1479-6848. doi:10.1530/endoabs.49.ep99. Consultado el 2018-07-17. 
  23. BUCK, JOHN, N.; WARREN, W.L. (1995) Manual y guía de interpretación de la técnica del dibujo proyectivo HTP. Edit. Manual Moderno; México
  24. Gutiérrez, F., Pérez, M., Espinosa, A. (2015) Evaluación Psicológica Infantil y de Adolescentes. Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara.
  25. Catell, R., Heather. (1989) Aplicación del cuestionario de 16 factores de la personalidad, 2°. Edición. México: Manual Moderno.
  26. Ben-Porath, Y.S. y Tellegen, A. (2015). MMPI-2-RF®. Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota-2 Reestructurado® (P. Santamaría, adaptador). Madrid: TEA Ediciones.
  27. Gutiérrez, F., Pérez, M., Espinosa, A. (2015) Evaluación Psicológica Infantil y de Adolescentes. Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara.
  28. Morey, L. (2007). Inventario de evaluación de la Personalidad para Adolescentes. 2018, de TEA Ediciones
  29. Morey, L.. (2011). Inventario de evaluación de personalidad. 2018, de TEA Ediciones.
  30. Gutiérrez, F., Pérez, M., Espinosa, A. (2015) Evaluación Psicológica Infantil y de Adolescentes. Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara
  31. Gutiérrez, F., Pérez, M. (2015) Técnicas de Evaluación de la Personalidad del Adulto y el Adulto Mayor. Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara.
  32. «SIMS. Inventario Estructurado de Simulación de Síntomas». web.teaediciones.com. Consultado el 2018-07-17. 
  33. «MMPI-2, INVENTARIO MULTIFÁSICO DE PERSONALIDAD DE MINNESOTA-2». web.teaediciones.com. Consultado el 2018-07-17. 
  34. http://www.redalyc.org/pdf/3378/337849319009.pdf
  35. «Escala de actitudes favorables a la violación». 
  36. «inventario de conducta sexual agresiva». 
  37. «la escala de sexo con niños (Sex With Children Scale, SWCH)». 
  38. Sánchez de Gallardo, M., & Pírela de Faría, L. (2012). Estudio psicométrico de la prueba figura humana. Telos, 14 (2), 210-222.
  39. a b c Saldívar, G., & Ramos, L., & Saltijeral, M. (2004). Validación de las escalas de aceptación de la violencia y de los mitos de violación en estudiantes universitarios . Salud Mental, 27 (6), 40-49.
  40. Díaz, E. & Silva, E.. (2017). Proyecto de intervención psicosocial “Desnaturalizando la violencia”, con jóvenes del estado de Coahuila. Alternativas en Psicología, Num. 38, pp. 9-19.
  41. COPC. (2014). Guía De Buenas Prácticas Para La Evaluación Psicológica Forense y La Práctica Pericial. 13/07/2018, de Col legi Oficial de Psicología de Catalunya Sitio web: http://www.infocop.es/pdf/guiaforense2014.pdf

Bibliografía[editar]

  • Adler, J. R. (ed.). (2004). Forensic Psychology: Concepts, debates and practice. Cullompton: Willan.
  • Alcázar Córcoles, M., & Verdejo García, A., & Bouso Saiz, J. (2008). El Psicólogo Forense en el Equipo Técnico de la Jurisdicción de Menores. Propuesta de Protocolo de Intervención. Anuario de Psicología Jurídica, 18, 45-60.
  • Bartol, C. R., & Bartol, A. M. (1999). "History of Forensic Psychology". En: A. K. Hess & I. B. Weiner (eds.), Handbook of Forensic Psychology. Londres: John Wiley & Sons, 2.ª edición.
  • Blackburn, R. (1996). "What is forensic psychology?", Legal and Criminological Psychology, febrero, vol 1 (parte 1), págs. 3-16.
  • Dalby, J. T. (1997) Applications of Psychology in the Law Practice: A guide to relevant issues, practices and theories. Chicago: American Bar Association.
  • De Nicolas, L. . (1995). Perfil, Rol y Formacion Del Psicologo Juridico. Papeles Del Psicologo , 63, s/p.. julio 14, 2018., De http://www.papelesdelpsicologo.es/resumen?pii=692 Base de datos
  • Duntley, J. D., & T. K. Shackelford. (2006). Toward an evolutionary forensic psychology. Social Biology, 51, págs. 161-165.
  • Echeburúa, E., Amor, P., Corral, P. (2003). Autoinformes y Entrevistas de la psicología clínica Forense: Limitaciones y Nuevas Perspectivas. Análisis y Modificación de la conducta , Vol. 29 N°126, PP. 503 -522.
  • G.H. Gudjonsson, H. Gisli y Lionel Haward (1998). Forensic Psychology. A guide to practice. ISBN 0-415-13291-6
  • Garzon, (1986) citado por Novo, M. Arce, R., y Fariña, F. (2003). Introducción a la psicología jurídica. En M. Novo y Arce, R. (Edis.).Jueces: Formación de juicios y sentencias (pp.13-25) Granada: Grupo Editorial Universitario. ISBN 84-8491-300-7.
  • COPC . (2014). Guía De Buenas Prácticas Para La Evaluación Psicológica Forense y La Práctica Pericial. 13/07/2018, de Col legi Oficial de Psicología de Catalunya Sitio web: http://www.infocop.es/pdf/guiaforense2014.pdf
  • Gudjonsson, G. (1991). "Forensic psychology - the First Century". Journal of forensic psychiatry, 2 (2): 129.
  • Lin, R.. (2005). Psicología Forense: principios fundamentales.. San José, Costa Rica.: Universidad Estatal a Distancia.
  • Marín M., Espacia A. (2009). Introducción a la psicología forense. Julio 08, 2018, de Universitat de Barcelona Sitio web: http://hdl.handle.net/2445/5881
  • Mecerreyes, L. (1999). la práctica pericial psicológica en los juzgados de familia. Julio 14, 2018, de Papeles del Psicólogo Sitio web: http://www.papelesdelpsicologo.es/contenido?num=1073
  • Morales, L. (2009). Reseña de "Fundamentos de Psicología Jurídica y Forense" de E. García-López.Acta Colombiana de Psicología, 12 (1), 163-164.
  • Ogloff, J. R. P. y D. Finkelman. (1999). "Psychology and Law: An Overview". En: R. Roesch, S. D. Hart, & J. R. P. Ogloff (eds.), Psychology and Law the State of the Discipline. Nueva York: Kluwer Academic Press.
  • Ribner, N.G. (2002). California School of Professional Psychology Handbook of Juvenile Forensic Psychology. Jossey-Bass. ISBN 0-7879-5948-0
  • Varela, M. (2014). Psicología Jurídica y Psicología Criminológica. Temáticas y Áreas de Interés. Revista Electrónica de Psicología Iztacala, vol.17 núm. 4, pp.1349-1373. 13/07/2018, De http://www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin/vol17num4/Vol17No4Art2.pdf Base de datos.
  • Viu. (2017). Psicología forense: ¿Qué hace un psicólogo forense? Julio 06, 2018, de Universidad Internacional de Valencia Sitio web: https://www.universidadviu.es/psicologia-forense-psicologo-forense
  • Ferrari, M. C. (2008). Escala Wechsler de inteligencia para adultos-IV. México, D.F: El Manual Moderno.
  • Uribe, A. C. (20017 ). TEST DE MATRICES PROGRESIVAS DE RAVEN. Obtenido de https://comenio.files.wordpress.com/2007/10/raven.pdf
  • MODERNO, M. (2010). BETA-III: INSTRUMENTO NO VERBAL DE INTELIGENCIA.
  • Pedraza, A. A. (2007). Escala Wechsler de Inteligencia para Niños-IV. México, D.F.: El Manual Moderno.
