Porthos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Porthos
Personaje de Los tres mosqueteros, Veinte años después y El Vizconde de Bragelonne
Porthos (silver) rv.gif
Primera aparición Los tres mosqueteros
Última aparición El Vizconde de Bragelonne
Información
Sexo Masculino
Fallecimiento 1662
Ocupación Mosquetero (de Luis XIII)
Título Barón de Vallon, de Pierrefonds y de Bracieux
Aliados D'Artagnan, Athos, Aramis
Cónyuge Señora de Coquenard
Nacionalidad Bandera de Francia Francia
Perfil en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Porthos es un personaje literario creado por Alexandre Dumas, siendo unos de los personajes principales de las llamadas Novelas de D'Artagnan: Los tres mosqueteros, Veinte años después y El vizconde de Bragelonne (tomos I, II y III), entregas de origen folletinesco que relatan sus aventuras, desde su encuentro con D'Artagnan en París hasta su heroica muerte en Belle-Île-en-Mer.

El personaje tiene su base en la obra Les mémoires de M. d'Artagnan de Gatien de Courtilz de Sandras, la que a su vez se inspiró en la biografía del mosquetero Isaac de Porthau, nacido en 1612 y fallecido en 1712.


Descripción[editar]

En Los tres mosqueteros se describe a Porthos como un hombre de gran estatura y de rostro altanero, que gusta vestir trajes peculiares. Es hablador, ingenuo y vanidoso, no obstante, es muy resuelto y leal, siendo un buen espadachín y belicoso duelista. Sus brazos son tan grandes como los muslos de cualquier otro hombre. La única vez en que se le describe como gordo es en el El vizconde de Bragelonne.

Biografía[editar]

No se sabe mucho de su pasado, salvo su relato en el El vizconde de Bragelonne sobre la muerte de su abuelo y de su padre a causa de dolencias en sus piernas. Miembro de la compañía de mosqueteros del rey Luis XIII junto con Athos y Aramis, y con un criado apodado Mosquetón bajo su servicio, Porthos conoce a D'Artagnan en el palacio del Señor de Trèville, cuando el joven descubrió que el tahalí que el mosquetero llevaba no era completamente de oro, lo que enfureció a este, desafiándose ambos a un duelo. No obstante, como padrino de Athos, quien fue el primero en enfrentar al gascón, terminan por unirse con el joven para luchar con los guardias del cardenal Richelieu, que habían llegado para arrestarlos, y los derrotan.

Habiendo hecho amistad con D'Artagnan, junto con este, Athos y Aramis, Porthos se aventura en un viaje a Inglaterra a fin de recuperar los herretes de diamantes que la reina Ana de Austria regaló al duque de Buckingham y que, para evitar un escándalo, necesita lucir en una fiesta con el rey. Porthos es el primero en quedar en el camino, tras verse envuelto en un duelo en una taberna, siendo finalmente herido, lo cual, por su orgullo, trató siempre de disimular.

Tras el regreso de D'Artagnan a Francia y recuperarse de su herida, a nivel personal, Porthos persigue su fortuna cortejando a la señora del viejo, achacoso y rico procurador Coquenard, con la esperanza de casarse con ella apenas quede viuda. La mujer subsidia al mosquetero en varios de sus gastos, incluso en el equipo que Porthos debe llevar para la campaña rumbo a La Rochelle. Allí, junto con sus tres amigos, logra como hazaña almorzar en un fuerte hugonote capturado el día anterior, repeliendo a la vez a los enemigos que los atacaban. Posteriormente ayuda a sus camaradas a perseguir a Milady de Winter, quien había asesinado a Constance Bonacieux, para luego juzgarla y ordenar su ejecución.

Al final de Los tres mosqueteros, Porthos decide, una vez terminado el sitio de La Rochelle, abandonar el servicio y casarse con la señora de Coquenard, que quedó viuda, cuyo cofre tan ambicionado contenía ochocientas mil libras.

En Veinte años después, segunda parte de la trilogía de Dumas; Porthos, el antiguo soldado de fortuna, aparece como un rico señor viudo por haber heredado las propiedades de su ex-esposa Coquenard, aunque insatisfecho todavía por no tener título de nobleza (una Baronía). Con esa ambición otra vez se ve inmerso junto a D'Artagnan en una lucha, pero esta vez contra sus antiguos amigos Athos y Aramis, que apoyaban la rebelión frondista contra el astuto Cardenal Mazarino. D'Artagnan y Porthos bregan por mantener al Cardenal y por proteger a Luis XIV, que ocupó el trono de su padre a la muerte de éste. A lo largo de la novela, Porthos y D'Artagnan hacen hasta lo imposible por mantenerse favorables a Mazarino, pero al final, se unen a sus antiguos amigos y luchan juntos para obtener un bien común. De hecho, el propio Porthos consigue su ansiada Baronía.

El Barón Porthos era perfecto para realizar tareas operativas, por eso en El Vizconde de Bragelonne ayuda a Aramis en el plan para sustituir a Luis XIV por su hermano gemelo, ignorando de qué se trataba realmente. Sólo al final descubre la verdad y, perseguido como conspirador junto con Aramis, tras una dramática resistencia contra las fuerzas del Rey en Belle Isle, a las cuales causa numerosas bajas, muere heróicamente como un titán.

Cine y televisión[editar]

El rol de Porthos ha sido interpretado por: