Plaza de Santo Domingo (Madrid)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Plaza de Santo Domingo
MadridEspaña
City of Madrid (17854732398).jpg
Vista aérea en mayo de 2015 de la zona peatonal que sustituyó al aparcamiento de hormigón al aire libre
Cruces Costanilla de los Ángeles, calle de Jacometrezo, Cuesta de Santo Domingo, calle de San Bernardo, calle de Leganitos, calle de Torija, Calle de Isabel la Católica y calle de Silva
Ubicación 40°25′12″N 3°42′30″O / 40.42002778, -3.70845556Coordenadas: 40°25′12″N 3°42′30″O / 40.42002778, -3.70845556

La plaza de Santo Domingo es un espacio público de la ciudad española de Madrid, ubicado en el barrio de Palacio del distrito Centro. De forma irregular, convergen en él la calle de Silva, la calle de Jacometrezo, la carrera de San Bernardo, la calle de Veneras, la calle de Preciados, la costanilla de los Ángeles, la calle de Isabel la Católica, la calle de Torija, la calle de Leganitos y la cuesta de Santo Domingo.

Historia[editar]

Placa del callejero

Descrita por Pedro de Répide como «interesante lugar madrileño formado realmente por dos plazas que se unen en escuadra», la plaza tuvo su origen en la plazuela formada ante el convento fundado por Domingo de Guzmán en 1218;[1][2]​ así aparece rotulada, como plazuela de santo Domingo, en el plano de Teixeira, de 1656.[3]​ Reinando ya Felipe II, se les construyó a las dominicas una iglesia, que fuera notable por sus sepulturas y sepultados.[4][a]

En 1637 se colocó una fuente monumental conservada hasta 1865.[5]

Relataba Répide en sus crónicas madrileñas que este espacio castizo fue escenario, como lo fue la plaza de Antón Martín, de las sangrientas luchas que el 22 de junio de 1866 se produjeron con la sublevación del cuartel de San Gil, bajo los auspicios de los partidos progresista y democrático con la intención de derribar la monarquía de Isabel II de España.[6]

También anota Répide –tras evocar las «famosas chuletas de Barrionuevo», que se asaban en un mesón del lugar, que durante la primera mitad del siglo xx se instalaba un popular mercado de flores y, en primavera, de fresas de Aranjuez y de requesón de la localidad serrana de Miraflores,[7]​ «pintoresca industria callejera» que desaparecería con la instalación de un macro-aparcamiento.[8]

Infraestructura urbana[editar]

Plaza desde Jacometrezo

Al inicio de la década de 1960 la confluencia de la calle y plaza homónimas, fue dividida por un macro-aparcamiento de varias plantas de alzado (subterráneas y al aire libre), considerado por algunos expertos como uno de los más desafortunados ejemplos de la arquitectura urbana en Madrid durante el llamado segundo franquismo o franquismo desarrollista.[9]

En febrero de 2006 comenzaron las obras de demolición de la fea estructura y el Ayuntamiento madrileño convocó un concurso de proyectos de urbanización con un presupuesto previsto de 7,2 millones de euros. El espacio en superficie fue ocupado por 3.500 metros cuadrados de zona peatonal,[b]​ quedando oculta y abandonada la estructura subterránea.[c]

En 2017 se retomó la idea de utilizar como espacio para estacionamiento la enorme “madriguera” abandonada.[10]

Véase también[editar]

Notas[editar]

Vista de la plazuela de Santo Domingo y su fuente ornamental, en una copia francesa de 1707 de un dibujo y grabado originales de Louis Meunier hechos hacia 1665.
  1. En ella, entre otras sepulturas notables, se documentaron los restos de Pedro I de Castilla, su hijo Juan de Castilla y su esposa Juana de Castro, y la hija de estos, Constanza, priora del convento, de la infanta doña Berenguela, y de otra Constanza, hija de Fernando IV de Castilla. También tuvo temporal acomodo el príncipe Carlos, hijo de Felipe II, antes de ser trasladado al monasterio de El Escorial. Menos grato fue el enterramiento de María de Cárdenas, descendiente de Juan de Castilla, quien no sabiéndose que era cataléptica, fue enterrada en vida, y aunque logró romper el ataúd y subir las escaleras de la cripta, no pudo salir del sellado panteón. Allí fue encontrada tres meses después, con ocasión de un nuevo enterramiento. La comunidad de religiosas comprendió entonces que los espantosos gritos escuchados algunas noches no eran del «enemigo malo que así quería disiparlas de sus meditaciones y sus rezos».
  2. Una plaza peatonal, que luego se amplió a la calle de Jacometrezo, y el proyecto de un aparcamiento subterráneo. parte de la obra finalizó en abril de 2007, ampliando la ya históricamente destartalada plaza hasta la calle de Arrieta, la calle de Campomanes, la calle de Fomento y la plaza de Oriente.
  3. Fuentes del PSOE desvelan que «el Gobierno municipal del PP le abonó 12,3 millones de euros al concesionario de este parking en concepto de indemnización» y que en 2009 se sacó a concurso la adjudicación de la construcción y la explotación del nuevo pero aquel proceso de licitación quedó desierto», cayendo en el olvido durante la alcaldía de Alberto Ruiz-Gallardón.

Error en la cita: La etiqueta <ref> en las <references> tiene un conflicto con el grupo «».

Error en la cita: La etiqueta <ref> en las <references> tiene un conflicto con el grupo «».

Referencias[editar]

  1. Mesonero, 1861/2010, p. 93.
  2. Peñasco de la Puente y Cambronero, 1990, p. 513.
  3. Cabezas, 1968, p. 429.
  4. Mesonero, 1861/2010, pp. 93-94.
  5. Esetena, Jesús (12 de enero de 2015). «Buscando los restos de las primeras fuentes barrocas». Pasión por Madrid. Consultado el 22 de noviembre de 2016. 
  6. Vilches, Jorge (2001). Progreso y Libertad. El Partido Progresista en la Revolución Liberal Española. Madrid: Alianza Editorial. ISBN 84-206-6768-4. 
  7. de Répide, 2011, p. 709.
  8. Gea, 2009, p. 642.
  9. Guía de la arquitectura franquista en el Madrid de la posguerra. La Librería. 2017. 
  10. Belver, Marta (23 de enero de 2017). «La plaza de Santo Domingo volverá a tener un aparcamiento». diario El Mundo. Consultado el 15 de marzo de 2017. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]