  • VILCHEZ, L. E. (2017). Test Rápido de Barraquilla (BARSIT) . Obtenido de Repositorio USIL http://repositorio.usil.edu.pe/bitstream/USIL/2862/1/2017_Manchego_Estudio-psicometrico.pdf
  • Alladio, Yanina; Morán, Valeria; Olaz, Fabián. (2017). Validación argentina de la Escala de Actitud Favorable hacia la Violación. Revista de Psicología, 1, 225-255.
  • S. Legido-Marín y J. C. Sierra. (2010). EVALUACIÓN DE CONDUCTAS SEXUALES AGRESIVAS EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS ESPAÑOLES Propiedades psicométricas del Aggressive Sexual Behavior Inventory . Universidad de Granada: Evaluación y Tratamiento Psicológicos en la Universidad de Granada.
  • Óscar Herrero, Laura Negredo. (2016). Evaluación del interés sexual hacia menores. Anuario de Psicología Jurídica, 1, 30-40.
  • Gutiérrez, F., Pérez, M. (2015) Técnicas de Evaluación de la Personalidad del Adulto y el Adulto Mayor. Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara.
  • Gutiérrez, F., Pérez, M., Espinosa, A. (2015) Evaluación Psicológica Infantil y de Adolescentes. Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara.
  • BUCK, JOHN, N.; WARREN, W.L. (1995) Manual y guía de interpretación de la técnica del dibujo proyectivo HTP. Edit. Manual Moderno; México
  • Casullo, M. (1999) Aplicaciones del MMPI-2 en los ámbitos clínico, forense y laboral. Buenos Aires: Paidós.
  • Catell, R., Heather. (1989) Aplicación del cuestionario de 16 factores de la personalidad, 2°. Edición. México: Manual Moderno.
  • Catell, R. (1990) Lo profundo de la personalidad. Cuestionario de 16 factores de la personalidad, 2° edición. México: Manual Moderno.
  • Benavides, J. (1987) Técnicas de evaluación de la personalidad. Departamento de publicaciones, México: Universidad Nacional Autónoma de México.
  • Ferrari, M. C. (2008). Escala Wechsler de inteligencia para adultos-IV. México, D.F: El Manual Moderno.
  • Uribe, A. C. (20017 ). TEST DE MATRICES PROGRESIVAS DE RAVEN. Obtenido de https://comenio.files.wordpress.com/2007/10/raven.pdf
  • MODERNO, M. (2010). BETA-III: INSTRUMENTO NO VERBAL DE INTELIGENCIA.
  • Pedraza, A. A. (2007). Escala Wechsler de Inteligencia para Niños-IV. México, D.F.: El Manual Moderno.
  • VILCHEZ, L. E. (2017). Test Rápido de Barraquilla (BARSIT) . Obtenido de Repositorio USIL http://repositorio.usil.edu.pe/bitstream/USIL/2862/1/2017_Manchego_Estudio-psicometrico.pdf
  • De la Cruz, Y. (2018). Aceptación de la violencia y actitudes hacia la crianza en padres de estudiantes de nivel primaria de colegios privados de Independencia, 2017 (Tesis de Licenciatura). Universidad Cesar Vallejo. Lima, Perú.
  • Saldívar, G., & Ramos, L., & Saltijeral, M. (2004). Validación de las escalas de aceptación de la violencia y de los mitos de violación en estudiantes universitarios . Salud Mental, 27 (6), 40-49.
  • Díaz, E. & Silva, E.. (2017). Proyecto de intervención psicosocial “Desnaturalizando la violencia”, con jóvenes del estado de Coahuila. Alternativas en Psicología, Num. 38, pp. 9-19.
  • Calleja N.. (2011). Inventario de Escalas Psicosociales en México 1984-2005. UNAM
  • Morey, L. (2007). Inventario de evaluación de la Personalidad para Adolescentes. 2018, de TEA Ediciones
  • Morey, L.. (2011). Inventario de evaluación de personalidad. 2018, de TEA Ediciones.
  • Ben-Porath, Y.S. y Tellegen, A. (2015). MMPI-2-RF®. Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota-2 Reestructurado® (P. Santamaría, adaptador). Madrid: TEA Ediciones.
  • Sánchez de Gallardo, M., & Pírela de Faría, L. (2012). Estudio psicométrico de la prueba figura humana. Telos, 14 (2), 210-222.
  • Arch-Marín, M., & Jarne-Esparcia, A. (2010). Instrumentos de Evaluación Psicológica en las Peritaciones de Guarda y Custodia de los Niños: Uso y Admisibilidad. Anuario de Psicología Jurídica, 20 , 59-70..
  • Alladio, Y., & Morán, V., & Olaz, F. (2017). Validación argentina de la Escala de Actitud Favorable hacia la Violación.Revista de Psicología, 35 (1), 225-255.
  • Alladio, Yanina; Morán, Valeria; Olaz, Fabián. (2017). Validación argentina de la Escala de Actitud Favorable hacia la Violación. Revista de Psicología , 1, 225-255.
  • S. Legido-Marín y J. C. Sierra. (2010). EVALUACIÓN DE CONDUCTAS SEXUALES AGRESIVAS EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS ESPAÑOLES Propiedades psicométricas del Aggressive Sexual Behavior Inventory . Universidad de Granada: Evaluación y Tratamiento Psicológicos en la Universidad de Granada.
  • Óscar Herrero, Laura Negredo. (2016). Evaluación del interés sexual hacia menores. Anuario de Psicología Jurídica, 1, 30-40.

Enlaces externos[editar]

  1. Viu. (2017). Psicología forense: ¿Qué hace un psicólogo forense? Julio 06, 2018, de Universidad Internacional de Valencia Sitio web: https://www.universidadviu.es/psicologia-forense-psicologo-forense/
  1. Varela, M. (2014). Psicología Jurídica y Psicología Criminológica. Temáticas y Áreas de Interés. Revista Electrónica de Psicología Iztacala, vol.17 núm. 4, pp.1349-1373. 13/07/2018, De http://www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin/vol17num4/Vol17No4Art2.pdf Base de datos.
  1. a b Morales, L. (2009). Reseña de "Fundamentos de Psicología Jurídica y Forense" de E. García-López.Acta Colombiana de Psicología, 12 (1), 163-164.
  1. Marín M., Espacia A. (2009) Introducción a la psicología forense. Julio 08, 2018, de Universitat de Barcelona Sitio web: http://hdl.handle.net/2445/5881
  1. Marín M., Espacia A.. (2009) Introducción a la psicología forense. Julio 08, 2018, de Universitat de Barcelona Sitio web: http://hdl.handle.net/2445/5881
  1. Garzon, (1986) citado por Novo, M. Arce, R., y Fariña, F. (2003). Introducción a la psicología jurídica. En M. Novo y Arce, R. (Edis.).Jueces: Formación de juicios y sentencias (pp.13-25) Granada: Grupo Editorial Universitario. ISBN 84-8491-300-7.
  1. a b c Mecerreyes, L. (1999). la práctica pericial psicológica en los juzgados de familia. Julio 14, 2018, de Papeles del Psicólogo Sitio web: http://www.papelesdelpsicologo.es/contenido?num=1073
  1. Alcázar Córcoles, M., & Verdejo García, A., & Bouso Saiz, J. (2008). El Psicólogo Forense en el Equipo Técnico de la Jurisdicción de Menores. Propuesta de Protocolo de Intervención. Anuario de Psicología Jurídica, 18, 45-60.  
  1. Echeburúa, E., Amor, P., Corral, P. (2003). Autoinformes y Entrevistas de la psicología clínica Forense: Limitaciones y Nuevas Perspectivas. Análisis y Modificación de la conducta , Vol. 29 N°126, PP. 503 -522.
  1. Calleja N. (2011). Inventario de Escalas Psicosociales en México 1984-2005. UNAM